miércoles, 11 de septiembre de 2013

La vez que fuimos famosas

Mercado Atarazanas
Elena no lo sabe pero ha pasado a ser una de las historias en mi familia. E incluso escribiendo este post, Elena, a la que casi no conozco, puede que no me crea, que piense que soy una exagerada, que invento mucho, puede, Elena, puede, pero entre todas las batallas que contaremos alrededor de una mesa, en la que probablemente haya vainas y comida para 70, (seamos 5 o 15) Elena será una de nuestras historias. 

Hace poco, mi madre y yo nos escapamos a Málaga. En realidad, fue por un mal motivo, había fallecido un familiar. Ella viajó directa desde Pamplona vía Zaragoza, y yo, dos días después, desde Madrid. Cogimos un hotel a toda pastilla, mi hermana y yo que casi no hemos estado en Málaga, y conociendo a mi madre solo buscamos dos cosas: que estuviera cerca de lo que nos parecía el centro en Google Maps y que tuviera pinta de muy limpio. Y, oye, acertamos. Elegimos uno pequeño, bonito y familiar, el Hotel Atarazanas, y estaba en el mismo centro en frente de un mercado, que eso a una drama mamá le pierde, porque puede comparar los precios de todos los pescados con los de su ciudad:
- Nena, mientras te esperaba, me he metido en el mercado y las almejas están a 4 euros el kilo. En Pamplona, por 4 euros, los pescaderos te saludan, pero vamos, no te dan ni la concha de la almeja.

Al día siguiente:
- Nena, me he ido a pasear por el mercado porque tú ya sabes que yo me desvelo, y a las 6 estoy en pie. Pues resulta que tienen unas gambas a las que casi puedes darles la mano y tratarles de usted, enormes. Eso en Pamplona son más bien besugos. ¡Que pescados tienen! ¡Y casi regalados!

Al tercer día:
- Pues nena, me ha dicho Mateo.
- ¿Mamá, quién es Mateo?
- El del primer puesto por la izquierda,
- ¿Ya conoces al pescadero?
- Es que es muy majo, y tiene un pescado… Les ves los ojos a esos peces y puedes ver casi que piensan. Pues me ha dicho  que las rosadas no tienen cabeza porque para quitarles las escamas, tienen que congelarlas y tirarles de  la piel como si fuera un cordero. ¡Como un cordero! ¿Te lo puedes creer? Si es que aquí hay un pescado…

Vamos, si tengo que buscarle cualquier hotel en el mundo a mi madre lo tengo claro, cerca de un mercado. Todo el tiempo que está metida dentro no me está regañando por el peinado, el vestido, lo que como, si miro el móvil, si fumo, si tomo mucho café…

El caso es que yo llegué al hotel de noche, y  la recepcionista del hotel fue súper simpática. No paraba de sonreírme a pesar de que yo llegué medio zombie y casi me subo a la habitación sin hacer checking. Lo único que atiné a decir fue:
- ¿Hay wifi?
- Sí- contestó la sonriente recepcionista. A lo que la drama mamá dijo:
- ¿Tú no habrás venido aquí a trabajar no?
- No mamá, claro que no…- le contesté.

La sonriente Elena me dio la contraseña del wifi. En el ascensor comentamos lo simpatiquísima que era la recepcionista y subimos a descansar.

Bueno, quien dice descansar dice deshacer toda la maleta a la perfección, cosa que jamás hago si viajo sola, y colgarlo en las perchas que mi madre había traído. Sí, porque las perchas de los hoteles nunca son suficientes. En fin, prometo un post sobre las maletas y las drama mamás.

A las 10 de la mañana del día siguiente, me desperté sobresaltada porque no llegaba al desayuno. Corrí al comedor y allí estaba mi madre charlando con la camarera, no supimos su nombre, pero también sonreía mucho, era muy simpática, y de Burgos, y según mi madre, tenía pinta de limpia, lo que un hotel es muy muy importante.
Total que me puse a revisar mensajes de Facebook, y entonces leí en mi muro:

“Hola nena, soy la recepcionista del hotel en el que estás alojada... Auténtica frase de drama mamá cuando has pedido el wifi y tu madre ha dicho: "pero tú no vendrás a trabajar, no?"  Me encantáis las 2! qué arte!” Elena.

¿Qué tontería pensaréis? Pues no tenéis ni idea, hombre. ¿Cómo va a ser eso una tontería? Es la primera vez que nos reconocen y probablemente sea la única.  Y eso te hace sentirte un poco en casa, un poco querida, y sobre todo, te hace tener una historia que contar.

