martes, 3 de mayo de 2011

76. Haz lo que quieras, nena


easyvectors
Este es un consejo trampa. A todos los niños del mundo deberían enseñarles que para sobrevivir a la infancia hacen falta dos cosas:
Una: aprender pronto a no mearse encima, que ayuda a tener una vida social activa.
Y dos: jamás hay que hacer caso a una madre cuando te dice “Haz lo que quieras”. Y mucho menos, si tu madre es una drama mamá.

Cuándo lo utilizaba:
Por puro agotamiento cuando te habías tirado horas, días o meses (sí meses, qué pasa, ser insistente puede ser una virtud como cualquier otra) pidiendo algo.
Ejemplo práctico:
A las nueve de la mañana:
- Mami, me dejas ver los dibujos.
- En casa no se desayuna viendo la tele, que no somos una casa de padres separados.
A las 10:
- Mami, ya he desayunado, ¿puedo ver los dibujos?
- Tienes que hacer la cama, un cuarto con la cama desecha es un cuarto desordenado.
A las 11:
- Mami, ya he hecho la cama ¿puedo ver los dibujos?
- ¿Has hecho las tareas? Porque es tu obligación.
- Las hago luego…
- ¿Y qué te parecería que yo limpiara la casa luego? O mejor, nunca. Ya sé. Nos sentamos las dos. Y le explicas tú a papá porqué está todo manga por hombro y la comida sin hacer cuando él llegue.
A las 12:
- Mami, ya he hecho las tareas ¿puedo ver los dibujos? (Yo a estas alturas ya lo preguntaba sin fe, como desganada)
- A ver, trae aquí el cuaderno. ¿Seguro que has hecho todos?
- Bueno, mami, casi casi… Es que los de matemáticas son muy fáciles y me los he dejado para tener que hacer algo por la tarde.
- Como los hagas ahora mismo por la tarde vas a tener que hacer el doble, te lo estoy diciendo.
A la 1:
- Mami, ahora sí que sí, he terminado los de matemáticas, ¿puedo ver los dibujos?
- Bájate a por el pan y a por el periódico que van a cerrar.
- Jo mami…
- Ni jo, ni ja. Ya estás bajando, y me traes las vueltas que te conozco.
A las 2:
- Mami y, ¿ahora ya puedo? (lo preguntaba sin nada de ilusión, tan pequeña y una niña sin esperanzas, ay que pena me doy)
- Ahora es hora de comer, y en esta casa no se come mirando la tele. En esta casa hablamos. Ya me lo agradecerás cuando seas mayor.
A las 3:
- Ya he comido, ahora, sí que sí, puedo ¿no?
- Claro nena, tú vete tranquila que los platos se meten solos en el fregaplatos, anda, dale, haz lo que quieras…
Mira, en serio, por el bien de las generaciones futuras esa frase debería llevar una alarma pegada: ¡Peligro! Alerta. Solo si estás loco, si te gusta vivir al límite, si estás dispuesto a morir joven, puedes hacer lo que quieras cuando una drama mamá te lo dice.
Según me iba hacia el salón pensando en que por fin iba a ver mis queridos dibujos comenzaba la letanía:
- Ya ves tú, todo el rato haciendo cosas por ellas, que ni un rato me he sentado en todo el día. Y la nena, que solo piensa en ver los dibujos. Todo el día peleando con ella. Así son, cría cuervos y te sacarán los ojos… (Y yo en el pasillo pensando: “para mí que lo de cuervos va por mí”) Pero nada, yo me pongo a recoger. Como una criada me tenéis. Qué se cree, ¿que yo no tengo ganas de ver la novela? Pues claro que tengo, y de poner los pies en alto.
Entonces yo ya no me atrevía a dar un paso más porque notaba el click en su cabeza. Es más, casi se podía oír. Y, click, se enfadaba:
- Habrase visto, y tan tranquila se va. Ven aquí ahora mismo. ¿Me estás oyendo? Ipso Facto (que yo pensaba: por qué me llama Ipso Facto, ¿me está insultando?) Mira, nena, para mí sería mucho más fácil dejarte hacer lo que quieras, y no discutir (que yo pensaba: pero si no estamos discutiendo, solo me estás gritando) Pues no. Yo estoy en el mundo para educarte. Así que me ayudas a recoger. Las buenas madres hacen esto. Y así aprenderás que uno no puede hacer lo que le dé la gana en la vida siempre, que existen obligaciones. Y con garbo, que no quiero una mala cara, que te castigo en tu cuarto hasta que seas mayor de edad. ¿Me oyes? Pues ala.

