jueves, 10 de junio de 2010

12. Si te tragas un chicle, se te van a pegar las tripas

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!
De verdad que me daba terror. Cuando mi madre me decía esto, mis mandíbulas se tensaban. "Por Dios, que no se te escurra, por Dios, no te lo trages. ¿Qué vas a hacer tú con las tripas pegadas? ¿Qué futuro te espera?". Pero era inevitable, me despistaba, me reía, y me lo tragaba. Y entonces me pasaba la noche entera sin dormir, pensando: "Ya se están pegando, no voy a poder comer nada más nunca en mi vida". Notaba cómo se retorcían mis tripas, cómo el chicle las iba soldando. Y oía la voz de mi madre diciéndole al médico de urgencias:
- Mira que se lo dije. ¿Te lo dije o no te lo dije, nena? Se lo dije. Y nada, ella a sus cosas, cómo siempre. ¡Ah! pero nadie me podrá decir que no se lo advertí. Ahora apechuga con las tripas pegadas, la vida tiene conscuencias, nena, eso también te lo digo.

Cuándo formulaba este consejo:
Siempre, siempre, siempre que comía chicle. Hubo una vez que casi no me lo dijo, pero al final, se acordó.

Consecuencias del consejo:Dudas existenciales en la infacia: ¿por qué dejan al alcance de los niños un objeto tan dañino? ¿Qué quieren qué aprendamos? ¿Cuántos niños han conseguido seguir una vida normal con las tripas pegadas? ¿Quién fabrica los chicles? ¿El demonio? ¿Pilatos? ¿Por qué no pegan los ladrillos de los edicifios con el super pega todo y temido chicle?
Otra consecuencia: tensión mandibular cada vez que como chicle.
También tuve que retirarme de los chupachups Kojak porque no sé que tenía ese chicle dentro que me lo tragaba siempre.

Excepciones para utilizarlo:
Yo que sé, pongamos que tengo un hijo que se los traga de manera compulsiva. Tantos se traga que, al mear, el baño huele a clorofila. Si después de pasar por un campamento para niños compulsivos, un psicólogo, un psiquiatra y la catequesis, sigue insistiendo en tragárselos, bueno, entonces puede que le diga eso de que se te pegan las tripas.

38 comentarios:

  1. Joder que bien que lo cuentas...
    Me descojono!!!

    ResponderEliminar
  2. es todo el miedo acumulado a que se me pegaran las tripas el que me guía ;)
    gracias

    ResponderEliminar
  3. Acabo de leerme el blog entero de carrerilla, de verdad que engancha.

    Sencillamente sublime, adoro el humor elegante, y tú lo tienes. Gracias por este rinconcito, has hecho que me olvide de mis penas :).

    Un saludo, felicidades y suerte!

    http://www.unavidadefieras.com

    ResponderEliminar
  4. A mi también me gusta tu sentido del humor y como escribes. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  5. Mi abuela me decía lo mismo, qué tensión por dios!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué terror! Se le quitaban a una las ganas de seguir mascando...

    ResponderEliminar
  7. Jajajajaja. Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado esta entrada, me ha hecho muchísima gracia, así que voy a leer el resto y a seguirte. Vale la pena reírse un rato cada día.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Hola drama...acabo de entrar en tu blog por un comentario que dejaste en el mío. La verdad que me estoy riendo un rato...al fin y al cabo, parece que todas las madres son parecidas...Hatajo de miedicas que nos han hecho...

    ResponderEliminar
  9. jajaja! que bueno! me he leído unos cuantos post y me he reído mucho!!

    yo todavía no pienso en ser mamá, pero ya empiezo a tener a mi alrededor conversaciones de padres histéricos sobre sus niños hiperprotegidos...uf! que pereza!

    vivas las mamás sin drama!

    :D

    ResponderEliminar
  10. Qué curioso que estas frases sean internacionales... Y una siempre piensa, si lo dicen es por algo, deben tener algo de razón... ¿será?

    ResponderEliminar
  11. Hola Angie, pues he rastreado internet y no he encontrado ningun motivo. Bueno, me parece que si te tragas 300...
    La verdad es que me hace gracia que estos mismos consejos traspasen el océano!
    bss

    ResponderEliminar
  12. Hola!
    Sí, yo también he recibido este consejo. Pero lo gracioso es que recibía también una variante por parte de una tía mía, aún más paranoica que mi madre, que es el siguiente:
    (Atención, no apto para sensibles y flojos!!)

