viernes, 31 de agosto de 2012

103. Hazme caso que yo sé lo que es mejor para ti

La taza que es como debe ser.
¿Sabes el sitio donde guardas el estropajo de fregar los platos? Pues no tienes ni idea, que  yo diría ni puñetera idea, pero como ahora me lee mi madre, pues no lo digo. A lo que voy. El sitio en el que llevas guardando el estropajo años, pues es un sitio completamente equivocado. No me vayas a venir con que para ti es cómodo, que siempre lo dejas ahí, que meterlo dentro de una cajita en un armario es una lata. Tonterías, tú vivías con el estropajo en el sitio equivocado, tan temerariamente, pero invitas a tu madre una semana a tu casa y entonces descubres lo ignorante que eres tú, no ya de dónde va cada cosa sino, incluso, de lo que te resulta cómodo.  Ignorante, ignorante, ignorante. Que también podría decir tonta del culo, pero no lo digo porque me lee mi madre.

Una semana, con sus siete días, que os voy a recordar que tienen 24 horas, y muchos minutos (se me dan mal las mates, multiplicad vosotros), para que tu madre vea cada esquina de tu casa, cada mota de polvo, cada cosa que tu has colocado en el sitio equivocado, provocando un desalineamiento espacio temporal de cómo tiene que ser la vida, y que a ella le lleva hasta el más profundo de los horrores:
- ¡Pero cómo es posible que puedas vivir con el cubo de reciclaje de papel, separado del de envases! Y aún más, ¡cómo es posible que no tengas cubo para el vidrio!

Inconsciente, que eres una inconsciente.
Porque una cosa es que tu madre venga de visita, mire por encima, y te regañe durante 3 horas. Pero una semana completica da para que se dé cuenta del desastre total de persona que eres, capaz de vivir en la total inmundicia con un único estropajo para limpiar los platos y las cazuelas.  Analfabeta de la cocina, que también podría decir jodida analfabeta de la cocina, pero no lo voy a decir que me lee mi madre.

A parte de las cosas que no están donde deben estar, hay otra categoría: las que no tienes. Y no vayas a empezar con que has vivido 11 años sin ellas: necesitas un bote con una hortensia dibujada para guardar los envases vacíos de la nespresso. Y si quieres, luego hablamos de: cómo es posible que prefieras esa cafetera, a una italiana de toda la vida, con su aroma y su pitido, y ese burbujeo que ya te despierta. Luego lo hablamos. Tranquila. Por hablar será...

Y por último tenemos la categoría en la que ni tú, ni las tiendas de decoración, sabéis que las tazas para desayunar, las buenas, son grandes, tipo tazón, pero bajas, apilables, con plato a juego, solidas, en las que caben tres cafés. Y da igual que vayas a Ikea a buscar las dichosas tazas para que puedas desayunar como se debe hacer, y no en esas tazas americanas absurdas demasiado altas para poder mojar agusto una magdalena, da igual que entre las 3.000 tazas no haya una de esas, porque está claro que los suecos tampoco tienen ni idea. Da igual que en La loja do gato preto, tampoco las tengan, ni en Casa, ni en Micasa, ni en ningún lado. Da igual, porque siempre existe El Corte Inglés, en el que por supuesto, hay una dependienta a la que tu madre le mira a los ojos y le dice:
- Seguro que usted me puede ayudar, buscamos un juego de tazas para desayunar de café con leche, de las de toda la vida.- Y la señorita, que apuesto mi mano derecha a que era una señora, con esa mirada de suficiencia que tienen todas las drama mamá, le contesta:
- Por supuesto, con florecitas o en rosa, para poder mojar las magdalenas sin que se te caiga ni un miga. Y apilables para que ocupen poco.- Y las dos se miran, y el mundo parece ordenarse un poco ante dos mujeres con tanta sabiduría interior.
- Ay, nena, ¿ves? si es que lo que no haya en El Corte Inglés.

Consecuencias:
No encuentro nada en mi casa. Ni idea de cuál es el verdadero sitio del Fairy, he abierto 3 armarios y nada.  No sé dónde está el arroz, acabo de encontrar un gato que llevaba perdido 3 horas,  y he descubierto que las tazas apilables están en el antiguo sitio de la jarra de agua. Así que si alguno conoce el lugar donde debe de estar una jarra, agradecería que me lo dijerais. 

