lunes, 24 de septiembre de 2012

104. Tiempo al tiempo, nena

Gomadrid
Cuando mi madre viene a Madrid, hacemos planes rollo Pitita Ridruejo. Como dos señoronas. Un día vamos a comer huevos a Lucio, otro al Real, un vistazo a la Casa de Sorolla, una merienda en Embassy, un paseo por el botánico… Pitita total.

Bueno, también tenemos el momento Belén Esteban, porque a mi madre un mercadillo le vuelve loca.  Tiene como una especie de radar para encontrar algo decente entre todos esos pingos. Yo, según ella, tengo el don  justamente opuesto, entro a Chanel y me compro un pingo.

Así que el domingo, sacamos la rubia que llevamos dentro y nos fuimos a un mercadillo en el que compramos dos kilos de cilantro a un euro. Que pensaréis: para qué quieres dos kilos de cilantro si a casi nadie le gusta. Pues porque estaba muy barato. Es así. Yo no lo sabía pero éste es suficiente motivo para comprar, igual de importante que necesitar algo, o ir utilizarlo después. Si es barato, lo compras. Que a mí me gusta el cilantro, pero ¿dos kilos? Porque vosotros sabéis que el cilantro casi no pesa ¿no? Os podéis imaginar el volumen de cilantro que poseo.

Así que ahora tengo dos kilos de cilantro muy barato en mi congelador, separados en bolsitas individuales (muy prácticas, eso sí) lo que hace que el cilantro ocupe un cajón y medio entero. La verdad es que tampoco pasa nada porque mi frigo es del tipo: balda, balda, salchichas, balda, una hoja de lechuga pocha, y medio limón. Que mi madre cada vez lo abre creo que muere un poco.

Pero era barato, y lo compramos.  El caso es que faltaban dos horas para nuestro siguiente plan Pitita: paseo por el Retiro con Maricristi y exposición temporal en el Prado, y pensé: vamos a arriesgarnos, vamos a hacer una locura, vamos a un Vips que tiene todas esas cositas absurdas que comprar y mirar.  El vips fue bien, incluso compramos un molde para hacer los huevos fritos con forma de corazón. Aunque mi madre no paró de repetir:
- ¡Qué precios, nena! ¡Qué precios! ¿Dices que esa cubitera vale 19 euros?
- Sí mamá, pero hace caras de Los Simpsons.
- Y para qué quieres tú la cara de nada en un hielo. ¿Y esto la gente lo compra?
- Pues me imagino mamá, nosotras hemos comprado el molde para huevos fritos con forma de corazón.
- ¡Me irás a comparar! Un huevo frito siempre tiene su encanto. Tú imagina las caras de tus primos cuando les ponga eso en el plato. Pero ¿un hielo? Uy y mira esta taza, ¡35 euros! Estamos locos, eso es lo que le pasa a España, que andamos entretenidos con tonterías que no valen para nada.

Pero el error vino justo después. Antes de nuestro siguiente plan Pitita, hicimos tiempo en un Starbucks, y el tiempo en los Starbucks es carísimo. Os resumo un poco la opinión general de mi madre, os la resumo porque no tengo horas para escribir todo lo que dijo allí sentada:

Sobre mi Frapuccino:
- ¿Y dices que esto es café? Jajaja, no me hagas reír, nena, no me hagas reír. Ni huele, ni sabe, ni parece café. No es café.  Es bastante fácil de entender. Ni siquiera parece un granizado de café. ¡Ya sé a qué se parece! ¿Sabes eso te que dan en los aviones que ellos llaman café pero no es café? Pues es esto mismo.

Sobre su zumo de mango:
- ¿Y dices que esto es zumo? Jajaja, qué sentido del humor tiene esta gente. He visto purés de patata de sobre más líquidos que esto. Por no hablar de lo del mango… Igual es que en Estados Unidos llaman mango a otra fruta… Debe ser eso.

Sobre mis cookies:
- ¿Qué esto es una galleta? Vamos, hombre, esto son las tortas españolas de toda la vida pero arenosas. Están como sequitas ¿no? Y para qué quiere la gente una galleta tan grande,  si ni quiera se puede mojar en la taza. Me parece un despropósito. Me das harina, azúcar y mantequilla, y les dejamos a la altura del betún en dos horas.

