jueves, 9 de febrero de 2012

98. No abras eso con los dientes

Última foto de la nena con dientes.
Vaya por delante que yo tengo las dos palas falsas, producto de la torpeza infantil. Quién dice torpeza dice cierto ánimo suicida y predilección por aterrizajes forzosos en esquinas, radiadores y suelos en general. Así que tengo ciertas limitaciones para comer: prohibido bocatas, manzanas y pipas.

También vaya por delante que si tú a mi prohíbes algo, consigues que las pipas, las manzanas y los bocatas se conviertan en mi alimento preferido al instante.

Y luego también está la niña empírica que vivía dentro de mí y que tenía que confirmar aquella recomendación del dentista en sus propias carnes, bueno, dientes:

—A partir de ahora, la niña tiene que tener cuidado con lo que muerde. Siempre mejor con las muelas. Y que se olvide de cosas duras si quiere que esos dientes le lleguen a los 20 años.

Así que mi drama mamá incluyó aquel discurso dentro de su retahíla de discursos varios:

—Ya has oído al dentista. Nada de morder duro. Que con lo que nos han costado esas palas, como para romperlas. ¡Más que mi Seiscientos! Además, si no quieres que te tengan que poner implantes con 15 años, más te vale conservarlas. Bueno, no sé si te importará lo de los implantes, pero como yo tenga que volver a pagar por otras falsas, te pongo a trabajar. Así te lo digo.

Pero como decía, en mi interior vivía una niña empírica que comenzó con las pipas a escondidas, manzanas de contrabando con mi hermana y mordiscos robados en bocatas del cole, y siguió con todo lo demás. Vamos, que yo todo lo abro con los dientes: botes, bolsas, cervezas… Ahora, que la cantidad ingente de collejas que me he llevado por mi espíritu empírico…

—Que no abras eso con los dientes —colleja—; «la nena abrelatas», te voy a llamar. Pero si das dentera y todo. Y como te rompas una pala… ¡Ay, como te rompas una pala!



Consecuencias del consejo:

A mi comer pipas me da vidilla, es como si jugara a la ruleta rusa.

Fama merecida de MacGyver en diversos campamentos. Tú me das un palo y una cuerda, y te limo un arco y una flecha.

Desolación total cuando al final, hace un par de años, una maldita pipa me partió la pala izquierda. Después de haber utilizado los dientes incluso para jugar a la soga tira, una pipa Facundo acabó dándole la razón a aquel dentista.

Cuarta consecuencia: bronca apoteósica con mi madre, que pasará a los anales de nuestras broncas apoteósicas (y eso es mucho decir), porque ya me lo dijo. Hombre, le podía haber recordado que el dentista les dio a la palas una vida máxima de diez años, y que me habían acompañado casi diez más. Podría habérselo recordado, o mejor tú, se lo podías haber recordado tú, porque yo me protegía la nuca mientras ella soltaba espumarajos por la boca.

Quinta consecuencia: una pena terrible por mí misma y cierto flagelo cuando el dentista me dio la factura que tenía que pagar. Mi nueva pala me costó más que el coche que tenía, no el Seiscientos de mi madre, no, el que tenía yo en 2009. Di que tenía un Saxo con 310.000 kilómetros. Que se lo cambié a mi prima Arantxa por un iPod al poco tiempo, en lo que yo creí el mejor acto de trueque de la historia, porque dentro de aquel coche no funcionaba más que el motor. Hasta el freno de mano había que pillarlo con un destornillador para que se sujetara. El iPod ya no funciona y ahí sigue el Saxo, dándolo todo.
Sexta consecuencia: simbiosis extra-temporal cuando en filosofía llegamos a Hume y Locke, esos empíricos que hubieran sabido entenderme. Soy una mujer fuera de mi tiempo, eso es lo que pasa.


Excepciones para utilizarlo:

No abráis las cosas con los dientes, futuros hijos míos. Dádmelas a mí, yo me encargo

54 comentarios:

  1. Me encantan tus post me alegran el dia!

    que es una pipa?

    saludos!

