jueves, 15 de julio de 2010

22.Si eres mayor para trasnochar, también para madrugar

Esta frase creo que es una de esas que han forjado a una generación. La mía. Y no puedo evitar que me entre una horrible nostalgia al repetirla. Mi madre abriendo la puerta de mi cuarto con mi si fuera a empotrarla en la pared, y esa voz aterradora y concreta:
- Ale, que ya es hora de levantarse nena. Si eres mayor para trasnochar, también para madrugar. Que tenemos muchas cosas que hacer. Hay que limpiar los cristales, pasar el aspirador, poner una colada, bajar a hacer la compra...

No me lo creo mamá. Nunca hay que hacer tantas cosas un sábado por la mañana. ¡Coño! Si cada vez que yo salía, había que hacer la limpieza anual de la casa.  Yo creo que acumulaba esas tareas para las terribles mañanas de resaca. Cada vez que paseaba por la casa y veía los radiadores sucios ella pensaba: esto me lo apunto para el día que salga la nena, huy que hace tiempo que no ordenamos los armarios, los filtros del aire acondicionado los tengo llenitos de mierda, bien bien, otra cosita más.
Es que la estoy viendo.

Consecuencias del consejo:
Tenía truco. Si no te pillaba en la cama no te encargaba tareas y sobre todo no gritaba, que el grito para la resaca va mal. Así que mi hermana y yo dormimos con disimulo y en cualquier sitio.
Según la oíamos que se levantaba, cada una se buscaba la vida. Yo que soy de tendencia vaga, pues intentaba esconderme detrás de la puerta. Así cuando ella entraba, veía la cama hecha y se iba. Me volvía a meter en la cama. Mi hermana iba al baño, abría la ducha y se dormía encima de la taza. Media horita de sueño. Siguiente asalto. Yo a la ducha, mi hermana dentro del armario. Otra media horita. A desayunar, mi hermana dormida sobre la mesa, yo en el armario. Media hora más. Luego a estudiar. Las dos sobadas sobre los libros. Eso sí, con el oído atento. Porque cómo te pillara, olvídate, las tareas de desinfección de un hospital, una tontería al lado de lo que iba a encargarte. Porque las madres no limpian normal, al menos, la mía no:
- Nena, te coges el paño azul, el suave. Lo pasas por los fuegos. Luego con una servilleta de papel, pero de las que no tienen pelusilla, lo pasas otra vez. Sin pelusilla ¿eh? que sino quedan feos los fuegos. Así ya puedes empezar a limpiarlos. Coges el limpiador rojo, echas un poco. Poco, nena, que si no cuesta sacarlo. Lo retiras con el paño amarillo humecido en agua, que no esté empapado que se quedan feos. He dicho humedecido. Luego, el paño rosa para terminar y un poco del spray amarillo.
Y yo pensando: ¿De qué hablas mamá? ¿De limpiar los fuegos o de conseguir erradicar las bacterias del mundo? ¿Qué más dará que los fuegos queden feos? Son fuegos, ¿Con qué paño había que empezar? Joder, ¿cuál era el paño? Porque de una manera increíble, ella con sólo mirarlo sabía si habías cambiado el proceso. Las madres pueden adivinar cosas imposibles con sólo mirarte a los ojos.

Excepciones para utilizarlo:
Uf. Algo de razón tenía pero intentaré no martirizar a mis futuros hijos. Yo nunca madrugo pero desde las 8 de la mañana estoy en la cama sufriendo y, aunque esté sola, si alguien me llama por teléfono disimulo:
- ¿Estabas dormida? ¿Te he despertado?
- ¡Que va! Llevo limpiando los fuegos desde las 8.

38 comentarios:

  1. "Llevo limpiando los fuegos desde las 8" jajajajaja.

    Qué risas me pego al leerte...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. FFFFUUUUUU-Ruido de aspirador
    CLON CLON- Golpes de la aspiradora contra la puerta.
    ¿Qué? Noches Alegres, mañanas tristes ¿eh?

    Así eran los buenos días de domingo de mi madre!!

    ResponderEliminar
  3. jajajajaja...
    "el que quiere ser tunante...tiene que ser velante"

    La frase de la mía...

    ResponderEliminar
  4. Clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap, clap,...

    BRAVO!!!

    ResponderEliminar
  5. jajajajajaa!!! por favor que me parto jajajaja La madre de una amiga era, o es igual, aysss que recuerdos de borracheras... y de resacas limpiado la cocina y el baño de mi amiga ;D

    ResponderEliminar
  6. Toda una generación de almas en pena con madres empeñadas en hacer las cosas más variopintas los sabados y los domingos por la mañana.

    ResponderEliminar
  7. ¿Pero qué pasa con nuestros padres? ¿Que todos estudiaron en la misma escuela?

