lunes, 4 de octubre de 2010

38. Nena, los pantalones tienen que llegar a la cintura.

- Nena, los pantalones tienen que llegar a la cintura. Por eso, la parte de arriba de los pantalones se llama cintura. Donde se pone el cinturón ¿Ves como es muy fácil de entender? Las palabras lo dicen bien clarito. Si hubieran querido que tú llevaras los pantalones a la cadera, esa zona se llamaría cadera. Pero no, no, no... Se llama cintura y es exactamente ahí donde te tienen que llegar los vaqueros.
- ¿Si hubieran querido quienes?
- Dios y los inventores de los pantalones. Y como digas una palabra más nena, este año te pagas la ropa tú. Que te estás volviendo muy respondona, muy respondona. Y hortera. También te estás volviendo un poco hortera.

Cuando utilizaba el consejo:
Invariablemente este consejo viene justo después de cogerme de los pantalones cuando los llevo puestos y meterme un tirón hacia arriba. Es ligeramente doloroso y absolutamente irritante, sobre todo a los 31 años.
Primero, el tirón, y luego:
- De verdad que no entiendo esa manía de llevar los pantalones bajos. No te favorecen nada nena. El cuerpo de la mujer está hecho para ceñirse en la cintura, CINTURA, y el hombre en la cadera, CADERA. Te lo repito así despacito, porque parece que a ritmo normal no te entra. ¡Pero si te marca todos los cuadriles! Porque tú eres flaca pero eres mujer de cuadriles. Pero noooo. Ahora llega la moda y todas como tontas a deformaros la silueta. Porque ese corte te deforma la silueta. Sólo yo te digo la verdad. Tus amigas te dirán que vas monísima. Seguro. Pero yo soy tu madre y estoy obligada a decirte la verdad: pareces un palo.
- Mamá, no tienes ni idea de lo que se lleva- le decía yo a los 15 años.
- Ni falta que me hace, nena. De toda la vida de Dios, los cánones de belleza son los que son. Básicamente porque la cintura está donde está. ¿Lo entiendes?
- Los cánones también cambian.
- Pues no nena, los cánones son para siempre. Si no se llamarían modas, y si fueran como esta moda de llevar los pantalones por la cadera se llamarían modas de mierda.
- Mamá, has dicho mierda...
- Y poco me parece. Que viene un tarado y dice que lo que se lleva es ponerse una gallina en la cabeza, y ale, todas corriendo a comprar vuestra gallina.
- Pero mamááá... Todo el mundo los lleva así.
- A mí lo que haga todo el mundo me importa un pepino. Yo no te pienso pagar esos vaqueros, pero si se te ve toda la tripa. Una fulanilla es lo que pareces. Por ahí no paso. ¡Una hija mía vestida como una fulana! Cuando tengas tu dinero te compras lo que quieras, mientras tanto elijo yo.
Vale, mamá, el dinero era tuyo. Pero a los 31 años sigues tirando de mis pantalones y explicándome la diferencia entre cadera y cintura. Lo entiendo, pero no quiero parecer el Cachuli. Es una decisión personal.

Consecuencias del consejo:
Leves. Quitando que hasta los 18 llevaba pantalones sobaqueros por lo que he tenido que quemar tres albumes familiares.
Cierta desorientación en mi madre: "Nena, ¿no había fotos del viaje a Nerja? Es que no las encuentro. Para mí que teníamos una foto los cuatro en la puerta de las cuevas de Nerja en las que estábamos todos muy bien. Tu hermana con ese vestido con babero que le quedaba tan mono. Chica, la recuerdo perfectamente, pero no hay manera de encontrarla".

Excepciones para utilizarlo con mis hijos:
Espero con toda mi ilusión que no vuelva la moda cachuli, por vuestro bien, el mío y el las futuras generaciones. Eso y los pantalones nevados, por favor, que no vuelvan los horribles pantalones nevados.