Sobre tener que llevarte tú misma las cosas a la mesa:
- Primero los selfservice, luego las gasolineras, luego te cobras tú misma en el súper, ¡y ahora las cafeterías! Que yo ya tengo un trabajo, vengo para que me atiendan, por eso pago, porque está claro que para tomar buen café no será. Luego que hay paro… Dentro de nada vamos a tener que quitarnos el apéndice a nosotros mismos. Tiempo al tiempo, nena.

Sobre la cuenta:
- Pero nena, ¿seguro que eso está bien? ¿18 euros por esto? Tú eres tonta, porque si no lo entiendo.  Que se están riendo de ti. ¿No lo ves? Ahora esta el dueño de este sitio riéndose en su mansión diciendo: ¡otra que ha caído! Yo aquí no vuelvo. Y que no me entere que vuelves tú.

Yo me  mantenía en silencio porque, la verdad, razón lleva pero es que el Frapuccino yo creo  que tiene el mismo ingrediente que los Risketos, tomas uno, y adicto para siempre. Una exclavitud.

Nos fuimos de allí mientras ella miraba al señor de seguridad con cara de “¿No le da vergüenza?”.  Y después del Prado,  paseando, acabamos en San Ginés, una chocolatería de toda la vida de Madrid y entonces sí:
- Esto es otra cosa nena, con estos churritos jugosos, y estos camareros vestidos de blanco. Pero mira qué chocolate: huele, sabe y parece chocolate. Así  de sencillo funciona la vida, que ya va siendo hora de que te enteres y tengas algo de personalidad. Que eres muy influenciable, que oyes llover y te meas. Yo no sé a quién has salido tú, porque vamos, con lo que nos gusta en casa un buen café, con ese olorcito que te despierta, y poder mojar las galletas.  ¿Y dices que esa cafetería la hay por todo el mundo? Pues no lo entiendo, de verdad que no lo entiendo.  El mundo se ha vuelto loco, va a llegar un momento en el que la gente ya no sepa que era el café de verdad, ni que el zumo es líquido, ni que el mango es mango, ni que hubo un tiempo en que había gente detrás de la barra que te daba los buenos días al entrar a la cafetería y te decía: ¿lo de siempre, señora? Porque yo para prepararme un café, pues me lo tomo en casa, que lo tengo bien rico. Aquí vengo a otra cosa.  El mundo se ha vuelto loco,  y vosotros ni siquiera os dais cuenta, pero un día os vais a dar, y entonces ya será tarde. Tiempo al tiempo, nena.

Y la nena entra en un estado de depresión que ya no sé si estamos hablando de Starbucks, de San Ginés, del café que sabe a café, o de que el mundo es una mierda y no hay salida. De verdad, que no lo sé.

83 comentarios:

  1. jajaja justo acabo de encontrar un chiste sobre el starbucks http://www.psicofxp.com/forums/humor.95/1149620-starbucks-solo-un-cafe.html

    y lo vuelvo a decir, jamaz entrare a uno de esos, vamos a boicotear los!!!

    que bueno leerte otra vez nena, ya se te extrañaba.
    un beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me cuesta mucho escribir, me imagino que porque ya llevo 3 años escribiendo de lo mismo.

      Eliminar
  2. la verdad es que a mi los Starbucks tampoco me gustan, por mucho que la gente diga que esta rico ... a mi todos los cafes ahi me saben igual y encima muy caros..... como tu madre dice... no sabe, no huele y no se ve como un cafe. lo unico que me gusta es la decoracion y el vaso de mediolitro de cafe con tapa de los que compras para llevarmelo a clase :p.
    Pero tu madre para variar un poco tiene razon, llegara un dia en el cual nos demos cuenta de todo lo que hemos perdido y entonces sera muy tarde ya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya sabía yo que en este post iba a ganar mi madre

      Eliminar
    2. Por goleada!!!! Boikota a los Starbucks!

      Eliminar
  3. Tu madre y yo opinamos lo mismo del Starbucks... eso sí, allí deben de meter drogaína en la comida porque aunque salga despotricando de lo caro que es todo pero no puedo evitar volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso es lo que me pasa a mí con el dichoso frapuccino!