    "No te comas tantas pipas, que te agujerean el estómago" (otra variante: las tripas).

    Qué me decís? Eso sí que es el terror puro, o no?

    Muchos saludos y gracias de nuevo por el blog (felicidades!)

    ResponderEliminar
  13. Hola Rous
    Creo que voy a tener que hacer una pequeña sección con las variantes de los consejos de vuestras familias!
    Desde luego terrorífico!
    bss y gracias a ti

    ResponderEliminar
  14. jajaja que engañadas que hemos estado todas la shijas de nuestras madres... yo que me pensaba que si me tragaba las pepitas de la sandía (o los huesos de las olivas) me crecerían en la barriga plantas y árboles....

    enhorabona i salut!

    ResponderEliminar
  15. Mi madre me decía lo mismo, y no, las tripas no se pegan, pero . . . el consejo de mi madré sufrio una pequeña variación. El apéndice, esa cosa que nadie sabe para que sirve, tiene un uso! A mi prima le operaron de apendicitis y le sacaron un chicle!!
    Así que que el consejo de mi madre era, "no te tragues el chicle que se te queda en el apéndice"
    Lo mismo para los huesos de las aceitunas!!!

    ResponderEliminar
  16. esas madres versionando. LA verdad es la primera vez que oigo lo del apéndice, lo investigaré.
    saludos

    ResponderEliminar
  17. Hola! Soy Vero y acabo de leerme todo tu blog!! ay! para ser las 9 de la mañana...lo que me reí!!
    Mi abuela tiene una variable mas terrible aún,al dato: No bebas tanta agua que te van a salir sapos en la barriga!! al loro!! viva la hidratación!! mi señora abuela... ains! como sea verdad eso de quien a los suyos se parece... que miedo!!

    ResponderEliminar
  18. El chicle pega las tripas, el vinagre te cierra el esófago, si te tragas el hueso de la aceituna te crece un olivo en el estómago (o naranjo, o limonero, según lo que tocase... así me aprendí yo los frutales)... es con mucho el consejo de madre que más miedo me ha dado jamás.

    ResponderEliminar
  19. A mí me decían lo que a Alejandra, lo del olivo en las tripas, aparte de lo del chicle, que yo creo que nos lo han dicho a todos... Y también me decían que me iba a salir un patatal de tanto comer patatas xD

    ResponderEliminar
  20. Mi hija tiene 3 años y este verano aprendió a comer chicle y de vez en cuando, normal, se lo traga. Por alguna razón (ahora lo entiendo, es que yo a esto del chicle que también me lo decían nunca le hice mucho caso) a mi marido le preocupa mucho que se los trague y andamos cual investigador privado indagando si se lo ha tragado o no. Cuando ves que ya no tiene chicle en la boca y le preguntas "¿te tragaste el chicle?" ella contesta toda seria: "no, se me ha caído por el agujero".

    Y es que mi pequeña científica descubrió que tiene un agujero en la boca por el que se le cae la comida, chicles, agua...

    ResponderEliminar
  21. enhorabuena por tu blog!! es buenísimo, yo no recibí este consejo en particular, pero sí tenía mucho miedo con las pipas de sandía y huesos de aceituna! Lo que más terror me daba: vomitar las tripas!! de pequeña en el coche me mareaba mucho y mi hermana me dijo: ``como sigas vomitando acabarás vomitando las tripas ´´, entonces desesperada le dije a mi madre: ``mami mami dame un sandwich corre que la próxima vez que vomite no sean las tripas ´´ (seguido a esto, risa y cachondeo de toda la familia :s).

    ResponderEliminar
  22. jajajaj esta jenial tu blog te engancaha tengo ganas de leermelo todo ya ! ...lo del chicle tambien lo tube que escuchar de mi mama lo de la semilla de algun fruto tambien lo de las palomitas de maiz con decirles que mi hermano tiene 18 años y mi mama no le deja comer mani ni palomitas de maiz poque se puede ahogar ... el miedo a las espinas del pezcado huyyy aun la tengo machaco como 3 veses el pedasito de pescado y miro con lupa para ver si esta bien y me gusta el pezcado pero me estreso cada ves que lo como otra cosa no tomar agua si estas comiendo un bollo casero calentito ya que la masa se te buelve engrudo en el estomago y se te forma una pelota y no se que pasa pero al decir se forma una pelota de engrudo ya te asusta

    ResponderEliminar
  23. Me parto!! ajajjajaja!!

    yo también me pasaba la noche en vela pensando qué será de mí!