PD Han vuelto!!!!!! ¿Pero cómo es posible? Buscando la imagen para el post he visto miles de bloggers de moda vestida igualitas que yo en las cuevas de Nerja. Es el jodido apocalipsis de la estética. Lo llaman vintage. Por mucho nombre francés, esos son los mismos pantalones que yo di a la Parroquia. Ya estoy oyendo a mi madre: "Si ya te lo dije nena, lo que es bonito, es bonito ahora y con los romanos".

39 comentarios:

  1. Los pantalones tenía que ir a la cintura lo primero cláramente por estética y después por tener los riñones calientes. A través de los riñones se cogían catarros, cistitis y tifus, cosa que teniéndolos tapados hacía que te inmunizaras.
    A mí también me tortura esta nueva moda en vaqueros, faldas y demás que consigue que mis fotos de las excursiones con el colegio parezcan de rabiosa actualidad.
    Me encanta tu blog nena! enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. -Ven, que le meto el bajo a los pantalones; no tires para arriba, que luego te los vuelves a dejar caídos, y los llevas arrastrando. Te duran los bajos dos días. Qué manera de tirar el dinero. Cómo os gusta llevarlo todo roto.
    Porque a mi madre no le importa dónde empiezan los pantalones, sino dónde acaban.
    Un día, al llegar a comer en concentración familiar, y ante el rechazo frontal a mi indumentaria, amenacé con quitarme los pantalones y comer en gallumbos. Muerto el perro, se acabó la rabia. Mano de santo, oiga. Ahora el coñazo se lo dan a mi hermana:
    - Belén, dile a tu hermano que cuando venga familia, se ponga algo un poco nuevo. Y limpio. Aunque no esté planchado...

    Jo, Mamadrama, menos mal que nuestras madres no leen esto.

    ResponderEliminar
  3. Noemí:
    Jajaja lo de los riñones!!!! Un día escribo un post con todos los consejos para no resfriarse.

    Victor: la longitud de los vaqueros también ha sido mi campo de batalla, y los bajos rotos la pesadilla de mi madre. En cuanto a que nuestras madres no leen esto... Mira tengo una foto que me encantaría publicar con un post, pero vivo aterrorizada de que me descubra. En serio, a que una prima me reconozca y se lo diga... Así que o salgo del armario, u os vais a perder una estupenda foto.

    ResponderEliminar
  4. ay los pantalones a la cintura...si es que en ntra adolescencia es como se llevaban, qué le íbamos a hacer! yo tb he destruído varias fotos de look inadmisible: pantalón a la cintura, ancho, hombreras, colores chillones, combinaciones imposibles. Hace años, viendo esas fotos me dije"me niego rotundamente a ponerme cualquier prenda que se vuelva a llevar de los '80". Y vualÁ! ha regresado esa moda: hombreras? NOOOOOO. Pantalones vaqueros nevados? NOOOOOO. Toreras? NOOOOOO.
    Ahora que tb te digo una cosa: tu madre en parte tenía razón, la cintura marcada es muy femenina! pero para eso ya están los vestidos y no los pantalones cachuli.

    PD: me imagino a tu madre lo q debe sufrir cd vea a los que llevan los pantalones caídos y enseñando la ropa interior. Se le debe crear una úlcera!.

    Un saludín.
    Bea.

    ResponderEliminar
  5. Nena, siempre te comento como anónima, pero soy tu fan total absoluta. Por favor, Nena, busca una editorial apañadita. Estoy deseando regalar tu libro-blog a mi madre estas navidades. Más que nada para que no se sienta tan sola y sepa que no era la única... Señor! Y pese a todo! La quiero y le consulto la receta del pollo al ajillo (a mi drama mama, se entiende)
    Enhorabuena hermosa por tus letras y tu blog-terapia!
    Besos mil!