Segunda consecuencia: estar en mi casa ahora es un poco como vivir en una gincana constante. Algo tipo: vale, he econtrado los tuppers dónde deberían estar las cazuelas, y las cazuelas están donde antes estaban los cuencos, ¿Dónde demonios está la mermelada y desde cuando tenemos paellera? Es divertido, rollo: ¡sorpresa! Aquí están las toallas que llevas dos días buscando.
Eso sí, en este momento podría chupar el suelo de mi casa de lo limpio que está, todos mis mecheros están ordenados por tamaños y colores y tengo la nevera llenita de pollo al ajillo, chistorra, mejillones en salsa, queso, albondigas y gazpacho, que tú no tienes ni idea, pero el gazpacho bueno, el de verdad, no lleva pepino.

Bueno, aunque también mi casa huele a la colonia de mi madre, y tengo una planta de hierbabuena con la que cocina y  bizcocho casero,  y horas de acordarme de nuestras charlas delante de un café con leche, arreglando el mundo,  ordenándolo,  y riéndonos de lo ignorante que soy, y de lo bien que me podría ir la vida si le hiciera un poquito de caso y no andara con mis payasadas de siempre, que ella podría decir "mis chorradas de siempre", pero ¡ay! mi madre jamás diría chorradas. Ignorante, que eres una ignorante.

Excepciones para utilizarlo:
Futuros hijos míos, os voy a dejar un mundo desordenado, no me sé los sitios. Pero siempre podéis preguntarle a vuestra abuela, ella seguro que os puede ayudar.

64 comentarios:

  1. ¿Y se ha metido ya con tus armarios? Yo no le dejo a mi madre que abra ni una puertecita porque se le viene el mundo encima. Literalmente.

    Pero cuando tu madre pasa por tu casa (la tuya) y deja algo como en tu casa (la suya) recuperas algo de la vida que dejaste atrás, quizá algo de inocencia o de paz interior. Al menos a mí me pasa.

    Por cierto, espero que esa chistorra que te ha dejado en la nevera sea campeona jajaja

    ResponderEliminar
  2. ¿Que soy el primero? No me lo puedo creer...
    Mi drama mamá era así, con matices: discrepaba de mi orden, incluso lo criticaba, pero lo dejaba como estaba.
    ¡Cómo la echo de menos...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el segundo... casi ;-;-p>

      Eliminar
    2. Segundón ;) la mía es más de ordenar hasta lo que no se te ocurre

      Eliminar
  3. genial!! Sin mas!!! Cada vez q viene mi madre yo tb tiemblo de las cosas q necesito para limpiar por ejemplo... Q si la pistola quitagrasa, q si la lejia de color, los polvitos para la ropa blanca... Es un mundo!! :) la parte de la dependienta del CI m ha dado hasta miedo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si te digo todo lo que tengo nuevo... hasta ambientador...

      Eliminar
  4. jajajaja, me encannta!!!!

    Mi mini-drama-mamá, el otro día me quitó el tenedor con cara de "sabrás tú..." para decirme: te voy a enseñar yo cómo batir dos huevos.
    En serio, no vi la diferencia entre lo que estaba yo haciendo y lo que hacía ella y juraría que el resultado es el mismo... dos huevos batidos.
    Otra que tampoco entiendo que llevo 7 años batiendo mis huevos y aunque la tortilla de patata no me sale igual, los merengues me salen mucho mejor... jaja

    Y mi drama no llega a la tuya, seguramente... pero yo era feliz cuando encontraba mis fotos de la graduación a la primera, porque estaban en un sitio comodísimo y accesible. Desordenadas, sí... pero accesible. Cuando el otro día quise buscarlas, resulta que la señora las había "ordenado" porque donde estaban no pintaban nada, ni era el lugar lógico... pero ella ya no se acordaba de en qué sitio las había puesto.

    Conclusión, 3 horas buscando las fotos que yo habría enconttrado en cuestión de un minuto.

    Se va perfeccionando la mujer... no sé ya si regalarle tu libro... jaja =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. nena, yo hago el gazpacho igual igual pero sabe distinto, es un don de drama mamá.

      Eliminar
  5. Caray, que suerte tengo.... mi drama mamá no me ordena la casa, ni se queja de mi desorden (aunque cuando se que va a venir la suelo dejar limpita, por si acaso). Pero el momento tupper si, ese no falta, aunque ahora lo tengo que compartir con mi hermano.... cachis, ¡¡¡con lo ricas que están las albóndigas de ama!!!
    Mx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que como las albondigas de mamá, ningunas!

