martes, 19 de junio de 2012

102. No ofendas a nadie, nena

Solo Stocks
Mira que habré oído veces esta frase a lo largo de mi vida. Que no es que yo sea de ofender, vamos, que ni si quiera he estado medio cerca de que nadie me parta la cara por faltarle, pero a mi madre le horrorizaba que pudiera decir cualquier barbaridad. Pues imaginaros ahora que mis barbaridades han tenido cobertura nacional.

Cuándo utiliza mi madre el consejo:

Cada vez que le digo que tengo una entrevista empieza:

- Y tú no ofendas a nadie. Con respeto siempre, que hablar es muy fácil y luego remediarlo muy complicado. Así que mejor, no hables mucho. Ay ¡por dios! Y dices que sales en el programa de Ana Rosa… ¡Pero si eso lo dan en todos lados! Por favor, nena, no hables mucho, que hablen ellos. Tú sonríe, que una sonrisa siempre es resultona. Y calladica, aunque parezcas tonta. Mejor eso, que hablar de más. ¡Ay! A ver si esto se termina pronto que yo estoy negra.

Por eso tengo esa cara de panoli, en realidad, estoy tratando de no faltar. En realidad no soy nada simpática, es miedo a hablar de más, bueno y la colleja que me puedo llevar…

¿Pero de dónde viene todo este miedo de mi madre a que yo le ofenda a alguien?

Pues bueno, resulta que un día ¡uno! No dos, ¡solo uno! Cuando yo era pequeña, una inconsciente y cándida niña pequeña, vino un tío segundo a casa de visita con su mujer. Tenían un cochazo que yo no había visto en mi vida, con elevalunas eléctrico, que eso era magia en mi mente. Y tenía un ordenador de abordo, que sonaba muy moderno pero era como una pantalla de calculadora que decía la temperatura interior del coche. También tenía un móvil, que en realidad era tan grande que servía de apoya brazos. ¡Y sobre todo tenía aire acondicionado! Que eso era la magia total porque mi padre tenía un Dianséis azulón descuajeringado, y cuando me decían:

- Nena, pon el aire.

Pues la nena bajaba las ventanillas y sacaba de la bolsa del asiento dos abanicos. Lo hacía con ilusión porque era mi tarea en el coche. Lo malo es que duraba 5 minutos y el viaje a Benidorm unas 9 horas y media. Ya nos pareció el invento del siglo cuando sacaron unos miniventiladores a pilas, que podías llevarlos en el bolso. Teníamos cada uno el nuestro, y eso que no te despeinaban ni el flequillo, pero uno tenía como la ilusión del frescor, y en los 80, con eso nos bastaba. Bueno, por no mencionar lo divertido que era jugar a parar las hélices con el dedo. Divertido para nosotras porque mi madre vivía sin vivir en ella:

- ¡Vais a perder un dedo! ¡Estaos quietas ya! Que aún paramos en Teruel en urgencias, y eso de ir de tour por las urgencias no, nena, bastante tenemos con que en casa nos traten de tú.

- Pero mamá, si va muy flojito… Si se para al tocarlo.

- Hasta que no se pare y te arranque un dedo. Y a ver cómo te atas los cordones con 9 dedos.

- Pues me pones zapatillas de velcro que Martita tiene unas súper chulas…

- ¡Habrase visto la respondona! ¡Tú vas descalza como pierdas un dedo! ¿Me oyes? De peregrinación te mando a Roma descalza, por lista.

- ¿Roma está más lejos que Benidorm?

- Mucho más lejos.

- ¿Cómo cuanto?

- Como ir y volver 20 veces.

- ¿Y para Benidorm queda mucho?

- No empecemos ¿eh? Acabamos de salir. No empecemos que tenemos todavía 9 horas de viaje y como me canses te dejo en el arcén y que te recojan los del circo. Así podrás meter los dedos en todos los ventiladores que quieras.

Y en aquel Dianseis, que descubrí hace poco que en realidad se llamaba Diane 6, íbamos a Benidorm. Nosotros cuatro y mis dos primas, en un estudiado sistema de aprovechamiento del espacio, que incluía una niña durmiendo en el suelo. Me gustaría ver a Calatrava metiendo todo lo que nosotros metíamos en aquel coche. Tampoco era tan peligroso porque no debía pasar de 40 por hora. Y ahora somos unas sufridoras que nos metes en un vuelo a China, y ni lo notamos. Echamos de menos el bocata de tortilla de patata a medio camino, eso sí. Y la meada cronometrada en El Milagro de Teruel. En un vuelo a China puedes mear al gusto, ¡eso es un lujo!

