lunes, 9 de enero de 2012

95. Vete a saber qué te dan por ahí, nena.

Carlitos y mi mini Dian Seis
Ayer llegué de pasar unas navidades que este año en mi casa han parecido durar 8 años. Andábamos las tres tachando días en el calendario y aquello no avanzaba. Pero sobrevivimos.

El caso es que llegué yo y mi coche, y dentro de mi coche había: una lata de pimentón, dos chistorras (campeonas 8 veces), un queso de Idiazábal (solo una vez campeón, pobre), turrón, chocolate y membrillo de Confitería Donezar, un bote de avellanas de la huerta de mi tío, jamón serrano, foie súper campeón, pimientos del piquillo de la huerta de un amigo, espárragos, dos tuppers con pollo encebollado, gulas, croquetas caseras, una lechuga, vainas, una barca de caquis, tomates cherry de la huerta de mi vecino, caldo de pollo Anetto, ajos, un par de trozos de rosco de reyes, Actimel, y una flor de pascua. También llegaron mis regalos de reyes: una bandeja para apoyar el portátil, un abrigo, unas katiuskas, una pulsera, un bolso, un cenicero, un juego de cuencos, una mantelería, un juego de tazas para el café, un boli, una caja fuerte, unas zapatillas masajeadoras, una manta, una colonia, y un Dian Seis en miniatura. Y por último llegó mi maleta y, luego, ya iba yo con ciática.

Como aclaración: yo no vivo en el fin del mundo. En Madrid, hay supermercados donde venden comida. Y dentro de 15 días vuelvo a ver a mi madre. Pero esto ella no lo entiende.

Cuándo utilizó la frase:
Ayer, intentando meter los bolsos en mi coche en plan tetris. Yo no entendía qué era todo aquello y le iba preguntando:

- Y esta bolsa ¿qué es?
- Es chistorra…- esta es mi madre.
- Son dos chistorras mamá.
- Pues sí nena, pero no son dos chistorras cualquiera, son chistorras campeonas. ¡Ocho veces han ganado el premio a la mejor chistorra! De esas no hay en Madrid. Las he comprado en la carnicería del pueblo. Y allí están todos los trofeos colgados de la pared.
- ¿Y esto?
- Uy, eso es una lechuga riquísima. Rizadita, y no esa iceberg que dan en Madrid que no tendrá ni vitaminas ni nada, con lo tiesa que es. Y no tuerzas el morro.
- Mamá esto son vainas- le digo abriendo una bolsa camuflada debajo de la lechuga y un queso.
- Pues sí, nena, y ni se te ocurra tirarlas, que están tiernas, tiernas y se deshacen en la boca. Ni masticarlas hace falta. Y el queso también es campeón.
- ¿Y este membrillo?
- Uy, nena, este membrillo es el mejor del mundo. Que lo hacen en Confitería Donezar a mano, como Dios manda, ni conservantes ni nada, que te va estupendo con el queso Idiazabal. Y también te he metido algo de chocolate casero, para que no te den desmayos que tienen uno con avellanas de verdad, de esas que saben a avellana y no a arena. Porque yo no entiendo que les hacen a los avellanos ahora para que sean igual que chupar una piedra. Bueno y también llevas un poquito de turrón de mantequilla, que eso te va muy bien para que no me pierdas kilos. Y dos trozos de roscón de reyes, que me lo hacen por encargo y llevan nata de verdad, también, con su sabor a nata. Que ahora compras un bollo y total para que lleven aire blanco dentro.
- ¡Mamá! ¡Una barca de caquis! Pero si con eso puede comer una familia numerosa un mes.
- Anda, anda, si están jugosos que eso ni llena ni nada. Son de la huerta de Joaquín el vecino, que no tienen ni fertilizantes ni nada y aguantan un montón. Además la fruta va bien para todo.
- ¿Y este Actimel también es campeón?
- Menos chistes, nena, te tomas uno por la mañana que eso te da fuerzas y te quita de los catarros.
- Mamá, en Madrid venden Actimel, y caldo de pollo, y queso, chistorras, caquis… Probablemente vendan más cosas que aquí.
- De eso nada. Que tú te crees cualquier cosa. Me vas a comparar ese chocolate casero de Donezar con cualquiera que te vendan en el supermercado. Que a mí que mas me da que sea suizo si sabe a cartón. O ese queso de Idiazabal, que alimenta con olerlo. Vete tú a saber qué te dan por ahí. Y te he puesto pollo encebollado, que te lo calientas y ya tienes comida para tres días. Ala, y deja de dar la lata, que se te va a hacer de noche. Conduce despacio y por tu derecha. Y me llamas cuando llegues. ¿Me estás oyendo?

Yo ya no oigo nada porque me he metido en el coche y dentro huele a mercado, a campo, a bollos recién hechos, y huele a mi madre y a todas sus ganas de cuidarme como si me tuviera al lado. Y entonces tengo que respirar hondo para que no se me salten las lágrimas mientras ella me dice adiós llorando a moco tendido. Con hipo, como se debe llorar.

En 15 días montamos la misma película. Hasta que yo no giro en la curva del parking, la veo en el espejo retrovisor moviendo la mano, despidiéndose, mientras hipa, y justo en ese momento, hace el gesto de que le llame por teléfono "Todas las veces que pares, nena, que ya sabes que yo no descando hasta que me llamas. Y a ver si la próxima vez, vienes en tren. Con lo cómodo que es y la manía que te ha dado con venir en coche. Yo te lo pago". Que digo yo que necesitaría un tren de mercancías porque dudo que me dejen subir toda la carga maternal que arrastro. Y justo al girar la curva del parking, me inflo a llorar. Esto del drama se pega un poco, las cosas como son.

