jueves, 24 de noviembre de 2011

93. Nena, bien peinada y bien planchada, que nos conocemos.

Esta semana me han cambiado de trabajo. En mi anterior departamento la gente llevaba ropa puesta. Ya está. En el de ahora se visten: mucho, muy variado, y muy estiloso. Vamos, muy poco yo. Yo tengo 3 botas, un par de zapatos y unos 7 vestidos por temporada, uno para cada día de la semana y alguno con agujeros. También lo que tengo es algo de daltonismo según mi madre, que no me ayuda mucho a encajar en la definición de estilosa. Así que cuando le expliqué el cambio de puesto, ella no me aconsejó prudencia con mis jefes, generosidad con mis compañeros, y eficacia, no. Ella fue a lo importante:
- Nena, tú llegas puntual, bien peinada y bien planchada, nena, sobre todo eso, que nos conocemos.
Para que os hagáis una idea si mi madre pilla al diseñador que dijo eso de “la arruga es bella”, le plancha la cara a bolsazos.
- ¡Pero qué tontería es esa! Nos estamos convirtiendo en unos vagos. Eso es lo que pasa. Y un poco sucios también. Lo más importante en la vida es tener pinta de aseada.
- Mamá pero yo me ducho todos los días.
- ¡Hombre solo faltaba! Es que tienes unas cosas. Es que si me entero yo de que no te duchas… No me hagas pensarlo, no me hagas pensarlo. Hazme caso nena, no solo hay que ser aseada sino parecerlo. Y tú con ese pelo encrespado, pues ya lo tienes más difícil. Que te lo digo yo. Y las rubias se pueden permitir llevar flequillo pero ¿tú? ¡tú solo puedes llevar coleta! Que te lo tengo dicho. O cortico, a lo chico, como cuando eras pequeña. Bien retiradico de la cara. Anda que no estabas mona ni nada, y con una pinta de limpia que daba gusto verte.
- Pero qué culpa tengo yo de ser morena…
- Ninguna nena, ni yo tampoco. Nos viene de serie. Pero mira yo me puse una diadema y hasta hoy. Que yo no sé porque tú hermana y tú le tenéis tanta tiña a las diademas, con lo cómodas que son. Y te queda todo el pelo colocado. No como ese matojo que llevas tú en la cabeza. Que no te peinas. Tiene que ser eso. Porque hay peluqueras que se tiran horas para conseguir la mitad de volumen en un cardado que lo que llevas tú.
- Mamá…
- Ni mamá, ni ocho cuartos. Y te planchas la ropa. Toda nena. ¿Me estás oyendo? Que me estoy acordando del día que te pillé que solo te habías planchado los cuellos de la camisa…
- ¿Ya estamos otra vez con eso? Que llevaba un jersey y no se veía.
- Calla, calla, calla. ¿Y si te pasa algo, que tú eres muy de lipotimia, y te quitan el jersey en tu primer día de trabajo y vas hecha una sucia? Nena, se plancha todo, también lo que no se ve. Sí, las bragas también. Que nunca se sabe. Y nada de trasnochar. Te me vas ahora mismo a la cama para rendir mañana. Que no está el trabajo como para perder uno. Ya me has oído.

Consecuencias del consejo:
Primera consecuencia: yo tenía una imagen un pelín distorsionada de mí. Creía que era afro. Luego descubrí que eso era un pelín exagerado cuando le dije a mi peluquera brasileña negra de pelo ensortijado: “Nosotras es que sufrimos mucho para alisarnos”. Y ella con esa gracia brasileña que, bueno, que no me hizo ninguna gracia me dijo: “Niña, tú lo que tienes es mucho pelo, fosco, grueso y rebelde. El mío solo es rizado”.
Segunda consecuencia: cambio radical de peluquería y una ligera aversión por la bossa nova.
En la adolescencia soporté la toga. Aquello que te ponías todo el pelo para un lado y la toalla como turbante, y luego al contrario. Que imagino que a las niñas que tiene el pelo finito les iría bien pero, en mi caso, me tiraba horas con aquello puesto porque yo tengo el pelo de tres personas. Dios es así, tanto calvo y yo tan sobrada.
Tercera consecuencia: con el peso de aquella toalla empapada viví años con tortícolis. Ahora digo tortícolis porque soy una persona adulta y con conocimiento, pero hasta cinco minutos que he buscado en google, yo decía torticulis, con u. ¡Qué cosas! Que ignorante puede ser la gente, no como yo.
Luego llegaron las planchas, ay, las planchas. A cambio llevabas el pelo electrificado que ibas enciendo las farolas a tu paso pero, oye, liso como una tabla.
Cuarta consecuencia: me pasé mi primer día en el trabajo estirándome el vestido y el pelo compulsivamente. Creo que mis compañeras se piensan que estoy en algún programa de adaptación social en el trabajo.