    ResponderEliminar
  2. No abras eso con los dientes... anda ya! Con la vidilla que da eso! Los míos son de verdad pero también tiemblo con las cosas que hago. Cualquier día me parto uno o me lo parte mi hijo de un puñetazo, que está cogiendo una soltura la criatura... XD

    Un besico

    ResponderEliminar
  3. Jaja, si ya lo decía el eslogan "Pipas Facundo, las mejores del mundo". Llorando de la risa con el arco y las flechas.
    Eres la mejor.

    ResponderEliminar
  4. Ely:
    Las pipas de girasol tostadas son uno de los mayores placeres del mundo y las de la marca Facundo las mejores! Lo malo es que hay que pelarlas para comerlas. Y lo malo también es que te puedes partir un diente.

    Ana R:
    Pues ándate con ojo que valen un pastón!

    Yolandica: Y dijo el toro al morir: Siento dejar este mundo sin probar pipas facundo. jajajaj

    ResponderEliminar
  5. Yo me tragué una de mis palas y ni me enteré xD se movía...y sólo a mí se me ocurrió merendar chocolate...eeeeeeen fin xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pero si el chocolate es blandito! era por el pan. Te lo digo yo.

      Eliminar
  6. jajajajaja, la foto es monísimaaaaa!!! Qué bonita!!! Cualquiera se plantearía cómo sonreír después de las broncas por todooo jajajajajajaja =)

    No tengo dientes postizos, ni me gustan las pipas... en cualquier caso... abro todo con los dientes y mi madre era una frase constante: TE VAN A TENER QUE PONER APARATO (y lo decía no como un fastidio, sino deseándolo... De hecho estaba deseando llevarnos al dentista para que nos dijera que nos tenía que poner aparato... No lo consiguió, aunque hace poco me lo dijeron) Eso sí... pero por su persistir en: CAMINA DERECHA (¿no tienes ese drama-consejo?) acabó creyéndoselo, me llevó al traumatólogo... y zaca!! Un corsé horribe horrible horrible durante 3 años. Creo que en ese momento fue completamente feliz...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 3 años de corse! Nena, te tienen que poner una calle o algo. Menuda infancia.

      Eliminar
  7. Yo estoy con Yolandica, lo del arco y las flechas es lo mejor, un ejemplo muy gráfico... ;)

    ResponderEliminar
  8. Ese es mi grito de guerra con mi hijo pequeño cada vez que le veo intentando abrir una botella... "Con la boca noooo" y a continuación amenaza al canto. Si, lo confieso soy una drama mamá marcada por la drama abuela en cuestión de dientes.
    Un beso hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Regina, regina, todavía estás a tiempo! expulsa el drama que llevas dentro!

      Eliminar
  9. Hola nena,que alegria,un nuevo dramaconsejo y lo he leido relativamente pronto, a juzgar por los pocos comentarios q tienes todavia,pues eso q me has alegrado el dia,después de salir del curro siempre vienen bien unas risillas,y con tus comentarios las tengo aseguradas,ahora cada vez q coma pipas me acordaré de ti y de tu pala jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti nena, y sí, me vuelven loca las pipas. Aunque desde la última factura del dentista, ahora las pelo con las muelas. Por si acaso...

      Eliminar
  10. Yo también tengo una pala falsa...me la partí con unas gafas de bucear, también me las comí...pero esto es metafórico, no intentaba abrirlas... Y la funda se cayo...con un bocata...si es que tu madre tiene, casi siempre razón...y por cierto, tendré que vender la casa para volver a arreglarla pronto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cambies la casa por un IPOD, eso seguro. Me gustaría saber cómo se come uno unas gafas de bucear... Esto yo no lo he hecho, y mira que tengo historias

      Eliminar
  11. A mí me falta un cachito de una pala por abrir no sé qué con los dientes una vez (apenas se nota pero es verdad que ése es el momento en que le damos la razón a nuestras madres...) Besos.