Consecuencias del consejo:
Yo veo la televisión con remordimientos. Siempre que estoy viendo la tele, siento que tengo que hacer al menos otra cosa a la vez: estar con el ordenador, leer, ganchillo… Y eso que no sé hacer ganchillo, pero yo disimulo. Aún cuando estoy sola en el salón, hago como que leo un libro y miro la tele de reojo. Esto me da cierto aire de tarada.
Segunda consecuencia, a base de disimular: es decir, leo un párrafo y luego veo un trozo de serie, en mi memoria Emilio Aragón sale en Cien Años de Soledad… Lo dicho, tarada.
Tercera consecuencia: yo no puedo hacer lo que quiero a pierna suelta porque siempre pienso que mi madre está a punto de castigarme sin salir del cuarto durante meses. Que estoy bailando, malo, que estoy vagueando, peor, que me tumbo sin hacer nada. ¡Pecado! Corre, nena haz lo que sea, dobla calcetines, lo que sea.
Cuarta consecuencia: una vez le llamé a un niño del patio con mucho odio Ipso Facto. Qué te voy a contar… Creo que todavía oigo las risas.

Excepciones para utilizarlo:
Paso de esta frase. Es mentira, futuros hijos míos, si se me escapa, no me hagáis caso, por supuesto que no quiero que hagáis lo que os dé la gana, quiero que hagáis lo que me dé la gana a mí, que para eso soy vuestra madre.

45 comentarios:

  1. Ay qué grande por Dios!!!
    Esa frase era un clásico en mi casa, y una de las broncas más grandes que me cayeron en mi vida fue ya dieciochoañera y después de una de esas. Pregunté si me podía ir a la playa con mis amigos el mismo fin de semana que había una comida familiar a la que no me apetecía nada ir, mi dramamamá me dijo que hiciera lo que me pareciese y así lo hice.
    Y el domingo por la noche cuando llegué de vuelta empezó una bronca que duró dos días, sólo interrumpida para dormir... y encima mi madre acabó diciéndome que era una lerda que sabía leer entre líneas.
    En fin, yo sé que en el fondo lo que le jodió fue que yo me pasara el finde de juerga y ella aguantando a las primas de mi padre jajajajaja.

    ResponderEliminar
  2. ...una lerda que NO sabía leer entre líneas, está claro.

    ResponderEliminar
  3. La versión de mi madre era: Tú verás lo que haces... pero el efecto o dios mío, realmente estoy preparada para tomar mis propias decisiones? tomaré la decisión correcta? hay decisión correcta? era el mismo... mucho sufrir... casi era mejor cuando te decían "come y calla!" corto, conciso, directo... mucha más alivio!

    ResponderEliminar
  4. Ahí está, para eso eres la madre, para que hagan lo que te de la gana a ti. jajajaja qué buena esa, nena.

    ResponderEliminar
  5. OH dios mío! que se me caen las H´s...

    ResponderEliminar
  6. Vas a tener que crear un sevicio de alerta al móvil cuando saques nuevos episodios de Drama Mamá. Jajaja. Me ha gustado mucho esta entrada también.
    Aún sabiendo que la mayoría de lectores del blog son chicas, me voy a arriesgar a hacer un pequeño comentario. TODAS las mujeres utilizáis el "haz lo que quieras" de forma perversa y tramposa. Esa frase anula el poder de decisión de todo hombre. Ya podemos estar corriendo para salvar la vida de un niño, que si oímos un "tú verás, haz lo que quieras" nos paramos en seco, damos media vuelta y esperamos con las orejas agachadas a recibir nuevas instrucciones en forma de indirectas.
    ¡Espero que lo reconozcáis!

    ResponderEliminar
  7. Como siempre vuelvo a suscribir todo nena. Todo. y NoSoyInútil..no no eres nada inútil. esa frase, esa frase lleva cianuro...lo dice otra nena.

    Hilda

    ResponderEliminar
  8. A Dani: debes de ser el único hombre de España leyendo blogs de maternidad mientras juegan el Madrid Barca, solo por eso te dejamos decir lo que quieras nene.

    Miss Amanda Jones: eso no era leer entre niñas nena, eso era ironía!