    ResponderEliminar
  6. Pues cuando yo tuve dinero me compré un vestido que, según mi madre, tenía menos tela que una corbata. No eran pantalones caídos (que también me compré), pero anda que no iba yo contenta con mi vesti-corbata con todo al aire (o casi) XDD

    ResponderEliminar
  7. Y nadie se ha parado a pensar la odisea que supone (para las que somos mamas creciditas)comprarse unos vaqueros que no sean suprapúbicos?. Que vale,que a vosotras, las ninfas,os quedan de maravilla, pero no se si sabeis que llega un momento en la vida en que los pantalones deben cumplir una funcion vital. Hacer de faja. Y ya no digo que hayan de llegar por las axilas,no, pero...¿dos deditos por debajo del ombligo? ¿es tan dificil?.
    Que mi nena y yo usamos la misma talla y,sin embargo parezco una pilingui venida a menos con sus vaqueros.
    Eso si, las hombreras ¡jamas de los jamases!.Los 80 hicieron mucho daño,pero mucho mucho. ¿Se les han acabado las ideas a los prebostes de la moda?. Pase lo de los pantalones, pero las hombreras....¡nunca mas!

    Pilar casi anónima

    ResponderEliminar
  8. A ver ese anónimo que habla de una editorial apañadita? algún contacto? ;-)

    Ana R. un día tengo que hablar seriamente sobre los largos de la ropa, tanto de pantalones como de minifaldas, prometo un post.

    Pilar casi anónima: me muero de risa vaquero-faja, eso no lo había pensando. ¿Me tendré que comer mis palabras de aquí a unos años cuando se me descuelgue la tripa? y por supuesto ¡a la hoguera con las hombreras!, auqnue te digo que mi madre es super pro-hombreras.

    Besos a todos

    ResponderEliminar
  9. Yo no viviría con el temor de que mi madre leyese esto y se enterase de lo de las fotos, jejeje...

    ResponderEliminar
  10. Lo sé FJ, vivo al límite. TEngo que salir del armario antes de que alguien me saque de golpe porque algunos de los post son completamente reconocibles para mi familia, y tengo decenas de primos que sí navegan...
    Lo de la foto, hasta que no salga del armario, se queda conmigo en el armario.

    ResponderEliminar
  11. No te preocupes nena, somos mas de 600 para defenderte, y te advierto k sospecho k puedas ser prima mia, xq tengo una tia k es tan dramatica como mi madre o mas !!!

    ResponderEliminar
  12. yo creo que puedes ser prima de muchas muchas muchas de las que estamos por aqui porque la mayoria de las 30 y tanta añeras.. hemos recibido todos estos consejos.... yo lo de los riñones las hombreras y los vestidos horrorosos uffff que fotos... menos mal que la hoguera sirve para algo... un besazo enorme... nos encanta tu post...

    ResponderEliminar
  13. ¡Mamadrama! ¡Sal del armario! Tu madre también se merece la terapia. Podríais hacerla en común.
    En todo caso, es mejor que hables con ella antes de la publicación del libro...

    ResponderEliminar
  14. Muy valiente te veo a ti VictorZurdo, ahora que me gustaría verte soltándole el bombazo a tu madre, sip, me gustaría verlo

    ResponderEliminar
  15. Hola MamaDrama!

    Te acabo de mandar un mail espameando sobre una editorial... por si te interesa (*guiño* *guiño*).

    Y por cierto... si quieres salir del armario... porque no les pides consejo a tus primos interneteros, ya que ellos que si que conocen a tu madre? Que te aconsejen si vale la pena el riesgo o no... Y si no, a publicar con seudónimo!

    Besos y tal =D

    ResponderEliminar
  16. Vaya por dos! Acabo de ver que ya habías contestado el mail, antes de que yo pusiera el comentario! Que velocidades!
    Y cualquier duda, consulte con su farmacéutico... ¡ay, no! ¡a mí!

    ResponderEliminar
  17. Madre mía, Nena, lo que me llego a reír, porque es que, aunque no conozco de nada a tu madre (y lo de que seamos familia es más que imposibilísimo perdido de la vida), me la imagino sermoneándote.

    Me hace muchísima gracia leerte, porque mi madre pocas veces casa en el perfil a pesar de que, siendo de la misma quinta, podría tener una madre exactamente igual; lo que pasa que como tengo una madre ausente, me he perdido muchas cosas (está superadísimo gracias a mucha terapia y trabajo personal).