      Eliminar
  6. jajaja Amaya...ahora lo malo es que tienes que medir lo que escribes,porque ahora SI te lee tu madre..lo bueno es que tu madre(a pesar de ser ahora la madre de una famosa)sigue siendo la misma(y que no cambie...)y nos sigue dando buenos momentos..

    Respecto a lo de buscar todas las cosas que tu madre te a cambiado de sitio y que ahora no encuentras,has pensado en que lugares tiene ella esas cosas en su casa???quizas si haces memoria vas encontrando "tesoros"...y yo me pregunto:no habra sido 1 venganza de tu dramamamá por todo lo que has escrito sobre ella????jajaja podria ser...

    Besos,me alegra sigas escribiendo..por cierto tu libro se lo he dejado a mi madre cuando estuve de vacaciones en su casa,lo acabe de leer alli y me miraba alucinada cada vez que me oia reir con tus historias..le recomende que lo lea cuando tenga ganas de reirse y de pasar un buen rato...
    Sonia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu madre te va a regañar por darle el libro, y chica, he buscado en todos lados, y no, no sé dónde está dichosa jarra

      Eliminar
    2. Amaya,la jarra te la a tirado,SEGURO!!!recuerda alguna de sus muchas conversaciones y seguro que algo te diria acerca de la jarra...quizas te recomendo alguna manera mejor donde poner el agua,vamos como lo de las tazas del desayuno...recopila las conversaciones y quizas des con la solución y sino otra:porque no se lo preguntas???te atreves?jajaja

      Eliminar
  7. Yo en cuanto me cambian algo de sitio me descolocan. Pero no para un rato, no: de por vida. Cuando tenía diez años, mi familia y yo nos mudamos a otra casa. Hasta entonces, el cajón de los cubiertos guardaba el sacrosanto orden de izquierda a derecha de "tenedor-cuchara-cuchillo"; pues bien, mi madre decidió que llevábamos al menos diez años guardándolos mal, y aprovechando la mudanza, lo cambió por "cuchara-cuchillo tenedor". Nunca, nunca jamás conseguí aprenderme el nuevo orden, y siempre iba a coger el cubierto en el sitio equivocado.
    El año pasado, con 32 añazos, me independicé. Lo primero que hice (poniéndome muy seria con mi chico y diciéndole que no se atreviera a contradecirme; el pobre todavía se está rascando la cabeza de estupefacción) fue meter los cubiertos en el cajón, ordenándolos en modo "tenedor-cuchara-cuchillo". Y no sabes lo tranquila que vivo por fin. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajja tienes mi mismo orden, mi madre es de cuchara, tenedor, cuchillo, cuchilla de sierra, cucharitas, tenedorcitos, cucharas de palo... Una profesional del cajón de los cubiertos.

      Eliminar
  8. Yo cuando tuve mi primera casa intentaba colocar las cosas en la cocina en el mismo lugar que en mi casa (la de mis padres), y lo hacía sin darme cuenta, por inercia... los cubiertos, las servilletas, los pequeños electrodomésticos, el exprimidor, los paños de repuesto... así es más fácil cuando mi madre viene a casa, que por cierto, es muy a menudo, por suerte! ;)

    PD.: Divertidísimo el post, no podía dejar de reir mientras se lo leía a mi marido!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Cómo os echaba de menos nena!! Yo no le temo a mi madre, le temo a mi suegra que cuando la he tenido de canguro en casa, luego no encuentras absolutamente nada en la cocina....... pero claro, no digas nada, que bastante favor te hace..

    Y por la jarra, busca en el sitio que menos lógico te parezca, seguro que está ahí!! Besos nena!

    ResponderEliminar
  10. Ah...pues mira, las tengo, con florecicas y todo, y apilarse se apilan muy bien... pero me siguen gustando más las tazas altas, será por la influencia anglosajona o porque soy más de valenciana y en las tazas altas entran que da gusto...no sé.

    Un placer volverte a leer ;)

    ResponderEliminar
  11. De vez en cuando en mi casa se escucha "oyeeee dónde se guarda en casa de tu madre el exprimidorrr / la ensaladera / el rallador... ???" y es mi chico buscando algo en nuestra casa tras visita de mi madre, solo hay que pensar en dónde está eso en su casa y qué sitio de la tuya se asemeja más, a ver si así aparece la jarra!!

