martes, 29 de enero de 2013

108. Nena, al mar, agua.

Todocoleccion.net
Tengo un mal día. Bueno, un mal mes. Enero es como un jodido lunes de 31 días.
Yo no soy de ese tipo de personas a las que empezar un ciclo les sienta bien. Todo lo contrario. Yo me tiro como una loca a la lotería, al euromillón e incluso a la bonoloto, y a intentar hacer bien cosas que se me dan mal, por ejemplo, cocinar.

La lotería no me ha tocado y llevo un mes comiendo fatal. Realmente creo que esta semana he comido el peor puré de calabaza del mundo, es que no me salió ni de color naranja. Todavía no me lo explico.

Y luego, otra afición por la que me da en enero es por ponerme a punto en salud. Pero no es un impulso liberador, en plan: me lo quito de encima y ya está, estoy cumpliendo con mi obligación o es por mi bien. Es más bien algo que suena a: lunes dentista, martes ginecólogo, miércoles a nadar, jueves repaso de depilación con láser, y viernes análisis. Todo eso contando que salgo a las 6 currar. Vamos, un planazo.
La semana siguiente: lunes oculista, martes recoger resultados del ginecólogo, miércoles nadar, jueves reconstrucción de una muela, y viernes peluquería.
Sí, para mí, ir a la pelu es como ir al médico: voy poco y siempre salgo disgustada. Esta semana salí disgustada y con una melenita absurda. “¿Por qué?” os preguntaréis (o no, pero os lo voy a contar igual) pues porque en la cita del lunes con el oculista, me prohibió las lentillas durante dos meses.  ¡Dos meses con gafas! Quitando que me hacen cara de panoli, que no me gustan y que quiero morder a todos los que me dicen que me da pinta de interesante… ¿Interesante? Nadie quiere parecer interesante, lo que quiere es parecer guapa, coño, que la gente es que no sabe animar. Encima de eso, veo poco.
Bueno, pues yo y mi cara de panoli fuimos a la pelu, con poca fe, la verdad. Y dije dos conceptos sencillos:
- Corta las puntas que me llegue para coleta y descárgame volumen.
Lo último que quiero yo en mi pelo es volumen. Mi madre siempre dice que tengo pelo para dos cabezas. Ondulado, grueso y seco. Pues éstas son las características que nublan la razón a todas las peluqueras del país, al menos, a todas a las que yo he ido.

Primero, paso por una serie de admiraciones tipo:
- Uy  pues sí que tienes pelo- esto es porque siempre les aviso antes de empezar, para que tengan en cuenta que necesitan un rato más conmigo, como una hora de más.
- Le voy a llamar a mi compañera, es que tienes un pelazo. Mari, ven, mira que cantidad de pelo.- Viene Mari.
- ¡Que barbaridad! Además es fuerte.- dice Mari agarrando mi melena con pasión y admiración a partes iguales, bueno, y a veces mala leche porque menudos tirones me meten.
- Y encima grueso.- yo trato de aplacar tdda esa pasión:
- Sí, pero es muy difícil de llevarlo bien. Me cuesta horrores secarlo. Menos mal que al ser ondulado no me lo peino mucho, lo dejo secar al aire y ya está. Por eso necesito que me quitéis volumen.
- Mira, chica, siempre es mejor que sobre que no que falte.- dice la peluquera 1, que no me dijo su nombre y ni ganas que tengo de preguntárselo.

La Mari de turno se va y en ese momento yo siempre pienso que no es posible que todas las peluqueras del mundo monten el mismo número, que no creo que se lo enseñen en la academia, que va a ser verdad que mi madre tiene razón (mamá, no leas esto), que tengo pelo para dos cabezas, y también suelo pensar que hay cosas que es mejor que falten, pero me callo, sonrío y digo que sí al suavizante y a la mascarilla porque la peluquera 1 siempre sigue diciendo: “Uy pues con tanto pelo hay que darte bien de producto porque si no, te va a costar muchos tirones cepillarlo, y algo de mascarilla para que se nutra porque lo tienes apagado”.

Entonces solo pienso en concentrarme para cerrar la boca, porque lo único realmente bueno de ir a la pelu es el masaje mientras te lavan. Y a mi cara de panoli lo que le faltaba es estar allí medio tumbada, con esas batas espantosas y la boca abierta de placer.

Pero esta vez hubo una pequeña novedad en la estancia en la peluquería gracias al oculista del lunes (gracias señor oculista, de verdad). Pues resulta, nada, una pequeñez en la que no había pensado, una tontería sin importancia, resulta que no te pueden cortar el pelo con las gafas puestas porque se pegan con las patillas. Solícita, como soy yo y de poco reflexionar, me las quité pero, claro, con 5 dioptrías pues no me veía en el espejo. Tan solo dos manchas. La tipa cortaba y cortaba y cortaba. Yo trataba de arrugar el entrecejo, que allá por las 2 dioptrías servía para fijar un poco la vista, pero no había manera. Y la tipa cortaba más y hubo un momento en el que ya me animé:
- Oye, que estás cortando mucho ¿no?
- Es que tienes una barbaridad de pelo, solo estoy descargando. Ya vas a ver que liberación.
Yo me callé por no molestar, que a mí no me gusta molestar, bueno, y porque las peluqueras me dan casi tanto miedo como las depiladoras que, en cuanto te descuidas, te están regañando rollo mi madre: por no sanearte el pelo a menudo, por haberte pasado la cuchilla, y te dicen cosas ¿pero y tu novio no te dice nada? No señora, pero mi madre me tiene frita, me dan ganas decirle, pero me quedo callada y no molesto.