Excepciones para utilizarlo:
Futuros hijos míos, solo os digo una cosa: que tengáis el pelo liso, por dios, que tengáis el pelo liso.

56 comentarios:

  1. Poca ropa, poco calzado, solo planchas lo que se va a ver... ¡Eres como un hombre pero con facilidad de expresión!

    ResponderEliminar
  2. Esta entrada la podía haber escrito yo, palabra por palabra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Nena, haz que te quiten volumen en la peluquería :)

    Disfruta tu nuevo trabajo y nunca te olvides de bañarte, peinarte y planchar hasta las bragas.

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!

    Es la retaíla mamal: como diría chiquito de la calzada.Mí niña ser madre es una cruz ja,ja,ja,

    Tu por tenerlo rizado;y yo, por liso, lacio, y sin cuerpo, como diría la mía.Para gustos los colores.

    Yo plancho poniendo la ropa debajo de los cojines del sillon del salón.Por si te interesa?

    -Hablando en serio: te felicito tienes un blog, muy divertido hasta pronto.

    Abrazos guapa.

    ResponderEliminar
  5. Yo también tenía pelo-esponja, pero quizás, los años, el parir o vivir en una continua y sin fin "época en la que se cae el pelo, nena", me ha dejado el pelo, no lacio, pero sí menos rebelde-way y agradecido. Hacerse mayor tiene cosas buenas, pocas, pero las tiene.

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo el pelo liso, pero también tengo por mí y por todos mis compañeros y además largo (y más que me lo voy a dejar). Mamá lo que hace es, cuando me lo estoy alisando y planchando, irrumpir diciendo que lo hace ella y meterme unos tirones que me deja cuasi sin conocimiento.

    Me encantaría conocer a tu madre :)

    ResponderEliminar
  7. Me regalaron una plancha por mi boda...la tiramos hace dos meses, sin estrenar, porque se cayó de una estantería muy muy alta y se reventó.... Tengo esposo y tres criaturicas (imagina la de años que tenía la plancha!!!!)...si tu madre los viera me mandaba a "asuntos sociales" a que me retiren la custodia...

    ResponderEliminar
  8. Acabo de soltar una carcajada con lo de la toalla empapada...ja,ja. Mi madre también lo hacía, yo creo que alguna vez. Nosotros lo llamamos "la vuelta" muy gráfico, no? vuelta del pelo para un lado, vuelta del pelo para otro...je,je. Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola! acabo de llegar a tu blog pasándome por unos cuantos antes, y si no te importa, me quedo! me gusta la forma en que te expresas y tenemos algo en común... yo también plancho lo que se ve... a veces ni eso porque se me olvida y mi madre me dice exactamente lo msimo que a ti la tuya jeje. Un saludo! Te sigo!

    ResponderEliminar
  10. Pepito grillo: eso dice ella, pero yo soy una señorita! sandalias tengo 4!

    Carmen: por tu bien espero que tu madre no sea entonces como la mía...

    Edna: entre tu y yo... no tengo tabla de planchar, como te chives a mi madre, te enteras ;)

    Yolandica: yo ahora lo tengo más domable, aunque me lo sigo descargando para no parecer mafalda

    Bertha: oye voy a probar eso ya mismo. También el "quien tiende bien plancha la mitad"

    Opiniones incorrectas: mi madre era más de hacerme unas trenzas que ponían una migraña durante donde días.

    La que creció: aajjajajaja ay si te pilla mi madre...

    Belen: anda que no pesaba aquello! y tampoco quedaba tan bien...

    Croke: así, en plan confesión, también me depilaba solo hasta los tobillos... Lo sé, eso era llegar muy lejos ;)

    ResponderEliminar
  11. ¿Planchar las bragas?????... ¿En serio?

    ResponderEliminar
  12. Mi madre nos metió la plancha en el genoma, mi hermana y yo llevamos siempre la ropa impecable. Del pelo indomable e impeinable mejor no hablamos.