El caso es que vino ese tío segundo de visita a casa y me empezó a chulear de coche al ver como mis ojos hacían chiribitas (esta palabra tengo que usarla más: chiribitas!): “Que si mi coche tiene cierre centralizado y en el de tu padre no funcionan dos puertas, que si mi coche tiene asientos de cuero y el de tu padre fundas de pelotillas de madera, que si el mío es descapotable y el de tu padre no, que si el mío coge 120 y de tu padre ni empujándolo con un tráiler”. Total, que se me ve que me estaba tocando las narices con tanto chulear y sobre todo, con tanto desprestigiar a mi padre, que le miré, miré el coche, miré a mi padre y le dije con mucha dignidad y aún más condescendencia:

- Pues sí, pero mi padre es bastante más alto que tú. Y eso es para siempre, no como el coche. – y sonreí con una de esas sonrisas que mi madre dice que son tan resultonas, aunque en aquel momento no se lo parecieron. ¿Qué cosas no?

Risitas nerviosas de adultos, algún pisotón, pellizquitos disimulados… Porque este tío segundo era muy bajito, muy muy bajito, y, por supuesto, no lo llevaba bien.

Excepciones para utilizarlo con mis posibles futuros hijos:

Pues hombre, está claro que no es cuestión de ofender, pero como alguien nos chulee por nuestro Civic golpeado, al que no le funciona el cierre centralizado, hijos míos, ¡a dar donde más duele! Que al menos tenemos aire acondicionado.

PD. Señores y señoras de Bilbao, gente maja, estaré este viernes 22 de junio en la Casa del Libro en Alameda de Urquijo número 9,  desde las 18.00 hasta las 19.30 firmando mi libro. Estaré muy muy sonriente, por si se animan a pasar y prometo no faltar a nadie. Palabra mamá.

80 comentarios:

  1. Bueno, al fin al cabo creo que dijiste lo que los adultos pensaban ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Amaya, tu libro se vende en tiendas físicas? No lo encuentro!
    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo que pasa que se habían agotado en todos lados. Ahora no deberías tener problemas en cualquier librería, lo mejor es que lo encargues.

      Eliminar
  3. jajaja larga vida a tu señora madreeee!!! no dejes de escribir nunca!!!!!! XDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo intento, pero últimamente no tengo tiempo, y me tiro como dos semanas para un post... Un desastre!

      Eliminar
  4. Muero de risa ¡eras una niña genial! sin duda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no sé yo si mi tío segundo el bajito pensará lo mismo...

      Eliminar
    2. seguramente ahora lo piensa si o si, ahora que tiene una sobrina segunda muy famosa XD

      Eliminar
  5. Ya se sabe... sólo los nenes (y las nenas) y los borrachos dicen lo que piensan...
    Que muy bien dicho, nena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad que durante años ese tío me ha recordado la frasecita cuando nos veíamos con mucho sentido del humor

      Eliminar
  6. Jajaja dios q viajes!!!!tambien le estuvo bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y ahora los niños llevan DVD independiente. Te imaginas?

      Eliminar
  7. Di que sí!!!
    Que los coches no son para siempre, jajajajajaja
    Me imagino que a tu padre sí le gustaría más que a tu madre la respuesta, no??

    ResponderEliminar
  8. Hola, nena, vengo a donarte click. He cliqueado como cuatro veces porque una de las veces me ha salido la publi de debajo del post de esas escritas que son varias... yo me entiendo.

    Te lo tengo que decir, porque yo si dono algo,lo digo todo el rato. No soy de las generosas silenciosas. Además, quiero que el fenómeno YoClicko se extienda jajaja

    Lo de los asientos de pelotillas de madera... no tengo palabras de agradecimiento para ti por haberlos rescatado. Dios mio, qué tortura!!

    Si mi hija le suelta a algún tio segundo chulito lo que tú dijiste al tuyo, le regalo el helado de chocolate más grande de España y del extranjero. Orgullo de madre.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tu dona, dona. Te acuerdas de esos asientos? peores que la pulseras magnéticas! que tiempos!

      Eliminar
  9. Nena, yo no te quiero ofender, no me vaya a dar una colleja tu madre, pero... ¿no te has saltado el consejo 101? ¿O es: "Nunca escribas un libro con tu auténtico nombre" y yo no me he enterado? En cualquier caso, gracias por hacer un huequito para escribir que te echabamos mucho de menos.

    ResponderEliminar
  10. con razón se te ve en la tele tan "calladicaa" y taaaann sonriente...besoss

    ResponderEliminar
  11. Se merecía esa respuesta por chulear. Seguro que a tu padre le encantó.

    ResponderEliminar
  12. cuánto has tardado en escribir un nuevo post... yo ya te veía decorando tu casita de la playa y que nos ibas a abandonar...

    Marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. casa en la playa, vivo en las radios, la tele, y mi curro!!!!

      Eliminar
  13. "Hasta que no se pare y te arranque un dedo"

    Por los suelos estoy, nena, por los suelos. Cuántas veces participé en casi la misma conversación (excepto lo de Teruel, el nombre de Martita y lo de Roma: que en mi casa se decía "a Fernando Po" cuando se quería decir un sitio lejos). Los miniventiladores quedaron prohibidos para mi hermano y para mí por meter los dedos donde no se debía. Así que seguimos dándole al manubrio de la ventanilla del Citroen AX cada vez que íbamos para el pueblo en agosto. Casi ná.