    La mía cuando llega aparece cargada de productos de limpieza porque los nuestros "no limpian" hasta las fregonas me ha cambiado y de escaqueo porque yo no le dejo pero un día piensas "esta no es mi fregona..." y efectivamente, te ha dado el cambiazo y tienes una vileda.

    Mi madre sí se mete en los armarios y misteriosamente tras un par de comentarios suyos sobre lo viejo que está tal jersey o lo oscura que es esa camiseta de la niña... pues la prenda desaparece, mi marido si la escucha decir algo acerca de su ropa se acuerda de su jersey de rayas que fué misteriosamente abducido tras mi madre llamarle "jersey tercermundista" y esconde la prenda en la que ella fijara su atención como si le fuera la vida en ello, yo ya paso, sé que lo encontrará y lo hará desaparecer, o trapos que es peor...

    En fin, yo no tengo tu arte pero repertorio como para escribir otro libro jajajaj

    ResponderEliminar
  12. ¡Madre hay una sola!La mía no ordena ni dice nada pero su cara habla cuando algo no está como a ella le parece que tiene que estar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Mi madre viene a cuidarme a mi Nenita mientras trabajo y ya parece que vivo con ella en su casa: me acomoda los tupper,y ollas (desordenpara ella es tener cerca estas dos cosas), me ordena las gavetas, y me riñe por no ser más ordenada asia que soy mamá. Hasta mi marido termina haciendo aseo con ella. Y me enoja cuando ve mi ropero porque es regaño seguro, usando todo el arsenal de una drama mamá.

    ResponderEliminar
  14. Uyyy!!!! cómo me gustaría que mi drama viniera a mi casa ... aunque no pudiera encontrar nada ..... y aunque seguro, seguro, que me quejase!!!! tenéis suerte de tenerla a vuestro lado. Posdata: me encantas y me alegro de tu vuelta.

    ResponderEliminar
  15. El problema es cuándo una misma ya es un poco drama mamá, y tiene muy claro porque tiene cada cosa dónde la tiene, todo tiene una razón, y esos porqués no coinciden con los de tu madre y hay conflicto internacional.
    Ejemplo: los cubiertos se ponen a secar con el mango hacia abajo (mi teoría) porque en el escurridor siempre hay agua y puede estar sucio. Los cubiertos se ponen boca abajo (su teoría) porque si no al cogerlos te puedes pinchar.
    Sí, pero ¿y la higiene? Eres una marrana, eso tiene que estar perfectamente limpio siempre. Sea como sea la marrana soy yo

    ResponderEliminar
  16. madre mia....creo que en mi familia la drama-mama soy yo :S porque SOY YO la que va a casa de mama y coloca los armarios porque ella no tiene ni idea!!! Eso si, cuando viene a mi casa no puede evitar entrar por la puerta e ir directa a las plantas a ver como las tengo, y siempre las tengo con poca tierra!! y ya puestos....me baja las persianas, que entra demasiada luz y eso da calor maja.
    Si no fuera por mi madre....

    ResponderEliminar
  17. Estoy con tu madre en lo de las tazas, y eso que yo gasto las de IKEA, por pura inercia dinámica, pero si me paro a pensarlo, las de casa de mi madre son mucho mejor, donde va a parar!.
    Animo en la búsqueda de los objetos re-ordenados, aparecerán, y si no llama a tu madre que ella tiene claríííísimo dónde están ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Ay, chica, qué mal cuerpo se me ha quedado... En mi casa la que es así soy yo! Me mueven un portarretratos un milímetro y lo noto al entrar, lo huelo, vamos. Mi señor esposo vacía las bolsas de la compra acojonado por si se equivoca de sitio. Me tranquiliza lo de las tazas, aunque si me dices que son apilables...
    :*

    ResponderEliminar
  19. Pues es que a mi ni se me ocurre invitar a mi madre a mi casa ni para café. Por pura cobardía. No soportaría esa mirada alrededor del salón...y luego a mi....y ese movimiento negativo de la cabeza. De ella me he quedado con la manía de los enchufes, de que los que estan juntos estén los dos bajados, y de mi padre con la manía de las sartenes, una sartén para cada cosa...pero jamás JAMÁS! los invitaría a mi casa, y mucho menos una semana. Prefiero ir yo, cuanto más a menudo mejor, que la comida está allí más buena