Así, sin molestar ni un poco, seguí hasta que terminó y me puse las gafas. Casi lloro. Me fui sin peinar ni nada, con todo el pelo mojado, que estamos en enero, a dos graditos. Pero no podía ni pensar. A mi cara de panoli con gafas recién estrenada, se había sumado una melena por la mandíbula, a capas, que produce un volumen de diez cabezas y una especie de greñas por la parte de detrás que la peluquera no paraba de repetir:
- ¿Ves? Estos pelos son solo tres centímetros más cortos que los que tú traíais. Solo te he quitado peso en el resto.
- Ya, pero es que son tres mechones sueltos ¿Y el resto? Esto no me llega para coleta. ¡Me voy a tener que peinar todos los días!
- Que no hombre, te das espuma y te queda rizadito, levantado, despeinado, como un poco africano. Y tiene un toque muy moderno.

Entonces lo vi, vi a mi madre juntando esas tres palabras en una frase: moderno, despeinado y africano. Y me morí por dentro y a punto estuve de matar por fuera a la peluquera número 1, pero como soy una cagueta me fui con el pelo empapado y las gafas empañadas.

Llegué a mi casa e hice lo peor que se puede hacer: me corté los tres mechones. Ahora tengo una melena de panoli africana, despeinada, moderna y asimétrica. Porque me ha quedado más largo el lado izquierdo. He intentado igualarlo pero cada vez que lo hago, solo consigo tener que recortar el otro y la melena tiene pinta de convertirse en estilo garçon como le meta una tijera más.

Bueno, pues para terminar este fantástico mes en el que el dentista me ha dicho que tengo que hacerme un aparato para la bruxismo porque tengo los dientes del tamaño de un hámster, el médico me ha dicho que tengo el colesterol alto y que debería comer más vainas, el oculista me ha puesto gafas, y he ido al ginecólogo, que ya solo ir, sin que te diga nada malo, es desagradable, para rematar, voy este fin de semana a casa de mi madre.

Ya la estoy viendo cuando le cuente la explicación de por qué he dejado que me hagan el corte de pelo con menos sentido y estructura de mi vida: “Nena, eso te pasa por llevar siempre esos pelos. Les das ideas antes de tiempo. Llegas a la peluquería, y en vez de hacerte algo finito, peinadito, recto, pues se animan y te hacen esa modernez. Si es que siempre estamos igual, al mar, agua. Así nos va”.

Por dios, que ganitas de que llegue febrero.

87 comentarios:

  1. Bueno...llorando de la risa me tienes...
    Yo soy más miope que tú, tengo la considerable piara (sí porque las muy porkis me dejan ciega día a día) de dioptrías de 8 tirando para nueve..y unas cuantas de astigmatismo. Pues bien, me fui un día a cortar el flequillo, y oh, torpe de mí, me fui con gafas...la muchacha empezó a cortar el flequillo y me dijo que me avisaba para que yo le dijera si lo quería más corto...cuando me preguntó por primera vez si seguía tenía un flequillo de un largo de centímetro y medio. En mojado. Aquel día tenía una boda. Todavía recuerdo la cara de mi suegra cuando me vio llegar.
    Una entrada genial!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 8 dioptrias, san dios! tu no te ves las manos!!!
      Yo es que siempre iba con lentillas, primera y útlima vez que me pasa.

      Eliminar
  2. Ay señor, las peluquerías osn una aventura. Tengo el pelo como tú, te acompaño en el sentimiento. Eso sí, yo la última vez fui y le dije: por la mandíbula. Jajaja. Ya iba con la idea, y así no me decepcioné, oye XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oye, igual se trata de probar tu truco. Ya te contaré!

      Eliminar
  3. A mi tampoco me gusta nada ir a la peluquería, yo tengo el pelo muy rizado, con mucho volumen y seco y nunca me han dejado bien el pelo en una peluquería, y eso que cuando me ven me dicen: no te preocupes tenemos una clienta con el pelo igual que el tuyo y le queda precioso, pues no me lo creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mira, deber ser la misma clienta que va a todas mis peluquerías.

      Eliminar
  4. Es una verdad verdadera: el único momento bueno de la peluquería es cuando te lavan la cabeza.

    Y a mí me pasa como a ti, que no me gusta molestar ¿por qué a casi todas las peluqueras (más los peluqueros) les importa tu opinión un pepino, y te peinan como si tu cabeza fuera la Davinia y no importara????

    Animo y besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que gusto es que te laven la cabeza!!! bueno, y fui una vez a una que me dejaron un corte de pelo de campo de refugiados, pero te hacían un masaje en la cabeza, la cara y te pasaban unas bolsas de lavanda caliente por el cuello. Que penita que cortaran tan mal.

      Eliminar
  5. Jajaja me encantan tus posts y tu libro lo lei casi todo en un solo día, yo tb tengo un pelo de esos rizados y para dos cabezas, lo mejor que hice fue el alisado japonés....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estoy por probarlo, porque este pelo es un castigo

      Eliminar
    2. Y por cierto, si te da mucha guerra, sí te lo recomiendo para darte un descanso de peinados y cosas varias... Y para que te ayude a cortarte el pelo sin miedo. Anímate.

      Eliminar
    3. Alisado japonés!!!

      Yo lo hice este invierno. Vivo en Hamburgo, ciudad en la que sale el sol 3 días al año y me suelen pillar de vacaciones, con vientos que ya quisieran para la peli Twister, y cuando me dijeron que con el alisado japonés/tratamiento de queratina se quita el encrespamiento y los rizos de ni chicha,ni limoná no lo dudé.