    Sobra decir que a mí me hacían lo mismo: ruido de aspirador + música "de época" a toda ostia.

    Leches!

    ResponderEliminar
  8. me da un poquito de miedo ver que todos los padres son iguales... Creo que nos acabaremos convirtiendo en ellos sin remedio
    saludos y gracias por los comentarios

    ResponderEliminar
  9. Esa es la version "heavy", hay una version mas "light", mas sutil pero igualemente malintencionada que consiste a hacer tanto ruido en la habitación de al lado que no te quede otra que levantarte de la cama de desesperación o de ponerse a pasar la bendita aspiradora en el pasillo y de chocar "ligeramente" contra la puerta de tu cuarto que entre el ruido de la aspiradora y el choque contra la puerta parece que va a llegar el juicio final. Asi que al final te levantas y le dices a tu madre, mira mamá, si quieres que me levante, me lo dices, y ella te dice no sin recochineo, yo? pero si solo estoy ordenando, pasando la aspiradora (u otra variante) que ya podrias hacerlo vosotras, eh? y entonces añade como sentencia final, el que vale para salir, vale para levantarse a la mañana siguiente o hija ! que mal humor, noches alegres , mañanas tristes !
    Yo tuve una amiga que tenia una madre que para mi era como un milagro de la naturaleza. La dejaba dormir todo lo que queria y cuando me quedaba a dormir en su casa (lo cual era muy a menudo) cuando nos levantabamos hacia las 12 o la 1, nos habia labado y planchado la ropa "radioactiva" que traimos el dia antes!!
    Lo dicho para mi un encuentro en la tercera fase !

    ResponderEliminar
  10. En mi casa la versión es: "quien tiene buena noche, no puede tener buena mañana". Lo que se traduce en: "da igual a qué hora llegues, porque te levantarás temprano". Vamos, que se ha dado el caso de llegar a casa, ducharme, dormir una hora y levantarme...

    ResponderEliminar
  11. OOOOOHHH! que identificada me siento!
    Como recuerdo esos sábados y esos domingos despertándome a golpe de escoba contra la puerta de mi habitación, el maldito aspirador y el rechinar de los muebles del comedor moviendose de un lado a otro...y si todo este ruido-movimiento no surtía efecto un ARRIBAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA que hacía temblar las paredes...espero no hacer esto a mi hija nunca...jajajaja

    ResponderEliminar
  12. Ay, esa lista interminable de tareas que sólo daban ganas de cubrirse la cabeza con la sábana y desaparecer!
    Nunca entendí por qué mi madre creía que enumerar TODAS las cosas que tenía que hacer iba a animarme.

    ResponderEliminar
  13. Ese consejo me lo llevo derechito para mi casa. Tengo una adolescente a la que le vendrá bien

    ResponderEliminar
  14. Ay por Dios no he parado de reir!!!! He llamado del tiro a mi madre para contarle lo que me ha hecho recordarla este post (claro, ella niega que gritara o que lo hiciera muy a menudo).

    Pues yo tenía doble dilema, porque no me dejaba salir más allá de las 2am asi que para quedarme hasta las mil me quedaba a dormir en casa de mis amigas... Pero allí estaba la trampa, dormir en casa de mis amigas podía pero debía llegar a casa a la hora de comer. Por tanto, si salia toda la noche pero luego me iba durmiendo por todos lados; porque claro, tampoco podía dormir luego de la comida que pillaba que me habia trasnochado más de la cuenta.

    En fin, que me está encantado tu blog que acabo de descubrir.

    ResponderEliminar
  15. Y la gran frase: ¡¿pero quién hay por ahí a esas horas?! ¡Pero mamá si la fiesta empieza a partir de las 2!
    He de reconocer que donde yo vivo, los de mi generación (ahora tengo casi 38)lo hemos tenido bien porque había mucha marcha. Nuestros hij@s lo tienen bastante mal, ya no queda nada de nada, vivimos en una ciudad dormitorio por no haber ya no hay ni cines (habían 3), ni discotecas, hasta quieren quitar los chiringuitos en verano. Nos estamos convirtiendo en mamás/papás-taxi, vamos que volvemos a trasnochar pero de diferente forma.

    ResponderEliminar
  16. Pues yo tengo una grandísima suerte con mis padres en este sentido.
    Mi padre tiene la grandiosa frase "Maricón el que se levante antes de las 11", y ay del que llame por teléfono antes de esa hora, se juega el cuello (una vez le pasó a mi cuñao y dudamos seriamente de su salud).
    Incluso cuando me despertaba antes de las 11, me quedaba en mi cuarto jugando hasta que se levantaran los demás para desayunar xD

    ResponderEliminar
  17. yo tb tuve unos padres lirones de los que tienen que agradecer mucho a la "bola de cristal" que nos entretenía hasta las 12.00 así que no sufrí una madre aspiradora pero si abuelas que cocinaban a las 8,00am y pasaban el aspirador a las 9,30

    ResponderEliminar
  18. La frase de mi madre era (y es) POR LA NOCHE LEONES Y POR LA MAÑANA... CAGONES!!!!
    Todavía lo hace cuando veraneamos juntos en el pueblo... aunque reconozco que ahora me sienta todavía peor que me despierte mi hija!!!!!