    ResponderEliminar
  20. Ni te puedes maginar lo identificada que me he sentido con esta entrada. No porque mi madre me reprima por el orden, pero la he tenido 7 días en mi casa, y en ese tiempo todos, pero absolutamente todos los rincones han sido escvrutados y cotilleados, y la ropa, y los botes de la cocina... ayyyyy, menos mal que vivimos a mas de 3000 kilómetros y estas visitas pasan de año en año :) Besos desde Copenhague

    ResponderEliminar
  21. A mi con mi madre no me pasa. No le dejo. Cuando viene se pone a limpiar y literalmente la echo. Quiero que venga a verme no a ver lo limpio que lo tengo todo.
    Pero mi suegra... es otro cantar. Sólo vino una vez a casa. Vive en Argentina, y estuvo 1 mes... necesité un año para encontrar de nuevo un orden. Me acuerdo llegar a la facultad y decirle a mis compañeras que no sabía dónde carajo estaban mis Bragas!!!! Eso si, comíamos de ole. Pero vivíamos en una eterna sorpresa/búsqueda del tesoro!!!!

    Bss con neupogen

    ResponderEliminar
  22. Nena, ayer me acordé de tí. Hoy voy al fin a por tu libro, que ya me lo localizó mi amiga Maialota, que vale su peso en oro y ni el IVA me impedirá su adquisición.
    Lo de ir mutilando la planta de hierbabuena para cocinar, lo comparo con tener un cerdo e ir cortándole los jamones y poniéndole patas de palo según te los comes jajajajajajaja no me lo tengas en cuenta, he perdido la razón con los nervios premios a mi operación de bocaza.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  23. Hoy en la playa una madre le estaba diciendo a su hijo (de unos 20 años)que tuviera cuidado con las olas que estaban bravas y el hijo le contestaba: "¡Mamá! Me lo dijiste en el coche, me lo dijiste cuando llegamos, me lo dices ahora... ¡Que ya lo sé!". Estuve en un tris de decirle: "Ay, mi niño, es que las madres lo somos a tiempo completo". Consuélate que lo tuyo fue sólo una semanita.

    ResponderEliminar
  24. Identificada 100%, en serio.

    ResponderEliminar
  25. Sé que es un poco incoherente recibir un 'Award' y tener que repartir 7 más. Dentro de poco no quedará ningún blog sin él. Pero para un premio que me dan, no lo voy a despreciar. Así que te he nominado para el Very Inspiring Blogger Award!!! Enhorabuena!!! :D

    http://catuxa20.wordpress.com/2012/09/01/very-inspiring-blogger-award/

    (me sigue encantando tu blog :)

    ResponderEliminar
  26. 15 días hemos compartido este veranito y aún no tengo claro si lo peor ha sido mi drama mamá o mi drama papá.. en serio.. no lo tengo claro.

    ResponderEliminar
  27. La única solución es ir detrás de ella deshaciendo todo lo que ella hace, a mala idea, y verás cómo se le quitan las ganas.

    ¿Qué te cambia de sitio los cubiertos? Pues tú los vuelves a poner como estaban, en sus narices, a mala idea, y que chille todo lo que quiera. Cuando vea que su trabajo es inútil, verás si no se le quitan las ganas.

    Y lo que dicen en algún comentario de que tire algún jersey porque le parece que está viejo...... Me hace eso a mí, y la que le lío parecería Fernando Fernán-Gómez, ardiendo en santa indignación :-P Vamos, que vivo en Madrid, pero creo que desde el Norte me oirías la que le iba a montar.

    ResponderEliminar
  28. Ay nena, qué bien te entiendo. Mi madre venía a mi casa y "claro, como sabes que me despierto a las seis de la mañana pues me he puesto a fregarte los culos de las sartenes, que hay que ver cómo los tenías". Y por supuesto que no sé guardar bien los productos de limpieza, "¿pero no ves que así caben mejor? no lo digo yo, lo dice la física, racionalización del espacio se llama. Tanto ingeniero tanto ingeniero y mira como guardas los envases" Ahí me empiezo a imaginar yo a Einstein apartando todos los papeles de la mesa al grito "qué E=mc al cuadrado ni qué mierdas, voy a hallar la fórmula de la perfecta utilización del espacio debajo del fregadero".