    Yo también voto por que publiques un libro y se lo regales a tu madre. Y mejor que salgas tú del armario, que no que te saquen.

    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Los pantalones a la cadera ya se llevaban en los 70 pero después bajaron demasiado. Y lo que dicen por ahí de que si son altos sirven de faja, es la pura verdad. No hay nada más antiestético que una señora cincuentona con la tripa al aire porque el pantalón no da más de sí.
    Hay una foto familiar que mi hija me tiene amenazada que si la publico deja de hablarme; son unos pantalones que le quedan algo cortos, por los tobillos, y con una melena lolailo que está el angelito, ¡Señor! que daño hice sin querer :-(
    Creo que deberías de publicar el libro.

    ResponderEliminar
  19. ay que me parto con lo Pliar casi-anónima de "pilingui venida a menos"!! jajajajajajja.

    Teneis toda la razón, la barriguilla se sale. Y aunque no tengas barriga, tb se sale.

    "Hombreras NO". Slogan YA. Estoy de acuerdo con Pilar. ¿Os acordais de Locomía??.

    Pues yo, ya q estamos aquí en confianza, he de confesaros que tenía unas hombrerillas de quita y pon y que se las ponía a todo: camisetas, jerseys, chaquetas... Incluso, en mi época q no tenía demasiada ropa, osea q tenía dos mudas y arreando, llegué a salir con una camiseta gris ancha, de manga larga (de las básicas, el Niki de toda la vida) y yo le ponía las hombrerillas y tan estilosa q me veía. Por Dios, qué horterada!!! luego metía la camiseta por dentro de un pantalón azul anchísimo, y por supuesto, con el bajo al ras del tobillo, un cinturón que usaba para todo, y....la diadema cn ese tupé que te hacías echándola para delante un poco. Diadema de tela y cn relleno, ahí, para que resalte bien.

    Y mi cazadora tipo bomber con capucha de pelo, de raso (de raso!) y de color BUTANO!! pero que les pasó a mis neuronas en aquellos tiempos!. Pero no contenta cn eso, para una boda me compré una americana, ancha -como todo era antes- con hombreras of course, que me llegaba hasta medio muslo, y Naranja fuerte tb, ale! q se notara bien...

    Pero la horterada mayor fue un conjunto q elegí con 10 años para una boda (encima para una boda q cientos de familiares tendrán las fotos por ahí). Atención: falda plisada de tabla ancha, que por arriba era ajustada y por abajo se disparaba, camisa blanca cn corazones verdes que llevaba inserto el superchaleco verde, más torera verde. Y el verde era verde marciano.
    Ahora valdría para carnaval.

    Pido disculpas a la hija de la dramamamá por todo el espacio q te he ocupado cn este post. eso sí, confesar esa parte inconfesable de mi pre y adolescencia ha sido muy terapeútico.

    Un saludín a todos los q posteais, y a la autora. Me uno a lo del libro. Es lo 1º q pensé cd te descubrí.

    Besos! Bea.

    ResponderEliminar
  20. Ays cuantos recuerdos! durante buena parte de mi vida anterior a los 18 mi uniforme materno oficial era de catequista : consisitía en falda escocesa con un broche no vaya a ser que se abra la falda con el viento y se me viera todo!(como mucho se iban a ver aquellos leotardos gordos gordos!).
    Mi venganza llegó a los 15: me tiré los 2 años siguientes con camperas, vaqueros y camisas de leñador!
    Lo peor...ahora llevo los bajos largos y rotos pero...que gustico me da encontrar vaqueros que lleguen a la cintura!

    ResponderEliminar
  21. Bea:
    A la nena le encantan los comentarios, y si son largos más! Quitando la torera marciana lo tuve todo: bomber naranja, hombreras... Esas hombreras viejas y super sobadas pero que eran las que mejor te quedaban y las ponías debajo del tirante del sujetador. Ayyy que nostalgia más horrorosamente estética.

    Kel: mi madre es muy de falda escocesa y de leotardo gordo, no vaya a ser que te enfríes, pero tan gordo que el juego de la rodilla no lo podía hacer entero.