    ¡Que vaya muy bien por Bilbao!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja en serio que tú y yo hemos tenido la misma infancia

      Eliminar
  14. Jajajaa, qué ilusión me ha hecho lo de El milagro, recuerdos de mi tierra natal!
    Si es que esos coches nos han hecho unos supervivientes, para ratos nos imaginábamos antes que cada crío tendría su pantalla de cine en el coche...

    Saludos,
    Almudena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te acuerdas de todos aquellos jamones colgados al lado de la carretera????

      Eliminar
  15. jajajajajajajaja, ese tío tuyo se lo tenía más que merecido por chulito.
    Qué recuerdos me has traido de los viajes de la infancia. Nosotros hicimos muchos en doscaballos, y tan agusto, oye.

    Muchos besos
    MATT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hombre agusto... Ahora con nostalgia pero menudas palizas!

      Eliminar
    2. jajajaja, el recuerdo es lo que tiene, que es selectivo. Porque efectivamente es IMPOSIBLE que fueramos agusto, pero te juro que lo recuerdo así, ¡¡como engaña la memoria nena!!

      Eliminar
  16. Estoy segura que tu padre... daba saltos (imaginarios) al oirte soltar esa lindeza.
    Felicidades por tantos exitos.

    ResponderEliminar
  17. Mi padre tenía un Seat 127, blanco con 3 puertas (1 el maletero) y una radio un poco especial, las cintas de cassette que metía en aquel monstruo radiofónico eran tamaño VHS, no miento, y no vendían de ese tamaño en ningún sitio (leáse por sitio gasolinera, mi padre no concebía comprarlas en otro lugar)) por lo que sólo teníamos TRES cintas:
    -Fernando Esteso cantando chistes (esto dañó para siempre-jamás mi mente y la de mis hermanas)
    -Mª Jesús y su acordeón (con la mala suerte que tras cuatro horas de viaje se nos rayó.
    -Un remix de canciones setenteras, por el que pagaría por volver a oír.
    Tanto las escuchamos en nuestros viajes de verano a Granada que cada vez que paso por Puerto Lumbreras canto el "El ajo cómo picaba-cómo picaba el ajo" de Esteso, y a la altura de Lorca tarareo "Pajaritos"....
    Lo del elevalunas ni eléctrico ni manual, eran un sueño o una utopía, las ventanas eran casi abatibles, por lo que moscardón que se colara, moscardón que se quedaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡LA CINTA DE FERNANDO ESTESO! Ay, Yolandica, me parto. Dios mío, yo creía que éramos los únicos. Pero nosotros teníamos más cintas, de Juanito Valderrama, Perlita de Huelva y El Fary para acompañar a Esteso y a la cinta de remix de guateque guiri (Born to be alive, Ring my bell, Staying Alive... lo que vienen siendo temazos clásicos horteras de toda la vida). Por supuesto, las cintas en gasolineras, vamos, hombre, cómo no.

      Eliminar
    2. Nosotros en nuestros viajes a Granada escuchábamos una y otra vez...BORDON 4 y CHIQUETETE, todavía mi hermano y yo nos arrancámos con el...Aprende a soñar, aprende a sonar, que la vida es sueño si se sabe amar! jajaja tremendo!!

      Eliminar
  18. A mí me gusta porque con cada post tuyo, aparte de echarme unas risas, ¡revivo mi infancia!

    ResponderEliminar
  19. jajajaj lo que me he reido con los ventiladores esos!! jaja yo tenia uno rojo y era lo mas de lo mas!!! Y lo del aprovechamiento del espacio del coche no puedes llevar mas razon jaja madremia nosotros nos metiamos todos los primos juntos!!! Vaya desastre!! Tu tio se lo merecia, vaya que si!!! Y tu libro es de diez que ya me lo he terminado :) Esperando estoy la segunda parte.

    ResponderEliminar
  20. es buenísimo jajaja,mi abuela siempre decía el que calla no ofende así que tu mejor no digas nada

    ResponderEliminar
  21. Jajajaja, si es que calladitas estamos más guapas, ¿no? Eso dice la mía...
    Pues el viaje parecidito pero de Vigo a Ponferrada, con esas curvas y un seiscientos, ni más ni menos y parando para que mi hermano "renovase" jugos gástricos...la biodramina, los ducados de papá...pufff y ahora ni más ni menos que DVDs individuales....

    ResponderEliminar
  22. jajaja, lo que no sé es cómo ha asumido tu madre tantos cambios en tan poco tiempo...jejeje es normal que quiere que todo se acabe.

    Mi madre siempre me recordará, que siendo yo pequeña iba por la calle y a una mujer que padecía enanismo y que tenía muyyy muyyy mala leche... grité yo: MIRA MAMÁAAA, UNA MUÑECAAAA

    Desconozco los sucesos posteriores (ese tipo de recuerdos se borran) pero mi madre cada vez que viene alguien a mi casa con alguna "tara" (cojera, muuletas, hemiplejia... lo que sea... ) me dice: no le vayas a decir nada, como lo de la muñeca eh???