    Viene 10 días de visita en Octubre. Ya estoy temblando

    ResponderEliminar
  29. Jajaaj que bueno....

    Pues nada, recuerda dónde te ha puesto las cosas, y la próxima vez que venga las vuelves a poner en ese mismo sitio ... a ver que pasa , jejejej. Igual también te llama " ignorante ".
    Esas mamis.... que grandes son !

    ResponderEliminar
  30. Mi madre no es nada dramamamá pero la tuya me recuerda mil a mi suegra. Cada vez que viene de visita me recoloca la casa y tardo como dos semanas en saber dónde está todo ahora. Ni idea de cuál es el sitio idóneo para una jarra de agua. Le preguntaré a a mi suegra que, cuando viene, aparte de recolocar la casa, limpia el baño un promedio de tres veces diarias. Empiezo a pensar que sospecha que tengo el ébola o algo... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  31. La mía intenta reordenar, pero se lo tengo prohibido terminantemente. Lo que sí hace es ponerse a limpiar y a maldecirme en cuanto llega. "Éste es un cerdo". "Fíjate cómo tiene los cristales". "Por aquí no ha pasado el polvo en su vida"...
    Intento evitar que suba a casa porque me pone nerviosísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Yo leo esto y alucino, no me cabe en la cabeza que tu madre o tu suegra o quien sea llegue a TU casa a ordenar TUS cosas. Que digo yo que las tendrás como quieras que para eso es tu espacio... mi dramapapá a veces intenta ordenar algo como él quiere pero enseguida le quito la idea de la cabeza.

    ResponderEliminar
  33. Leerte antes de volver a mi primer día de trabajo después de unas largas vacaciones, es genial!!! que te voy a decir yo, la mia suele venir siempre con estancias que no superan los 3 días, yo suelo pasarme dos semanas intentando saber donde me ha puesto todo, y otra entera más descubriendo miles de artilujios que no había visto en mi vida. Desde que tengo al Monillo, la cosa se ha calmado , ya que lo utilizo de cebo para distraerla y que no pise tanto la cocina jejeje Eso si mi casa nunca esta tan limpia como cuando pasa ella

    ResponderEliminar
  34. La delgada línea que separa ordenar de esconder. Interesante tema!!

    ResponderEliminar
  35. Mi dramamamá ya no está pero estoy intentando quitar su casa y no se cuando cambio del llanto y la risa de no poder mas. Se ha pasado años diciendo q la chica le ha tirado esto y se ha llevado lo otro. Y todo lo q se dice todo, está apareciendo, pero en los lugares mas recónditos. Ella lo escondía y luego se le olvidaba donde lo había puesto. Me he encontrado hasta una cubertería completa en el armario de la ropa, pero muy muy escondida. En mi casa era respetuosa pero se quejaba de q tenía cosas por medio. Aun hoy despues de meses sin estar con nosotros, mi hermana al salir de casa de mi madre hace un repaso para q no quede nada fuera de sitio, por si viene y nos regaña. Las madres son la hostia aunque no ya se hayan ido dejan ordenes dadas de por vida.

    ResponderEliminar
  36. Te entiendo perfectamente, mi casa esta llena de cosas que mi madre me compró cuando me mudé y nunca he usado, como un azucarero plateado de más clase que esa mierda lata que yo uso siempre, unas copas para vino que no uso porque no me gusta el vino, una cazuela para unas doce personas aunque solo vivimos mi chico y yo, cucharas de madera de todas las formas, un rayador sin el que no puedes vivir a pesar de que puedas comprar todo rallado, una cazuela horno por si algún ocurriese la catástrofe de que el horno de verdad no me funcionase y lo mejor de todo, una vajilla de diario y otra para días especiales, nunca lo he entendedido, pero hay días que me siento inspitada y digo "que coño, hoy es un día especial, la vajilla bonita"

    ResponderEliminar
  37. Ahora entiendo por qué mi hija no me invita a su casa.
    Sobre el asunto tazas, no encuentro tazas de café de esas de arcopal, de las de toda la vida, ¡han desaparecido! no sé que será de mí cuando se me rompan las tres o cuatro que me quedan.

    ResponderEliminar
  38. Mi madre jamás me ordenó la casa, al contrario era ella la que me pedía consejo porque decía que yo tenía "más ideas para todo", como la echo de menos...ahora, a mi suegra no le dejo que me cambie una pinza de la ropa ya se guardaría, que ordene la suya que con eso ya tiene bastante, faltaría más...Disfruta de que tu madre te ordene la casa...con eso ella se siene útil aunque tu te sientas una inútil ¿Qué fuerte suena, no?