      Eliminar
    2. Es que lo del frapuccino es total, había que hacer algo para intentar averiguar que narices le echan, porque no es normal..., y yo estoy contigo en este post, porque el café es café, y que no me lo toquen, pero un frapuccino de vez en cuando, eso son palabras mayores.

      Eliminar
  4. En lo del mercadillo tu madre me recuerda horrores a la mía... Cuando algo es barato, ella lo compra sin importar que a nadie en casa le vaya bien porque no tenemos esa talla, sino dos o tres más...
    Cuando necesite un poco de cilantro ya sé a qué puerta llamar :D :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tú llama, este cilantro me va a durar hasta la jubilación, y eso que mi jubilación va a llegar a los 70

      Eliminar
    2. Bueno, con este post, me pongo las botas, porque entre el frapuccino y el cilantro, que me falta hacerle un club de fans y siempre lo tengo que comer cuando preparo algo para mí sola, porque tengo comprobado que a nadie le gusta..., pues me siento algo más comprendida, no sé si agradecertelo a tí o a tu madre, aunque si compartes, mejor te lo agradezco a tí.

      Eliminar
  5. Qué grande es tu madre, más razón que un santo, no digo más.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¿Y tu madre no dijo nada sobre los precios de San Ginés? porque será una chocolatería de toda la vida pero se suben a la parra con los precios y para mi gusto tampoco es el mejor chocolate ni churros que he probado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oye pues dime tu chocolatería secreta, que si encima es más barata, a mi madre le va a gustar más

      Eliminar
    2. Ahhh qué emoción!! Les leo desde México, este verano estuvimos en Madrid y justo nos hospedamos a unos pasos de San Ginés, no conozco otras chocolaterías, pero San Ginés nos pareció maravillosoooo, los precios me parecieron decentes. En cuanto a Starbucks pues para nada soy fan, no me gusta y me parece muy caro. Una mexicana emocionada!!

      Eliminar
  7. He de reconocer, como chica de provincias que soy, que el frapuccino está bueno...pero donde se ponga un buen churro, a poder ser de porra (jolines qué fuerte me está quedando esto) mojadico en su chocolate, o en un buen café con leche que se quite lo demás…
    Un hurra por tu madre!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me va a costar un disgusto este post, todo el mundo va con mi madre...

      Eliminar
  8. Tu madre tiene toda la razón del mundo respecto a los Starbucks. Yo aquí me veo obligada a ir cuando quiero un café en la calle porque, tristemente, la mierda que venden ahí es lo que tiene un sabor que más recuerda al café (imagínate cómo será el aguachirri que te cascan en los demás sitios), pero no me gusta nada, nada, nada. Cómo me encantaría llevarme a tu madre de tour por mi guarromán y alrededores, SERÍA LA BOMBA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá... "Guarromán" es como llamo a los no-pueblos de los Estados Unidos. Esos sitios donde solamente hay bloques prefabricados con un macroparking, McDonalds y Walmart con acceso directo a la autovía y lo llaman "centro del pueblo". Observa: http://mortiziia.files.wordpress.com/2010/04/dsc01730.jpg

      Eliminar
    2. san dios! te imaginas la charleta si la metes ahí? saco para un segundo libro... Oye, me lo voy a pensar

      Eliminar
  9. Totalmente de acuerdo con tu madre, nena, dile que los que vivimos en Estados Unidos echamos de menos la cafetería de toda la vida, donde te ponen un cortado de un café de verdad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que sí, que tiene razón, ha quedado clarísimo, pero la duda es ¿que mierda lleva el frapuccino?

      Eliminar
    2. Carcasas de cochinilla machacada xD. No, no es coña. http://www.dailyfinance.com/2012/03/30/starbucks-bugs-strawberry-frappuccino-cochineal-extract-red-dye/

      Eliminar
    3. Me cago en la..., me acaban de fastidiar,(por no decir otra cosa), el frapuccino. No, si al final va a ser verdad que la ignorancia no es tan mala. Bueno, todavía me queda el cilantro...

      Eliminar
  10. tu madre tiene toda la razón, el Starbucks es un timo y una mierda. Ostras!! y tú con muchoooo coraje para meterla allí!! jajajaja

    ResponderEliminar
  11. A mí sí que me gusta el cilantro :( Y lo que echa para atrás del Starbucks es el puto precio, que te sale más barato el menú de una boda! XD Tu madre lleva las de ganar "que eso ni es café ni es na!". Besitines

    ResponderEliminar
  12. no puedo estar mas de acuerdo con tu madre, son un timo timo... nos podemos dejar timar, pero timo son! ah y donde esten los churros con chocolate,,, ja!