    Mmmm madre... tenía 6 años, por favor... Ahora tengo casi 25, soy fisioterapeuta y aspirante a médico.. jejejejeje como diga algo, arruino mi carreraaaaaaa.

    En fin... sonreiré por si acaso...jaja

    ResponderEliminar
  23. Amaya, qué alegría por el nuevo post... A por otros 100, que aquí seguimos esperándolos...
    Un verano a mis padres se les ocurrió llevarnos a Estepona (Málaga) desde Luarca (Asturias)... Tres niñas (dos de mis hermanas y yo (la pequeña aún no había nacido)), en los asientos trasteros, peleando y tirándose del pelo... No habíamos llegado a Oviedo cuando preguntamos: "¿Papá cuando llegamos? ¿Falta mucho?"... Creo que en ese momento valoró muy seriamente el cancelar las vacaciones...
    Cova.

    ResponderEliminar
  24. Ay Amaya,cuanto tpo.....,si eso de ser unas fans pesadas que no se dan cuenta de q además del blog también tienes la firma de libros,y las entrevistas y claro está una vida...,pero nena sintiéndolo mucho eso también entra en el pack:-P Me lo he pasado muy bién con tu entrada,q de recuerdos de los viajes en coche y las cintas de cassette,uy que viejuna me siento...

    ResponderEliminar
  25. En mi familia en lugar de Benidorm era Andalucía: todos los años en Semana Santa nos tirábamos un viaje de 12 horas en el coche (desde Pamplona), con la cinta del "Raíces" de Julio Iglesias sonando todo el tiempo. La parada técnica era en el Área 103, que de pequeña me parecía un sitio feísimo hasta que conocí Alfajarín, la cumbre del horror de la carretera. Y teníamos que ir mis dos hermanas, mis padres, mi abuelo y yo, en un tetris increíble en el que a mí, por ser la pequeña, me tocaba siempre ir al suelo en cuanto veíamos el menor atisbo de Guardia Civil... lo único bueno es que el coche de mi padre sí que tenía aire acondicionado, así que pese a los apreturas, los piques fraternales (recuerdo un viaje en el que le pegué un chicle a mi hermana mediana en el pelo y fui tratada durante un par de meses como si hubiera invocado al demonio), Julio Iglesias, el incansable "veo-veo", los "¿falta muchoooo?" y los más de mil kilómetros, los viajes eran más o menos apacibles.

    Hasta que, un año, a la altura de Soria mis hermanas y yo empezamos a notar un olor raro... mi madre nos decía que nos calláramos, que seguramente sería algún desagüe (siguió insistiendo en ello a pesar de que a la entrada de Madrid seguíamos notando el olor; creo que desde entonces cogí bastante manía a Soria, pensando que allí sería normal que apestara a huevos podridos por la calle), que dejáramos de ser raritas y que estábamos poniendo nervioso a mi padre y no hay que molestar nunca al conductor (consecuencia: pánico a que me hablen mientras voy conduciendo). Cuando mi abuelo de 90 años también empezó a notar el olor y ya hacía tiempo que habíamos dejado atrás Soria, no le quedó más remedio a mi madre que admitir que bueno, es verdad, igual no nos lo estábamos imaginando y puede que no fuera un desagüe. Pero prohibido abrir las ventanillas, que vamos con el aire acondicionado y fuera estamos a 40 grados.

    Terminamos parando en un taller mecánico de Madrid, en el que le dijeron a mi padre que una pieza del coche estaba mal y estaba soltando un montón de gases tóxicos por el aire acondicionado, y que un par de horas más de viaje y habríamos terminado los seis en el hospital o en la cuneta.

    Así que nena, ya puedes estar orgullosa de tus ventiladores de pilas, que por lo menos no te envenenaban ni te hacen tener una cierta reticencia a encender el aire acondicionado aunque puedas freír un huevo en el salpicadero del coche.

    PD: Un placer conoceros el otro día a ti y a tu madre! A la mía le encantó el libro, por cierto. No para de decirme que ella no es así, que fue justo lo que me dijo la tuya, así que imagínate, son clavadicas...

    ResponderEliminar
  26. Me encanta tu entrada...gracias por no olvidarte del blog y seguir poniendo anécdotas...
    Por cierto, ya conseguí tu libro (3ª ed ya???...me alegro mucho) después de ir a tres librerías, lo encontré en el corte inglés..

    Si vienes por Galicia a firmar avisa y voy que me hace mucha ilusión.

    ResponderEliminar
  27. JAJAJAJ, tampoco dijiste nada que no fuera verdad! seguro que tu tio segundo se lo piensa dos veces antes de chulear jajajaja.

    ResponderEliminar
  28. Muy buena respuesta!! Si la medito no me saldría mejor!! jajaja!! A la gente de ese estilo le viene genial que de vez en cuando le bajen de la parra.