    ResponderEliminar
  12. Nena ADORO tus post... qué panzada de reir con éste...
    Muchas gracias por hacerme terminar el día con tan buen humor! :-)

    ResponderEliminar
  13. Yo también tengo una pala falsa... y un miedo atroz a que se vuelva a quedar, sí, sí, literalmente, pegada a un polo de limón, el de uno de los chicos de la pandilla con 10 años, o en un bocata super rico que no era mío y en pleena calle...aprendí a reemplazar mi diente con un chicle para no dar el cante!!! Qué infancia más dura...jajaja, sigue así nena, que recuerdos y qué risas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja pegada a un polo? Eso te pasa por comer marranadas, y por no tener cuidado... Ya oigo a tu madre.

      Eliminar
  14. Yo me salté un trocillo de la pala izquierda en el Saltamontes en las barracas con unos 10 o 12 años, no me acuerdo. Ahí estaba yo, disfrutando de los saltos y de repente me doy con la barra de seguridad en todos los piños y veo volar el trocillo de pala. Mi hermana se descojonaba, obviamente. No hubo que hacer más que limarlas las dos para dejarlas un poco igualadicas; daño no me hizo pero daba una dentera!! :S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder el saltamontes! Me encantaba! A mí también me limaron las palas, porque una me la rompí antes que la otra, y me las limaban cada cierto tiempo para equilibrarlas

      Eliminar
  15. Esto de poder responder cada comentario esa la leche!!!! lleva ahi mucho tiempo? es que lo acabo de descubrir, ya os he comentado que soy ligeramente despistada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo!!! De repente estaba flipando, qué eficacia....! ;)

      Eliminar
    2. es genial poder responder cada comentario, creo que hace un par de semanas que está. Me alegro de leerte nena.

      Eliminar
  16. ¡Qué bueno y qué risas! No sé qué parte es mejor si el arco y las flechas o la descripción de tu coche... o todo el post.
    ¡Eres Genial, niña empírica!!

    ResponderEliminar
  17. Ay Nena, ¡eres demasié! Mis paletos son enormes, pero están intactos, afortunadamente y es que yo soy muy grimosa y nunca han abierto nada que no debieran. Los heredé de mi tía, pero ella es muy astuta y, cansada de su mala dentadura, fue al dentista a que le sacara la bocaza entera y le pusiera todas las piezas, dejándose un pastón. Ahora ya no tiene paletos, mira que es astuta.

    Muacks!!!

    ResponderEliminar
  18. La hermana de la nena,
    Bonita foto... En esa falta alguien no?
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. falta elenita!!!! es que no quería lanzarla al estrellato ;) besos nena

      Eliminar
  19. Bancos de piedra granito, parachoques metálicos de un SEAT 124, piedras diversas, el fondo de una piscina, etc, etc. Esas son los maravillosos manjares que he tenido el gusto de catar con mis dientes, de arriba-abajo y de abajo-arriba (este extraño movimiento fue en la piscina: calculé mal la profundidad y arrastre la dentadura por el fondo de lo bajito...me llevé un trozo de pintura con los dientes, poco recomendable). Eso si, nunca me los he roto... pero los tengo cuadrados de tantos golpes, los colmillos sin punta, descolocados...tenía los paletos muy separados y el dentista tuvo la maravillosa idea de recomendarme una gomita apretada en los dientes durante la noche para que se me juntaran...tanto efecto hizo que se me montaron un poco, una pena. El mayor susto fue un día comiendo chino, que noté algo duro en la boca despues de meterme arroz frito con gambas...me acojoné pensando en alguna sorpresa cortesia de Dong Feng y resultó ser parte de una de mis muelas!! El trozo que me quedaba me lo encuentro volviendo a Pamplona, comiendome un sandwich en Soria...joder, muerdo el sandwich y encuentro algo duro...el otro trozo de muela!!! No gano para sustos!!