    ResponderEliminar
  13. Ay afortunado anónimo que no tiene una drama mamá: las bragas se doblan en tres y se les mete un planchado, o eso dice mi madre...

    ResponderEliminar
  14. A la toga en Cuba le llamábamos torniquete, yo me lo hacía, tenía el pelo ondulado y yo quería tenerlo lacio para poderme peinar como Los Beatles, pero nunca pudo ser, a los cinco minutos de peinarme el flequillo se iba encogiendo y terminaba peinada a lo Colón.

    ResponderEliminar
  15. Pues si tu madre o la mía miraran en mi cajón ... morirían del disgusto, je je je. Mi padre siempre dice que hay algo peor aún: doblar los tangas (¿cómo se supone que se hace?) ...

    ResponderEliminar
  16. Tristemente creo que ya soy una mini drama mamá.... pobres de mis hijos en especial mi niña que tiene un mundo de pelo!!! no pensandolo bien también mis dos hombrecitos =( lo bueno que mi marido ya está pelón!

    Bueno pero leer esto me ayuda a reflexionar y darme de topes también jijiji

    Esther ♥

    ResponderEliminar
  17. Lola: es que esa mierda de invento no funcionaba, solo daba dolor de cabeza

    Arantza: uy moderna! mi madre es que los tangas no los tolera!

    Esther: contrólate nena, que luego te abriran un blog para meterse contigo ;)

    ResponderEliminar
  18. Has descrito exactamente mi pelo. Grueso, recio, rizado, con volumen descomunal y cantidad para cuatro o cinco. Yo solo espero que mis futuras criaturas hereden el pelo de mi galán. Y lo más grave: ¡él también lo espera!

    ResponderEliminar
  19. las bragas en tres y planchado... yo tengo una madre como la tuya. En mi caso son calzoncillos, pero dobrados en tres.

    ResponderEliminar
  20. Eres la mar de graciosa escribiendo, me rio un montón contigo, Un beso

    ResponderEliminar
  21. Un diez para la peluquera brasileña!!! Qué arte!!!! XD

    Nena, es que encima sin tabla de planchar... Vas provocando! El día que se entere ya puedes correr...

    ResponderEliminar
  22. Para el eplo te recomiendo que te hagas un alisadod e keratina (ojo, no el japonés, el de keratina). El pelo te dura liso unos 5 ó 6 meses, se queda suave e hidratado y es facilísimo peinarselo. No es barato pero se amortiza. Te lo garantizo que llevo ya un año y pico haciendomelo.
    Y en cuanto al planchado de ropa.... no es fácil. A mi me facilita el trabajo la secadora, que si le pillas el punto te saca la mayoría de la ropa directa al armario.
    Pero lo del pelo, mano de santo.

    ResponderEliminar
  23. Ese retira"dico" es muy de mi tierra jaja como me has echo reir... yo el pelo liso como las escobas vamos que escupe las horquillas no te digo mas y lo de la plancha bien interiorizado lo tengo ufff

    ResponderEliminar
  24. Muy divertido... y no te quejes tanto de tu pelo, que cuando en lugar de sobrarte te empieza a faltar la cosa es mucho peor!!!! (que me lo digan a mí)

    ResponderEliminar
  25. Ahora mismo me estoy mirando mi camiseta sin planchar y echo de menos que la rebeca que llevo encima no se ciere más...
    ¡espero no cruzarme con tu madre! Eso sí, mi pelo es lacio y agradecido, eso sí, tengo que lavármelo casi a diario... y no, yo tampoco tengo volumen, por eso me seco boca-abajo y llevo flequillo. Que me hace más graciosa la cara, o eso dice mi madre...
    ¡besos!

    ResponderEliminar
  26. Ay, qué bueno! yo lo tengo liso, bueno ondulado a veces, pero encantada, la que lo tenía rizado como una oveja y se hacía el turbante o las trenzas de migraña, ésa era mi hermana... ya se tiraba toooda la tarde del sábado con dos rulos gigantes en plan moño y todo el pelo girándole al rededor, y mi madre le ponía un secador que parecía un gorro-flotador y el aire salía por donde los rulos... que mi hermana acababa con la cara roja como una granada, pero felíz de tener el pelo medio metro más largo...

    ResponderEliminar
  27. Me parto.Yo de pelo fino pero no liso y sí...tortículis de toga, juas, juas, juas.