    ResponderEliminar
  19. Mi madre decía:

    "El cuerpo la hace, el cuerpo la paga" y jo que si lo pagaba!!! Y caro!!!

    He llegado a no dormir porque según entraba por la puerta me reclutaba para ir al mercado... ay, si no hubiera sido por SANTA SIESTA DE TODOS LOS SÁBADOS...

    ResponderEliminar
  20. Hay es mi primer comentario en este blog, que me ha hecho sonreir mucho, y espero no sea el último.
    Ay!!!, a mi me decía mi padre cuando le pedía que me dejara quedarme más:" a esas horas lo único que hace la gente es el indio"( algo de razón tenía, seamos sinceros/as).
    Y allí que venía mi madre a que le ayudará a pasar el aspirador, limpiar el baño el sábado por la mañana y el domingo.
    El problema es que ahora, siendo mayor, no puedo quedarme en la cama hasta las tantas, ahora porque tengo una hija, pero antes me daba una sensación de estar perdiendo el tiempo.Ya tengo el chip implantado en mi subconsciente, gracias mamá.Benditas madres y bendita educación.

    Lo siento, pero yo a mi hija le haré lo mismo; me parece un horror esa gente joven que se levanta a las 14h a mesa puesta, y están en un estado lamentable; en casa a colaborar todos, que todos vivimos en ella.( es el ejemplo de mi marido cuando era joven).
    Un saludo desde valencia.SASA

    ResponderEliminar
  21. Yo tengo un método mejor todavía cuando estoy de vacaciones: llego a las 6, cojo la toalla, me hago un bocadillo, una botella grande de agua, la caja de aspirinas, los tapones de los oidos, bañador, crema y a la playa (vivir en canarias es un gustazo).
    Cuando no se puede, procuro no dormir porque ronco y se dan cuenta, pero no es la primera vez que duermo bajo la cama

    ResponderEliminar
  22. mi madre igual!! vaya tela! si esq a mi se me olvida con tanto trapo y moja aqui, seca allá y luego el otro trapo!! jajaja y SIEMPRE voy y le digo "mira mami! he limpiado toda la casa" y ella como.. "aiii siii hija!! que bien!! que limpita!!" y al dia siguiente ella barriendo jajaja

    ResponderEliminar
  23. O la variante de mi madre: "El cuerpo las hace, el cuerpo las paga". Bonitas comidas familiares tuve en Año Nuevo :S

    ResponderEliminar
  24. Me encanta!! Veo que las frases lapidarias no cambian de casa en casa. El 'Noches alegres, mañanas tristes' ha sido un clásico familiar. Repetido tan hasta la saciedad que acababa poniéndote de mala hostia y entonces llegaba el... 'qué? mal cuerpo, eh?'. No coño! Mala hostia que has conseguido ponerme!!! JAJAJAJA

    ResponderEliminar
  25. ¡jajajajaja! suscribo todo lo dicho, sobre todo lo de los "golpecitos inocentes" en la puerta con el aspirador...y la frase de "pero ¿qué hacéis hasta tan tarde por ahí?" ¿qué esperaban que les contestáramos? y claro, decías "nada, estar por ahí..." y entonces venía la frase "¿y por qué no salís antes?" sí claro, a las 4 de la tarde... a tomar el café y echar la partida en el bar... jajajaja!!!

    Enhorabuena por el blog, acabo de descubrirlo y he llorado de la risa.

    ResponderEliminar
  26. Mi padre era el que metía ruido y luego tenía su frase, siempre dicha con mucho retintín: "¡Si no se sabe salir, no se sale!"

    ResponderEliminar
  27. Todas las madres cortadas por el mismo patrón y con la misma tijera... la técnica de mi madre consistía en subir la persiana de un tirón (lo más fuerte posible) mientras decía "Gallo de noche, gallo de día!"

    Enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar
  28. Santas palabras de mi mami:
    "De noche lobos, de día perros" jajaja!me encanta el blog, enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  29. Esa es mi madre "si vales para trasnochar, vales para madrugar", claro, eso lo decía cuando me levantaba ya cabreada después de que se pasara un buen rato dando golpes con el aspirador en la puerta. Lo curioso es que si salía el viernes, lo pasaba el sábado; pero si salía el sábado, lo pasaba el domingo. Eso no es continuidad!!No sabías como acertar. Y lo peor era salir en el pueblo, como allí no había aspirador, siempre entraba bien temprano en mi cuarto porque se había dejado algo. ¿El qué?! Si su ropa estaba en su cuarto, sus cosas en el baño...pero siempre había algo que estaba en mi cuarto que necesitaba bien temprano y que no podía esperar, algo que la noche anterior no estaba o yo no supe ver. Llegué a pensar que por las noches, mientras yo estaba por ahí, entraba a dejar algo. Y luego, después de entrar haciendo todo el ruido posible..."ay hija ¿te he despertado? es que tenía aquí nosequé. Pero bueno, ya te levantas ¿no?" Que lista, como intentaba engañarme.

    En fin, supongo que esto lo repetiremos, si no podemos dormir preocupados por donde y con quien estarán nuestros hijos, ellos tampoco podrán dormir por la mañana...

    ResponderEliminar
  30. cuanto daño a hecho esta frase...

    ResponderEliminar
  31. Mi padre me decia esa misma frase , quien es bueno para trasnochar es bueno para madrugar , y bien que lo hacia , en verano mientras mis amigas se iban de malcha yo tempranito a casa por que me hacia ir a la oficina de 9:00 a 12:00 mas mayor le pregunte que para lo que hacia alli por que no me dejaba de 12:00 a 14:00, segun el para que madurara y si que lo hice ahora no puedo estar en la cama a mas de las 8:00 inclusive fines de semana y me da un coraje. Y lo peor que yo se lo digo a mis hijos jajajaj

    ResponderEliminar
  32. Nena, te voy a dar un poco de envidia.

    Los sábados por la mañana, mi madre me llevaba el desayuno a la cama hasta que me fui de mi casa, a los 29 años. Para ella, una dieta equilibrada era preferible a un despertar cuartelario, a toque de pito.

    Eso sí, tenía que tomarme el café y las galletas de inmediato, no fuera a quedarme dormido y dejarlo ahí frío. En los casos en los que tal cosa ocurrió, me despertaba un:

    - ¡¡¡¡PERO SANTI!!!!

    Procedente de una madre llena de santa indignación: la mía.


    Algo me dice que si hubiera nacido chica no se me habría deparado igual trato.

    ResponderEliminar
  33. Jajaja, qué manera de reírme. En especial acordándome de un super poder que ya no uso desde que no vivo con mi madre: la de despertar con el teléfono y en un segundo tener suficiente lucidez para contestarle con voz perfectamente despierta cuando me llamaba desde el trabajo para ver si me había levantado. A mi novio le causaba un asombro increíble ver cómo podía fingir voz de "llevo despierta desde las 8".

    ResponderEliminar
  34. Jajajajajaja,,cuando yo llegaba de marcha ,a las seis o siete de la mañana.....me encontraba a mi abuela haciendo pan...todavía en camisón y despeinada y me miraba y decía"¡San Silvestre!,que es el patrón de los aparecidos,jajajajajaja y luego solía añadir ,el que pierde la noche ,pierde el dia,que razón tenía,jajajaja,ahora soy madre y las cosas se ven distintas,hay que ser hijo ,cuando toca y madre tb.: )

    ResponderEliminar
  35. En mi casa la frase era "las juergas se sacan del cuerpo" y a las 9:00 todos en pie,a limpiar.Y cuando mi hermana y yo lo teniamos asumido llega el niño y a le le dejan dormir lo que quisiera.Pobrecito no veis que no ha dormido nada,y nosotras que????
    Tambien decian que a las horas que volviamos no habian puesto ni las aceras,mi hermano ya les decia que por eso llegaba de madrugada que estaba esperando a que pusieran las aceras.

    ResponderEliminar
  36. Mi padre era el de: "el que vale pa trasnochar, vale pa madrugar", eso sí con Antonio Molina a todo volumén por si se nos ocurría intentar ignorarle. Mi madre era la que venía repartiendo trapos cuando ya estábamos despiertas jajajajaja ¡Qué tiempos!

    ResponderEliminar
  37. Ja, ja, eres grande.
    El relato refleja a mi madre 100%; y la mejor mi abuela con su "el que la jí que la jó" y "noches alegres mañanas tristes".

    ResponderEliminar
  38. Yo desarrollé una sordera selectiva. Era capaz de dormir aunque pasara con el aspirador mi almohada. Eso se ha traducido de mayor que mi hija tiene que llorar insistentemente para que me despierte. Es mas, muchas noches es mi marido el que se despierta antes que yo ante el llanto de la niña. Decimos que es dormilona pero lo que yo creo es que a sus 6 meses ha aprendido a llorar solo cuando es estrictamente necesario...el resto es perder el tiempo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...