    ResponderEliminar
  24. Que bueno el blog!!!Me estoy riendo un monton.
    Bueno, aqui va la variante de mi madre y las semillas de hortalizas: "ven que te limpie los oidos, que con lo sucios que estan como caiga una pepita de tomate crece una tomatera".Luego yo le aconsejaba a mi hermana 3 años mas pequeña que no se metiese nada en los oidos que te podian crecer cosas dentro de la cabeza...en fin...

    ResponderEliminar
  25. Qué entradas más buenas!! me lo estoy pasando en grande montón con tu blog que encontré (qué bien) de casualidad, Me suenan de cerca algunos de estos consejos jejeje. Lo peor... que mi niña con 4 o 5 años se tragó el chicle y las palabras mágicas brotaron de mis labios sin yo pensarlo!!! Ay, ¿será que viene en el gen de madre!? Te sigo leyendo ¡¡un saludo!!

    ResponderEliminar
  26. a mi me decian que se iban a los pulmones....acojonodica cada vez que me tragaba uno....jajaja

    ResponderEliminar
  27. A mí me han dicho de niña lo mismo, pero lo mejor era una leyenda que corría por el cole según la cual un pobre niño (o niña, dependía de quién te lo contara) había muerto de eso ... así que realmente, jugábamos con la muerte ;P

    ResponderEliminar
  28. jejejeje yo tambien pase por este...mi madre tenia una variante, me decia que si me tragaba un hueso de algo me creceria la planta o el susodicho arbol en cuestion....eso si que condiciona, que mal por Dios

    ResponderEliminar
  29. Q bueno tu blog!!! Lo descubri hace unos dias a traves de Mamaconvergente y me tiene enganchada!! Quiero dosificarme, leerlo despacito, pero a estas horas, tirada en el sofa, relajada y llorando de la risa pero bajito, para q no se despierte nadie!!!
    Muchisimas gracias, un verdadero placer...
    Un saludo grande

    ResponderEliminar
  30. Yo también lo recibí!!! Y lo tengo tan internalizado... que el otro día se me ocurrió tomarme uno y se me olvidó tirarlo antes de entrar en un sitio a hablar con una persona... que como me parece poco educado tener un chicle en la boca mientras hablas con alguien, y me parece poco educado sacarlo de la boca delante de alguien... pues me lo tragué... pasé toda la noche soñando con el daño que me hacía el chicle en las tripas!!! ay, qué disgusto! que hasta me dolía el estómago!!! jajajaja y sabía que todo era subjetivo... Tengo una niña de casi tres años a la que jamás le he dado chicles!!! jajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  31. muy bueno!! éste lo podría juntar con el que me soltó una vez mi abuela: "si te tragas las semillas, te va a crecer una planta en la barriga" XD
    ahora me río...pero en su momento fue todo un trauma!!

    ResponderEliminar
  32. hacia un monton qu eno me reia tanto jajaja

    ResponderEliminar
  33. Me ha encantado!! Y me ha hecho recordar otra cosa parecida que decían en mi infancia: "No te comas las uñas que te rayan las tripas"
    Saludos y enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar
  34. yo si me he tragado un chicle ayer en el cine y no me paso nada…… pero yo se que no es bueno tragarselo, por lo que dicen que se te pegan en el estomago o da gastritis o algo asi

    ResponderEliminar
  35. Mi madre no paraba de decirnos a mi hermana y a mí que si nos lo tragábamos nos moríamos.. pobrecita de mí, un día,no recuerdo muy bien cuántos años tenía.. más o menos 5 o 6 máximo.. antes de comer en el bar de mi tío, me tragué un delicioso chicle de fresa.... La consecuencia de los consejos de mi madre fueron que me puse a correr y gritar histérica que me moría! (Podéis imaginar las caras de la gente que se encontraba comiendo tranquilamente )Cuando consiguieron cogerme, y me preguntaron por qué decía eso todos empezaron a reír, y no no entendía por qué... Uno de los peores días de mi tierna infancia!

    ResponderEliminar
  36. Genial, como siempre... y acabas de devolverme una imagen de la infancia que había olvidado: los chicles de pepitas de oro!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  37. Mi madre lo que decía era que si me tragaba un chicle se me iba a hacer un tapón en el culo!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...