Cuando por la tarde volvimos a echar la siesta, teníamos unas brochetas de fruta fresca en la habitación y mi madre estaba que no se lo creía:
- Nena, nos han traído fruta porque eres famosa.- y se meaba de la risa.- ¡Tú! ¡Famosa!
- ¿Seguro que es por eso?
- Oye, que yo llevo dos días aquí, y muy majos, muy limpios, pero de fruta nada. Oye nena, ¿te imaginas a la Penélope? Porque si tú que no eres nadie, te ponen algo, y son tan majos, imagínate a la Penélope. Eso tiene que ser una locura- entonces la que se meaba era yo.-  Tenemos que darles las gracias, ¿eh?, que esto es un detallazo. Seguro que esa Elena tiene una drama mamá estupenda.
Recepción Hotel Ataraznas
A mí me hizo mucha ilusión, la verdad, pero a mi madre ni os cuento. De verdad que ya ha contado la historia más de 30 veces. Le hicimos fotos al comentario, y cada vez que estábamos con alguien me hacía enseñárselo. Por no mencionar que contestó la encuesta del hotel, y se lo hemos recomendado a todas las personas, incluso a las que no viajaban a Málaga.

Antes de irnos, Elena, vino con mi segundo libro, se lo dediqué y nos sacamos fotos las tres.  No sé, igual Elena borra esas fotos, igual ella no le ha contado a nadie que nos conocimos, pero nosotras, nosotras siempre tendremos una Elena que nos puso frutas cuando yo fui casi tan famosa como la Penélope.


PD. Por si las dudas, que el mundo del bloguer está muy subvencionado, este no es un post patrocinado. Es mi sincero agradecimiento a cambio de unas frutas frescas, algo de cariño, y una buena historia que contar.

Twitter: @mama_drama
Instagram: @amayaascunce
Facebook: Cómo no ser una drama mamá

41 comentarios:

  1. ¡Qué maja Elena, nena!
    Me recuerda a cuando yo llevaba un sobrepeso de 400 dólares y la empleada de la compañía aérea me reconoció de la TV y sólo me cobró 100.

    ResponderEliminar
  2. Buenísimo!!!! Menuda emoción, claro que sí, yo os entiendo.
    Lo del mercado de partirse, es tal cual como es una dramamamá.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La única pena es que no era plan de hacer 1000 kilómetros con pescado, si no, me veo con almejas, gambas, rosadas...

      Eliminar
  3. Que bueno!! a mi me daría un subidón, sin fruta ni na, claro que estabas en Málaga ahora lo entiendo todo, Ainss voy a visitar a Elena y montaremos un club de fans de DramaMama XD
    A ver estamos hablando del pescado en Málaga weno weno...

    ResponderEliminar
  4. Nena, ¡es que en Málaga tenemos mucho arte, mucho pescado fresco, mucha fruta güena y muchos fans de tu Drama Mamá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay si supieras lo fan que es la drama mama de malaga...

      Eliminar
    2. Bájala en Navidad y le apaño una calabaza del huerto y le cuento cómo hacerla frita con bacalao, con almejas, en sopa, en crema, en potaje, en lasaña y en lo que encarte. Y cuidadín que no haya un saco de naranjas para acompañar la calabaza, que el huerto es muy agradecido xD

      Eliminar
  5. Jajajaja mi dramamamá me dijo el otro día que en Soria las doradas están a 24€/kg, ¡a 24€ nena! ¡Si en Alicante están a 6€! En fin, que te reconozcan por la calle o en algún sitio es flipante y reconfortante :D

    ResponderEliminar
  6. muy lindo post- a veces me gustaría que mi drama mamá fuera como la tuya... mi mamá es muy tímida... en cambio yo si me alucino de aquí en unos añitos una drama mamá como la tuya... mucha suerte... desde Perú

    ResponderEliminar
  7. Me encanta!! como me gusta leerte y bueno sentirse famosa debe molar mucho! :)

    ResponderEliminar
  8. Chica, pues en el mercado de Santo Domingo está el pescado a buen precio!! Ayer me compré un chicharro para comer yo hoy que me costó 1,60 €, y estába fresco, fresquísimo!!