      Estoy encantada! me seco el pelo en 5 min (cronometrados!) y ya puede caerme el diluvio universal que mi pelo está estupendo :)

      Eliminar
  6. ¿Has pensado en llevar a tu madre para que pelee con las peluqueras?

    Al principio te dejará un poco "mal" ante la concurrencia, pero seguro que durante el corte apabulla tanto a la peluquera que no vuelven a desviarse ni un ápice de tus instruciones por miedo a que la lleves de nuevo como escolta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te imaginas? ver llorar a una peluquera!!! lo voy a pensar jajajaja

      Eliminar
  7. Nena lo del aparato de los dientes me lo mandaron y pasé de comprarlo... vamos me niego a tener un aparato en la boca a mi edad...
    lo del pelo no me pasa vamos me pasa al revés, liso liso y más liso... opté por llevarlo corto y es peor porque a las dos semanas si quiero el corte divino tengo que volver es una puta paradoja cuanto menos pelo más dinero gastado vaya mierda de paradoja
    tambien me tocaría revisión médica pero buf qué pereza.... allí sí que envidio tu fuerza de voluntad
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues yo ya me he hecho las medidas... Ya te contaré, y no es fuerza de voluntad, es que me pongo las citas de un año para otro.

      Eliminar
    2. nena, yo tengo el aparato y me lo pongo hasta para dormir la siesta!!! Es lo mejor del mundo mundial!!!!

      Eliminar
  8. ¡¡¡¡Cuánto se la echaba a usted de menos !!!

    Espero de todo corazón que febrero venga con mejores pelos (digo ánimos).


    :)

    ResponderEliminar
  9. Si te sirve de consuelo...yo tengo poquito pelo, completamente liso y muy fino...y tampoco me lo dejan nunca bien xD así que no es cuestión de cómo tengas el pelo sino de que a las peluqueras les da un ataque de creatividad mientras te atienden...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. liso y fino? solo de oirlo me muero un poco de la envidia... Sin rastas, ni pelo encrespado eh?

      Eliminar
  10. Nena, las que tenemos mucho pelo y además grueso no lo podemos llevar corto porque parecemos champiñones. Tranqui que crece pronto, pero no te lo vuelvas a decapar porque da más por el saco.

    Mi peluquera me dejó una vez el pelo a medio secar porque había quedado con su primer novio, que acababa de conocer a sus 40 años y yo me iba a una boda a Madrid ¬¬ Ahí dejé de acudir a ella, después de que me dejara un lado más largo y me quemara una oreja en diferentes ocasiones, aparte de dejarme en otra el pelo cortado como un Beatle y teñido como el pederasta este de la BBC.

    Ahora llevo una melena larguísima y sin teñir.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que razón tienes, champiñón total... Y lo de por el saco también tienes razón.

      Eliminar
  11. Aquí melenita dos, que me da "justo para coleta" y se me quedan 5 mechones de flequillo a la virulé... Yo paso del médico, que últimamente los tengo bastante atravesados... ¿en serio te fuiste sin que te secaran el pelo? ¿le pagaste el corte? Dudas existenciales...

    Un besi

    PD. Dile a tu señora madre que tú no querías, que te lo hicieron cuando estabas como un topillo sin las gafas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. le pagué el corte, que me dan mucho miedo, pero no pagué por peinar, porque no me peinaron. Y mi señora madre también tiene la teoría que soy un topillo por abusar de las lentillas... No tengo salvación posible.

      Eliminar
  12. Qué bueno, Nena, qué bien nos viene echar unas risas de vez en cuando, y cómo te entiendo, que vaya si se está haciendo largo el mesecito... y eso que yo no soy nada de hacer propósitos, y mucho menos de cumplirlos...pero luego está ahí Dña conciencia, o Don subconsciente, dando golpecitos del tipo...vete al dentista (no!! seguro que me quita alguna muela y me hace varias endodoncias...aaaahhhhh!!!) o apúntate a Pilates, esa espalda... pero no, lo alargaré todo lo que pueda principalmente porque lo que no me sobra es tiempo y no lo quiero pasar en ninguna de esas salas, ja!. Así que me ha encantado encontrarte, leerte y reirme, un montón. Ah y pon una foto, que seguro que estás monísima!! :o)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De mona nada, en serio, la gente me dice cosas como "estas salada" vamos, una mierda. En cuanto a lo del tiempo, todas esas citas son a las 7 de la tarde, cuando salgo de currar. Yo creo que estoy depre porque no he tenido un día libre!

      Eliminar
  13. jajajajaj Te recomiendo a mi peluquero, te deja "divina" pero te tienes que tragar el show de como corta el pelo cantando a la Houston ... i wanna danceeeeeeeee with somebody ... tijera al canto :PPP

    ResponderEliminar
  14. Ana, buenisimo. Me parto de la risa!!. Cuando quieras te paso mi receta de puré de calabacín, super-fácil. Eres mundial. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj, sí, ya me imagino, tan súper fácil como la receta que me dieron del puré de calabaza que salió amarillo ;)

      Eliminar
  15. Te acompaño en el sentimiento porque tengo exactamente el mismo pelo que tú (y me cobran plus de producto y secado cada vez que voy a la peluquería), pero como no llevo gafas a mí no me engañan ;D
    Ánimo, que dentro de unos meses volverás a ser la misma, y con la ITV pasada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me la cuelan con los extras, porque me da vergüenza decir que no porque sé que les doy mucho curro. Pero vamos, que yo no creo en la cosmética capilar, me eche lo que me eche siempre tengo el mismo pelo

      Eliminar
  16. Y qué me dices del puñetero anuncio de tú pelo es seco? Y el anuncio qué el bebe confunde a su Mardre con una escoba ?!,

    Pero como nos queda el Corte Menina ,Nena,....Cómo nos queda !!!