    Besos a todos

    ResponderEliminar
  22. Me estoy revolcando por el suelo, llevo una hora leyendo el blog y ya con esto de los pantalones por la cintura-que-por-eso-se-llama-cintura, el cuerpo deformado y los riñones que te cogen frío no me aguanto a dejar el comentario. Ay, los pelos que me traspasaban los leotardos y ni hablar de la depilación, las cosas de drogata (de porrero en mi casa), el si no te lo comes para cenar, para desayunar, y si no para comer, y si no para cenar otra vez (ay, qué identificación más grande). ¡Directo a mis enlaces!

    ResponderEliminar
  23. jajaja muy bueno lo d la época de los romanos! pues la verdad es q nunca puedes decir nunca jamás. aquello q has odiado, vuelve, y ves a las supuestas chicas trend q lo llevan pensando q son lo más, cuando lo q realmente parece es q se han tirado el armario por encima

    que no nena que no, los jeans, low rise ;)

    ResponderEliminar
  24. Mi madre me lo ha dicho esta mañana!!!!!!! Y tengo 26 añazos ya!!!! jajajajjajajajajjaa

    Yo no tengo la culpa de que ella tenga que llevar los pantalones debajo de las tetas para sujetarse la barriga!!!!!
    En fin....madres...

    ResponderEliminar
  25. Yo me pregunto ¿para qué se molestan en poner cremalleras a los vaqueros si no tienen recorrido?
    Tengo unos, con dos dedos de recorrido, si casi es más grande el tirador que la cremallera!!!

    Tengo 36 y todo mi grupo de amigas somos bastante modernitas. Pero últimamente estamos, poco a poco probando los pantalones de embarazada, ya sabeis con una tela elástica que te llega hasta las titis. Todas hemos caído y hemos hecho el mismo comentario: "hay que gustito que dá llevar el riñon calentito, las lorzas escondidas y no andar pendientes de que se nos vea la ballena (tanga).

    Me encanta tu blog y tu madre (que es como la mía)

    ResponderEliminar
  26. hola ¡¡ he conocido hoy tu blog, y me he tenido que leer todas las entradas del tirón ¡¡. la verdad es que no se si lo escribia alguien que no conocía o una hermana mia, o yo misma. Señor, mi madre y la tuya tienen que ser clónicas, todo todo es igualito ¡¡ me he reido mucho y me he reconocido en todos y cada uno de los post. Por favor, sigue escribiendo, que te seguiré. Saludos

    ResponderEliminar
  27. JAJAJAJA... Dios mío, depues de un día horrible,duro y bastante dificil, me topo con este genial blog, me acabas de arrancar una sonrisa de mi cara, eso como mínimo se merece un hueco en mi sección de blogs favoritos en el mío... gracias por estar... nos vemos!!!

    ResponderEliminar
  28. qué de gente nueva! Bienvenidos y gracias por los comentarios, así da gusto nenes

    ResponderEliminar
  29. Hey, y lo peor de los pantalones a la cadera: te agachas y se te ve la alcancía, para escándalo de dramadres y dramabuelas.

    ResponderEliminar
  30. Me imagino que publicas este blog desde la cárcel, en donde estás por asesinar, descuartizar y disolver en ácido a tu madre después de torturarla una semana por la sarta de estupideces que te decía... si no es así, envíala al hospicio más barato que encuentres y si tiene denuncias de maltrato, mejor. Se lo merece por arruinarte la vida desde tu más tierna infancia y seguir tratándote como imbécil hasta la fecha. Bye!!

    ResponderEliminar
  31. Anónimo:
    Era eso o escribir el blog, y el blog es más limpio. A parte, que sí soy un poco imbécil todavía.