    ResponderEliminar
  9. Y yo qué pensaba que la rara era mi madre.. jajaja. Igualita. Recuerdo cuando íbamos de viaje a algún sitio, no se cómo lo hacía, pero con lo mal que se ubica y que rápido localizaba la "plaza". Le gusta mirar todos los puestos, los precios y sobre todo el pescado, que le gusta más que a los gatos y yo casi con ganas de vomitar del olor y ella diciendo, mmm que olor a fresco..

    ResponderEliminar
  10. jjajajajajajja, te aseguro que si voy a Málaga iré a ver a Elena...
    Salvando muchíiiiisimo las distancias... a mí me sorprendió estando una vez en un baño público, cuando una mujer a quien no conocía, empezó a hablarme de Umpa Lumpa...

    Resultó que ella me conocía de vista, porque era la madre de una chica conocida mía que se sabía el blog de memoria.


    Elena estará flipando de leer esto... jajaja =)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Como vivo en Málaga, me encanta saber lo bien tratadas que habéis estado,sin duda os lo merecéis Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Pues si decides cruzar el mar y venir a costa rica yo hasta te espero! Jaja, que acá nenita y yo somos muy tus fans!!jeje, así que solté a la drama mamá que ya sois famosa hasta en américa

    ResponderEliminar
  13. Ufffff, lo de comparar precios... pero si esa casi soy yo!!! y no tengo hijos!!! ¿tendré madera de drama mamá?

    ResponderEliminar
  14. A mi drama mamá particular le horroriza que yo no sepa ni cuánto cuesta un litro de leche... Lo siento, a veces lo miro porque creo que ayudaría a mi economía familiar, pero igual que entra en la cabeza se va. Si lo necesito, lo compro, punto. Así me queda la cara a veces cuando me dicen lo que tengo que pagar al final. Yo creo que hay una parte de mi cerebro que no funciona, los precios de las cosas se hallan en el mismo punto que la orientación espacial, lugar que en mi cerebro está vacío...

    ¡Qué bien lo de ser famosa! Si algún día te veo te pediré un autógrafo y lo pediré en voz bien alta, para que te mire todo el mundo :)

    Nools

    ResponderEliminar
  15. Este tipo de historias son las que te hacen seguir teniendo un blog y escribiendo una y cada una de las locas historias que te pasan sin mirar más allá... me pongo en tu piel y tuve que ser alucinante, menos mal que os dejo fruta fresca y no vainas y un peine jajaja

    Eres una suertuda, pero sólo digo que no me extraña que os dejará fruta te mereces un frutero ;-)

    Soy adicta a los mercados, ahí lo dejo...

    ResponderEliminar
  16. Ostras! Yo tambien comparo el precio del pescado en Bélgica y en España (y es que en España esta muuuucho mas barato!!) jajaja!! Espero que cuando sea mayor a mi hija no le importe y me quiera tanto como tu a tu drama mama!!! :-) Y a Elena un monumento!

    ResponderEliminar
  17. Halaaaa! Pues claro que te debió hacer ilusión! Qué guay!
    Bravo por Elena!
    Y nena, me meo con tu madre y su análisis del pescado, jajajaja! Darle la mano a las gambas, jajajajaja! :D
    Muas!

    ResponderEliminar
  18. ¿Penélope? ¿Pero quién es? Para famosas tu madre y tú.

    ResponderEliminar
  19. Que maja Elena, pero como no te van a reconocer nena, tienes cada cosa, que el paisano ese que da las noticias en la tele dijo drama-mamá, que saliste en la radio, tele y prensa, que olvidamos rápido, pero sobretodo que tienes un algo especial que conectas con el pueblo,ja,a,ajaa,ja

    Abrazos casifamosa

    ResponderEliminar
  20. Jajajaja, qué maja Elena, y qué subidón de ego. Si algún día voy a Málaga prometo alojarme en ese hotel y previamente les mandaré el enlace a mi blog, por si les gusta y luego me quieren agasajar!

    ResponderEliminar
  21. si es que "onde amos a parar", mira que comparar un mercado andaluz con uno del norte... porque seguro seguro que el arte que tienen los de los puestos de allí abajo no lo tiene ninguno de los de aquí arriba jajajajajaa

    Casi que igual ya reservo en el hotel porque despues de esta entrada seguro que tiene overbooking!!!

    Besinos

    ResponderEliminar
  22. Pues habrá que ir a Málaga, porque desde luego el hotel pinta de lujo!

    Besos!