    Luna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja que razón tienes! me acuerdo de todos, y de todas las mentirijillas que dicen, que a mí ni uno de esos productos me hace ni despeinarme, ya solo me compro un champú por el olor.

      Y lo del corte Menina me ha matado, es que es tal cual!

      Eliminar
  17. Ay, como te entiendo,yo sin lentillas tampoco puedo ir que no me entero de lo que me hacen y también tengo una mata de pelo considerable. Pero al fin je encontrado una peluquera q me hace caso y me lo deja bien y lo llevo corto! Lo que más me gusta es q me lo corta en mojado, lo seca y lo acaba de cortar así q el resultado definitivo es real!
    Ánimo y sigue buscando ;-)

    ResponderEliminar
  18. De verdad africano es un adjetivo para el cabello que nos puede dejar felices?? NOOOOO!!! pobre de tí, yo una vez tuve tan mal corte de cabello que terminé rasurada de cabeza, claro, con 16 se veía cool, ahora que a mis 28 me lo hacen y uso sombrero aunque no sea temporada. Vale que hace frio, y si lo tapas con sombreritos y boinas...mi madre, que el cabello crece, sí, pero mientras tanto nos deprimimos!!

    ResponderEliminar
  19. mira que yo soy chico con corte de chico (menudos güebazos que tengo, un chico de 41 añazos). Pues para evitar ese tipo de problemas, porque yo también detesto molestar, y que me hablen en la pelu,y también soy de los que va con gafas, y por supuesto se las quita; como decía, nada más sentarme, me saco el DNI y le enseño la foto. Le digo "Así".
    Como yo siempre había tenido el pelo de 1 ó 2 cm, y ahí siempre me lo vi liso, al ver los rizos de mi hija, me preocupó que fueran de su padre. Como los análisis de ADN van muy caros y no los cubre la SS decidí concederle el beneficio de la duda, y dejarme el pelo largo, a ver qué pasaba. Así que 2 años después, mientras daba por finalizado el experimento, y tras comprobar que sus rizos eran míos, me dirigía a la peluquería ensayando la conversación. Qué pereza!. Y yo que detesto hablar en la peluquería, y que me hablen, casi tanto como detesto molestar, ante una inminente crisis de pánico, di con la solución. entré con el DNI en la mano, y cuando dije "así" la Mari se me quedó mirando...
    "Pero... estás seguro? con lo largo que lo tienes y esos rizos..."
    Y yo, que llevaba la cuenta de palabras (me tenía reservado el "bien" o el "ya" para cuando Mari tenga por finalizado el corte y el "gracias" al pagar) aguanté estoicamente su mirada en silencio. Desde entonces, podría ir a la pelu sin gafas, pero no sin DNI.

    ResponderEliminar
  20. Ay, nena, que me he sentido tan identificada...yo suelo ir a la peluquería saliente de guardia. Básicamente porque es el único momento en que no tengo que lidiar con dos enanos además de con la peluquera. Y, por supuesto, con las gafas ( tengo 4.5 dioptrías) así que suelen hacer lo que les sale de ahí, en plan africano y moderno, también ;)

    ResponderEliminar
  21. Totalmente de acuerdo: enero es un mes horrible, he llegado al final de la cuesta sin aliento.
    Las mejores pelus, las de chin@s, el masaje es mucho más largo y no te meten la chapa `-´

    ResponderEliminar
  22. ¡¡uhm!!, nada como el masaje en la cabeza cuando te lavan en la peluquería, lo demás, un horror, similar al dentistas y al ginecólogo.
    A ver si llega la primavera pronto.

    ResponderEliminar
  23. jajajajaja, tremendísimo....

    Mira, yo tengo poco pelo, pelo rizadillo y feo. La verdad, no nos vamos a engañar. Es fino. Sin demasiada gracia y cuando voy a la peluquería en vez de "alabarlo" me dicen que se me cae mucho (ya lo sé... señoras... tengo 25 años y lleva cayéndoseme tooooooooda la vida... no pasa nada... no me he quedado calva todavía)

    Este verano dije sólo dos palabras: cortito (lo tenía largo... me refería a por los hombritos, por cambiar y tal) Cuando llegué a mi casa mi madre dijo: Ah... ¿al final no te has cortado el pelo?

    Vamos... de la porquería que me cortaron NI SE NOTABA... Vamos... ni mi madre que había visto el antes y el después con escasas horas...
    Salí taaaaaaaan cabreada de haberme dejado el dinero en eso... que me dije: SE ACABÓ... la próxima vez me lo corto yo. Yo soy de cortármelo una vez al año, pero como no me lo habían cortado casi, me lo he tenido que cortar con ayuda materna estas navidades.

    Y he de decir que estoy contentísima.
    Igual no es buena idea que lo hagas delante de tu drama-mamá, pero en internet hay fórmulas muuuy fáciles como para atreverse entre dos personas. Y con el pelo ondulado te lo recomiendo más todavía... jeje porque si no queda tan perfecto, no se nota mucho =)

    ResponderEliminar
  24. UYyyyyyy se me acaba enero y yo no he pedido hora a ningun medico y si tb suelo hacerme un chequeo general,..pero es que me da pereza el ginecólogo me dirá que ya era hora que me pasara por la consulta que ya tengo 31 y que epmieza a tocar pensar que quiero hacer en mi vida (que si, os juro que un ginecolo le dijo eso a una amiga mia que a partir de los 30 hayque ir pensando en tener hijos que lamaquina se estropea y mi amiga,..si es que acabo de cortar con mi novio y el medico le dice ahh claro, ¿por eso tomas partillas antidepresivas? y al final le recomendo que fuera con su hijo que era dentista a ver si le arreglaba los dientes y asi podria encontrar novio) el oculista es que cada vez que voy tengo mas y mas dioptrias y me deprimo.
    A la pelu voy 2 veces al año (si puedo menos) este año toca en marzo que tengo una boda, yo tengo el pelo como tu y al principio hacia como tu le decia a la peluquera que como ella viera que me lo pudiera arreglar bien, y me lo cortaba por la mandibula o menos, y luego todo el pelo encrespado o que se yo no lo podia cntrolar con nada,..largo lo controlo más eso si con unas planchas y de las caras!!!!