    Por cierto, estaba yo pensando queeeeeeeeeeee....... ¿No podrías hablar con los de Planeta para que vendan el libro en Eroski? Es que chica, soy madre de una niña de 2 años y las librerías las piso lo justo, pero el Eroski pues bastante. Y siempre que la niña me deja y voy con tiempo me paseo por el estante de los libros, a ver si veo el tuyo. Y nada!!!!!! Y fíjate que está desde el de la Sartorius hasta el del último premio Nobel pero nada, que el tuyo no está!! Nopué ser ehhhhhhh???? Que se lo quiero regalar a mi madre (después de habérmelo leído yo, claro, jeje).

    Un abrazote y que lo pases bien en Bilbao!! Estuve el finde pasado y este no me toca, katxis, que rabia!!!!

    ResponderEliminar
  29. Jajaja, le diste donde más dolía!! se lo tenía merecido :)

    ResponderEliminar
  30. Jajaja Madre Mía lo que me he reído. Sí Nena sí, lástima que cuando crecemos perdemos esa sinceridad. También es cierto que al ser pequeños, nos ríen la gracia, pero cuando eres adulto igual te llevas un sopapo, y sólo por constatar un hecho. Si era bajito, era bajito y punto.... Buenísimo!!!!

    ResponderEliminar
  31. No te imagino ofendiendo a nadie, nena, en serio...el tío segundo se lo merecía por restregar y fanfarronear. Aí que recuerdos con eso del coche, nosotros teníamos un seat 850, que era un poco más grande que un 600, pero sólo un poco, y ahí ibamos los cinco de familia y la abuela, a veces algún amigo, mesa, sillas, comida y juguetes, una barca inchable y sabe díos que más...realmente ibamos aquí alado, pero parecía muy muy lejos.

    Creo que la diferencia entre ofender y lo que tú hiciste de niña es el tema de la justicia y el límite humano, que en los niños suele ser pequeñiiiitooooo.
    Viví mi niñez en un barrio, mi manzana tenía, bueno tiene, un patio con jardín, que justo cuando yo tenía la tierna edad de correr, saltar y brincar, decidieron arreglar, poner césped, árboles, jardineras. Eso para un crío es demasiada probocación, yo, y algún arriesgado compañero, corriamos por el césped "recién plantado", cogiamos terrones de tierra de las jardineras y haciamos guerras, pintabamos las aceras, en fin, eramos niños y como tales jugabamos. Pues había dos o tres vecinos de la parte de atrás, la que da para el jardín común que nos tenían fritos "Eeeee tú, no toques ahí" "Chaval, no pises la hierba que está recien plantada", cada vez que nos veían por el patio salían al valcón a inspeccionar nuestros movimientos.
    Un día estaba yo en la jardinera central con los mayores del barrio (debía tener como 7 ó 8 años) estabamos charlando, y jugando con los terrones de tierra (inevitable) Uno de esos viej... señores salío al valcón y me gritó: "Chaval que pintas ahí?"
    -Un cuadro de Velázquez- Le respondí sin inmutarme.
    Las carcajadas de los jovenes que me rodeaban fueron sonadas, tanto que el señor se metió para casa sin decir ni esta boca es mía.
    Esta historia del cuadro de Velázquez aún a día de hoy me la recuerdan mis hermanos mayores que estaban presentes.

    Por suerte mi drama mamá siempre nos defendió de puertas afuera, y si escuchaba a alguien abroncándonos salía a la ventana y les replicaba: Son niños, que quiere que los ate en casa?, tendrán que jugar!

    ResponderEliminar
  32. Se nota que haces caso de los consejos de tu madre porque ayer vi una entrevista tuya (ayss no me acuerdo del canal, era un chico joven , creo que la 2..??), en fin que estabas como muy comedida, timidilla... eso pensé yo, y no, ahora descubro que estabas "acojonada por si ofendías a alguien" jajajja

    ResponderEliminar
  33. por favor, por favor, por favor, por favor, no crezcas mumca, yo ya soy una dramamama, y me encanta reconocerme en las cosa que cuentas, aunque para el resto del mundo sea un trauma.
    en casa tienes tres seguidoras fieles, de lo que se dice fieles de decir hasta aqui, mis dos hijas (27 Y 22 años) Y una servidora (53 años) que aparte de sentirse a esta altura de la vida hija sufridora, tambien se ubica como dramamama. No se si comprare tu libro o me lo regalaran (lo mas seguro que si, por si me lo puedes firmar en algun momento) pero siempre tendre todas las entregas de tu blog. un abrazo de los de Bilbao

    ResponderEliminar
  34. Yo no tenia cintas.. Tenia un padre aficionado a la geografia/historia que cada vez que pasabamos por cualquier punto interesante saltaba con ¿Este rio es afluente de...? ¿En este pueblo fue la batalla de...? Uno piensa que despues de 10000 viajes Madrid- Bilbao te acabarías aprendiendo que el rio Arlanza es es afluente del pisuerga, pero no, mi hermana y yo eramos incapaces... y las broncas de mi padre no paraban....
    (encontre tu libro en La casa del Libro de gran via en Madrid, habían traido unos cuantos... :) )

