domingo, 30 de mayo de 2010

1. No te asomes a las ventanas

Este consejo se hereda en mi familia. Mi abuela se lo decía a mi madre, mi madre me lo decía a mí. Yo no quiero decírselo nunca a mis hijos.

En qué situación lo utilizaban:
cualquiera.
Si te mudabas a una nueva casa, fuera un primero o un décimo.
Si ibas a visitar a un amigo,  aunque viviera en un chalet.
Si ibas de viaje, aunque fueras de camping.
Cuando te despedías al teléfono, por si acaso.

Cuáles eran los motivos:
"La cabeza pesa mucho más de lo que piensas. Si te asomas a una ventana, te puede vencer el peso".
"Una vecina de tu tía Mari, se mató limpiando los cristales. Pobrecita, con dos hijos que tenía. Y lo limpia que era. Por eso se mató, por limpia".
"Se ve lo mismo a 10 centímetros del cristal, que sacando la cabeza por él".

Consecuencias en mi hermana y en mí:
Cuando nos vamos a despedir durante un tiempo o nos vamos de viaje, en vez de decir, cuídate o pásalo bien decimos: "Y no te asomes a las ventanas".

Excepciones únicas en que poder formularlo:
En caso de tornado, huracán, tsunatmi, plaga de langostas y juicio final.

19 comentarios:

  1. jajajajajajaja genial!!! me parto buenísimo :D

    ResponderEliminar
  2. Tienes una forma de expresarte y contar historias buenísima...
    Eres un filón...

    Joder que bueno!!!

    ResponderEliminar
  3. Los discursos recibidos en nuestra infancia determinan nuestra vida, maneras de disfrutar, elecciones y tantos detalles que comentas con humor como los efectos que tu sientes de lo que te decían. La única manera de cambiar esto, de liberarse de la parte negativa y poder quedarse con lo bueno, la única manera de no transmitir a tus hijos de una forma camuflada todo esto,es ir al psicoanalista. Todo se registra inconsciente mente y de la misma manera se ejecuta. Porque nadie, ni tu, has cambiado por exponer aquí tan valientemente todo esto, pero puede ser que abras caminos a alguien para cambiar

    Bernardo Mateu Psicoanalista (Perfil facebook)

    ResponderEliminar
  4. jajajaja!
    no me acuerdo de cómo encontré el blog, pero me hizo mucha gracia el 18 (los cromos que llevan droga XXD), así que hoy me ha dado por ir leyendo los demás y, la verdad, me parto XXD
    aunque bueno, siento que te putearan con tanto mito XXD
    pero a todos nos ha caído alguna historia un poco surrealista y traumatizante :P
    de pequeña, al lado de mi casa había como unos pozos pero mucho más grandes (ahora no me sale la palabra :P) y dos de ellos eran especialmente grandes y estaban en una especie de patio trasero...
    mis padres, tíos y todo el mundo que venía por la casa se pusieron de acuerdo para decirme que, hacía mucho tiempo, se cayó ahí dentro un niño pequeño y nunca pudo salir (puesto que el nivel de agua era bajo y las paredes estaban verdes y resbaladizas, además, se veía que en el agua había mucha porquería); claro, como lo veía posible, siempre me lo creí...
    era mentira, siempre fue mentira, solo era para que no se me ocurriera la brillante idea de darme un chapuzón; nunca se me habría ocurrido meterme ahí dentro para darme un chapuzón ¬¬
    así que cuando mi hermano tuvo cinco años empecé a contarle la misma historia para, años después, hablando con mi madre, poder escuchar como ella me decía "no, pero si eso era mentira!"...
    como ya dije, cada cual con sus recuerdos :)

    ResponderEliminar
  5. ojalá tus hijos nunca salgan como los míos! cero noción de peligro, casi se me matan veinte mil veces por asomarse a las malditas ventanas! ahora mismo estoy ahorrando para poner rejas, me tienen loca!

    adoro tu blog! me has hecho reír muchísimo y me has dado mucho en qué pensar, como madre....para no transmitir tantos miedos.( porque soy miedica desde que soy madre o por tener los hijos que tengo, jeje)
    Yo por suerte no tuve una madre así, la mía pasa de todo, confía y confió tanto en nosotros que salimos todos demasiado responsables y autoexigentes y con el trauma de que no nos quieren ni les importamos....( y somos cuatro hermanos) pero bueno, eso es otra historia..
    un saludo y gracias por hacerme reír!

    ~M

    ResponderEliminar
  6. Me parece muy buena la idea de tu blog. Te felicito. Me temo que voy a sentirme identificada mucho más de lo recomendable...¡ains!

