lunes, 31 de enero de 2011

58. Como te vea con un cigarro te lo tragas.

Y claro, después de recibir este consejo, pues nunca me vio.

Cuando utilizaba el consejo:
Sin criterio, ni contexto, vamos, como coletilla general en cualquier situación. Pongamos ejemplos:
- Nena, te he preparado la mochila para la excursión y te he metido 500 pesetas, por si acaso. Y no te alejes del grupo, que eres muy de alejarte, y haz caso a las profesoras y como te vea alguien con un cigarro en la boca te lo tragas. (ajá)
- Nena vuelve a casa las 10, ni un minuto más. Mira, para que no te entren dudas, que tú eres muy de dudar. Por cada minuto tarde que llegues, te castigo un mes. Tú verás si te compensa dudar y como te vea con un cigarro en la boca te lo tragas. (ajá)
- Nena baja a por patatas, un kilo, de las de atrás que son las mejores, y le pides un poco de perejil, y  como te vea con un cigarro en la boca te lo tragas. (ajá, ajá).
Mi madre inventó el spam. Palabrita.

Consecuencias del consejo:
Fumo a toda pastilla, con ansiedad, por si acaso anda cerca
Segunda consecuencia: falta de credibilidad en mi madre. Llegué un día casa y después de un par de gritos, la veo en la terraza pequeña de su cuarto:
- ¿Qué haces aquí mamá?- y ella me mira con cara de infarto.
- Pues mirando por la ventana, que hay mucho que mirar- seguía con cara de infarto y un brazo flexionado detrás de la espalda.
- ¿Mamá tú estás fumando?- lo dije con miedo, sabiendo que podía lanzarme por la ventana.
- ¡Pero qué voy a fumar yo! ¡Qué cosas tienes! Ayayayayay esta chica- cara de infarto e ictus.
- Pero mamá...- me estaba jugando la vida- La cortina de detrás tuya está ardiendo -ahí sí se le saltaron los ojos de las órbitas, cara de apoplejía, y un segundo después, sin mirar a la cortina que ardía- Mucho tiempo tienes tú para estar aquí de cháchara, será que ya has ordenado tu cuarto y hecho los deberes, entonces se me ocurre, que te puedes poner a limpiar borraja, por ejemplo, y luego te pasas el aspirador, y...
- Ya me voy, ya me voy...
¡Estaba fumando! ¡La vi! Bueno, en realidad vi como ardía la cortina. Se lo conté a mi hermana como si le contara un secreto en el que está en juego el fututo del planeta. Y nunca, jamás, ni siquiera en la típica cena de nochebuena en la te relajas, jamás, hemos hablando del "incidente de la cortina" . Me podeis llamar cobarde, pero yo me veo más como una superviviente. Ajá.

Excepciones para utilizarlo:
Futuros hijos míos, este consejo no sirve para nada. Fumar es una mierda y siento una enorme envidia de la gente que no fuma y no se tiene que enfrentar a dejar un vicio de mierda como éste. Así que optaré por la técnica de mi no drama papá, mucho más realista.
- ¿Qué la nena fuma? Déjala, que se joda.

30 comentarios:

  1. Mi madre sí sabía que fumaba pero, a mis 27, mi padre sigue sin saber que lo hago. Morirá (o moriré yo antes) sin saberlo. Sin duda.

    Soy muy fan de tu madre. Bueno, de ti contando sus historias.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo nunca he fumado, pero aun asi eso me lo ha dicho mi madre mil veces, y ella fuma... Lo mejor la tecnica de tu no drama papá!

    ResponderEliminar
  3. Hasta hace un mes yo fumaba, y puedo decir que he conseguido pasar tres años y pico de mi vida (de los 19 a los 22) fumando sin que "oficialmente" lo supieran mis padres. Ahora veo a los adolescentes o a los que, como yo, no se atreven a decirlo en casa, y pienso: Si ya no se puede fumar en los bares, ¿qué puñetera excusa puedes dar cuando llegas apestando a casa? A mi era lo que me salvaba. Llegué a confesarles que fumaba esporádicamente, aunque aquello era un drama.
    Los dos son ex fumadores. Uno de los primeros recuerdos que tengo de mi madre es verla sentada en la cocina, repasando facturas, rodeada de una nube de humo azul de su ducados negro. Y de crío siempre me quemaba con los cigarros de mi padre, que estaban puestos en los sitios más inverosímiles. Eso sí; nunca me amenazaron ni se enfadaron por lo de fumar. a mi madre le daba pena, pero la pena de quien ha fumado desde los 15 años y se siente moralmente incapaz de decirle a su hijo de 22 que no se fume un cigarro en una fiesta. Algo es algo.