    ResponderEliminar
  35. Esas cintas q no tenían fin. No como las otras q había q darles la vuelta.
    Mis viajes eran en tren, si hace 45 años desde la mancha a Gerona. Tren repleto de inmigrantes q iban de Tarifa a Francia y solo recuerdo el olor y a mi hermana durmiendo en el maletero (la rejilla donde se ponía la maleta). A mi hermano en un hueco q había encima del pasillo y a mi encima de la maleta de madera puesta entre el asiento de mi padre y el de mi madre. Así toda la noche q duraba el viaje desde Madrid a Gerona y casi todo el día hasta llegar a Madrid desde mi pueblo.
    Si hay veces q dan ganas de asesinar a alguien. Yo recuerdo a mi hijo con unos 2 años cuando plantado delante y señalando a un cura con sotana me dijo ¿Que le pasa a ese señor q va vestido de señora y tantos tantos botones? No pude nada mas q cogerlo del brazo y tirar de el hacia el portal a la vez q decía ¡Niño señalar es de mala educación!.

    ResponderEliminar
  36. Te encontré gracias a Baballa, me enganche y me compre tu libro (segunda edicion, :-( ) en la feria de Pamplona y veo que nos vas a seguir deleitando con mas risas.Gracias!

    ResponderEliminar
  37. Eres brillante Amaya...y después de haber estado hablando con tu madre, más gracia me hacéis aún las dos!!

    ResponderEliminar
  38. Esta claro que ese tio segundo tuyo estaba compensando algo con el coche jajaja
    Muy bueno, pues yo creo que en el fondo tu padre sintio una puntadita de satisfaccion y tu madre tambien (nunca lo aceptara claro) pero lo apostaria!

    Por que sera que a las madres les gusta sincronizar nuestras necesidades fisiologicas? pues mi madre no se contentaba solo con hacerlo en los largos viajes, no, lo hacia todo el tiempo, ya fueramos de viaje, en casa o en casa de mis tios o amigos de mi madre, recuerdo cuando le decia a mi hermana: "Vamos al baño tienes que orinar" y mi hermana "No, ya orine" mi madre "Cuando??" mi hermana: "Ayer!" (tenia 4 años y confundia los tiempos verbales) y mi madre decia: "Bueno, pues te toca hoy" y mi hermana con cara de angustia se quejaba "Pero es que yo hice ayer mama!" (traduccion: yo lo hice ahorita). Era muy divertido, pero años despues mi hermana confiesa que esa pregunta (Cuando??) la sumia en un estado de desesperacion, ella sabia que lo estaba diciendo mal y cuando mi madre soltaba la temida pregunta: Cuando hiciste?? mi hermana solo respondia "Yo hice mami, yo hicee".

    Me encanta tu blog!

    Besos, Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. desde el lado de la dramamamá decirte que lo de las necesidades biológicas descontroladas suele ser pelín desesperante, a los peques siempre se les apetece en el peor momento o por lo menos a mi miniser... y lo del concepto tiempo, no sabes cómo os entiendo.
      S

      Eliminar
  39. Llego como diez mil años tarde a tu blog...Pero más vale tarde!
    Ya me he hecho fan, pero fijo que no lo has notado ;)
    Yo creo que era de justicia que pusieses al tío en su sitio, que con algunas cosas nose juega, hombre...Jajajaja!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  40. El problema de los ventiladores y las manos, acabo de ver un ventilador que no tiene aspas y lo primero que pensé: Estupendo para el que tenga niños.
    A ver si vienes por Las Palmas y avisas.

    ResponderEliminar
  41. Jajajajaja ¡buenísimo! Me imagino a la Dramamamá temblando, imaginando que le preguntas a Ana Rosa qué tal están sus nietos gemelos xD

    ResponderEliminar
  42. jooo que recuerdos!! Nosotros ibamos amplios, 4 personas en un seat 131, de Asturias a Murcia, 12 horitas de na. Eso si, bicicletas en la baca, el maletero hasta los topes, la nevera de camping entre las piernas... y chistes de Gila en el radiocasette!!! Jajaja, me se de memoria monólogos completos, un genio ese hombre, hacía que se nos pasaran las 12 horas en nada!. Todos los años haciamos las dos paradas técnicas en los mismo sitios, y todos los años mi padre se confundía de salida en la M-30. Y la peseta en un puño por la ventanilla cuando nos mareábamos.
    Del tema de no ofender... siempre me han dicho que cuando hablo sube el pan así que mejor no dino nada.

    Sigue así Amaya, tengo el libro encargado, cruzo los dedos que llegue pronto, o mejor aún, que te pases por Asturias tu misma con un buen cargamenteo de ellos.