    No soy inutil: pues sí, yo también prefiero las órdenes, al menos, uno sabía a qué atenerse. (cuidados con las h ;) )

    ResponderEliminar
  9. Estoy viendo el partido, pero me pasa como a ti. Me siento mal si me paso dos horas viendo fútbol sin una excusa. Necesito una Ragazza, un plumero o un "blog de maternidad" para disimular.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  10. A mí me decía: "Haz lo que te dé la gana"... Aún tengo escalofríos al acordarme

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la cabecera del blog, para mí es nueva, no sé desde cuándo está.
    Sigue escribiendo, que nos encanta, y que tu madre no se entere.

    ResponderEliminar
  12. jejje la mia es de las de tu veras lo que haces unas veces y otras haz lo que quieras tu veras jejej y yo lo repito con mis pekes al mayor ya le ha caido alguna collejita

    ResponderEliminar
  13. Me has hecho ver la luz... Yo no sabia que se puede insistir en algo... por meses!!! Eso es lo que hace mi hija... ser persistente!!! En vez de verlo como una pesadilla ahora va a ser una virtud, gracias! Me ahorrare muchas "discusiones" (en las que yo chillo bastante :-s)

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja anda que no he escuchado yo eso alguna vez, jajaja, aunque yo la que repito es:
    TU VERAS!!!???jajajaja mi marido tambien enciende la alarma cuando le digo eso, jajaja

    ResponderEliminar
  15. Pero ¿cómo pueden ser tan iguales todas las madres aunque viva cada una en un confín de la tierra...??? jaja
    Lo peor de todo es que soy mamá y ya voy cayendo en los tópicos que describes... ainnnssss...!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  16. ¿Será que todas las mamás del mundo reciben el mismo curso o tienen una línea telefónica a donde llaman para obtener frases con que corregir a sus hijos? En otro país, en otro continente, con un océano de por medio y las frases son tan parecidas.

    ResponderEliminar
  17. Dani tiene razón, creo que ésta frase es exclusiva de las mujeres...Creo que la vamos pasando de generación en generación, y antes que con los hijos practicamos con los novios.

    Me pasa como a ti, no puedo ver la tele sin hacer algo a la vez, aunque sea jugar solitarios en el ordenador... Yo creo que se debe a que mi madre me mandaba hacer algo cada vez que me veía quieta.

    ResponderEliminar
  18. Es como si estuvieras hablando de mi madre...

    ResponderEliminar
  19. Jajajajaja, ¡No puedo parar de reír, Nena!. ¡Soy una drama-mamá en el más amplio sentido de la palabra! (y con solo 37 añitos). Pero ahora te voy a explicar el porqué de esta frase: los niños, básicamente, no tienen otra cosa que hacer que insistir virtuosamente. Pero cuando tú, madre, tienes que hacer tres cosas a la vez, mientras piensas en otras cinco, y de musiquilla de fondo tienes la "pregunta del día", llega un momento en que se te agotan las excusas. ¡Qué malvada soy!. Y ahí llega el "haz lo que quieras...". Es la derrota moral absoluta, te lo aseguro; seguro que por eso los castigos más grandes vienen de ahí...
    Y a Dani, y hombres en general: mi marido a eso les llama "preguntas trampa"; diga lo que diga está mal... así que mejor opta por callarse, jajaja, pobrecillo.
    Sara M.

    ResponderEliminar
  20. jajajajaja... yo utilizo con los mios el "tu verás lo que haces"

    ResponderEliminar
  21. Nunca me habia atrevido a comentar.. o al menos eso recuerdo jajaja si mi memoria no me falla.. pero a lo que venia era a decirte que en realidad me encanta tu blog, es tan cómica la manera en la que escribes, creo que todos tuvimos una drama mamá, en cierto grado jajaja y todas algun día lo podremos llegar a ser, te lo digo porque he encontrado una que otra frase que ha salido de mi maternal boca alguna vez! creo que se empieza a desarrollar mientras crece la barriga y toma su maximo punto cuando los hijos aprenden a hablar jajaja .. Sigue asi, de verdad me haces el día ;) besos desde Puebla México!

    ResponderEliminar
  22. A mí me pasa con mi chico un poco lo que dice Dani...."que me voy a tomar algo después del curro", y yo digo...haz lo que quieras, puedes hacer lo que te de la gana, si a mi me da igual....
    más falsaria que falsaria...