    ResponderEliminar
  7. muy bueno el blog...
    solo compadezco a quienes vayan a ser tus hijos...Lo mejor que podes hacer es darle geniales consejos como: asomate a las ventanas que es segurisimo, mete los dedos en el enchufe que no pasa nada o cuando te aburras, juga con fuego que es super divertido. O mi personal favorito: saca la cabeza por la ventana del coche en marcha asi tomas mejor el aire
    Antes de que lo pienses, no, no soy una madre resentida, soy una persona del monton que no tiene profundas cicatrices emocionales creadas por una madre abusiva y controladora.
    Hacetelo ver.
    A mi me dieron el mismo consejo y no me marco de por vida, ni me creo severos trastornos psicologicos, solo evito que me asomara por la ventana siendo una niña inconsciente.

    ResponderEliminar
  8. huy de verdad que no me siento con cicatrices emocionales...

    ResponderEliminar
  9. Jajajajajajaja unos con el psicoanálisis, otros con las cicatrices emocionales...
    ¿Algún problema para entender las sátiras?

    ResponderEliminar
  10. Bueno por aca se escucha bastante ese concejo pero la explicación de porque no hacerlo empalidece a "la cabeza pesa y te puedes caer":

    Explicación 1: No te asomes a la venta mira que el que busca encuentra dice la Biblia y se te asomas por la ventana puedes encontrarte con lo que no andas buscando… yo aquí pensaba en un fantasma de inmediato y ni loca me asomo a una ventana de noche.

    Explicación 2 : No te asomes a la ventana mira que asi es como las cabezas encuentran las balas perdidas y luego dicen ay pobrecita la mato una bala perdida en su propia casa, ¿pero por que? Por asoma por que mas? se podran imaginar que imaginaba mi cabeza explotando y mis sesos esparcidos frente a la casa y a los vecinos diciendo todo aquelñlo de pobre cita la asoma

    ResponderEliminar
  11. Ahh y aqui no hay ningun peligro de caerse por las ventanas todas tiene rejas porque si no lo drogatas se meten y nos desvalijan jajaja

    ResponderEliminar
  12. Junto con "nunca saques un brazo por la ventanilla, que a un niño se lo arrancó un camión que iba en sentido contrario" XDDDDD
    Auténtico pavor, vamos!

    ResponderEliminar
  13. Mi tía tuvo un hijo tardío y ahora es una madre neurótica; por eso, cuando viene a casa con mi primo, mi hermana y yo solemos preguntarnos en clave si hemos apagado la picadora de carne. Nos referimos a la picadora gigante que mi tía debe pensar que hay debajo de cada ventana, porque si no, no se entiende a qué tanto recordatorio de que las cerremos, aunque el niño tenga que subirse a varias escaleras para llegar a alguna. Leyéndote empiezo a comprender que se trata de un legado ancestral... XD

    ResponderEliminar
  14. Cuando inventarán algo para que los niños se puedan asomar a la ventana y las madres no sentir vértigo...

    Este drama consejo creo que es común en todas las madres...a ver si tu no lo dices algún día?

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. pues si, la cabeza pesa demasiado....solo hay leer los comentarios del psicoanalisis, de las cicratices emocionales, y de los traumas infantiles......

    Reirse de uno mismo el mejor psicoanalisis con diferencia :)

    ResponderEliminar
  16. Mi madre lo arregló pronto... vivíamos en un primer piso, en el campo, con los muros anchos, de manera que sentarse en la ventana era fácil y cómodo, recuerdo que me sentaba en el marco de las ventanas a menudo, lo que no recuerdo (supongo que por el trauma xD), pero mi madre me ha recordado, es que yo le decía que quería volar, así que un día me asomó a la ventana y me enseñó un huevo, el huevo era mi cabeza si yo decidía volar, y lo tiró a la calle.
    Está muy orgullosa de ello, dice que no volví a asomarme con medio cuerpo fuera.

    ResponderEliminar
  17. Pues vaya…yo es que creo que ni ventana teníamos…jajajaja…me ha hecho mucha gracia, pero entonces he recordado que hace unos días le dije a mi marido de ponerle seguros a las ventanas para que el nene no las abra!!! Ya me estoy oyendo con mi hijo (de 11 meses apenas) ¡!!entiéndeme que vivo en un tercero!!! :D

    Me ha encantado el ejemplo del huevo...aunque a ver luego como le explico a la del primero el desastre...:D

    ResponderEliminar
  18. Muy buenos contenidos, me encanta vuestro blog como Guía

    ResponderEliminar
  19. Muy bueno el artículo, utilizamos este blog como guía, a seguir así, muchas gracias!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...