Consecuencias:
Ligera percepción de que Madrid es una ciudad despoblada, sin sistemas eficaces de abastecimiento.
Segunda consecuencia: la comida que no es campeona no tiene encanto para mí. La como sin ilusión.
Tercera: incredulidad por parte del carnicero del Ahorramás cuando le pregunté: ¿Pero este queso es campeón?
Cuarta: Una vez me paró la Guardia Civil y, por no registrar mi coche, me dejaron seguir.
Quinta consecuencia: cierta sensación de ser una exiliada que se va de su país para años pero cada 15 días. Esto a su vez provoca como una nostalgia perpetua bastante complicada de explicar.
Sexta consecuencia: tengo dos frigos. Y, en este momento, algo de empacho de chocolate.

Excepciones para utilizarlo con mis posibles futuros hijos:
Hijos, ojalá vuestra abuela nos siga haciendo ese pollo encebollado porque como tenga que aprender yo a flambearlo, probablemente lo que necesitemos sea una nueva cocina.

PD Anda que no mola mi Dian Seis en miniatura  nuevo ¿Y mi gato? Bueno, según mi madre mi gato no mola nada. Es más, al decirle que yo tenía uno, dijo del tirón: “no hay animal que más asco me dé en el mundo que los gatos”. Para mí, que los gatos empezaron a darle asco justo en ese momento.

92 comentarios:

  1. Que bueno lo de los productos campeones, brutal! jeje
    Feliz Año!!:)

    ResponderEliminar
  2. Feliz Año!!! Mi deseo a los Reyes de seguir leyéndote se ha cumplido!!! Qué bueno empezar el año sonriendo. Los que somos de Madrid cuando íbamos al pueblo vivíamos algo parecido... y ahora de mayor reconozco que nunca se me olvidarán esos sabores y que en Madrid puede que los haya pero a qué precio. Todo estaba buenísimo excepto el vino. Porque esos caldos que hacían en casa imbebibles y para ellos incomparables con el mejor Pingus me niego a volver a problarlos. Ni con casera

    ResponderEliminar
  3. Me encantan tu gato y tu coche, y tu madre y sus abastecimientos!! Dí que sí! A ver donde encuentras una huerta en Madrid (que tengan comida, no bares de copas :P) y una chistorra campeona... ná, eres una privilegiada y me matas de envidia!!

    ResponderEliminar
  4. Ánimo preciosa, la primera navidad es chungahorribledemierda, pero todo pasa. Me he reido y llorado mucho con tu post, porque tu madre y la mía son calcaditas, igualicas, igualicas, yo creo que se lo enseñaban en el colegio. Hasta lo de pagarte el tren, fijaté.

    La frase del olor de tu madre cuidándote...de premio.

    Un abrazo apretao, que te comprendo.

    ResponderEliminar
  5. que majica tu madre, no me extraña que te infles a llorar!!!! es que vale millones
    un besico gordo

    ResponderEliminar
  6. FEliz año.

    ¡Como molan los tuppers de las madres! Mi madre cada vez que viene viene cargada de chorizos de matanza casera, queso del pueblo, jamón del de casa, dulces caseros y chocolate del que a mi me gusta, que auqi´no lo venden. Qué gustico!

    ResponderEliminar
  7. Oye,la chistorra campeona esa ¿dónde se puede comprar? Es que soy muy fan de la chistorra XDD Me quedo con lo de los campeones. Y no te preocupes, que todos nos inflamos a llorar de vez en cuando.

    Un besito

    ResponderEliminar
  8. ¡¡NENA, NO ES UN DYANE 6, ES UN 2CV!!!

    Abrazo grande y feliz, feliz 2012

    ResponderEliminar
  9. ¡Pobre Carlitos! Es tannn adorable (L)
    Te imagino en el coche, cargada como los que se iban a Alemania.
    Los quesos que no son campeones son chusta de mono, ¡ole por tu madre! xD
    Besos Nena, te extrañaba!!!

    ResponderEliminar
  10. Oye, pues esas chistorras campeonas, dónde dices que se compran? No creas, que me has dado un poco de envidia con la carga de tu coche,...

    ResponderEliminar
  11. Pues tu madre tiene más razón que un santo. Hay una diferencia brutal entre el membrillo casero, la fruta o las hortalizas de la huerta del vecino, o las chistorras artesanas, y lo que puedan venderte en el súper. Come y disfruta!

    ResponderEliminar
  12. Mira, no es que le quiera dar la razón a tu no drama mamá, pero hija, en éste caso, tiene todita la razón, no me vas a comparar una txistorra 8 veces campeona, con una que vendan en un hiper en Madrid, por mucho Madrid que sea... y no vamos a hablar de las delicias que te había preparado tu madre,.... que cuando termines todas las exquisiteces que te has llevado para casa, empiezas con los bocadillos de txistorra.... eso... no tiene precio !!!
    Besos,feliz año y bienvenida, me encanta que estés de vuelta !

    ResponderEliminar
  13. Si vieras la que montamos nosotros cuando vamos y venimos de argentina... parece que en españa no haya nada. Hasta libretas me traigo!!! y la de mocos que soltamos...
    Por cierto mi madre hace lo mismo y vivo al lado. He tenido que empezar a negarme porque yo hacía las compras y ella me las hacía también y me la pasaba tirando comida... Es el instinto maternal y la falta de confianza en nuestro criterio...
    Por cierto... ¿qué son las vainas? sé que las comías de chiquita pero de verdad que no sé lo que son o por lo menos aquí no se les llama así. Mándame una foto.
    A mi me gusta tu gato.
    Me alegro de leerte y de que hayáis superado estas fiestas.
    bss con neupogen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las vainas son alubias verdes...

      Eliminar
  14. Somos los hijos de los que crecieron en la posguerra, y eso marca.
    La mirada de una madre tiene un efecto inverso a salir por la tele; adelgaza. Si lo sabré yo: si estuviera más delgado cada vez que mi madre me dijera "estás más delgado", ya sería antimateria.

    ResponderEliminar
  15. Ayyyy, esas despedidas a la hora de volver a Madrid sabiendo que te van y les vas a echar de menos durante el tiempo que estés fuera. Y anda que no tienes moral ni nada para irte fin de semana sí y fin de semana no.