    ResponderEliminar
  32. Estoy con Pilar casi anónima: es prácticamente imposible encontrar unos vaqueros que suban por encima de la línea de la cesárea. Y yo necesito tapar la lorza, no dejarla que se rebose, y me gusta llevar los riñones calentitos. Para las modernitas que llevan vaqueros de preñi, si alguna es apañada puede hacérselos una misma: http://twinsoutside.blogspot.com/2010/06/tutorial-como-convertir-unos-vaqueros.html

    Me imagino lo que diría tu madre de los pantalones "cagaos", ésos que se llevan por el culo y con el tiro por la rodilla...
    Por cierto, cuando hagas el post de los largos de la ropa, no olvides el de las faldas de uniforme. Si la directora de mi colegio viera las faldas de las colegialas de ahora, moriría de infarto fulminante.

    ResponderEliminar
  33. Mi madre me dice que tengo cartucheras por culpa de los pantalones a la cadera, que en su época estas cosas no se veían...
    Oye, y cuando le dije que me comprara unos pantalones con rotos hace 10 años me dijo:
    - Pero si quieres eso vas a Cáritas y te lo regalan!
    - Pues vayamos a Cáritas, porque los quiero.
    - Deja de decir tonterías, que eso es para gente necesitada y tu estás sobrada de pantalones como Dios manda.

    ResponderEliminar
  34. Señorita que tuve que goglear un rato para saber que era cachuli! que note que la leen pro todo el mundo! necesito un glosario o algo.

    a cierta edad y o mas bien, con cierto peso es una afrenta a la vista usar pantalones a la cadera, eso es para las flacas, y altas y no anchas de cadera,que con mi metro y medio y mis caderas esos pantalones no favorecen nada. las europeas tienen mas suerte de ser delgadas y altas, que las latinas nos toca ser bajitas

    Y creo que todas las madres caemos en lo mismo, cuando era soltera igual y digo "asi es mi mamá" pero ahora que soy mamá, por mucho que segun yo muy moderna, hay algunas cosas en las que he caido y lo peor es que al leer tu blog es cuento lo noté >,<

    un abrazo y tiene muchos fans :)

    ResponderEliminar
  35. ah solo un articulo que confirma una teoria mia sobre estos pantalones (que si, a las flacas y altas se les ven fenomenales)

    http://www.terra.cl/zonamujer/index.cfm?id_cat=2014&id_reg=1344350

    (soy la del comentario de arriba, pero despues de leerte me puse a goglear sobre los pantalones a la cadera, ya me imagino a mi hija en unos años "mi mamá gogleaba y leugo afirmaba " XD ) saludos!

    ResponderEliminar
  36. A ver, nena, como te lo digo. Yo ahora, a los 61, quizás con la edad de tu madre o cerca, escuchando conversaciones de adolescentes en el bus (que es imposible no escucharlas de lo que gritan), me he enterado que, al igual que me hacían a mi, sus padres los obligan a ir a misa. Explicaban todas sus estratagemas para evitarlo, que poco han cambiado, solo que en mi época el cura cerraba la puerta de la iglesia y no podíamos escaparnos.
    Respecto al vestir, ya mi abuela nos decía en los sesenta: "los pantalones se llevan a la cintura y no en el culo, que pareceis a Cantinflas". Y mi hermano y yo, que como varones adolescentes nos gustaba el cinturón en donde iba (no precisamente por debajo de las nalgas como la "generación Y" de ahora)las pasábamos canutas, porque odiábamos tener el cinturón de sujetador bajo los pectorales y parecer andaluces de película de época.

    ResponderEliminar
  37. Ay, qué bueno lo que dice una de los pantalones de embarazada para no embarazada, con la telita elástica dándote calorcito por delante y por detrás. De verdad, que tenían que patentarlos.

    ResponderEliminar
  38. A mí también me daban este consejo...jajajaj. Y además reafirmaba su postura soltando comentarios tipo: "niña, tápate bien la barriga que se te van a quedar fríos los riñones. Y el frío en los riñones es muy malo..."

    ResponderEliminar
  39. jajajajajajajajaja

    Jo, a los 15 años, todavía pase. Pero vamos, me viene ahora mi madre con esas, con 40 años, y el ladrido que le suelto se oye en Andorra.

    Que por cierto, de vez en cuando sí que intenta echarme la charla. Pero tardo 5 segundos en soltarle el ladrido, porque es la única forma de que no dé la brasa, no entiende otro lenguaje.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...