    ResponderEliminar
  28. Eso de plancharlo todo me ha recordado a algunas amigas extranjeras, alucinan, una vez me dijeron muy sorprendidas que aquí planchamos hasta las sábanas y, claro, yo, me quedé estupefacta, vamos, pensaba que era algo internacional, pero se ve que es como muy de aquí ¿? :)

    ResponderEliminar
  29. Yo tengo el pelo rizado y además fosco. Vamos, lo peor de lo peor, porque me resulta muy difícil de alisar y si me lo dejo rizado, pues no tengo unos rizos bonitos, sólo parece que acabo de levantarme de la cama por muchos acondicionadores, serums y espumas que le eche. Mi madre vive convencida de que es porque en un momento dado dejó de peinarme ella: "es que claro, con la edad del pavo te dio la tontería de que no te peinara yo, y si me hubieras dejado que te siguiera cepillando el pelo yo todos los días y que yo te peinara, hoy lo tendrías liso, porque el pelo se doma, claro que se doma. Lo que pasa es que no escucháis porque creéis que sabéis más que yo, y es cierto que estudiásteis más que yo, pero una madre tiene lo que vosotras no tenéis, tiene experiencia, me oyes? ex-pe-rien-cia, y si yo te digo que el pelo se doma es porque se doma, y hoy si me hubieras dejado lo tendrías como una tabla y no como eso que tienes que ni es pelo ni es nada, si parece que llevas en la cabeza el nido del pajarito".

    ResponderEliminar
  30. Bueno, que con tanto rollo se me olvidó decirte que mi madre plancha también bragas, calzoncillos y calcetines, faltaría más! Cuando viene a mi casa y ve las bragas metidas de cualquier manera en el cajón (lo confieso, no las doblo), siempre me grita...

    ResponderEliminar
  31. Mi pelo es así también! y bueno, no puedo describir lo que he sufrido en esta vida por ello, yo pensaba que era lo peor de mi! un brindis a la adolescencia y sus complejos!luego pasé por la época de decirle a mi madre que me lo planchara con la plancha de ropa y mi madre horrorizada decía que así estaba guapa (lo de que el pelo se doma y que me había cambiado el pelo con el periodo eran sus mejores consejos.. )..

    Cuantas horas de secador para quedar peor que la del anuncio de Pantene (tienes el pelo encrespado? mira bonita, eso es un minicardado, te puedo enseñar yo.. y lo flipas! no te cogen de modelo.. )

    Pero sí, la salvación han sido las planchas! primero las que te lo dejaban totalmente electrizado, luego las cerámicas, ahora las que te hacen un bucle (o eso dicen, nunca he podido comprobarlo) para que tengas pelo Carbonero.. En fin, que podíamos hacer un club no? que yo pensaba, mirando el pelazo de mis amigas, que era la única en el mundo, y ahora descubro toda una comunidad del pelo fosco!

    Lo mejor, que nos podemos reir (y mucho!) de todo esto!

    Mi madre también lo plancha todo, y yo en varios años de independencia planche unos cuellos una vez, una camisa que no tenía efecto arrugado cuando la compré pero que milagrosamente se ha puesto a la moda, y una falda negra que acabó con unas sorprendentes rayas blancas ... pero bueno,mi madre se ha autoconvencido que es la moda..

    ResponderEliminar
  32. Así son las madres.
    Si tuviésemos acceso a las conversaciones telefónicas de cualquier político chorizo con su madre el día de antes a acudir a un juzgado, sería, sin duda, esta:
    -Mamá, mañana voy al juicio. Estará toda la prensa y a mí me da vergüenza que se me vea la cara.
    - Nene, ni se te ocurra ponerte un jersey en la cabeza que se te chafa el pelo y luego estarás muy feo delante del juez.

    Seguro.

    Un blog genial, por cierto!

    P.D. Si "click sobre mi nick" podéis ir encargando más de un regalito para las Navidades.

    ResponderEliminar
  33. Ufff la toga, la de veces que me han hecho la toga. Ahora voy despeinada, tengo planchas pero soy muy vaga.

    Mi madre dice lo de bien peinada y bien calzada, y lo de enmedio con cualquier trapito

    ResponderEliminar
  34. años hace que no plancho nada. Y ahora que estoy jubilada menos que voy a planchar... a no ser que me aburra de hacer ganchillo, claro, o de viajar con el imserso...