    ResponderEliminar
  25. ¿Y qué significa eso de dos meses sin lentillas??? Pero ¿a qué "oculista" vas? Ya te adelanto que los oftalmólogos son anti-lentillas en general y que no suelen acertar en lo de las gafas... Ahora hay lentes de contacto que respetan 100% la fisiología ocular y las puedes usar 24 h al día sin que pase nada. Te lo digo porque yo trabajo en esto y estoy harta de oir este tipo de situaciones. Probablemente has usado unas lentillas inadecuadas para las horas de uso que tú demandas. Con cambiar de producto sería suficiente...

    ResponderEliminar
  26. Bueno ,espero que febrero sea mejor mes para ti ,y porque no ,para mi tambien,me encantò el post,fue muy divertido leerlo en su totalidad.Besos

    ResponderEliminar
  27. Yo tambien soy un autentico desastre en la cocina, asi que la solución fue comprarme la thermomix, vamos para mi ha sido el invento del siglo, no se mancha la cocina y hago platos que nunca hubiera imaginado :)

    ResponderEliminar
  28. Seguro que no es xa tanto, el pelo crece enseguida!!
    Ya no queda nada del mes de enero, y seguro que febrero es un mes bueno xa ti
    Un saludo
    todopuntoapunto.blogspot.com

    ResponderEliminar
  29. Eres genial. Y lo cuentas genial. Y no sabes la de pelos rizados, gruesos, y muy muy abundantes (en mi caso hicieron llorar a más de una aprendiza en la pelu) que te comprendemos y que sabemos por lo que pasas.

    He encontrado "mi" solución: un desriz que me permite ir a la pelu sólo 2 veces al año. Y, sin que me quede el pelo como una tabla sino con un ligero ondulado, por fin hago con él lo que quiero.

    ResponderEliminar
  30. Lo peor es que yo no llevo gafas ni lentillas y tampoco me atrevo a decir mucho a las peluqueras, juegan en su campo y siempre son más.
    Mi pelo rizado y fino hace que si me peinan liso parezco Gollum y rizado parezco Tina Turner, a quien prefieres? Pues ala! coleta.
    Me ha encantado como siempre.

    ResponderEliminar
  31. xD. Voy a romper una lanza en favor de las pelus. Mi hermana es peluquera, y yo durante muchos años le estuve ayudando fines de semana. Me parece un fracaso que alguien se vaya sin secar el pelo porque menudo disgusto puede tener... y en enero!!

    No tienes pelu de confianza? A veces son un poco... así, como si fuera en la profesión, pero no tiene por qué... Mi consejo a la gente que le cuesta verse bien con algún cambio es que busque pelu que se sienta a gusto y donde no le hagan estropicio. A veces funciona en vez de ir a cortarse el pelo, peinarse primero. Y para peinarte, mejor pedir algo natural... que vayan pillando. Y ya cuando vas a cortar, lo mejor, las noveles es empezar las puntas (aunque debieran descargarlo, sólo puntas), porque si le dices descárgamelo un poco... ahí es donde he visto que la gente tiene más problemas. Valora que te explique un corte antes de ponerse a él, que te enseñe el trozo de punta que te va a cortar (dejándote poner las gafas, déjalas puestas siempre hasta que tenga que cortar patilla...). Lo de descargar se traduce como capear, y si quieres mucho, suelen dejar la capa bastante corta y el pelo con sensación muy pobre...

    Y chica, molesta todo lo que puedas!! No sabes cuánta porculera hay en el mundo, no llegarías a serlo ni proponiéndotelo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Biónica, lo que cuentas no siempre funciona. Hace años iba a una peluquera que ya se jubiló, que cortaba de maravilla, pero peinaba regulín. Lo de que peinara regulín me daba igual porque lo importante es que me iba con un corte muy bien hecho. Y he ido a peluquerías donde cortan de pena pero peinan de maravilla, quizá para disimular todos los trasquilones que dan.

      Eliminar
  32. Estaba chateando con una amiga (sí, ya lo hacer miles de cosas a la vez) que se quiere operar de la miopía y estaba a punto de decirle que le quedan bien las gafas pero al leerte me he aguantado, que bastante tiene ella. Y lo del pelo, pastaíto a mí. Yo más que ondulado lo tengo rizado estropajoso, que no sé yo cómo salen esas chicas en la tele con ese rizo definido. Y lo de las capas….y largo pues pareces como un cocker, en fin, el pelo con volumen y duro. Yo encima una vez una peluquera (a las que yo tb. les tengo cierto respeto a mis 40 tacos, que tal vez es por la falta de frecuencia, un círculo vicioso, en fin) tuve que oírle echarme la bronca porque alisármelo decía que se le había abierto la muñeca de la cantidad de pelo que tengo!
    Gracias por la entrada, muy buena,

    ResponderEliminar
  33. Te comprendo perfectamente. Mi ultima visita a la peluquería, amén de costarme 70 euros ("esta vez voy a ir a una buena que así salgo contenta seguro" JA!) me han hecho un destrozo máximo.