    ResponderEliminar
  13. Tengo una amiga que dice que el cilantro sabe a Fairy de limón, ahí tienes un buen uso :D

    Sobre el Starbucks la verdad es que tu madre tiene razón, pero ¡es que está tan rico el colesterol con nata!

    ResponderEliminar
  14. Pues a nosotros nos pasa lo mismo que a tu madre. Oye que si es barato nos llevamos un montón!!! Mi abuela decía que podíamos montar una tienda. Mi madre literalmente se mea de la risa cuando viene a casa. Mi vecina dice que si se viene la tercera guerra mundial podrá comer con nosotros durante meses... Somos 2 en 90 m2 y nos falta sitio. Mi santo ha llegado a comprar 5 veces Sandokan... eso sí a 0.50€

    ResponderEliminar
  15. Hace poco encontré por internet una oferta de pasta Brick y compré para montar una boda, pero no una boda íntima, una de esas bodas reales! Un cajón del congelador llenetico tengo de pasta brick... que no pasa nada porque congelada no caduca... o si?? pero era taaan barata que no pude resistirme. Rellené unos saquitos un día y gasté medio paquete.. mmm que ricos!! y ahora que? estoy por regalarla cuando tome la comunión mi ahijada a modo "detalle de la madrina".
    Sin que sirva de precedente diré que a veces nuestras drama mamás tienen un poco de razón... pero no estaría nada mal que disfrutaran de las cosas aunque esten realmente malas

    ResponderEliminar
  16. ¡Acabó tu madre con la filosofía del Starbuck! hazme favor mijita de ir con este relato al dir de marketing para que entienda por que sus cafeterías no van con el modus vivendi español :P les ha costado años y pastizal pero al fin y al cabo son adictivos...aunque soy mas de te chai y en vez de cookies donut de chocolate glaseada ¡PRUEBALOS! morirás en el momento....

    San Ginés es San Ginés pero como para un churro y un chocolate diario nos morimos de diabetes fijo.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  17. Ay madre!!!que yo estoy en todito de acuerdo con tu madre, ay, ay! que esto no tiene arreglo que ya deverdad también me estoy haciendo una madre madre. Si está muy barato también compro mucho y luego pa qué.

    Si lo sé no me paso a leerte, menuda depresión antes de ir a la cama

    ResponderEliminar
  18. Pues mira, otra a favor de tu madre, porque yo opino lo mismo. Y encima, a mí que ni siquiera me gusta el café te puedes imaginar la gracia que me hace cuando quieren ir a uno xD

    ResponderEliminar
  19. En el fondo esa buena mujer lleva toda la razón del mundo. Y por cierto, ya que sacas esa chocolatería...no se si le pegas al alcohol, pero si, como buena pamplonesa, le pegas al gin-tonic y quiere comprar tónicas diferentes, en esa misma calle, un poco más abajo hay una tienda de licores con un montón de tónicas, jeje. Cuando vuelva de Berlín, mientras esperamos el vuelo a Pamplona pienso pasarme para cargar mercancia, juas!!

    ResponderEliminar
  20. Nena, se te ha quedado aconsejar a tus futuros hijos sobre estos lugares xD
    Mi drama mamá (que me requisó tu libro por si salía algún comentario mío sobre ella enterarse de lo que opino, nada menos y lo tiene en la mesita), cuando decidimos irnos a Cuba, me hizo buscar por internet los restaurantes de La Habana para ver el aspecto que tenían, porque dijo que ella come con los ojos y que si no había comida decente entonces no iría.

    ResponderEliminar
  21. Pues tiene muchísima razón tu madre, y es que si yo no entiendo algo de los Starbucks es que triunfen tanto en España con lo rico que está el café en los bares de toda la vida. En Inglaterra vale, que no saben hacer un café que no sea agua de lavarse los pies, como dice mi madre, y que te lo tienes que llevar tú a la mesa en cualquier sitio. Pero en España??? En España, al que vaya a un Starbucks le está bien lo que le pase.
    Ea.