    En esta ocasión, tu madre tiene más razón que un santo en ese consejo. Anda, que no echo yo en falta productos asturianos a un precio razonable aquí en Madrid. Qué saben aquí de campeones!

    Feliz año nuevo y ánimo!!! Con tu permiso, voy a compartir esta entrada en Fb, que somos muchos quienes nos sentiremos identificados!

    ResponderEliminar
  16. En mi caso la mitad de las veces termino discutiendo ya que intento explicar que no tengo un congelador tan grande, y que no me ha dado tiempo a comerme toooodas las cosas que me mandó la última vez, pero no hay manera de convencerla.

    Luego en la calle los que me saludan con la mano son mamá, papá y el perrín, aunque los dos últimos no lloran, que pa algo son paisanos...

    ResponderEliminar
  17. Tú sí que eres campeona, che!!!!
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  18. Me meo contigo y con tu madre. Me meo. Mi madre se hincharía de llorar si leyera este blog, porque esto mismo que hace tu madre es lo que querría hacer ella conmigo, pero como me tiene al otro lado del océano, su membrillo y sus mermeladas caseras, su manteca colorá para mantenerme lustrosa, los chorizos campeones del pueblo, los sacos de aguacates de mi padre y los huevos de gallina de verdad de los de mi tía "y no esas mierdas con códigos de barras" se le quedan en casa, así que la pobre está reconcomidita por dentro de la angustia. Y la única vez que dije en su presencia que a mí me gustaría tener un gato, saltó como un resorte con lo mismito: no hay animal que más asco me dé en el mundo. Así, de repente, sin haber pronunciado jamás una palabra en contra de un gato en los veinticuatro años anteriores.

    Ojalá 2012 os ayude a cerrar la herida tan reciente, ánimo y no dejes de escribir, que tu blog sería más campeón que las chistorras si tus lectores pudiésemos darte premios.

    ResponderEliminar
  19. simplemente genial!!!

    Y la última frase sobre el gato es lo más (y me gustan los gatos) :D

    ResponderEliminar
  20. Uyyyyy... me estoy viendo reflejada. Pero no es mi madre, es mi suegra y nosotros mismos que llevamos el maletero del coche hasta la bandera, desde un pueblo de Toledo hasta Cádiz... cordero, patatas, tomates, queso (también con premios), magdalenas, calandrajos, aceite, vino, melones... un sin fin de cosas para que nos sintamos más cerca de ellos. Y la abuela y los nietos tirándose besos hasta que también, el coche dobla la esquina.
    Que puede ser exagerado para 15 días... puede ser, pero comes a cuerpo de reina. Que como las cosas que te llevas del pueblo no las encuentras en ninguna parte!!!

    ResponderEliminar
  21. EstoEsParaUnaqueloquiereasi:
    Y eso que no has probado esas chistorras...

    Eva:
    Gracias nena y aleja de mí esos vinos!!!!

    No soy inutil:
    Te invito a chistorra campeona cuando quieras

    Tita:
    Pues sí, en general, la primera vez de todo es una mierda. Y animo con tu madre, si son tan iguales lo necesitas ;)

    Bettie:
    Calla, calla, que me suele meter una longaniza me arregla cenas, macarrones, y cocidos!

    Ana R:
    Yo me entero de la carnicería y te digo.

    Ata:
    Por dios! no me digas eso. QUe el primer coche que tuvimos en casa era una dian seis (o como bien dices tú y he comprobado en google, Dyane 6) y vivía yo ilusionada con mi regalo de reyes!

    Opiniones incorrectas:
    Es monísimo, si lo vivieras... Y mi madre cuando viene lo huye todo el rato. Y creo que a la persona que más caso hace.

    Mistrucosparaeducar:
    Yo me entero del nombre y os lo digo, ahora que voy a hablar con esa carnicería para llevarme comisión.

    Abisal:
    Tendrías que probar ese membrillo. A partir de ahora es EL MEMBRILLO

    El gallinero rosa:
    Yo siempre me alegro de volver, aunque me ande perdiendo a ratos

    Monikaaaa:
    Vainas son alubias verdes o judías verdes. Mi terror infantil. Bueno, y adulto un poco también.

    Victor Zurdo:
    Yo a mi madre siempre le digo lo mismo. Mamá, por lo que dices debo pesar a estas alturas como un guisante porque siempre he perdido un kilo...

    Paparracho:
    Pues es que con todo lo que ha pasado voy mucho. Y comparte con tranquilidad, es un honor.

    Noe:
    Yo ya no discuto, si me manda mucho, a veces se lo regalo a alguien del curro y arreglado

    Yolandica:
    No has probado la chistorra y el membrillo...

    Mortiziia:
    De verdad que tenemos que juntar a nuestras madres, eso puedo ser la explosión total de sobreprotección maternal. Por no hablar, de la riquezaa gastronómica que podría salir de esa reunión. SIn gatos de por medio, eso sí.

    Mamanatas:
    Pues sí, mi madre y mi gato tienen un relación particular. Él se frota contra ella, y ella le da suaves golpes para que se aparte. Para grabarlo en vídeo nena,

    Regina:
    Calandrajos? de eso no tenemos, o usamos otro nombre.

    ResponderEliminar
  22. Victoria:
    y rico, nena, bonito y rico

    ResponderEliminar
  23. jejejeje, yo me parto con tu madre.
    La verdad es que mi madre es un poco la antítesis.En mis 6 años fuera de casa, presume de haberme hecho no sé qué comidas... y lo único que me he llevado de mi casa ha sido un cacho de lomo... jajaja. Bueno, mi padre quería que me llevase roscón, pero a ver dónde meto yo eso en el tren, cargada con maletas y con un Umpa Lumpa...

    Me encanta Carlitos!!! jeje si hubiera sido un pez, tu madre odiaría a los peces... jaja =) No sabía que tuvieras gato =)

    ResponderEliminar
  24. Irena y Umpa Lumpa
    pues tengo dos, y eso que he regalado otro. Imagínate como vive la mujer!

