miércoles, 9 de junio de 2010

11. Si te bebes la leche de alguien, qué menos que tener un detalle

Mi madre formula los consejos de manera que no te queda escapatoria. Una madre normal diría: Si te alojas en casa de alguien, deberías tener un detalle. Ya está, es un buen consejo, te queda claro y, si quieres, pues les compras una caja de pastas. Pero mi madre, ante el miedo de que no le hagas caso, le da una vuelta. Te hace sentirte culpable, porque no es que duermas gratis en casa de otra persona, es que encima te bebes su leche. Y tú ya te sientes como una invasora que acaba con las existencias de tu anfitrión y ¿cómo no le vas a comprar algo? Pero si le debes la vida, coño, la vida.

Cuándo lo formula:
Podría parecer que sólo cuando alguien te aloja en su casa, pero no, es una gran metáfora. Si alguien te presta algo, si te hacen un favor, si te ayudan con algo...

Consecuencias del consejo:
Yo no puedo beberme la leche de nadie. Si me quedo a dormir en casa ajena, siento que la leche es su bien más preciado, así que siempre desayuno en la calle. Y yo en mi casa siempre tengo leche para las visitas, pero de manera industrial, por si andan pensando en bebérsela toda.
Además, si me alojo en una casa que no es la mía, me siento obligada a hacerle un buen regalo, vamos, que me suele salir más barato irme a un hotel.

Excepción para utilizar el consejo:
No sé, así formulado, creo que nunca. Pero me gustaría que mis hijos fueran conscientes de lo importantes que son los detalles y lo que definen a quién los hace. Tendré que buscar mi propio consejo que no les cueste un remordimiento más, que ya trae la vida demasiados.

8 comentarios:

  1. Pues mi madre decía...
    Es de bien nacidos ser agradecidos, y la verdad es que funcionó...somos de los pocos entre la pandilla de amigos que si te invitan a cenar, a ver una peli encasa....o lo que sea...llevamos la cerveza, la botella de vino, la caja de bombones...algo siempre algo.
    Me encanta tu blog, insisto, ¿somos hermanas?
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Pues me parece un gran consejo que yo daría a mis hijos, más en la versión de "es de bien nacidos..." que la lactosa sienta fatal

    ResponderEliminar
  3. Salí de casa con 14 años y con un consejo de mi madre que, hoy, a mis 53, sigo cumpliendo a rajatabla: "SI QUIERES TENER LA OLLA DEL VECINO ABIERTA, TEN LA TUYA SIN TAPADERA". Y funciona

    ResponderEliminar
  4. "Y yo en mi casa siempre tengo leche para las visitas, pero de manera industrial, por si andan pensando en bebérsela toda." Jajaja, con exageraciones como esta, no sé si te vas a parecer a tu madre más de lo que piensas... ;)
    Muy bueno el blog. Yo ya tengo un peque, así que voy a tomar buena nota de todo lo que NO debo decir.

    ResponderEliminar
  5. En esto, mi abuela batía el record de exagerada, y mi madre es igual a ella.

    Incluso si vamos a casa de su prima, mi madre es incapaz de ir sin llevar queso, lomo, dulces........ Vamos, lleva merienda para nosotros, para ellos y para que tengan para varios días más. Y en Navidad ya ni te cuento.

    Y cuando le ligo que se pasa de la raya, y que queda mal de puro exagerada, siempre salta con el rollo de "No me gusta ir con las manos vacías", y eso que es la familia....... Cada vez que vamos, me pone de mala leche.

    ResponderEliminar
  6. A mí siempre me han dicho el mismo refrán que a Cattys... Y en mi caso, como la leche que compro es vegetal, nadie quiere quitármela...ventajas de ser vegetariana ;P

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante el artículo, gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...