    ResponderEliminar
  23. Pues yo tengo a tu madre en un pedestal! Porque mis peques son demasiado peques, pero pienso utilizar todos sus truquillos!! Me encanta tu blog!!! Y ya sabes, cuando saques el libro nos lo comunicas ipso facto, eh??? ;-)
    http://yoymisminiyos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  24. Que bueno!! Gracias a tí me acabo de dar cuenta que esta frase la utilizo muuuucho con mi hija!!! Pero no te creas, la digo cuando ya no sé qué hacer para que me haga caso... Sólo tiene 5 años, pero te aseguro que es la frase que más me funciona, ni amenazas, ni castigos, ni nada... Haz lo que te dé la gana!! Y me salgo con la mía

    ResponderEliminar
  25. Qué mítica esta frase!!! De hecho mi madre aún me la sigue diciendo y voy a cumplir 32.

    ResponderEliminar
  26. Mi madre añadía "porque yo ya no sé si hablo para las paredes o para los hijos de los vecinos" (con los gritos que daba, parecía)

    ResponderEliminar
  27. Esta frase quedó obsoleta en mi casa en el momento que me la tomé como algo literal y mi madre se escandalizó: "¿Porque has hecho eso??"
    "Porque me dijiste que hiciera lo que quisiera"

    Nunca más la volvió a decir.

    ResponderEliminar
  28. Jajajajajajajaja!!! Yo es que pasaba muchas horas solas, no es una frase que escuchara mucho hasta la adolescencia y por otros motivos!

    ResponderEliminar
  29. Qué bueno!!!!!!!!!!! cuantos recuerdos con el famoso 'Haz lo que quieras' que quería decir justo lo contrario...
    Por otra parte mi drama mamá directamente no nos dejaba ver la tele por la mañana ¿?, NUNCA, no se por qué, pero eso directamente era impensable, ni siquiera se planteaba el 'Haz lo que quieras' ... Lo reservaba para otros temas.

    ResponderEliminar
  30. Jajaja.. mi drama mamá usa las mismisimas frases y eso que ya no vivo con ella y tengo dos hijos...
    Aunque a verdad yo tambien la uso cuando me sacan de quicio, sobre todo con el niño mayor (mi esposo) jejeje

    ResponderEliminar
  31. Haz lo quieras es una amenaza encubierta y vendrá después Ya te lo dije
    Qué risa, muy bonito el cambio de plantilla por cierto
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Hola, yo también hace tiempo que te sigo y nunca había comentado nada. Tengo que informarte que mi madre, que de drama tenía muchiiiiiisimo aunque ella opinara lo contrario, también usaba esa frase conmigo, y lo que es mejor, el ipso facto venía incluido detras. Lo de la bronca y el ya te lo dije tambien.
    ... lo mejor de todo es que cada noche después de acostar a los peques, cenamos nosotros y yo recojo la mesa, friego los platos y preparo un cola-cao para los dos, mientras mi pareja juega con el ordenador. Hoy él me ha leido tú post y después de ver el comentario de Dani he visto la luz!!!! Le he dicho bueno, haz lo que quieras, total sólo tengo que recoger, fregar y hacer el cola-cao, bajar la basura y dar de comer a los peces.
    Chica y he descubierto que los hombres llevan un resorte incorporado y yo tantos años sin saberlo!!! Que lo ha hecho todo!!! Hasta el cola-cao y yo me he quedado con el ordenata tecleando. Luego he visto el comentario del Tú veras, y chica también funciona!!! Eso tengo que aprendermelo de memoria y explotarlo, que tiene mucha salida con los tiempos que corren.
    Os quiero a todos. Un beso bien grande.

    ResponderEliminar
  33. Es cierto lo que dice Dany, eso de haz lo que quieras se lo digo a mi marido cuando quiero acabar de una vez con algún "intercambio de ideas" sé que con esa frase lapidaria terminará haciendo lo que es correcto. ;-)

    ResponderEliminar
  34. ¡Ya os vale!¡Qué malas! Lo peor es que yo también me siento mal por el pobre marido de Idril. Así todo, si quieres pasar al siguiente nivel, es decir, a que se porte bien todo el día, tienes otro pequeño truco.
    Hazte la enfadada y limpia delante de él sin decir nada. Cuando te pregunte qué te pasa, responde solamente "Nada". El hombre no sabe qué ha hecho, pero la conciencia le empieza a remorder. Al poco tiempo volverá a insistir con algo así como "¿Estás bien?". En ese punto ya está perdido. Con que respondas otra vez de forma seca "Sí, muy bien" lo tienes a tu merced. Me apuesto una mano a que no acabas de limpiar lo que estuvieras limpiando. Es más, lo que queda de día será un absoluto caballero inglés: atento y educado.
    No hay peor cosa que que no os pase nada. Palabrita.