    Ahora llevo un corte de abuela, en plan Concha Velasco, con el flequillo que me lo han sacado desde justo en centro de la cabeza (!!!!) y capeado. !A mi, que tambien tengo pelo para dos cabezas!. Así que tardo 20 minutos en peinarme, entre que me lo espachurro, le echo gomina y toda la vaina.

    Lo de las lentillas en la peluqueria: una necesidad, te lo digo yo que tengo 8,5 y 7 en cada ojo....

    ResponderEliminar
  34. Menuda cuesta... la podrias llamar cuesta noo descenso...Nena la queratina fue mi salvacion ni aficano ni nada pelos lisoooosss como nunca en mi vida, si tu tienes para dos cabezas, yo tengo una mas y mi madre oye tienes el pelo como una escoba ponte un poco de hidratacion... pues se acabo VIVA LA QUERATINA

    ResponderEliminar
  35. Yo voy a la pelu y digo: "como los chicos". Ahora tengo cara de panoli interesante y a mi madre le dio un patatús tal que no pudo decir nada. Y lo mejor es que no tengo que peinarme!!!! Lo aconsejo :D

    ResponderEliminar
  36. Jajajajajaja! Aix, nena, si es que ir a la pelu es un tormento...Yo no tengo un pelo difícil, pero casi nunca me gusta como me lo dejan, la última vez me cobraron el doble (¡el doble!) que la anterior y encima soy de arreglármelo cuando llego a casa tijera en mano...
    Ánimos, el pelo crecerá, el colesterol bajará y el ginecólogo..seguirá siendo un coñazo de visita. :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  37. jeje como te entiendo¡¡¡¡ yo también soy miope, el año pasado tuve que pasarme dos meses sin lentillas y me tocó ir a una boda de la familia política, estuvieron sin parar de hacerme fotos¡¡¡ seguro que para luego chantajearme con ellas¡¡¡
    Yo también tengo muchísimo pelo¡¡¡ y encima gordo y encrespado, ni liso ni "agraciao" y son muy poc@s l@s peluquer@s que me lo saben cortar, si me descuido me lo dejan que parece que tengo un cabezón...
    Me encanta leerte, estoy deseando que saques otro libro, eso sí... la próxima vez voy a verte a Pamplona¡¡
    Un besazo.
    Pilar

    ResponderEliminar
  38. Imagínate una drama mama que estuvo trabajando 15 años como peluquera allá por los 80. Así que crecí con mantras del tipo "El pelo crece" o "Está más largo que ayer pero menos que mañana"... ¡Muchas gracias por el libro y el blog!

    ResponderEliminar
  39. Mucho peor es cuando te posee el espíritu maligno de Llongueras y de tu propia iniciativa decides cortarte un flequillo una mañana de invierno a las seis y media de la mañana.... espero que la próxima vez que una de esas ideas me pase por la cabeza se me caigan las manos a trozos...
    He tenido que sufrir la frasecita "no está mal pero me gustaba más antes" y la correspondiente bronca del peluquero entonando el "Manolete, si no sabes torear...pa que te metes", en fin, que yo al dentista el martes y al ginecólogo el viernes, y al oculista no de momento pero aún no canto Victoria... puñetero mes de Enero con su puñetera cuesta...

    ResponderEliminar
  40. Podrías terminar cortándote tu solita el pelo :D ¿Lo has pensado?

    ResponderEliminar
  41. Qué risas me he echado! Esta situación me ha recordado a varias que he tenido a lo largo de mi vida. En general y desde siempre ODIO las peluquerías y todo el mundo que gira en torno a ello: que te den conversación, las revistas, el marujeo en sí etc. Recuerdo una vez con 16 años una amiga me cortó el pelo y tuve un super trasquilón del cual mi madre me echó una bronca que flipas! Yo también tengo el pelo rizado/ondulado y cuando viví en Escocia fui a la peluquería, mi primera vez allí, para que me cortara unas puntas. Resumiendo: las escocesas el pelo muy rizado pues no tienen, así que los peluqueros no saben que sí o sí se tiene que escalonar el pelo, pues bueno, éste peluquero no lo sabía... y yo no sabía como se decía escalonado en inglés! :S así que acabé siendo la famosa AMELIE.

    Y bueno, el año que me pasé con el "córtame unos dedos de más" acabé siendo TEO en persona, no me llegaba para hacerme colega y estuve unos cuantos meses así, pero ya me he acostumbrado y creo que fue una gran decisión (aunque a mi madre no le gustara of course!) y desde entonces me lo dejo melenita, es super cómodo ya verás! Tú ponte espuma y que se seque al aire ;) Quiero matizar que ya no soy TEO, sino que llevo el pelo corto.

    Ya le contaré esta historia a mi madre porque ella del libro no pasa!

    ResponderEliminar
  42. Jajaja!! ¿Aquí no hay nadie como yo que tenga el pelo liso, lacio y de rata y quiera por encima de todo tener "pelo para dos cabezas"?
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo! Y tampoco he conseguido encontrar todavía la peluquera de mi vida, peor aun: creí haberla encontrado y la siguiente vez que fui me dijeron que ya no trabaja allí :( por cierto, aprovecho para hacer un llamamiento: chica bajita que trabajabas en op-art de Valdemoro, donde estas??!

      Eliminar
  43. Ay lo que me he reído, jajaja! Sin maldad, pero es que lo cuentas genial
    Ánimo, lo bueno del pelo es que crece
    Ya estamos casi en febrero, seguro que ahora todo empieza a pintar mejor.