    ResponderEliminar
  4. Todavía recuerdo el día de mi boda, todo el mundo buscando a la novia y ahí estaba yo encerrada en el baño fumandome un cigarrito para que mi madre no me viera. K daba igual la edad k tenía, ni k me iba de casa, ni k era mi boda, si mi madre me ve con el cigarro en la boca...me lo trago!
    Una vez más genial nena, justo en el clavo!

    ResponderEliminar
  5. jejeje, estoy con Paulus, ahora lo tienen más complicado,lo de esconderse digo, al no fumar en los bares no se puede llegar a casa apestando a tabaco!

    ResponderEliminar
  6. Esta vez, para mi, el aplauso se lo lleva tu padre. Menudos padres cracks que tienes!

    ResponderEliminar
  7. Bravo no drama papa...

    lo de que tu madre ha inventado el Spam me ha dejado muerta... una genialidad que lo sepas
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Mi madre sabía que fumaba cuando salía, lo que no sabía, es que tiempo después me vicié tanto que fumaba también entre semana, pero ya tenía yo la escusa por si veía un paquete de tabaco, que tení la precaución de esconder bien, porque una cosa es que le digas que fumas cuando sales con los colegas y otra que vea un paquete de tabaco!!
    Tienes un premio en mi b log

    ResponderEliminar
  9. Aunque tu madre es la reina, esta vez tu padre la ha destronado jajaja me encanta la frase aunque me da miedo encontrarme con él jajaja

    ResponderEliminar
  10. A ver que se me acumulan.
    Meryone: osea que a estas alturas y disimulando?

    Mary: la técnica de mi no drama papá era así para todo. ¿Qué a la nena no le gustan los langostinos? Déjala, que se joda...

    Paulus Albus: Enhorabuena! No sabes la envidia que me das. Espero animarme este año y dejarlo por fin

    Ab:
    ¿Ni en tu boda? jajajaja terrible tu madre!

    Cartafol:
    Ya los veo con vaporizadores antes de llegar a casa. Menos mal que a mí no me tocó porque me hubiera tragado el cigarro fijo.

    Drew: tendrías que pasar un par de meses en mi casa...

    Estantaja: Muchas gracias! Ahora mismo voy.

    Besos a todos

    ResponderEliminar
  11. Yo no fumo de continuo... vamos que me fumo un cigarro alguna que otra noche... pero eso sí, tengo el tabaco escondido y nunca fumo en un sitio en el que mis padres pudieran verme. Gajes de ser hija.

    ResponderEliminar
  12. Sobre fumar mi madre siempre me decía "como te pille fumando con lo anti-tabaco que tu eres....te entreras".
    En cambio, recuerdo muy claramente su frase sobre los tatoos "Como te pongas un tatuaje, te lo borro de un guantazo"

    ResponderEliminar
  13. jajaj me encanta! superbien escrito y tan verídico!! lo que pasa es que despues de identificarme al 100% con todas y cada una de tus historias (o consejos) como hija... me doy cuenta de que para gran regocijo de mi madre y de la tuya, me estoy transformando en una dramamamá jajajjaj alguien que me ayude, por favor!

    ResponderEliminar
  14. Mi madre me soltaba eso con el cigarro en la mano jajajajaja pero de poco sirvió y no me tragué ningún cigarro. Empecé con 14 años y los dejé con un esfuerzo sobrehumano y pasándolas canutas a los 40.
    Lo cierto es que cuando yo empecé a fumar "no era tan malo" como ahora.
    Como siempre una entreda genial.

    ResponderEliminar
  15. A mi me decían que si tenía que fumar, que lo hiciera "bajo su techo", pero a una va a ser que el tabaco no le gusta nada y ni bajo su techo ni bajo el del vecino.

    Y nunca olvidaré el día en que mi tía y mi abuela nos pillaron por banda a mi hermano, mis primos y a mi para "hacernos probar el tabaco para ver lo malo que está". Creo que yo no tendría más de doce o trece años. El mareo y el mal sabor de boca que sentí todavía hace que se me revuelvan las tripas >.<

    ResponderEliminar
  16. Yo, como nunca he fumado, hoy no tengo mucho que aportar... De hecho solo te escribo este comentario para avisarte de que 'cigarro', en el título, le has puesto 3 erres... ;)
    Bueno, quizá tu madre es rusa, y entonces estaría bien escrito! XD

    Por lo demás, genial el post, como siempre. Lo que me he reído...

    ResponderEliminar
  17. De verdad,me ha hecho mucha gracia,tu madre y la mia debian ser hermanas,porque he retrocedido a la adolescencia escuchando las mismas frases que has escrito.Muy bueno.