    ResponderEliminar
  25. Ahhhh! Lo que daría por probar todos los productos aquí nombrados. !Y por ponerme las zapatillas masajeadoras...! Ja, ja, ja....

    Si a mi mi mami me da chistorras cada vez que la veo, te juro que no pasan 15 días, ja, ja,ja...

    ResponderEliminar
  26. Consejo para tus futuros hijos,no vengais varios de golpe

    La Yaya se volverá loca y no cabreis en el coche hagas lo que hagas

    No sabes lo que es una Drama de las buenas ,con un nieto inesperado y dos nietastro

    Riomé de tus campeones .....,que si abrigo bueno pa los niños,que si libros campeones,que si la carne pal cocido pa la buena sustancia..... Te aviso las Abudramas son la repanocha

    Un abrazo POst Navideño Luna

    ResponderEliminar
  27. Niña, quiere mucho a tu madre... el secreto de esta vida es saber que con los años te empezaras a reconocer en muchas ocasiones en lo que hace ella. Como tu dices, el drama se pega ;)

    Y yo que tengo supermercados pero no vivo en Madrid, por las chistorras mataria, eh...
    Un supersaludo

    ResponderEliminar
  28. Y lo entretenida que está ella comprando cosas aquí y allá para dárselas a su niña y que no se le muera de hambre por Madrid, que??? El coche parecería el de Paco Martinez Soria, pero estoy segura de que ella está mucho más tranquila sabiendote con comida sana y abundante!!! Un aplauso para ella de mi parte!!! (A mi es que lo de la comida es que me pierde.............)

    ResponderEliminar
  29. Nena! bienvenida ...
    Que feliz me hace leer tu post! se te echaba en falta.
    Te envío mucho ánimo para seguir sobrellevando estos meses chungos, que la tristeza no entiende de fiestas.
    Me-en-can-ta!! tu Carlitos...se parece mucho mucho a una de mis gatitas, una preciosa ruso azul que dejé con mi no-drama mamá al otro lado del océano hace bastantes años.
    Lo dicho corazón, que entre tanto producto campeon compartido, regalitos de vecinos y mimos asfixiantes, se os vaya pasando de a poquito la gran pena.
    Un abrazo grande grande.

    ResponderEliminar
  30. Yo creo que tu madre está celosa del gato porque te ve más ;)
    Qué bueno leerte y saber que no te vas a morir de hambre :D :D Mi madre no es tan exagerada como la tuya, pero este sábado me colocó una bolsa de judías y quería surtirme de naranjas, que en Barcelona no las venden :P
    La tercera Navidad sigue siendo bastante chunga :(

    ResponderEliminar
  31. Donezar...y mira que me sonaba a mi eso y claro coño, si he pasado hoy por delante. O al menos, en la C/ Zapatería de Pamplona hay una confitería Donezar, con unas cosas realmente malas malísimas que me hacen maldecir por pasar por delante. Si tu madre compra ahi, cualquier día me la encuentro hablando con alguien de su hija la que vive en Madrid, jaja!!

    ResponderEliminar
  32. Disfruta de tu madre, de tu gato, de los viajes de ida y vuelta y de tu vida entera , todo se pasa demasiado rapido. Besos y Feliz Año

    ResponderEliminar
  33. No te quejes. Nosotros no tenemos coche y mi suegra nos hace cargar en la Renfe con salchichones, chorizos, jamón serrano, latas de asadillo y, si no fuera porque protestamos enérgicamente, hasta los yogures que sobran. Parecemos emigrantes de la post-guerra. Tu gato es una ricura. Yo tengo dos, igual de ricos. Por cierto, te sigo mucho pero nunca te había comentado. Aprovecho ahora que me he iniciado en esto de los blogs. Te he puesto en favoritos, por cierto (de hecho, de momento eres la única). Hala, no me enrollo más... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  34. Ay, yo no se cómo hacés, pero terminé llorando de la emoción y muerta de risa en el mismo post! Sos una genia!!!

    Yo amo a los gatos, tengo varios, el tuyo me encanta!

    Besos y feliz año!!! ♥

    ResponderEliminar
  35. Ah que envidia, con una drama mamá como la tuya yo me iba a vivir también lejos, para que me despidiera así cada quince días. Si es que bien decía Dorothy "no hay lugar como el hogar". Feliz año.

    ResponderEliminar
  36. Uy cómo ha crecido este blog! me pierdo unos días, o un par de meses jaja y me encuentro con que tienes 800 y tantos seguidores, q lindo!!

    Bueno a lo q iba... Carlitos es un guapo!!
    Y mi mamá hace lo mismo... nos surte de cosas "nutritivas" cada q viene y eso es un día si y el otro también pq vive a 5 min de aquí (si toca semáforo en rojo)... Inició el invierno y llegó con 2kg de guayabas (really)por la vitamina C y hace 1 semana con 2kgs de zanahoria, mis bebés llevan un color anaranjado ya de tanto comer, pero ¡ay de mi! si le digo q no traiga... fin del mundo!

    ResponderEliminar
  37. Mítico caldo Aneto (con una te, no?), con su tipografía Comic Sans más cutre imposible, jaja.

    ; )

    ResponderEliminar
  38. hola! bueno estoy llorando..pero de la risa jajajja nunca te habia leido pero me gusta tu blog,es muy fresco y divertido..y cuanta realidad,soy madre,asi que ahora mismo me estoy preguntando si es ley de vida,si también voy a llegar a ser una "drama-mamá"...??? saludos y buen 2012!

    ResponderEliminar
  39. Pues este consejo te lo deberías guardar para tus futuros hijos, anda que no se disfruta ni ná de las cosas ricas de mamá, y sobre todo del mimo y del cariño que va guardado en cada bolsa!
    Me encanta tu gato!