    ResponderEliminar
  20. Nena, a mi santa madre no se le rompieron los dientes, pero le pusieron implantes (tb mas caro que el coche!) y la pobre estuvo pareciendose a la Duquesa de Alba durante unas semanitas (por los hinchazones). Me encantan tus post. Un besote desde Australia

    ResponderEliminar
  21. Yo me comí una columna, casi literalmente, jugando a las cuatro esquinas giré la cabeza y cuando volví a mirar hacia la columna se había movido de sitio acercándose hacia mí, clavé todoas las paletas en la columna. Resultado? Un agujero en la columna, las paletas ligeramente erosionadas y una sensación de inmortalidad infinita...
    Desde entonces puedo abrir cualquier cosa con los dientes, sin miedo, eso sí, con casi 30 tacos me sigo llevando broncas por hacerlo...

    ResponderEliminar
  22. Ayyyyy yo soy madre de hija que le paso lo mismo, jugando al cuarto oscuro, se tiro desde una rinconera y ...lo inevitable.
    Su drama fue que yo dije, " menos mal que te ha pasado a ti y no a otra niña " era celebrando en casa su cumpleaños.
    La contestación con los dientes-- flotando ensangrentados-- "Valla madre que prefiere que le pase a su hija"......... supongo que con 45 añitos sigue con el trauma, bueno como es psicologa ....lo tendra asumido.

    ResponderEliminar
  23. Yo también tengo las dos palas tocadas, una con funda, la otra es un implante... y lo mismo me decía el dentista, bocatas no, ojo con la boca... y lo que pasa, ni caso... cuando ves que puedes con el bimbo pasas al pan blando, luego pruebas el duro, y así, probando-probando acabas comiendo de todo... mis padres me decían "tú verás lo que haces, si se te rompe el diente, ya te apañarás con cualquier pegote..."... y bueno, lo cierto es que me apoyo en los dientes de arriba y desgarro con los de abajo, muerdo un poco de lado, y ahí están los machotes, aguantando... si ahora se rompiesen ya sería el desgaste... Ahh por cierto, lo mío fueron dos buenos viajes, primero rompió un diente, luego los dos (un año uno, dos años después otro golpe..)... en ambos casos contra el suelo... sigo oyendo de por vida que si me caigo al suelo, que ponga los brazos, las manos, lo que sea,... y es que yo cuando me caí dije, "menos mal que no me he roto un brazo", y más barato nos habría resultado... Yo fuí al dentista porque me salió un flemón en la boca, quisieron salvarme el diente (estaba condenado a ennegrecerse) me hicieron una pequeña operación y al poco de terminar de dentistas me rompí el diente compañero y volví a golpearme el del lado del flemón que ya no tenía.. todo un drama... Esta vez sí, fue funda e implante... Con tu drama me has hecho sonreír... yo también era pequeña cuando me pasó.... Desde el primer día no me afectó tanto como a mis padres, estaba contenta porque no tenía que llevar el aparato... también recién puesto, para que veas el gustico que tienen en mi casa al dentista, en la última revisión de noviembre año pasado me dijeron que tengo 4 muelas para empastar, pero ahí están bien, a mi madre le digo que no tengo tiempo para ir y que no me duelen... mi madre dice que estoy a mitad hacer.... Y eso que trabajo, soy madre de un peque de casi 3 años, pero todavía estoy inmadura, y eso que ya voy por los 36 años a por los 37 en diciembre.... ¿maduraremos algún día?

    ResponderEliminar
  24. Mi hermana y yo hemos heredado las paletas grandes de mi madre, pero ninguna de las dos tenemos complejo de conejito, son super útiles para comer pipas y nunca nos han dado ningún susto. Ahora, me hicieron una endodoncia a los 13 años y estuve hasta casi los 20 masticandome los trocitos de la muela. Eso sí que es tragarse el dinero... con decirte que cuando estube en irlanda lo pasé fatal porque el chico del momento me trajo una tarta de chocolate y no la pude comer...
    Besazos.

    ResponderEliminar
  25. Eres genial, cuando creo que no vas a poder superar un post... vas y lo haces! qué bien me lo paso contigo ¡artista!

