miércoles, 28 de julio de 2010

25. Nena, si es gratis, tú lo coges, luego ya veremos qué hacemos con eso


Este consejo es toda una filosofía de vida. Existen personas que si algo es gratis directamente no les gusta, existen personas que si algo es gratis les parece mejor, y luego está mi madre, a la que no disfrutar de algo que es gratis le parece pecado mortal.
A mi madre las promociones le vuelven loca. Esta frase es poco concisa, demasiado usada. Cuando digo le vuelven loca, es real. Se transforma. Las manos se vuelven más prensiles que nunca. Pareciera que los monos sólo hubieran evolucionado para que el pulgar y el índice de mi madre se pinzaran para coger aquel balón de playa de Nivea. Porque cuando algo es gratis, ella lo coge con tanta intensidad que parece que va a reventarlo. Bueno, los monos evolucionaron para eso y para cuando la nena decía algo fuera de lugar delante de extraños y ella me metía "un pellizco de la muerte" (Sí, mi hermana y yo les pusimos nombre). ¿Qué tendrán esas manos de madre para meter semejantes pellizcos? Retorciditos, pequeños, precisos... Olvídate de los métodos de la inquisición. Tú le pones a mi madre al lado de un ateo a meterle pequillizcos, y vaya si cree en Dios. Y si lanzas a mi madre con tres amigas más, te evangelizan el nuevo mundo en un par de semanas.

Cuándo utilizaba el consejo:
En el super, en la playa, en el centro comercial...
Alguna vez incluso en una basura:
- Mamá que eso lo ha tirado la gente porque no sirve.
- Nena, no les sirve a ellos, pero igual a nosotros sí.
- Pero mamá ¿nosotros para que queremos un cortacesped? Si no tenemos jardín.
- Mira nena, si es es gratis, tú lo coges, luego ya veremos qué hacemos con eso.
- Pues tirarlo a otra basura- decía entre dientes.
- Te he oído, nena, a mi no me repliques que te pongo a pasar el cortacesped en mi jardín imaginario todo el día y te enteras para qué sirve ¿eh? Has oído ¿no? Pues ahora lo coges y lo empujas hasta casa.

Consecuencias del consejo:
Yo ya he cogido todas las cosas gratis que una persona se merece a lo largo de su vida. Es decir, ya me he humillado lo suficiente:
-He ido a por pelotas de Nivea con la frase preparada "Deme dos, que mi hermanito está cojo y no puede venir a por la suya".
- A por degustaciones de queso en el super "Niña, ¿tu madre te da de comer? Es el quinto trozo que te doy.
- A por batidos a la salida del cole ¿Niña no te he dado antes una caja? Huy sería a mi gemela.
- A por yogures en el centro comercial "Deme dos, que soy hija de padres separados". Eso le enternecía a todo el mundo. "Pobrecita, dale otro, que tiene que sufrir mucho".
Eso sí, excepto los albúmes que regalaban a la puerta del cole, esos no, que llevaban droga. y que era lo único gratis que he querido yo en mi vida.

Excepciones para utilizarlo:
Si regalan oro, dinero, diamantes, ferraris y casas de lujo, futuros hijos míos, más os vale llegar los primeros. O puede que acabéis conociendo el temido pellizco de la muerte.

16 comentarios:

  1. Jaja, qué gusto leerte después de un día duro. Tus artículos son increcendo, comienzas con una sonrisa y acabas con una carcajada.

    Aunque casi siempre comparto recuerdo de consejo de madre, en este caso no. Mi madre no cogía nada, a menos que se lo ofrecieran directamente, y aún así se lo pensaba. Muy digna ella, tampoco nos dejaba coger nada a nosotras. xDDD

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! para mí es un gustazo recibir comentarios así

    ResponderEliminar
  3. Pues me uno al comentario: de verdad que da gusto leerte, sobre todo por la sonrisa que se te queda al final.

    Por cierto, te comprendo porque la frase "tú si es gratis lo coges" corre por nuestras venas, en casa. Recuerdo tener menos de siete años (porque viví en Zaragoza hasta esa edad y fue estando allí) que me cayó una bronca monumental por rechazar un barquillo. Yo no lo entendía, porque es que no me gustaban los barquillos! Me lo ofrecieron y yo dije: "no gracias, no me gusta". Para qué fue aquello!

    Sigue así.

    ResponderEliminar
  4. Debía causarle un auténtico dilema el tema de los álbumes de cromos: gratis, droga, gratis, droga, gratis, droga.

    Estupendo blog, vaya descubriento ;-)

    ResponderEliminar
  5. Ese consejo me lo dieron mis suegros hace menos de un mes al cambiar de operadora de telefonía móvil. Yo tengo una Blackberry y me daban otro terminal (peor pero gratis) y dije que no. "Pero chica, si es gratis cógelo" me dijo. "No suegra, no es gratis, te lo cobran a precio de 18 meses de permanencia o una penalización de 150€ si te marchas". Al final no lo cogí, claro XD.

    Sin embargo, he de reconocer que el "gen madre" empieza a poseerme y a veces miro con zalamería los contenedores de basura.... XDDD

    ResponderEliminar
  6. ay, que me ruborizo...

    Ana R:
    aléjate de las basuras!

    ResponderEliminar
  7. Ay, que gran descubrimiento este blog. En mi caso, este consejo es más de una tía abuela que tengo especializada en conseguir descuentos hasta en las tiendas de multinacionales, en pedir muestras en las droguerías y en la caza del canapé.
    A mi madre lo que le pone es tirar todo lo que se encuentra en los armarios y preguntar si te hacía falta o si le tenías cariño cuando ya está en el vertedero.

    ResponderEliminar
  8. Aprovecho para regalarte un consejo de mi madre: "las bragas, siempre limpias y decentes por si te pasa algo y hay que ir al médico corriendo". Si te rompes la crisma es secundario, lo importante es que no piensen que eres una guarra.

    ResponderEliminar
  9. Celita, ese consejo me lo conozco! http://comonoserunadramama.blogspot.com/2010/06/8-por-si-acaso-nena-por-si-acaso.html

    ResponderEliminar
  10. Esto es genialidad pura.
    Carcajadas con lagrimilla, cada vez que sale un nuevo consejo de éstos lo leo en voz alta para que lo oiga mi compañero de piso.
    Tú sí que vales, nena.

    ResponderEliminar
  11. la genialidad es toda de mi madre, que en el fondo es una artista

    ResponderEliminar
  12. ya veo que no soy la unica que tiene una madre asi

    ResponderEliminar
  13. aisss que bueno, te he encontrado de casualidad, ¿seguro que no somos hermanas? o mi madre tiene otra familia que desconozco ? jajjajjajajjajaj,
    Yo tb miro con zalameria los contenedores, alguna vez he encontrado tesoros que transformo....
    Besos, encantada de conocerte

    ResponderEliminar
  14. vale.. sabes como me llaman a mi?? marta la de los cupones.. esq encuentro descuentos hasta para el taxi jajaja pero no sé de donde me habrá venido.. porque mi mami nunca me lo ha dicho!

    ResponderEliminar
  15. Hola, recien ahora llego a este blog y muero de risa, hasta llorar con algunos comentarios... aunque a veces pienso: Pobre nena! y ya no me rio tanto... imagino a tu madre, con rodete en el pelo y cara de enojada toooodo el dia. A veces me hace acordar a la mia, algunos consejos en especial, lo que si es claro, es como las madres nos marcan con todas sus actitudes... para bien o para mal... claro... un beso desde argentina

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...