    Un saludo desde Málaga

    ResponderEliminar
  39. Andara no, se dice anduviera ;)

    ResponderEliminar
  40. ¿Ves? Mi madre es una ama de casa fatal, así que si desordena en mi casa es porque realmente no tiene ningún interés en saber dónde están las cosas. Reciclar es una batalla perdida cuando está ella porque lo mezcla todo... :)

    ResponderEliminar
  41. Me ha encantado. Sera porque esta semana he tenido a la Supermadre y a la Supersuegra dentro de casa y no encuentro absolutamente nada en su sitio.
    Un supersaludo

    ResponderEliminar
  42. No sabemos lo que queremos a nuestra madre, hasta que la perdemos!,,, Te quiero mama
    Disfrutad de vuestra madre todo lo que podáis.

    ResponderEliminar
  43. Yo hace tiempo que me curé de eso. Decidí asumir que era desordenada y no demasiado limpia. Y asumí que estaba orgullosa de no dedicar 24 horas a limpiar y ordenar mi casa, para disfrutar de la vida :)

    Besos

    ResponderEliminar
  44. Qué bién que estés de vuelta!!! Se te echaba de menos!!!!
    Mi caso es algo peculiar: Mi madre viene cada mañana a levantar a las churumbelas y llevarlas al cole, pues nosotros nos vamos a currar temprano. Luego, prepara la comida. Ella come y nosotros lo utilizamos como cena, pues todos comemos fuera. Pues....es ella cuando llega a su cocina la que busca las cosas tal y como están en la mía!!!! En eso, se ve que será poco dramamamá. Pero en otras cosas......

    ResponderEliminar
  45. Genial, como siempre, pero, además, con el toque final de cariño añadido, bordado.

    ResponderEliminar
  46. Hola, por favor!! acabo de descubrir este blog, y quiero decir que ya me encanto!!! No he parado de llorar de risa con este post. Voy a ponerme al dia de ha poquito.
    Gracias por compartirlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  47. Hola nena cuanto tpo!!! Me he reido un montón con la entrada de hoy, como siempre, y te puedo decir q mi madre no me ordena mis cosas,pero si q da su opinión cuando quiere q cambies algo, a veces estoy de acuerdo con ella y otras no, y no pasa nada, claro está q cada madre es un mundo y yo me he descubierto muchas veces ordenando las cucharitas en el cajón de los cubiertos po formas y tamaños, miedito me doy!!!:-P

    ResponderEliminar
  48. Sí señor... pero en mi caso yo le ordeno las cosas a mi madre ;)

    ResponderEliminar
  49. heike, no te quejes, que cuando paso por tu casa no necesitas limpiar en un año.Amaya soy la de las fotos de la casa del libro de Bilbao.
    Yo soy de cuchara,cuchillo, tenedor, y soy una maniática de la racionalización del espacio:si en el armario de debajo del fregadero no está todo "en su orden", luego no se puede cerrar la puerta.
    Soy hija de dramamamá y dramamamá, que razona largo y tendido sobre sus manías, lo reconozco un horror.
    lourdesgau

    ResponderEliminar
  50. ¿Amaya? ¿no serás Pilar?

    http://wtf.microsiervos.com/images/gutenberg-libros.jpg

    ResponderEliminar
  51. Lo he sufrido con mi novia. Con mi madre no me he fijado, a mi casa no viene casi nada, pero en casa de mi novia yo (no la señora de la limpieza, no) era el "culpable" :) de quelas cosas estuvieran fuera de su sitio. Una pregunta freudiana: eso, ¿qué significa? Algo debe haver detrás...

    Besos y un magnífico blog.

    ResponderEliminar
  52. Creo que la mejor soluciòn serìa no invitar a tu madre a tu casa ,asi estaràs màs tranquila jijiji................Optimo post.Daniela V.

    ResponderEliminar
  53. Ay, nena, por favor,que esto me duele a mí más que a tí decírtelo: la conjugación de andar en subjuntivo es "anduviera", el 'andara' no existe...
    Le ha pasado al propio Vargas Llosa, pero es irregular y se conjuga así. Hazme caso, que yo sé lo que es mejor para tí.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...