    ResponderEliminar
  35. Jajaja, Dani ten cuidado, que puedes convertirte en nuestra particular gallina de los huevos de oro...
    Sara M.

    ResponderEliminar
  36. Muy bueno, mi madre me decia exactamente lo mismo como si me estuviera mandando una maldicion, asi lo sentia , si me dice eso es porque mal me ira!!!! lo sentia en su tono de voz, y yo no era tan atrevida, pero aveses era osada y me lanzaba y simpre terminaba mal, algun jalon de orejas o su indiferencia que me mataba,!!!!! ahora yo tambien la usa, pero en mejor onda, que experimente y si le va bien genial, y si no YO te dije nena, ahora no te quejes, y supera!!!!! ya fue, la mama casi nunca se equivoca, jejejejej
    ESther PERU

    ResponderEliminar
  37. Jajajajajaj "¡Ay, qué pena me doy!" jajajaja

    ResponderEliminar
  38. Me encantas está frace coincido con dani no es exclusiva de las drama mamas sino de las mujeres en general, yo soy una mas que no puede sertarse solo a ver tele tengo que hacer algo mas siempre

    ResponderEliminar
  39. Puajajajajaja!! esto es casi como lo de "hija, si quieres...tiende la ropa". ¿Cómo que "si quiero"?...JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA! Cuando sea mamá espero no decirle algo así a mis nenes :)

    ResponderEliminar
  40. Que bueno!! Lo de ver la tele con remordimientos y sintiendo que hay miles de cosas por hacer en casa "y yo aquí vagueando" también me pasa a mi. Se me queda mala conciencia...mmmmmm...... joer. Mi padre también era de los de "comiendo no se ve la tele". Creo que soy de los que menos tele veía de mi clase, ayssssss..... me acuerdo que todos estaban comentando el último capítulo de "V" y yo ahí, escuchando, que mi madre me lo tenía prohibido ver "porque luego tienes pesadillas". En fin...

    ResponderEliminar
  41. Yo por eso me levantaba a las 7:30 de la mañana los sabados y así mi madre me decia anda vete a ver un rato la tv que ahora voy, y podía ver cajon desastre, porque después era misión imposible...
    Haz lo que quieras...que frase tan mitica

    ResponderEliminar
  42. Jajaja..la verdad es que le dichosita frase no falla..a mi me la decia mi madre y aunque llevariamos un buen rato discutiendo o intentando negociar algo,era escucharla y ya me sentia que si no hacia lo que ella queria era la hija más mala del planeta...

    Hoy en dia la utilizo sobretodo con mi hijo el mediano,adolescente total y cabezón hasta deci basta,podemos tirarnos dias negociando algo que cuando le digo:haz lo que quieras..ya se pone hasta blanco..entonces recula y ya no quiere más lio sino saber claramente que es lo que yo le habia dicho que hiciera(casi siempre tema horarios...)yo entonces me hago la dura y le digo que ya sabe de sobra lo que le habia dicho...y se va refunfuñando y lleno de dudas...

    Ayys Dani...tienes razón en todo lo que dices..si,somos malas(bueno solo un poco,eh?)..jeje..yo tambien utilizo el truco de cuando limpio poner malas caras y contestar con monosilabos,pero joer es que mientras yo ando a mil cosas veo que mi marido y mis hijos estan tirados en el sofa viendo la tele y la epoca de la exclavitud ya se a acabado..digo yo...asi que normal ponga malas caras y conteste de mala gana...que menos!!!
    Sigo diciendo Nena que escribas un libro!!!!
    besos:
    Sonia

    ResponderEliminar
  43. Dios mío.... así hago yo con mi hija.... así que ella acaba teniendo más conocimiento que yo, a estas alturas con 7 años ella misma se contesta en voz baja....
    Saludos

    ResponderEliminar
  44. No puede ser, yo también se lo digo a mi hijo de 6 años, que me mira con los ojos llorosos diciendo "no quiero hacer lo quiera, mama"....., pobrecito.
    Tengo que hacer esfuerzos no ser una dramamama ,que solo tengo 38 años!!! pero es que por la noche refresca........
    Un blog genial.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...