    ResponderEliminar
  44. Bueno mira querida, a parte de tener en común lo de las madres andaluzas , exageradas y reprimidas en el norte, ahora tenemos en comun tener más pelo capilar que una peluca y que cada vez que vayas a la pelu, tenga que ver todo el mungo tu peluca y siempre te hagan el corte que les salga del mismisimo toto, eso si de dioptrias nada de nada.

    Ánimo, febrero esta a la vuelta de la esquina

    ResponderEliminar
  45. Compartimos número de dioptrías y yo tampoco veo tres en un burro... Por suerte, siempre he podido ir con lentillas a la peluquería. Ya te crecerá pero, por si acaso, te recomiendo que aproveches que estamos en invierno y cuando vayas a ver a tu madre la veas con un gorrito. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  46. Jajajajaja... al menos regálanos una foto de tu nueva imagen... jejejeje... prometo no mentirte...

    Bueno, ahora en serio, sé de qué hablas. Cuando tenía 13 años, 13 nena, en la cumbre de la "presumidez", una peluquera psicópata convirtió mi preciosa melena rubia en una especie de casco de armadillo horripilante (a placas, no sé cómo explicarlo mejor)... aún recuerdo la sensación de asalto que me embargó cuando me miré al espejo... bueno, y la de veces que me repitió que el corte era "moderno", "moderno y actual"... la madre que la parió, un año entero me tuvo deprimida.

    En fin, que no sé qué aconsejarte... sólo que te lo tomes con el humor que te caracteriza y que dejes pasar los días... en unas semanitas tendrá otra forma... puede que incluso te guste un poquito.

    Un abrazo mullidito

    ResponderEliminar
  47. Ostras, que faenon! Comparto lo del pelazo, que yo siempre aviso en la pelu y termino como un número de circo: Pasen y vean! El pelo de dos cabezas!
    Me consuela pensar que no soy la única, lo siento. Yo a la pelu voy dos veces al año, me gusta tan poco que he optado por la solución del medio: Cada vez que voy digo corta, corta, por las orejas, asi tardo mucho tiempo en tener melenaza salvaje con mucho volumen (que lo odio yo también) y puedo alargar la visita a la pelu. En cuanto a lo de los médicos...tras mi revisión del año del cáncer me quedo tan relajada que me olvido de llamar al resto de médicos, total que llevo dos años sin itv de dentista y oculista, lo dejo siempre para el mes que viene, así que en marzo ya iré
    Ánimo para el fin de semana de las caras de desaprobación y el chasquear de de la lengua
    Besicos

    ResponderEliminar
  48. ¡Tu eres de las mías! Yo siempre voy a la peluquería con gafas... más que nada porque tengo alergia a las lentillas y solo me puedo poner gafas. Así que me pasa como a tí: durante todo el proceso de aniquilación cabelluda solo puedo ver un manchurrón borroso en el espejo... Suerte que mi peluquera es de las de toda la vida y ya sabe lo que me traumatiza y lo intenta evitar... cuando se acuerda ¡Ja ja ja!
    En fin, tu piensa que el pelo crece. Y además, por lo que has descrito... debes de llevar el tipo de melena que con un par de clips y un par de semanas, te quedará monísimo.

    ResponderEliminar
  49. Hola,
    Creo que esto ya te lo han dicho en otro comentario pero allá va:
    Si tienes el pelo abundante, grueso y rizado, no vayas a la peluquería, a no ser que la peluquera lo tenga exactamente igual que tú ( en ese caso con reservas).
    Y si has pedido una cosa y te han dado otra NO pagues. Las peluqueras se pasan la vida haciendo lo que les viene en gana, y ya va siendo hora de que sus clientes las pongan firmes.

    Un saludo afectuoso,
    La Vizcondesa de Saint-Luc

    ResponderEliminar
  50. Mi problema es con el tinte, una pena ... Con canas desde los 15 (y tengo casi 40) he llevado el pelo de todos los colores posible. Y ahora que encuentro una peluquería en la que me entienden ..... van y la cierran (maldita crisis). A sufrir de nuevo ante la ruleta rusa de la coloración.

    ResponderEliminar
  51. Hola Amaya, me he sentido muy identificada con esto de los pelos y las peluqueras, ahora tengo una que ¡por fin! entiende bien mi pelo y sobre todo LO QUE YO QUIERO QUE ME HAGAN, vamos que me he sacado la lotería, aún así, yo también soy muy miope y hace años dejé de utilizar las lentillas, me pongo las gafas de vez en cuando para ver por dónde anda la cosa, sobre todo si la buena mujer lleva mucho rato con las tijeras en la mano, que una no se puede descuidar que a las peluqueras eso de cortar el pelo les gusta más que a un político un sobre por debajo de la mesa.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  52. Me encanta como escribes, estoy lee y requete lee. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  53. Pues ha llegado febrero y quiero suponer que has sobrevivido a todo lo anteriormente citado, y a la visita a casa de tu madre.

    Al mar agua, vaya, vaya...

    Yo siempre que vuelvo a mi barrio voy a un peluquero marroquí que tiene un local pequeñito, con tele y charla. Me hace gracia la visión que tiene de las cosas, hace descuento a los jubilados y eso mola. El caso es que siempre le digo: "dejame pelo delante, para hacerme el tupe, que me gusta peinarme para atrás" El otro día hasta le llevé una foto...el me responde con su acento: "Tu deberhias peinar pa´lante, mira, asim si, tapas entradas, tu que puedes, aun tienes pelo. Peina asi, para alante"

    Y entonces hace lo que le da la gana, y acabo pareciendo el Dr Spock cuando prefería parecer un elvis más. Para volver a peinarme como me gusta pasan unos dos meses y medio, tiempo suficiente para que se me haya pasado el enfado y vuelva con Mohamed, y vuelta a empezar.