    ResponderEliminar
  43. El tío segundo se lo tenía merecido, pero ya sabes nena, un día por accidente matas un gato y desde entonces te va conocer todo el mundo como "mata-gatos"de por vida.
    El post me recuerda los viajes de infancia en 127 sin aire condicionado, sin música y con ventanas que abrían en oscilo, la archiconocida "cuando llegamos" y el veo-veo. ¡qué recuerdos!
    Ahora en cambio me siento identificada con tu dramamamá, con DvD, música y cuando oigo el "cuando llegamos" nada más salir, me entran unas ganas irresistibles de dejarlo en la cuneta para que le recojan los del circo...
    Muy bueno,
    :D
    S

    ResponderEliminar
  44. Agggggg, nuestro amor es imposible.A Bilbao voy el lunes nena, el lunes.
    Nosotras íbamos en 600 Barcelona-Málaga 4 adultos, una niña y la bebé en el cuco, más el eqipaje.
    Mi hermana llora cada vez que tiene que ir a China en turista, será que la traumó.

    ResponderEliminar
  45. Ayyy, que me ha hecho mucha ilu conocerte esta tarde.

    Nosotros teníamos un 600, verde y amarillo que llamaban el starlux. Podíamos meternos como 4 adultos y 3 niños, con sillas y mesa de camping, bolsa nevera, trastos varios para comer, juguetes pa los niños.... vamos, a lo loco. Yo no me acuerdo demasiado, pero mi drama mamá me lo contó hace unos dias que hubo una exposición de coches 600 en Bilbao.
    ¡Vaya tela meter tantas cosas en esa miniatura de coche!

    ResponderEliminar
  46. Ayyyy los viajes!
    Nosotros bajámos a Granada con el Seat Ronda con Technotronic, sí sí, un chisme que te avisaba cuando estabas consumiendo más de lo debido, y el chisme empezaba : pip pip pip, al rato, pip pip pip, y así los primeros cien kilómetros, y cuando mi madre ya perdía la paciencia y comentaba: venga quita ya el cacharro que toca las narices... Mi padre que no que no, que ya que lo trae hay que sacarle provecho.
    Conclusión: Mamá que se "caga" en el tonotronic, el Ronda y lo que hay en los escritos...Para morirse de risa... jajajaja

    ResponderEliminar
  47. Jajaja muy bueno Amaya,como siempre..ese tio tuyo,pesado y chulito se lo tenia bien merecido...pero es verdad k las madres tenemos 1 afan xk nuestros hij@s no metan la pata ante loes extraños,visitas o gente con algun tipo de defecto fisico y avisamos con antelación de k no metan la pata o miramos con cara de:"te extrangulo como ofendas"...aunque más de 1 se merece algun k otro corte como tu tio segundo...

    Lo de los viajes es GENIAL!!!k recuerdos...nosotros cuando era peque no teniamos coche asi k las vacaciones ibamos en tren,ufff,k largo se hacia,bueno la verdad es k no haciamos más k arrancar el tren y mi hermano y yo ya estabamos con la cantinela de:cuando llegamos???creo k a mis padres les daban ganas de dejarnos en la siguiente estación..jeje..y k viajes,con señores k se quitaban los zapatos en el vagón(era de esos trenes con compartimentos)y te pasabas todo el viaje diciendo:k peste!!!y tu madre fulminandote con la mirada,sin contar cuando sacaban el bocadillo y era de algo k te parecia asqueroso...tremendo como encima tocaria alguien pesado k te agobiaba todo el viaje contandote su vida en verso...ufff

    Los trayectos cortos,de excursiones..etc ibamos en el coche de mi tio,un 600,donde nos metiamos 8!!!eramos 4 adultos y 4 niñ@s,los niños nos cojian las mamas en brazos y a mi hermano y 1 prima como eran los más peques cuando veian a la guardia civil habia 1 aviso de:"abajo los jamones"y los 2 más peques se escondian en los huecos de los pies...tenia su morbillo siendo pequeños eso de pensar en burlar a "la autoridad"jeje...X supuesto el coche llevaba de todo:sillas,mesas,sombrillas,neveras...vamos mil zarrios p pasar el dia,a la playa,la montaña..etc..

    Y lo mejor era en Junio TODOS los años al acabar el cole nos llevaban a pasar 1 dia al parque de atracciones de Bilbao,asi k viaje Donosti-Bilbao los 8 en el 600,apachurrados,asfixiados,cantando canciones de ABBA(bueno tarareando)o de lo k fuera...y jugando al veoveo...etc

    Luego ya cuando yo tenia 12 años mi padre compro coche y eso ya me parecia 1 lujazo,creo era un 127 viejo,eso si con los casettes de Perales y poco más para hacer casi 400 kmts..Ahora cuando mis hijos se quejan,aun llevando sus moviles,el dvd portatil e ir en una furgoneta yo si me planteo si dejarlos p k se los lleven los del circo...jeje..mala soy...

    Besos guapa,aunque tengo la suerte de tener tu libro me encanta seguirte en tu bloq,saca 1 ratito cuando puedas...
    Sonia

    ResponderEliminar
  48. Yo tengo 55 años y iba por el camino de "drama mama" pero por suerte cambié de dirección y quiero ser mamá sin dramas. Yo tengo un drama de madre , porque todo es negativo y claro imagínate cualquier cosa tenía consecuencias terribles. Cuando lees todo esto te ries porque no dejan de ser cosas absurdas pero que te aguan cualquier iniciativa que tengas.