    ResponderEliminar
  40. Y la pasta que te has ahorrado en comida, que? Seguro que te da para algún caprichoen las rebajas...;-)

    ResponderEliminar
  41. Ánimo con esa ausencia tan grande que se nota tanto en estos días, y con esa ciática fruto del amor y sobrealimentación maternas.

    ¡El queso Idiazábal, ay, lo mejorcico del mundo! Y la chistorra me encanta, lo malo es que me da un ardor de estómago que me deja destrozada.

    Por cierto, que siempre pienso, como varios lectores de tu blog, que mi madre es clavadica a la tuya... pero es que ya lo del membrillo me ha dejado a cuadros! ¿Por "Casa Donézar" se refiere tu madre por un casual a la Confitería Donézar, de Pamplona de toda la vida?

    ResponderEliminar
  42. Hola guapa,
    No sé si soy yo o realmente te noto un poco triste.
    Mis padres tampoco viven donde yo vivo (yo en San Sebastián, ellos en Bilbao, bueno no exactamente San Sebastián y Bilbao pero no voy a concretar, tu ya me entiendes) y se hace duro no poder verlos todo lo que me gustaría. Yo cada vez que me marcho sufro, no tanto como para montar un drama con lágrimas, pero casi. Mis padres yo creo que se las tragan y yo pues bueno, como tengo una niña no me puedo permitir llorar.
    Creo que tu eres de Tudela o así, yo ya me he montado la idea de que eres de por ahí, y de Tudela a Madrid hay bastante más trecho que de donde yo vivo a donde mis padres... pero bueno, la distancia se lleva mal cuando te sientes tan unida a tus padres. Tienes que estar muy unida cuando vas a ver a tu madre cada 15 días. Yo también voy a verlos cada 15 días por lo menos, y por mi iría todas las semanas, pero tengo al costillo que no es tan fácil arrastrarlo...
    Ánimo con este nuevo año, te deseo que sea un año de buenas noticias y proyectos nuevos, año de renovación, librarse de las malas sombras y tirar p'alante.
    Un abrazo muy grande, ya sabes que tienes mucho ciberapoyo, aquí estaremos para lo que necesites.

    ResponderEliminar
  43. Querida, no sabes lo que es que mi madre llegue a Alemania con un tupper XXXL de FABADA asturiana de la buena!

    Con kilos de lenteja pardina de la buena!

    Con tupper XXXXXL de chipirones en su tinta de la ría, nena, de NUESTRA ría!

    Con HUEVOS de sus propias gallinas! Sí, nena, huevos, porque en Alemania no hay huevos. O habrá, pero como estos no. Qué bio, ni qué bio, ni qué niño muerto!

    Tupper de salpicón de marisco!!!! De marisco de casa (es que mi madre ve el Atlántico como su piscina particular), no eso congelao de Tailandia que más que pa comer te sirve pa un catarro con la cantidad de antibiótico que le echan.

    No te hablo de los chorizos y demás historias, eso es lo light.

    Y yo, cuando llega, siempre me pregunto: qué c... pensará el fulano que en el aeropuerto alemán está en el escáner? Señora, que la IIGuerra Mundial terminó hace años!!!

    Paco Martínez Soria al lado de mi madre es un aficionado.

    Yo semanas antes de que venga le digo: "Mamá, ni se te ocurra traer nada". Pero es todo una hipocresía mía, porque la noche antes: "Mamá, la fabada ya la traes preparada, verdad?"

    Me olvidaba lo más importante: mi hijo de 3 años le dice: "Abuela, no te olvides los gusanitos". Y venga paquetes gigantescos de gusanitos. (Es que en Alemania no hay. Como estos no hay, lo dice mi hijo ya): DRAMA FAMILIA TOTAL!!!!

    :-DDD

    ResponderEliminar
  44. Yo también lloraría a moco tendido. Qué drama mamá tan fantástica tienes.Me encanta. También tu gato Carlitos y tu mini...Gracias por volver. Besitos

    ResponderEliminar
  45. Aisn como me gusta tu Drama Mamá... ¿y lo qué te cuida?

    ResponderEliminar
  46. Yo vivo en Londres y no voy a casa cada quince días pero cada mes, o como mucho muchísimo mes y medio, voy a pasar un finde. Aparte de cuando hay algún festivo, navidades y mi mes en verano que no me lo quita nadie. Llevo más de dos años en UK y aun así, cada vez que me voy hay drama; bueno, es más, los dramas son cada vez mayores porque lo curioso es que cuando me vine la primera vez casi no hubo drama!
    Empecé repitiéndole a mi madre aquello de "mira a Fulanita, que vive a hora y media de aquí en coche y vengo yo más findes que ella", y aquello otro de "es sólo hora y media de avión, así que me es mucho más fácil venir que si viviera en Cuenca!" para convencerla... Pero últimamente me lo repito a mí misma sin creérmelo de todo precisamente por esa sensación de perpetua exiliada de la que tú hablas y que tengo que sufrir todos los meses.

    Total, todo esto para decirte que creo que en mi vida he comido tanto jamón y tanto chorizo como desde que me vine a Londres, porque me mandan para aquí cantidades ingentes no sólo en mis maletas sino por correo de vez en cuando, y siempre hay en casa para cuando voy porque ya se sabe, aquí paso muchas ganas de esas cosas (si no me da tiempo!!!). Y como yo no puedo venir en coche como tú, me llenan las maletas de las cosas más inverosímiles (he llegado a traerme lechugas, huevos de casa y comida hecha por mi madre metida en tuppers), con suerte para Ryanair, que yo creo que juntando todo lo que he pagado de sobrepeso hasta la fecha, ya tiene el hijo del dueño pagada la carrera por lo menos en Harvard.