    ResponderEliminar
  22. Pues yo también estoy en todo con tu madre. Todo eso (las gasolineras, los súper de autoservicio y, por supuesto, los Starbucks) es un timo y nos lo venden como supermoderno para que no se lo tiremos a la cara. Algún día contaremos como drama mamás nostálgicas que cuando éramos jóvenes en los sitios te atendía gente. Y nuestros hijos (o sobrinos) pondrán los ojos en blanco y pensarán: ya estamos otra vez con la batallita de los dependientes y del café que sabía a café.

    Hay que aprovechar mientras se pueda.

    (se te ha escurrido un eXclavitud que es eSclavitud)

    ResponderEliminar
  23. Nena, tienes que dejar de escribir sobre tu madre, porque al final ¡todo el mundo le va a dar la razón a ella!. Deberías escribir sobre otro tema, necesito leer algo por ejemplo sobre la crisis que consiga hacerme reir, aunque solo sea un poquito...
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Tu madre es sabia, pensé que nunca diría esto de una madre, pero el argumento del sírvase usted mismo es impecable, te cobran lo mismo o más mientras el curro lo haces tú, que cualquier día te meten en cocina para que remates la faena. En gasolineras y eso no te queda otra, pero a mi no me ven en un bar ni restaurante así por nada del mundo, solo me faltaba pagar para mover yo el culo

    ResponderEliminar
  25. Creo que de entre TODAS las entradas que he leido...esta es la q tu madre lleva más razón. PUNTO! jaja!

    ResponderEliminar
  26. PUes esta vez lo siento, pero tu madre lleva razón y de la buena, es increible lo consumistas tontos que llegamos a ser, y lo poco que valoramos algunas cosas del pasado que aunque no sean tan modernas estaban muy pero que muy bien.

    Beso y encantada de volver a leerte

    ResponderEliminar
  27. cómo me he reído, no he tenido por menos que releer muchos de tus post. Debe ser una gozada. Tu madre y tú. Imagino que tambien pesado, pero una gozada. Envidio esa relación, de la que imagino a veces hay que huir, pero que tanto te está aportando.

    Un beso muy fuerte para ti...... y para tu madre.

    ResponderEliminar
  28. estoy con tu madre!!! evito las gasolineras en las que me tengo yo que poner la gasolina y los buffet, pago para que me lo pongan, que pa eso me quedo en casa ;)

    ResponderEliminar
  29. Que digo yo...¿a ti te va la marcha,no? porque lo del Starbucks no tiene perdón de Dios, ¿y esa temperatura a la que sirve el té?;que a la media hora todavía te salen llagas si lo pruebas.
    Odio el cilantro, así que tener dos kilos en la nevera¿congelados? me parece de juzgado de guardia,¿el verde se congela?

    ResponderEliminar
  30. Pues a mí me encanta mirar (y comprar) inutilidades en el VIPS. La verdad que la gracia del Starbucks sigo sin pillarla (será el afán de protagonismo que tenemos todos, que nos encanta que nos llamen por nuestro nombre para recoger un café, como quien recoge un Oscar). Algo adictivo tiene que tener porque en julio vinieron mis primos de USA y mi prima estaba encantada porque vio que había Starbucks y no iba a sufrir tanto mono. En fin... Tu madre tiene razón. Donde esté un buen chocolatito traído hasta la mesa en el más absoluto anonimato... Besitos!!!

    ResponderEliminar
  31. ¿Que oyes llover y te meas? Jajajajaja!
    Tu mami se las suele traer, peeeero, con lo del Starbucks le tengo que dar la razón. Se siente. ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  32. Dioses, lo peor de todo es que no le falta razón en nada!! bueno, igual en los 2 kg de cilantro se ha venido arriba, pero sobre Starbucks, 100% agree ;P

    Qué paciencia, jajaja.

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  33. Te juro que según leía me imaginaba a mi madre...pero es que tienen razón :S Cafetería de toda la vida y punto...aguachirris pa los yankis.
    Besossh

    ResponderEliminar
  34. Por una vez estoy totalmente de acuerdo con tu madre, aaaaiii me ha dado un escalofrio terrible!!!
    El mundo esta loco, que pongan esos precios por nada, y que alguien los pague y no tengan que cerrar al día siguiente, que la gente haga cola para comprar el último artilugio electrónico, que es igual que el anterior que ya tienen pero un poco más moderno.