    ResponderEliminar
  49. Los niños dicen siempre la verdad. De ahí el miedo de las madres. Yo me acuerdo haber dicho a una señora que me dio una galleta, después de que mi madre me empujara y dijera el "¿Qué se dice?", "¡¡Quiero más galletas!!".
    Gracias por tu libro. Lo tengo casi desde el principio y ya hasta lo he releído y, como drama mamá jubilada, me siento identificadísima con tu madre. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. Nosotros somos de Madrid, seis hermanos, y veraneábamos en la zona de Gandía. Mi madre, conociéndonos (comíamos como cosacos) preparaba dos bolsas grandes de playa llenas de comida: sandwiches, medias noches, bocatas, patatas, pipas... de todo. Íbamos todo el viaje masticando. De hecho, nos metían en el coche a las cinco de la mañana (para salir "con la fresquita") y mi hermana la mayor según se sentaba decía "Tengo hambre". Con nosotros no había problemas para hacernos comer. El problema era que lo dejáramos (nunca fuimos niños gorditos, más bien lo contrario). Mi madre tenía su propia técnica manipuladora: nos decía que los niños que comen de 3 a 5 se mueren, para que dejáramos las mandíbulas quietas al menos un par de horas....

    ResponderEliminar
  51. Enhorabuena por tu blog, tu libro... me encanta cómo cuentas las cosas! y ya tienes una nueva seguidora:)
    Saludos! ^^

    ResponderEliminar
  52. Por fin Amaya.....estaba harta ya de tanto libro tanto libro,hombre ya !!
    Aquí la mayoría de la gente quiere oír drama-consejos coño....

    ResponderEliminar
  53. Ahivalahostiaaaaa! Que se me ha pasao!!! Qué pena no haberte leído antes esta entrada ya que hubiese estado allí cono un clavo. En fín, muchos besos y enhorabuena!

    ResponderEliminar
  54. El sábado pasado pregunté por tu libro en la libreria Troa de Las Arenas en Getxo y nada, que no había. Que lo habían pedido y que les llegaría..... en Casadellibro.com también me decía que no lo tenían en stock y en Amazon que en 2-3 semanas lo tendrían.

    Que dificil es conseguirlo jamía!!! Que rabia.

    ResponderEliminar
  55. Eso no es faltar, eso es poner a la gente en su sitio. Faltaría más. Dicen que quien farda tanto de coche es porque quiere subsanar un problema de autoestima. Está claro cuál era el suyo... Jajaja. Un besote.

    ResponderEliminar
  56. Vale... me duele la cabeza de leer y de reírme... y de llorar de tanto reírme.
    Me he leído el blog entero, de principio a fin, de una sentá.
    Voy a hacerme con tu libro ya mismo, que ahora parece que me falta algo.
    Y voy a pasarle el link a mi madre para que entienda que no va a ninguna parte cuando dice "Yo soy la párroco de esta iglesia" o cuando le decías que algo no era justo y te respondía "ni los chepas".

    Suerte con todo.
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  57. Ayer acabé tu libro y hoy lo primero que he hecho ha sido buscar tu blog. Yo también soy bloggera aunque rollo cutre.. ya sabes ni carrera de periodismo ni nada de nada... nunca acabaré escribiendo un libro eso lo tengo claro. El caso es que me has aportado unos ratos buenísimos con tu lectura, me he partido de risa en algunos capítulos que hasta me salieron las lágrimas.
    Y he de decirte que yo tengo una drama mamá que juega en la misma liga que la tuya creemé.
    En estos casos lo mío era algo así como "nena si te preguntan contesta pero con educación y si no te preguntan no hables" todo a raíz de esto:
    Mi madre me llevaba a un pediatra que debía medir 1,45 cm aproximadamente, (el Dr. D. Angel), era un cascarrabias de cuidado y se ve que en una ocasión no me estaba quieta y me dio un pequeño azote. Cuando llegue a casa se lo conté a mi padre y dijo "ese medio metro te ha pegado?".... ni que contar en la siguiente visita que fue lo primero que le dije al doctor: Mi padre dice que eres un medio metro... " en mi defensa diré que estaba muy dolida por el azote... pero mi madre se puso azul y desde entonces me repitió la frasecita cada vez que hacíamos o recibíamos visitas.

    ResponderEliminar
  58. Tienes el blog prácticamente abandonado :(

    ResponderEliminar
  59. Acabo de terminar el libro!!!! es genial!!! cómo me he reido!!! Aunque a mi la mayoria de las frases la que me las decia y dice, es mi abuela, mi madre me tuvo muy jovencita y mi abuela se ah encargado de ser una "drama abuela".
    Llevo 7 años con mi novio y aún me dice que hable bien a mi suegra, que no la falte al respeto y que sea muy educada...a todo esto, tengo 28 años...creo queya tengo un poco de idea de como comportarme...pero en fin, es que si no no seria ella!!!!

    ResponderEliminar
  60. Muy entretenido tu post,creo que tu tio se merecia esa respuesta por ser jactancioso.Teresa J.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...