    ResponderEliminar
  18. Madre mía cuánto me he reído. Te acabo de descubrir y ya te he puesto en "mi reader".
    Enhorabuena, lo que he leído me parece genial.

    ResponderEliminar
  19. Yo nunca he sido fumadora, pero para mí, las consecuencias de este "consejo amenaza" fueron que, siempre que me mosqueaba con mis padres, me fumaba 3 cigarros seguidos. Más que nada, para joderles y recordarme a mí misma que podía pasarme sus consejos amenzadores por el mismo.

    ResponderEliminar
  20. Es geniaaaal! No puedo creerlo, me encanta!!! Jejejejhj, lo mejor que leo en mucho tiempo. Deberías escribir un libro, te forras fijo. He compartido tu blog en facebook y todo el mundo vuelve a compartirlo.
    Enhorabuena de verdad...Un abrazo desde Asturias!!!
    Lo mejor lo de que tu madre inventó el spam.

    ResponderEliminar
  21. Paseando por la calle libremente, con un cigarro en la mano...hasta que vi una pareja de policías y lo tiré volando. ¿Los habría enviado mi madre a vigilarme?.
    S

    ResponderEliminar
  22. Juas, como me he reido con el comentario del padre.Desde que han prohibido fumar hasta en tu casa ya no se donde puedo o donde no puedo, joder que hagan como con los wc. que lo indiquen, porque estoy más perdida que una monja en un puticlub.

    ResponderEliminar
  23. Mi padre si era algo de comida que no me gustara lo que decía es "Déjala, a más tocamos" jajajaja
    Y en mi caso era mi padre el fumador y el que dijo (a mí sólo una vez, a mi hermana más veces) cómo te vea con un cigarro te lo tragas y encima te llevas una ostia. Yo que era rebelde y jugarme la vida era lo mío le dije "sí un día me ves fumando y se te ocurre darme una ostia te la devuelvo, que eres el menos indicado para decirme eso". Mi madre me pilló por banda y me echó una bronca de 3 pares, diciendo que como el era fumador era el más indicado para aconsejarme y yo que no callo ni debajo del agua le dije "para aconsejarme sí, para amenazarme no, que llevo toda la infancia tragándome su humo y eso es peor aún que fumar". Jamás fumé, odié el tabaco siempre que he tenido problemas respiratorios de niña y de mayor, así que ni ganas de empeorarlos más. Antitabaco radical salí, con mi padre no me atreví pero amigos, primos, todos sufrieron mi campaña antitabaco de esconder cajetillas, mecheros, gastarles el gas... etc xDDD
    Segunda consecuencia, mi padre siendo yo ya adulta (unos 24) me dijo "Hija desde luego tu todo el día metida en la chiribitera (habitación) no lo entiendo" y yo que no me callo replico: "claro papá a lo que tu me has tenido acostumbrada que cuando fumabas era el único sitio sin humo de la casa" XDDDDD si es que salí respondona con ganas leñe! xD

    ResponderEliminar
  24. A mi tambien me pasaba lo mismo y ellos fumaban como carretillas. Un saludo de escort Asturias.

    ResponderEliminar
  25. Como puede ser que les obligara a dejarlo y luego lo cogiera yo. Una escort de asturias.

    ResponderEliminar
  26. Cuando no fumaba, me decia mi madre que apestaba a tabaco, y cuando empece a fumar ni se entero.

    ResponderEliminar
  27. deje de fumar 15 dias, y habian pasado 5 fumando y mi madre me dijo como se nota que no estas fumando. Que fuerte.

    ResponderEliminar
  28. Mis amigas y yo empezamos a fumar con 10 años (se entiende porque íbamos a un colegio de monjas). Mi madre con este tema que yo recuerde nunca me dio la chapa, es más un día nos pilló a de aquellas amigas (Pili) y a mí en la terraza y ante nuestro susto de muerte y cigarros lanzados al aire dijo: "Seguid, seguid, si ya os he visto" creo que ella sabía perfectamente que no soy de vicios duraderos, y acertó. A quien puedo oír todavía es a mi padre diciendo: "Como un día te vea con un cigarro te quemo con él los morros/hocico" (Sic)

    ResponderEliminar
  29. Llegué un día a casa con 16 años, senté a mi madre en la cocina y le dije, tengo que decirte algo, como vivimos en un pueblo pequeño sé que tarde o temprano te vas a enterar, así que prefiero decírtelo yo... silencio en la cocina. .... Bueno pues que fumo... agarra mi madre le da una calada su pitillo y me suelta.... ¡¡¡ como te vea con un cigarro te lo tragas!!! Jajajaja

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...