    ResponderEliminar
  35. Ay la toga... eso tambien me lo hacía yo, pero sin toalla mojada, con una redecilla y un rulo grande a modo de cresta... mi casa era todo un poema, tres hermanas, que según entrabamos en casa, nos instalabamos aquella cosa y vuelta para aqui, y vuelta para alli, que hasta mi hermana dormía con ella... tambien era la que mas rizado tenía el pelo. Lo que son las cosas, ahora llevo el pelo corto, pero me da muchisimo trabajo, no veas como envidio a las que tienen el pelo liso, siempre en su sitio, y cuando alguien me dice " que suerte tienes el pelo rizado " le daría..... todo mi pelo, ya iba a ver.....jajajaj, que rapido me pedía otra vez su pelo liso !!!! Te entiendo perfectamente, con lo del pelo, y con lo de la plancha, jajajaj

    ResponderEliminar
  36. Mi suegra me dice (de los hijos): el primero, almidonadito, el segundo, planchadito y el tercero, estiradito. Yo ya le he esplicado que mi hijo único es como si fuese el tercero. ¿cómo pueden multiplicar su tiempo estas mujeres? Pilar

    ResponderEliminar
  37. tu madre me habria fusilado....hace años tire la tabla de planchar al contenedor de la basura y la sensacion fue mejor que un orgasmo jeje

    ResponderEliminar
  38. Que gusto volver a leerte :-)

    ResponderEliminar
  39. Hola guapa!!!
    Me he reido un montón!!!!
    Eres la leche!!!!
    ostras a mi me passaria lo mismo....somos así...y ya está!!!! y también me ducho todos los dias!!!! faltaria más!!!!!
    Pero eso de arreglarme....para salir o en ocasiones especiales pero para ir a trabajar?? unos texanos, una camiseta y las zapatillas!!! todo planchado...eso si!!! vale??

    ResponderEliminar
  40. Jaja que bueno nena...yo no se pero mi caso es al reves,yo soy la que plancha,que conste que ni bragas,ni calzoncillos,ni sabanas y esas gaitas..pero toda la ropa que nos ponemos si y eso que somos 5 en casa..alguna vez que veo que tengo mucha ropa y poco tiempo(o ganas)intento retirar prendas que veo pasan bien por planchadas pero al final me da el remordimiento y acabo dandoles un toque..pero como puedo tener esta mania si mi madre no plancha nadaaaaaa????de quien he copiado yo?incluso una tia con la que tengo muchisimo trato me dice que vaya tonta que soy,que al comprar la ropa ya hay que mirar si necesita planchar y si es asi no se compra...ayss y mi hermano ni tiene plancha siquiera,que dice la ropa se plancha con el propio cuerpo,que mejor plancha no existe...
    Asi que debo ser un especimen raro en mi familia,mis hijos ya adolescentes cada vez que me ven con la plancha me dicen que vaya ganas de trabajar más a lo tonto,asi que creo que ninguno heredara mi mania..

    Lo del pelo,no me a tocado,tengo poco pelo y lacio,es mi hermano el que tiene el pelo rizado,encrespado y como 4 o 5 juntos...vamos que somos como la noche y el dia..jeje
    Besos,sigue haciendonos reir:
    Sonia

    ResponderEliminar
  41. No sabes hasta qué punto te entiendo. Ni te lo imaginas.

    :P

    ResponderEliminar
  42. Y ahora... ¿que pasa si los del pelo grueso, ondulado y como para surtir una fabrica de pelucas son dos chicos adolescentes? Ahora se lleva el pelo lisito y en la cara, pero ellos parecen ovejas en primavera!!!

    ResponderEliminar
  43. Si señor, pelo liso!!! totalmente de acuerdo jajajajajaja.

    Tienes un premio en mi blog http://lesdeux-moulins.blogspot.com/2011/11/dos-premios-inesperados.html

    Que tengas un buen lunes!