    ResponderEliminar
  23. Nena, no sabes la ilusión que me hizo el post! Ahora la que se siente famosa soy yo!!! Por supuesto que guardo las fotos que nos hicimos! Se las enseñé a todo el mundo! Y ahora el post, ni te cuento! No te extrañes si empieza a seguirte un montón de gente de golpe (la mayoría serán amigos de mi facebook.., jejeje...)
    Y a todos los que tengáis que venir a Málaga, deciros que es que somos así de wena gente, que no dudéis en llamarnos para alojaros en el hotel, por supuesto, que el que se quiera pasar simplemente a decir que también tiene una drama mamá, que allí estamos, Pilar (la camarera de Burgos), el resto del equipo y yo os animamos a venir a conocernos! Muchos besos, Elena (la recepcionista del Hotel Atarazanas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me he guardado el hotel en mis favoritos!

      Eliminar
    2. ¡Me ha encantado!
      Nena, sigues sorprendiéndome cada día y haciéndome reir. Tal vez no seas tan famosa como "la Pe", pero por aqui seguimos tus hazañas y admiramos tu manera de escribir. Y Elena, por tu encanto y simpatía! Sigue así de maja! Un saludo

      Eliminar
  24. Ay! que soy una drama mamá en potencia! que yo voy a comprar pescado al Mercado de Atarazanas! y si yo llego a saber que tu madre estaba por allí me tomo un café con churros con ella en las cafeterías de la zona que están buenísimos, bueno y contigo también.
    Un beso desde el Sur, Maribel

    ResponderEliminar
  25. Por Dios!!! me parece todo tan especial...
    Que, Elena, la recepcionista o todo el equipo del hotel Atarazanas (Sí, hagamos publicidad que se lo merecen) os agasajara; que lo disfrutárais tanto; que nos lo contaras, Amaya, y que ahora Elena nos invite a pasar por allí aunque sea para hablar un momentito sobre "drama-mamás"...
    ¿No os parece que en un mundo de prisas y despersonalización como el actual estos detalles son sencillamente maravillosos?
    Y luego dicen que no hay gente buena. Será que yo tengo mucha suerte, pero voy encontrando personas estupendas por donde quiera que voy.

    ResponderEliminar
  26. Madre mía, lo mismo que mi santa madre! yo vivo relativamente lejos de ellos y los veo algún fin de semana. Siempre que bajo a verlos me cuenta las ofertas de la semana de Mercadona, o que en LIDL tienen una promoción especial de lo que sea y lo bien que ella lo encuentra y que es un escándalo que en otros sitios tengan los precios más caros. Con decirte que acabo haciendo la compra allí en vez de hacerla donde yo vivo (Andorra) cada vez que bajo.... sigue así. Besotes!!! Nía

    ResponderEliminar
  27. Que historia!! No seras tan famosa como Pe, ni tan guapa, pero eres mucho mas divertida !!

    ResponderEliminar
  28. ¿Y Elena te conoce pero no ha leído ésta entrada?.
    Elena:si estás ahí, di algo, que eres la homenajeada.

    ResponderEliminar
  29. Me encanta tu blog y siempre me ha dado cosa comentar o escribir, aunque siempre lo he hecho en la intimidad (en castellano eh, no como ansar...) En fin, que me he lanzado y estreno blog... no se si durará, no durará pero ahí está. Quizás sea pretencioso, quizás no valga para nada, pero hoy por hoy no hay mas... No sé si darte las gracias por ayudarme o pedirte perdón si lo lees... http://yanosenada-enfin.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  30. Uy, lo de las maletas sí me suena a mí, jaja. Mi madre siempre nos hacía colocar la ropa de las maletas nada más llegar de viaje a casa de mis abuelos, uffff. Las últimas ya se tiene que aguantar, que ya soy mayorcita y mi ropa y todo se queda muy bien en la maleta, total con sacar solo alguna cosita que se arrugue... ;)

    ResponderEliminar
  31. El día que vaya a Pamplona tendré que ir obligatoriamente a ver a tu madre! Por cierto, va a ver que tirar de árbol genealógico, porque la mía tiene que ser familia de la tuya: mi madre no sólo lleva perchas a los viajes, no, hemos viajado hasta con tabla de planchar y plancha. Como lo oyes: sabes las tablas esas pequeñitas que venden en Ikea, pues resulta que caben en la maleta. Sí. Nunca se te habría ocurrido probarlo, ¿verdad?

    Siempre que paso por aquí sonrío.

    PD. Estas Navidades pido tu libro a los Reyes (los dos).

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...