    ResponderEliminar
  47. 47 comentarios!! Joe no se si vas a llegar a leer el mio!! :P
    Yo soy de Argentina, así que el drama es mil veces mayor y solo una vez al año :(
    Pero todo lo que te puso tu madre en el coche me encanta!! No sé de donde eres, pero por lo del queso supongo que por el norte. Nosotros vivimos en Málaga, pero este año nos fuimos de vacaciones por el norte. Ahí nos quedamos en lo de la abuela de un amigo de mi marido, en Bermeo.
    Nos hinchamos de comer!!! Nos llenó la nevera, y sólo nos quedábamos 4 días!! Y a la vuelta, como no, llevábamos el coche lleno de cosas, para que "no tuvieramos que gastar". Algunas latas de conservas todavía andan por casa!! Pero que rico el membrillo con queso!! Lo probamos en una sidrería y flipamos. Total, que lo pasamos chachi. Me planteé seriamente irme a vivir al norte, pero por el frío que hacía en pleno julio, decidí quedarme en Málaga, que el tiempo es el mejor jaja.
    Besos enormes, y que te sienten bien las chistorras 8 veces campeonas!!
    Anabella

    ResponderEliminar
  48. Jajaja he tenido un pequeño deja vi de todos los veranos, nosotros también dejamos las huertas y las tiendas del embutido de campeonato vacios, allí en Sanabria, seamos sinceros en Madrid hay de todo...pero como el sabor de la comida de los pueblos no. Nosotras hacemos tetris todos los años, porque todos los vecinos nos regalan alimentos de sus huertos, y yo creo que no tienen medida alguna porque somos dos personas y lo que nos dan nos dura todo el año. (si, también tenemos dos neveras)

    Tu gatito y el coche son una monada monísima!! Un saludito.

    ResponderEliminar
  49. En mi casa habría que añadir el ciclo de la vida del producto "gourmet". Mi madre lo compra en Madrid, se lo lleva a mi pueblo, yo voy a mi pueblo, lo rescato de la despensa, y lo devuelvo a su lugar de origen.
    (últimamente no se queja mucho así que sospecho que mi madre tiene una despensa B, tendré que investigar...)

    Genial tu entrada... de 10.

    ResponderEliminar
  50. Qué grande! Supongo que no te consolará nada pero mi mamá monta los mismos números gastronómicos ¡todas las semanas! y eso que vivimos sólo a 80 kms de distancia...

    Carlitos es un pocholo, no hay nada que me guste más en el mundo que los gatos :-) ¿me dejas que te de un consejo?: dos gatos son mejor que uno ;-)

    Un beso preciosa y feliz 2012 para toda la familia de drama mamá.

    ResponderEliminar
  51. Fantástica entrada, como siempre, a mí tb. se me han saltado las lágrimas al mismo tiempo que a ti. Y a mí no me gustaban los gatos hasta que encontré a Tina, una gata negra famélica, que es mi peluche cuando me tumbo en el sofá.

    ResponderEliminar
  52. Dios mío, que no choquemos tú y yo en la carretera que montamos un carrefour gourmet en plena autovia. ¿será que todas las madres son iguales?, que yo me vengo a Madrid hasta con patatas, y yo le digo, ¡Pero mamá, que venden patatas en Madrid!, y lo peor, que tiene razón, no como las del pueblo.

    ResponderEliminar
  53. Vivo en Barcelona, mi madre en Madrid (no hay excusa de pueblo que valga)
    Después de Navidad me traje:
    - Polvorones
    - Manteca negra extremeña casera - una especie de paté casero que hace ella-
    - Jamón
    - Lomo embuchado
    - Chorizo
    - Salchichón
    - Albóndigas
    - Una tortilla de patata
    - Lechuga
    - Hígado empanado!!!
    + los regalos, mas ropa que me había dejado la vez anterior y que me devolvía ("para que te vistas con algo bien planchado")


    Por cierto, volvía en tren....

    ResponderEliminar
  54. Carlitos es igualito que mi gata. Qué guapos son
    los dos!

    ResponderEliminar
  55. ay por dios!!! a mí me hace igual mi madre!! yo voy en avión y voy 1 vez al mes no cada 15días pero siempre me compra un pan pq el de Barcelona dice que es cartón, pimientos comprados del mercado del pueblo, tomates para restregar pan, naranjas del campo de mis padres, queso, barras de chocolate Nestle (???) Una vez casi me hernié levantando la maleta y resultó que además de todas mis cosas llevaba 3 kilos de naranja de zumo, una cajita con tomatitos de restregar, un pan de 2kilos y media pieza de queso... y eso que yo voy en avión y pensaba no facturar maleta jajajja

    ResponderEliminar
  56. Ha sido leer tu nuevo post, y entrarme un hambre tremenda... creo que hoy cenaré pronto.

    Por cierto, mi madre me hace lo mismo, y eso que vivo a apenas cinco calles de su casa... En fin... madres.

    ResponderEliminar
  57. Yo leo todos los comentarios, sean 3 o 1000, bueno mil nunca han sido pero llegarán ;)
    Pero depende del día no me da tiempo a responderos a todos aunque me encantaría!!!!
    Oye, y cuanto exiliado hay? y chistorras campeonas???!!!!
    besos a todos y gracias, es la leche entrar y ver tantos comentarios y tanta gente con nostalgia.

    ResponderEliminar
  58. Me he partido de la risa con lo del Actimel... esa escena la he vivido yo también. Mi madre hace exactamente lo mismo, pero en vez de cada 15 días, cada domingo, y yo no tengo coche... ni estómago para comerme todo lo que ella me da.

    Un besito y muchos ánimos!!!

    ResponderEliminar
  59. jjajajajajjajaj mi madres es igual, solo que yo la veo todas las semanas!!! y todas las semanas vuelvo como una exiliada si! su mejor frase es: toma llevate esto si total aqui no nos lo comemos... coño! pues no compres!

    ResponderEliminar
  60. Yo el membrillo de Donezar no lo he probado pero las pastas de canela y las tortas de txantxigorri sí, buenísisímas!!