    ResponderEliminar
  44. Yo soy de, si usas un buen suavizante y las cosas las tiendes bien casi no hace falta ni planchar. Muchas camisas de mi marido así ya van bien. Luego las camisas se eligen por el tejido, y como no me cuerdo de cual es bueno... por el método del "gurruño" ¿cuál? sí mujer, tu coges un trozo de la camisa y lo engurruñas cerrando la mano fuerte fuerte y si sale con marcas cuando abres ¡esa no vale! jajajaja ¿y las planchas que echan vapor en vertical? El gran descubrimiento. A mi lo que más pereza meda es sacar la tabla montar la plancha (piso pequeño) así que en apuros plancho sobre la cama y cuando me pongo con tabla y todo plancho todo lo que sea planchable del armario. Bueno todo.... las camisas, que yo bragas, y sábanas y calzoncillos ¡ni de broma!

    ResponderEliminar
  45. Bufff... a mi me pasa lo mismo que a ti con el pelucón que tengo... con la única diferencia que no tengo paciencia para planchármelo. Así que cuando descubrí las espumas de 'efecto rizado/ondulado' me hice adicta a ellas. Aunque eso si... con el consiguiente reproche de mi madre de que me hacía ver el pelo guarro... (bueno, con razón... pero no se lo digas). Y tras tanto reproche, acabé pasando a la táctica de llevarlo siempre recogido: no se encrespa y no se despeina: fácil-fácil...

    ResponderEliminar
  46. Ay, que bueno, lo del metodo "gurruño" tambien lo hago yo, jjaja, despues de hacerlo, decidimos que camisa se compra mi marido.... !!! da buen resultado.

    ResponderEliminar
  47. Ay Nena, es que por muy progre que parezca, ir sucio no me mola, vamos, que me pones a mí a Brad Pitt delante,con toda su planta y lo primero que hago es darle una ducha, porque Nena, no vamos a engañarnos, ese tiene pinta de no lavarse y con la plancha anda igual de peleado, que no, que yo estoy con tu madre, planchada, estirada, oliendo a limpio y bien peinada, si tiene que ser con diadema que sea.

    Ale, que me voy a plachar

    Lou

    ResponderEliminar
  48. Así que te han cambiado de Departamento, glups, ánimo!! Espero que sea a mejor. Los cambios siempre dan cosilla y es verdad, tiene razón tu madre, no sólo hay que serlo, si no parecerlo! Así que ya sabes, todo bien planchado y con aspecto de limpia (aspecto, importante, que lo parezca, no sólo que lo esté).
    Un muxuuuuu!!!

    ResponderEliminar
  49. "Que tú eres muy de lipotimia". Jajajaja. Me encanta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  50. Hola nena!,hacia mucho tiempo que no pasaba por aquí,y el consejo de la plancha me ha hecho mucha gracia,yo no plancho nada,muy arrugado tiene que estar,gracias a doña secadora,que me hace la vida más fácil,pero cuando no la tenia tampoco lo hacia, y es que el odio planchil me lo transmitió mi madre que ella si que plancha pero diciendo siempre que lo odia,total que cuando tuvimos edad,mi hermana y yo nos planchabamos lo nuestro.Consecuencia:tengo la plancha nueva desde el 98 ,y al paso que voy,igual hasta la heredan mis hijos

    ResponderEliminar
  51. Te sigo leyendo y me doy cuenta de que yo también yo hija de una aunténtica drama mamá!! Pero no me había dado cuenta de que ésta es la mejor definición (he tenido que parar de escribir este comentario para escuchar un consejo de ella). Te sigo!

    ResponderEliminar
  52. Yo antes para el trabajo intentaba arreglarme siguiendo los consejos de mi madre: pantalones de vestir, zapatos... ahora voy en vaqueros y con botas de trecking (o como se escriba) y voy más cómoda, abrigada y me complico menos con la colada.
    Desde hace unos pocos meses tengo una jefa que va hecha siempre una maravilla y hace poco descubrí que lo que ella más admira de las demás chicas de la ofi es que cada una lleve su estilo propio independientemente de a dónde vayamos o qué hagamos.
    Todas hemos crecido con el "qué van a pensar de tí" o "anda que, cualquiera que te vea..." pero es súper difícil superarlo y ser una misma.

    ResponderEliminar
  53. A mi me pasó, pelo superdifícil de dominar, con tortícolis, estropeado con la plancha, alisado japonés... después de tantas penurias, me alegra pensar que mi hija de 6 años tiene el pelo liso como una tabla, parece china :-)))

    ResponderEliminar
  54. Solución : colgar la ropa nada mas salir de la lavadora en perchas(mano de santo), el pelo ni tocar ya se nos caera, lo de las perchas de verdad que funciona. Como me gusta leer este blog. jaaaaa

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...