    Me han encantado dos frases de tu madre:

    "Estamos locos, eso es lo que le pasa a España, que andamos entretenidos con tonterías que no valen para nada." TOTALMENTE DE ACUERDO, vamos al armaguedón atentos al sálvame!!

    "Que eres muy influenciable, que oyes llover y te meas." ja,ja,ajaaa la adopto, la frase entendámonos, que drama mamá ya tengo.

    Por cierto, el cilantro también es un detalle original para regalar a vecinos, amigos, compañeros y quien se ponga a tiro, que hay que ser agradecida y por un euro el kilo nenaaa!!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  35. Tu madre esta vez tiene razón, donde esté el chocolate tradicional que se quite el Starbucks

    Helena

    PD: Yo soy otra de esas raras españolas a las que les gusta el cilantro, jeje

    ResponderEliminar
  36. Amaya, si quieres te mando la receta del mojo de cilantro de mi madre. Dura un montón y se lo puedes poner a unas costillas, a unas chuletitas... También yo le pongo cilantro a las tortillas de papas y al caldo verde. Se aprovecha un montón, ya verás. A mí me encanta y lo siembro para tenerlo siempre fresco.
    Y totalmente de acuerdo con tu madre. Hay sitios y sitios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Vengo ofuscada! Tu con lo de la cafeteria pero yo hoy intente explicarle a mi madre lo que era un Swap de Raverly en medio de una merceria mientras escogia en las mejores lanas.
    "Nena ¿te vas a gastar eso en lana?¿por qué no vas a los chinos y gastas lo minimo? ¿Te crees que la que te vaya a sorprender no va a ir a un chino? .....es que mira que eres tonta. Si te gastases esos euros en otra cosa. Ya veras tiempo al tiempo, cuando te llegue tu paquete me daras la razón"

    ResponderEliminar
  38. Qué grande, ¡gracias por seguir escribiendo!

    ResponderEliminar
  39. Yo leyendo este post he tenido un dejá vú...me acabo de acordar de mi madre escupiendome (casi) a la cara un café del starbucks en Holanda. Y ahí siguió el mismo párrafo que has escrito: que si esto no es café, que es aguachirri, que ni huele ni sabe a café, que si ya no saben lo que es el café, etc

    ResponderEliminar
  40. Si tu madre se indigna con starbuks, imagina como se sentiría sabiendo qué en costa rica les vendemos el café t ellos nos lo venden hasta ocho vences más caro, cuando inaguraron el qué hay acá la gente hacía fila desde las cuatro de ja madrugada, habiendo acá café bueno hasta en las cafeterías del mercado.hoy le voy a tu mamá!!

    ResponderEliminar
  41. Yo me debo estar haciendo viejillo, porque no es que esté de acuerdo con la Amatxo, es que llevo diciendo eso mismo años.

    Otro día, puedes intentar ir a Tele Pizza y si consigues volverte a casa con SOLAMENTE una pizza mediana, tendrás mi eterna admiración.

    ResponderEliminar
  42. Jajajajaja simplemente genial jaajajaja yo pienso exactamente lo mismo que tu mamá, pero aquí (Francia) .... solo que en vez de Frapuccino es café solo... pero con el mismo precio!!

    ResponderEliminar
  43. Hola guapa!!! Mira yo no he ido a ningún starbuks,más q nada porque,soy más de té,pero leyendo las opiniones y sobre todo la de tu madre ,como q se me van las ganas hasta de pisar el local y si encima es caro menos :-P

    ResponderEliminar
  44. Por favorrrrr, donde se ponga un buen chocolate que se quiten los cafés aguachirris de los americanos, donde vivo no los hay pero ni ganas...ya bastante tenemos con las cadenas de hamburguesas...pero aquí somos más de tapitas...imaginaos han quitado el Mcdonald...que alivio...por fin podemos celebrar los cumples con los bocatas de toda la vida: de nocilla, chorizo, paté...venga hombre ni punto de comparación. Y le doy la razón a tu mamá drama...si está barato se comprar, hasta cierto punto claro!!!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  45. Totalmente de acuerdo con tu madre! Me enorgullezco de no haber entrado nunca a un Starbucks. Ya, que si no lo he probado no puedo saber si me gusta... pues por si acaso me pudiera gustar, que bastante tengo con descubrirme a veces prefiriendo una hamburguesa de una de las cadenas que todos conocemos a una comida como Dios manda por el mismo precio!