    ResponderEliminar
  26. Nena, qué bueno, y menudo memorión tienes, me encanta cuando escribes las frases enteras de tu madres, que no son cortas precisamente, me la imagino.
    Yo tenía un abrigo clavaito al tuyo de la foto.
    Buen día.

    ResponderEliminar
  27. Jajajaja, qué bueno!! Qué risa!! Pero tú no seas boba, a tus futuros hijos no les dejes usar los dientes para cosas raras, mejor que experimenten con una pierna, un brazo o la cabeza... ¡¡que los dientes son la parte más cara del cuerpo!!

    ResponderEliminar
  28. Mira que fiarte de un producto apple... si ya te dijeron que nada de manzanas!!!!

    Y las pipas, las mejores son las de Churruca con sal de toda la vida, dónde vamos a parar! :)

    ResponderEliminar
  29. Jajajajja me parto es que no puedo contigo kajajjaja, estoy aquí en el trabajo agachadita y muriendome de risa ayyy'¡¡ y es que yo tengo las dos palas rotas desde pequeña, pero mi dentista dijo "como es muy traviesa... mejor que se los ponga ella de mayor..." y aquí sigo con ellas rotas, no quiero ponermelos, me traen buenos recuerdos.

    ResponderEliminar
  30. veo que somos unos cuantos con los dientes rotos!!!! Yo me rompí una pala cuando estaba tratando de subir una cuesta y arriba había otro niño intentando que no llegara a la cima (sí, eramos un poco primitivos en esa época, no teníamos psp). La cosa es que buscamos el pedazito para pegarlo (jajajajajaaj) Fuimos al dentista y quisieron ponerme una funda pero me negué y al final me limaron el cacho que me falta y llevo el agujero a mucha honra (parezco el cantante de Duncan Dhu). Mi madre sigue insistiendo en que me ponga una funda pero yo sigo negándome.
    Por cierto yo soy fanática de las pipas pero las de Piponazo, en casa cuando vemos las de Facundo decimos 'las del sabor inmundo'... por cierto ¿has probado a meterte un puñado de pipas en la boca y pelarlas con las muelas?
    Me encanta la foto, veo que ibas bien abrigadita!!! qué envídia de nieve!!!

    ResponderEliminar
  31. Ya lo siento nena, pero hoy estoy de acuerdo con tu madre,... y lo digo, porque yo también soy una drama mamá, cuantas veces se lo he dicho a mi hijo... cientos, pero va el tontolón de el y se rompe una pala una noche de farra, que según la versión oficial, resbalo con tan mala fortuna que al caer se dio con el bordillo de la acera... ( me lo creeré, no vamos a dudar del chaval ). Reconstrucción del diente, un año le duro, y comiendose una hamburguesa , zas se le rompió otra vez, y ya esa vez,funda al canto. Y mira que se lo diría veces " hijo, cuida los dientes que no te volverán a salir , y con lo que nos estamos gastando en ortodoncias.. !! " Pues eso, ya hemos pagado en ortodoncias, reconstrucciones, fundas,... y lo que nos queda !!

    ResponderEliminar
  32. Para rato me pensaba que había tanto niño suicida, en serio, no dejais de sorprenderme, lo que no entiendo es todavía como Facundo sigue teniendo negocio...
    Por cierto, los del Piponazo y Grefusa, no tenéis ni idea. Las mejores pipas son las Facundo, las grandes. Vamos hombre, si hubiera unas pipas campeonas serían las Facundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, disiento, para mi Facundo son las del sabor inmundo... sería el paquete que me compré yo... como las piponazo no hay!!!
      ah, eso sí los quicos tienen que ser de la marca Churrucas... pero no se consiguen, así que me conformo con Mr.Corn.