    Feliz febrero.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  54. Hola nena,

    Yo también odio Enero: como no tengo trabajo me he puesto a estudiar otra carrera y se me había olvidado lo mal que llevamos yo y mi ansiedad los exámenes. Resultado: principio de úlcera de tanto beber café y el jueves pasado como previo a mi examen del viernes pensé, "me voy a cortar un poquito el flequillo que así no me puedo concentrar bien". Error, ahora tengo la mitad del flequillo un dedo de largo desde el nacimiento del pelo y la otra mitad (sí, va por mitades) cuatro centímetros más larga. Llevo desde entonces recogiéndome el pelo con horquillas, tu madre estaría encantada de la pinta de limpita que tengo. Que horror!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú tranquila, no sé por qué razón pero el flequillo es lo que crece más deprisa. Eso sí, sólo hasta una cierta altura, luego quieres dejarte el pelo sin flequillo y no acaba de crecer jamás.
      Un saludo

      Eliminar
  55. A las que tenéis pelo grueso y abundante os lo suelen capear hasta dejaros como un champiñón. Y las que lo tenemos muy fino provocamos un curioso efecto de musa inspiradora en las peluqueras, de modo que nos hacen cualquier estropicio que se les ocurre sobre la marcha y que no tiene NADA que ver con lo que hemos pedido, y lo rematan con un "es que es mejor así, que te queda graciosísimo". ¿graciosísimo para quién? Si quisiera ir graciosísima, pediría el corte de pelo del payaso de Micolor, pero no un desastre que no me gusta! Para que te hagas una idea, hace años llevé al peluquero una foto de Lauren Bacall para que me dejara una melena de ese estilo... y me hizo un corte como el de la cantante de Roxette que entonces estaba de moda, y que según él me quedaba graciosísimo. Encima se ofendió por decir que me parecía espantoso y no saber apreciar su creatividad :-S

    ResponderEliminar
  56. Hola! Por aquí otra con pelazo, también me intentan timar los peluqueros para darme todas esas cremas y luego me cortan como les da la gana. Yo digo que me levanto todos los días como si fuera Goku. El caso es que he encontrado un peluquero que me entiende y ya me dice "te corto el pelo así que sé que la mitad de los días ni te peinas". Ese fue el mejor día de peluquería ever!

    ResponderEliminar
  57. Yo he desistido en ir a las peluqueras aquí, solo voy a la del pueblo de mis papis cuando vuelvo a casa. Hace lo que le digo, corta fenomenal, me deja estupenda y encima me cobra la mitad que aquí.

    Por cierto, hoy le he preparado pure de calabaza a mis hijos y ha quedado naranja, pero sabía a naranjas también... así que tranquila, que en la cocina todo es experimentar.
    Un supersaludo

    ResponderEliminar
  58. Por favorrrrrr!!! No me puedo sentir más identificada con nada en mi vida JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!
    Lo primero lo de los meses sin lentillas, lo he sufrido, es TERRIBLE. Ahí es cuando me planteo la operación. "Pues las gafas no te quedan mal", NO, qué va, qué te crees que no tengo espejos en casa o qué.
    Lo de la peluquería, eres una valiente, definitivamente con gafas nunca hubiera ido. No solo por no poder controlar, sino porque me jode pagar lo que cuesta la peluquería para salir viéndome fea porque voy con gafas. Ya que pago, por lo menos verme bien, qué menos.
    Lo del pelo para dos cabezas, manta de pelo, y cohorte de peluqueras a mi alrededor admirando un pelo que no hay quien peine, eso también me pasa. Loq ue pasa es que a mi me gusta el volumen y no me improta tanto que se animen, por lo general.
    Pero luego ahí tengo a mi madre... cómo te has hecho eso... con lo bonita que te queda la melena larga (solo me lo dice cuando me la corto, claro)... ¿No se te va a "hinchar" un poco demasiado así, hija? con lo guapa que estás con el pelo retirado de la cara...

    ResponderEliminar
  59. Ay Nena, si es q con todo lo q te pones de tarea la pelu lo duelas pal mes q viene y punto, eso si como diría tu madre, no llores nena que el pelo crece.
    Besos

    LOU

    ResponderEliminar
  60. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  61. Animo,
    Te he dejado un regalo (premio) en mi blog
    http://unminutodenuestravida.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  62. susvaisacagar
    http://desbloggeando.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  63. Hola Nena!!
    Ya sabes que me encanta tu blog! por ello te he dejado el premio Best Blog en el mio.
    Pásate a recogerlo y espero que te haga mucha ilusión, como a mi!
    http://cosasdemadrenovata.wordpress.com/2013/02/19/premiada-premio-best-blog/
    un besito!
    Isabel

    ResponderEliminar
  64. Buenos dias , acabo de descubrir en facebook,y alaaaaa aqui que me vine , a descubrirte mas , y me ha encantado, me he reido mucho leyendote , pero claro tu diras pos yo tenia una mala leche jjejejejejeje , es que a mi me pasan cosas parecidas y me pongo de muuu mala leche .Bueno no me enrrollo .Ya en face te puse mi pagina , pero como soy mu pesa lo vuelvo a a hacer.
    http://www.facebook.com/#!/LaTiendaDelOsoManolo
    http://latiendadelosomanolo.blogspot.com/
    Un beso y gracias por hacerme reir.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...