    Mi hermana vive en Madrid y cada vez que se vuelve de Pamplona mi madre siempre, siempre, siempre, le encasqueta un par de quesos campeones pá ella y pá los consuegros (más cualquier otro resto de serie que tenga por ahí) y ella sí que va en tren!! :P

    ResponderEliminar
  61. oye, nena, tú si que has tenido que ser buena, vaya cantidad de regalos te han caido... disfrutalos.
    en cuanto al post, genial, genial, genial....... otra vez, mil gracias por alegrarnos un poquito la vida. probaré el membrillo de donezar, me ha entrado curiosidad. buen día

    ResponderEliminar
  62. ¡Feliz Año! El post es genial, divertido, entrañable y nostálgico a la vez...qué bueno lo de la chistorra y el queso campeones!!! Mi madre también es así, y fíjate que vivimos en la misma ciudad, cada vez que voy a su casa o viene a la mía me trae algo, que si unas mandarinas y naranjas del huerto de no sé quién...pa'l constipado, que si unas berenjemas y alcachofas pa que comamos verdura...en fin...que parece que no haya tiendas en mi barrio...
    Muchos besitos y ánimo.

    ResponderEliminar
  63. A mí me gusta tu madre! Vaya que me puede adoptar si no tiene bastante con la nena y su hermana.

    Genial como siempre. Feliz año. Éste sí que va a ser bueno, seguro.

    ResponderEliminar
  64. Me veo totalmente identificada... vivo en Madrid y voy prácticamente todos los fines de semana a casa, vamos, que también tengo la sensación de que en Madrid no hay comida "de verdad" y vengo cargada!
    Me encanta tu blog, enhorabuena!

    ResponderEliminar
  65. Y yo que no le puedo meter en la maleta muchas cosas a mi hija porque claro como cobran el equipaje de más y ella no quiere que se lo paguemos, se queda sin las delicias de la tierra: mojo picón y suave, almagrote, quesos de las distintas islas, etc. Eso sí que no le falte su caja de ambrosías.
    Y el gato ¿pero por qué les da por tener un gato? que se sube a todos lados y llena la casa de pelo.

    ResponderEliminar
  66. Las madres son así, pero la tuya es lo más abastecedor que he visto en mi vida :P ¿Se dejó ella algo en la despensa?

    La foto del gato es chula chula.

    ResponderEliminar
  67. Sí, a veces llorar es contagioso.

    Muy chula la foto del gatito, por cierto.

    ResponderEliminar
  68. Que suerte que vas en coche! Yo voy en avión, facturo dos maletas (mas no puedo llevar por esos pasillos eternos del aeropuerto...) y la maleta de mano a reventar... Y por mas que explico que cada maleta no puede llevar mas de 20 kilos y a la de mano le ha de cerrar la cremallera... cada vez tengo problemas para meter todo lo que tendría que llevarme... Jamoncito, queso, chistorra, longaniza, el membrillo de mi abuela, lentejas, alubias,... pero aunque maldigo y me quejo en el momento de hacer la maleta y al arrastrarla y cuando llego a mi casa al otro lado del mar con dolor de espalda... a mi también me gusta llevarme todas esas cosas que me recuerdan a mi mami...

    En otro orden de cosas a mi también se me hace la Navidad demasiado larga, tengo una propuesta, yo creo que tendría que ser como los Juegos Olimpicos, cada 4 anuos, si alguien secunda ....

    ResponderEliminar
  69. Me ha encantado la descripción! Mi madre, como no cocina, siempre que voy a verla me compra carne de ternera navarra de la buena y me la da en paqueticos congelados. Hace años, cuando me fui de Erasmus, siempre que iba a casa un fin de semana me volvía con chistorras y jamón rico del Horno Artesano. No hay visita a casa sin comida a la vuelta, en un formato o en otro. Las madres lo llevan en la sangre, y en el norte además es que no perdonan. Más majas!! Me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  70. Definitivamente tu madre es la MADRE DE ESPAÑA, jajaja. La mía es igual, vivo en madrid pero soy de un pueblo de Extremadura, cuando llego a mi casa tengo que llamar a mi novio para que me ayude con las innumerables bolsas que me manda mi madre. No hay peor disgusto para ella que el llegar el viernes a su casa y decirla que se me ha olvidado la bolsa de los congelados en Madrid. Eso si, tengo una alimentación variada y de madre, como si tuviese 10, porque me controla lo que he comido cada día por teléfono.
    bss wapa

    ResponderEliminar
  71. Hola,ante todo ¡Féliz Año!,como siempre geniales tus comentarios,hacía ya un tiempo que no controlaba tus nuevas entradas y cuando he descubierto que ya habia una nueva,es como si me hubieran hecho un regalo de lo que lo he disfrutado,con razón tienes ya 71 comentarios,bueno ahora 72 jeje,y seguro q llegas a los 100,tpo al tpo.Bueno no me enrollo más,solo decirte que vivan las madres que se preocupan por que sus hijos coman sano y vivan también los productos naturales y campeones.Nota:gatos forever ;)

    ResponderEliminar
  72. Ainss me imagino el olorcillo de tu coche!! que envidia..sana por supuesto, yo no se en Madrid...pero aqui chistorras..no tenemos y membrillo...y pollo encebollao pues como que tampoco...eso si salchichas tenemos muuuchas..
    un beso y feliz año!!

    ResponderEliminar
  73. yo vivo lo mismo con mi madre cada 15 días...el matiz es que mi madre vive a 15 kilómetros de mi casa!!!

    silvia

    ResponderEliminar
  74. Temblando me has dejado... yo soy familia de los de confitería donezar!

    ResponderEliminar
  75. Me encanta tu blog. Creo que es el único que me hace tanto reír como que se me salten las lagrimas. Escribes de lujo. Un beso

    ResponderEliminar
  76. Je je, me recuerda a mis suegros. Seguro que si fueras en dirección a Paris y te parase la Guardia Civil, pensarían que eres contrabandista, con toda esa mercancía. ;)

    ResponderEliminar
  77. Mmmmmm... ¡Por Dios! Si es que lees esto, y aunque tengas la tripa llena se te abre el apetito. Un abrazo para ti y otro para esa madre tan genial.