      Eliminar
  33. Me siento identificada Mamá, jajajaj, me encanta el tono de tu blog y el sentido del humor que trasluce. Ya tienes una seguidora más.
    Aqui te dejo mi blog sobre educación por si pudiera interesar: http://raquelguzman.blogspot.com/
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  34. Manzanas... por dios, será verdad eso de que basta que no puedas comer una cosa para desearla, pero... ¿manzanas?
    xD
    A mí me parecía que las Facundo me estaban abriendo un mini agujerico en la pala (yo tengo buenas palas, de las de frontón), y me pasé a la minipala contigua (que en otra persona pasa por una pala normal, ya ves...)
    Qué valiente.

    ResponderEliminar
  35. Hace tiempo que sigo el blog, entre otras cosas porque es muchas veces mi sesión de risoterapia de la semana y porque creo que también tengo una dramamamá...pero este es el consejo con el que más me identifico! Las acrobacias gimnásticas me dejaron sin palas y descubrí que se pueden comer pipas con los colmillos, aunque la técnica me supuso años de práctica. Aunque los bocatas nunca me entusiamaron, me da cierto pavor comer costillas, no quiero ni imaginar lo que me supondría ahora gastar el pastón que se gastaron mis padres en mis dientecicos.
    Gracias por compartir tus experiencias y hacer mejorar el día cada vez que leo tus historias!

    ResponderEliminar
  36. Jajajaja!
    ¡Qué bueno el colofón!
    ¿Me abres esta nuez a mí también?

    ResponderEliminar
  37. Lo dicho Me encanta tu blog y todos los dramas consejos, me rio mucho con ellos.

    Me una al grupo de las palas falsas jajajaja, yo también tengo una, me partí la mía hace unos años en una salida a unos buwngalos con piscina, a los que fuí con un grupo de amigos. Siempre que vemos las fotos ellos recuerdan lo bien que lo pasaron, y yo que esa fue la salida en la que me rompí la paleta y por tanto a la que nunca debía haber ido ¡¡¡ jejeje encima al día siguiente tenía un Bodorio vaya trauma, salgo en todas las fotos de esa boda con la mano en la boca.

    Tengo que decir que el dentista al que iba en aquella época era un "poco especial" por lo que a mí la pala falsa me duraba un promedio de dos meses ¡¡ ya me la ha repuesto 4 veces y eso sin morder nada, se caía sola, bueno excepto una vez que se me cayó mordiendo el pan de la hamburguesa, y esa fue la vez que la dentista me dijo medio echándome la bronca "déjate de morder bocadillos", ojo la primera vez no me que me la repuso no me dio indicaciones de ningún tipo, y encima me hecha la culpa a mí cada vez que se me rompia, y eso que desde que me la partí siempre muerdo con las muelas, lo único chungo es que siempre que como cosa así de morder algo ante desconocidos les tengo que explicar lo de mi pala, y hay otra gente que se pensará que soy de lo más pija y fina yrepelente por comerme los sanwih y casi todo con cuchido y tenerdor ;D en fin, que le vamos a hacer.

    ResponderEliminar
  38. Hola, me he enterado de este blog gracias a tu libro, se que ahora estaras muy atareada para leer lo que te escribo, pero me siento muy identificada con esta historia ya que de pequeña y no de tan pequeña tenía la "mania" de aterrizar con la boca cada vez que me caia, así es que tengo una paleta falsa pero de las de tornillo de los primeros hace casi 20 años que me la pusieron (me cargue la paleta de leche contra una columna en parvulitos y luego me rompí otra vez la misma paleta patinando o intentandolo jejeje) y el diente de al lado lo tengo tocadito.. Asi que he empezado a reirme y enseñar los diente hace bien poco porque habia cogido la mania de ponerme la mano en la boca cada vez que lo hacia para no enseñar el hueco porque estuve un año sin paleta con un puente por si rechazaba el tornillo que me habían puesto para colocar la paleta... bueno una odisea... pero todo pasa y todavía con treinta y tantos mi madre sigue teniendo miedo de que aterrize con los dientes o cuando como cosas duras me mira como esperando que me cargue el invento jejeje.. Gracias por este blog unas risas y recordar tiempos pasados no estan de mas....

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...