    Respecto al cilantro, no me lo puedo comer!

    ResponderEliminar
  46. Nena, le alegrará saber a tu madre que el dueño de San Ginés ha leído sus pensamientos (o este blog) y va a abrir una cadena de chocolaterías por el mundo, empezando por China. Si es que las madres son brujas, lo decía mi hermana, antes de que se convirtiera en bruja a su vez.

    ResponderEliminar
  47. Donde esté un buen chocolate con churros que se quiten todas esas mar...ás de Starbucks.

    ResponderEliminar
  48. De que el mundo es una mierda y no hay salida, tu madre lleva toda la razon, lo demas es discutible aunque provablemente tambien nos hemos vuelto todos un poco chorras, pero con lo de "oyes llover y te meas", buenisimo oye, me he reido un rato bueno, es que tu madre es la leche!!

    ResponderEliminar
  49. Nena, tienes razón TÚ: habrá algo más adictivo que los risketos o el Frapuccino? hummm, y cómo me gusta rebañar de las esquinitas del paquetito!!! Deben tener la "proteína de la adicción", como los Aspitos para los niños.

    Deberías pegarte el homenaje "porque tú lo vales"

    ResponderEliminar
  50. Yo es que la grima por el Starbucks la comparto con tu madre... donde este un buen cafelito torrefacto...
    Un supersaludo

    ResponderEliminar
  51. Muy buen relato http://goo.gl/fb/ULzx6

    ResponderEliminar
  52. Madres... cómo seremos en unos añitos nosotras...

    ResponderEliminar
  53. Hola,

    quiero recomendar una página de vídeos online con canciones en inglés. Es muy completa y está ordenada mediante índices. Perfecta para su acceso con iPad y tablets:

    Kids Songs and Stories

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  54. Jamás llevaré a mi madre a un starbucks. Gracias por el consejo!!!!

    ResponderEliminar
  55. Yo comparto opinión con tu Mamá! El café del starbucks es mediocre y caro. Eso sí, yo caigo siempre pensando en unos sillones comodones y poder pasar un buen rato ahí acomodada sin que la chica de la barra me mire mal por pasarme 3 horas con un cortado!

    ResponderEliminar
  56. Me encantò tu post,si te interesa comprar un kilito màs de cilantro me lo haces saber jajaja.....Un eso.Maria Z.

    ResponderEliminar
  57. http://ninukpixel.blogspot.com.es/2012/10/como-no-ser-una-drama-mama.html

    ResponderEliminar
  58. Absolutamente fan de tu madre. Ya lo era desde hace tiempo, pero después de su paso por el starbucks ya puedo decir que es mi alma gemela!

    Eso sí, los camareros del San Ginés van de blanco y los churros son ricos, pero son unos siesos tremendos, qué raro que no se haya dado cuenta? (¿o es que cumplen los estándares de sobriedad navarra?)

    ResponderEliminar
  59. ¡Divertidísima siempre!

    Me gustaría que te pasaras por mi blog... tengo una cosa para ti:

    http://www.elblogdeblanqui.blogspot.com.es/2012/10/premio-dardos.html

    ResponderEliminar
  60. Hola,

    quiero dar la enhorabuena a la autora por el blog.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  61. Se me han saltado las lágrimas de la risa ¡¡gracias!!

    ResponderEliminar
  62. Lo que es yo, amo Starbucks!!!!! En ningún otro lado tienen descafeinado con leche de soja y esencia de vainilla!!!! (ya sé que no es café-café, ni leche-leche, pero estoy embarazada por lo que la cafeína no es opción y la leche me da un asco sin fin)

    ResponderEliminar
  63. Acabo de leer esto en tu libro de cocinando con la drama mamá y he tenido que buscar en tu blog porque aquí tiene una razón como una santa.... A mí estas mega cadenas de "cafeterías" que te sirven sucedáneos de café no me gustan nada de nada de nada de nada... y para encima te cobran la luna, que no que no, que en esto le doy la razón.... Noelia

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...