    ResponderEliminar
  78. Yo sí que le doy la razón a tu madre... igual estarán los tomates de la tierra que los del super... ahora que lo del caldo aneto, sí que es cierto que en Madrid también lo tienes. A mi me pasa como a ti, como soy de Valencia, cada vez que voy, me vuelvo a Madrid con la compra hecha! aunque ya he decidido que solo me traigo lo que no puedo comprar aquí, como frutas y verduras de verdad o comida de mi madre, envasados y demás se compran aquí!

    ResponderEliminar
  79. Que GRAN post...
    Lo que me he reído y cómo me he sentido identificado en algunos casos...
    Mi suegro es de un pueblo de Jaén (Villacarrillo), y cada vez que vamos a ver a sus primos la frase más repetida es "come hijo, come!!!" como si lo fueran a prohibir mañana, o como si Elche (donde vivimos) sufriera un apocalipsis post-nuclear.

    Enhorabuena por el post y por el blog.

    www.diariodeuncacahuete.com

    ResponderEliminar
  80. Después de mucho seguirte y leer esta entrada, creo entrever que tu madre es de Pamplona ¿no?

    ResponderEliminar
  81. gloria...será porque es la misma historia cuándo vamos a casa de mi novio, que nos quiere llenar un trailer. Lo que más me gusta es cuándo dice, "hija, qué hacemos nosotros con tanta comida, si total,para el padre y mí..." (¿y nosotros cuántos somos,siete?)

    ResponderEliminar
  82. Pues yo antes le decía que no a todo, pero ahora, me he vuelto como Hilary del Príncipe de Bel Air y sólo me falta llevarme el Ariel! Arraso cada vez que voy a su casa... me doy un paseo por la despensa y me llevo todo como si me preparase para un ataque nuclear! Lo peor es luego escuchar a mi bundle pack en el coche... que si no hay supermercados en Madrid, que si parecemos gitanos, que si en Paracuellos también venden carne, etc. Como si luego él no se lo fuese a comer! Claro, como no hace la compra no entiende!
    Y lo que "presta" abrir ese arcón y encontrarme con los tesoros de mi SagriI: Esos frejolinos con jamón (porque en mi casa las judías verdes son fréjoles), las zancas de pollo (muslos de pollo en el argot de mi casa), o el pote asturiano, o los garbanzos con repollo... ummmm sólo con pensar en ello empiezo a salivar! Y eso que son las 9 de la mañana! Gracias, por el post. Me ha encantado! Y me ha dado mucha nostalgia! @cristinamitre @thebeautymail

    ResponderEliminar
  83. me da a mi, que yo voy a hacer como tu madre en esta. en mi nevera tengo: yogurt casero, mantequilla casera, leche de soja casera, queso casero, pan casero (en el horno), mejor no sigo. me doy un poco de miedo. ya me veo dándoles todo de la nevera y sin preservantes y productos ganadores a mis hijos jajaja muy bueno!!
    besos guapa!! y pronto hay que hacer esa cena caserísima.

    ResponderEliminar
  84. Pues mi madre no me manda nada,hace unas comidas riquísimos de domingo,con su frase mítica: las patatas fritas bien esculpidas no engordan,su vinito ,su flan casero y cuando me ha cebado bien suelta: estás demasiado gorda,no te cuidas nada,estar así te va a pasar factura....y remata: que ya tienes una edad y hay que cuidarse

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patatas escurridas....sólo engordan cuando ya me las he comido.....cuando me las hecha en el plato son sanisimas

      Eliminar
  85. Ojalá que se te cumpla del deseo de que la abuela drama siga cocinando para sus nietos. Mis hijos adoran la comida española por mi madre y me piden por favor que les haga paella -a mí que no me gusta cocina y que aprendí a hacer tortilla de patata y lentejas en ataques de morriña- aunque sea "parecida" a la de su abuela Paqui.

    ResponderEliminar
  86. Jajaja me encantan tus comentarios! Y lo de vete en tren, q te lo pago yo! Jajaja enhorabuena por el blog.
    Otra pamplonesa

    ResponderEliminar
  87. Me pasa lo mismo, y vivo en Zizur!!!!
    No me da tempo a leer todos los post, pero son magníficos.
    Menos mal que siempre nos cuenta Silvia algo divertido que os pasa, para estar al día ya sabes.

    ResponderEliminar
  88. La semana pasada compré tu libro y estoy completamente enganchada a ti y tus circunstancias. No sabría decir cuál me parece mejor pero este es de mis favoritos. Cada mes y pico voy a ver a mis padres y salvando las denominaciones de origen en que nos movemos tu coche y el mío son clavados, así como los consejos y percepciones. En este punto mi no drama papá se pone de parte de mi madre y baste decir que menos mal que no hay que pasar aduanas entre comunidades, porque como hubiera que declarar...

    ResponderEliminar
  89. Me estoy leyendo tu libro, y como me lo estoy leyendo en versión ebook sólo he visto la portada, con lo cual conocía tu nombre (y por el apellido podía suponer la zona de la que provienes) y nada más. Tampoco había entrado en tu web hasta hoy, que he llegado al capítulo 95 y debo decirte: ¡que yo también soy de Pamplona y mi madre también me mete dos o tres txistorras campeonas cada vez que voy a casa! Vivo en Barcelona, y aquí tampoco hay tiendas ni supermercados, por si alguna vez vienes, para que traigas la txistorra bajo el brazo... Evidentemente, la txistorra va acompañada del queso idiazabal y del membrillo, pero mi drama-amatxo lo hace ella, con los membrillos que le dan las monjitas y los vecinos del barrio en el que trabaja como enfermera. Y no sé cómo decirle que a mí no me gusta tanto el dulce de membrillo y que gracias a Dios a mi suegra le encanta. Que sepas, que hasta me he puesto a llorar como una tonta cuando leía hoy este capítulo, en medio del tren.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...