martes, 14 de septiembre de 2010

35. Un drogata suicida no es decorativo, nena, una planta sí.

Mi madre utiliza la palabra drogata como adjetivo: pantalones de drogata, pelo de drogata, zapatos de drogata. La otra palabra perfecta para definir mis gustos es pilingui. Y si algo es de "drogata piligui sucia", olvídate. Ya puedes ir tirando a la basura lo que sea que cuadre en esa clasificación porque no podrás soportar oirla cada vez que te lo pongas. Te derrumba. Bueno, tiene que ver con un agotamiento tipo al que debe sentir alguien que sube al Himalaya. O eso imagino la 304 vez que le oigo decirme: "Nena esa falda es horrorosa, te sienta fatal, es que no entiendo cómo pagas por algo así ¡Pero si eso es de pilingui drogata sucia! Y no me digas que es moderno. Que me tienes de las moderneces hasta las narices. Lo que es bonito, es bonito, ahora y con los romanos!". Y yo no puedo respirar, siento el mal de altura y me dan ganas de buscar un buen precipicio por donde tirarme.
Bueno, pues con 16 años, en plena rebelión hormonal, intenté resistir. El caso es que puse en mi cuarto un poster de Kurt Cobain. Me gustaba mucho y fue el único poster que he tenido de un cantante, actor, etc. Lo puse medio escondido porque veía la que se me venía encima, y se me vino. No quedaba muy normal, esa es la verdad. Digamos que no encajaba con las enormes hortensias moradas de mis cortinas (quien dice mis cortinas, dice las cortinas que mi madre eligió mientras yo pataleaba como una loca gritando:  mamá son de vieja, y de vieja cursi), ni con los cuadros de marinas, ni con las muñecas de porcelona, sobre todo no pegaba con las muñecas de porcelana, que por cierto me daban un miedo de muerte de pequeña.
Pero la nena pensó que tenía que defender su identidad y en aquel momento toda mi identidad residía en aquel poster. Ahora, que mi madre pensó que la guerra de los cien años iba a ser una tontá comparado con el asedio al que iba a someter a la nena.
Comenzó sin miramientos: "Un drogata suicida no es decorativo, nena, una planta sí. ¿Entiendes la diferencia? Voy a intentar explicártelo: Las plantas son bonitas, quedan bien con todo y están vivas, no como ese drogata de la pared. Te voy  poner otro ejemplo: un hortensia en una cortina es algo bonito. Por eso durante siglos, las hortensias han decorado los jardines reales. ¿Alguna vez has visto jardines con drogatas suicidas plantados? Nooooo, porque son feos. ¿Entiendes ahora la diferencia entre decorativo y feo? Te lo digo nena porque me parece que se te resiste el concepto".
Intentó seguir por otros caminos cuando yo no lo quité de la pared:
- Nena pues si quieres un poster, ponte el de un chico guapo, como ese de Los problemas crecen.
- A mi no me gusta y se llama Kirk Cameron.
- Ay qué gracia ¿en serio que eso es un nombre de persona? ¿Y por qué no te gusta? Si es muy guapo y tiene un pelo precioso, que se le ve que va a envejecer bien.
- Pues a mí me gusta Kurt Cobain y su pelo.
- Pelo escoba, eso es lo que tenía ese. Muerto y feo.
- Se ha suicidado porque sufría mucho... Tú no lo entiendes mamá.
- Yo sí que sufro mucho y no veo que pongas ningún poster mío en la pared.
- Y me encanta su música.
- Ah no, vale que te permita tener al drogata muerto en la pared pero que llames música a eso que pones, por ahí no paso. Serrat hace música, con sus letras bonitas y sus melodías, y no ese drogata que sólo hace griteríos y ruidos. Por no hablar de que Serrat está vivo.
- Mamá, déjame, es que no me entiendes. Nadie me entiende.

Vale, yo misma me caigo mal oyéndome y ni siquiera me parece guapo Kurt Cobain, creo que en realidad fue mi primera gran guerra. Perdí. Como le parecía muy triste el poster, le puso delante un jarrón con flores de plástico "Ay nena, para darle otro aire, de... no sé... ¿más vivo?".

Consecuencias del consejo:
Pocas. Grandes batallas durante toda mi vida ejemplificadas con : "Como cuando te dio por poner al drogata aquel  en la pared, que tú solica te diste cuenta que quedaba mal. Pues esto es lo mismo, me darás la razón. Al tiempo, nena, al tiempo".

Excepciones para utilizarlo con mis futuros hijos:
Por favor, por favor, que no os dé por el reggaeton. Lo que sea hijos, pero el reggaeton no.

30 comentarios:

  1. jajajaja, tu madre llega a ver mi cuarto y entra en paro cardiaco, poster de Nirvana, de Guns n´Roser, calaveras... vamos de "adolescente atormentada, total" ahora pienso en cómo podía vivir así y estudiar! Yo les digo a mis futuros hijos lo mismo que tu, por favor reggueton no que si no si que me convertiré, sin más remedio, en una drama mamá.

    ResponderEliminar
  2. Ja, ja. Yo era más sosaina tipo Kirk Cameron. Nirvana lo escucho ahora, ya ves!

    ResponderEliminar
  3. uf, pues yo al mío a parte de reggaeton pordior no, tampoco Serrat, Luis Miguel y compañía, jajaja

    En mi casa me dejaban (más o menos) poner el poster que quisiera, eso si, estaba prohibido vestir de drogata! jajaja

    ResponderEliminar
  4. A mi hija le permitía poner los posters que quisiera, Nirvana, Gun´s Roses, Methallica, y se vestía como quería, que no era mi gusto, por supuesto, pero reconozco que fue una batalla en la que perdí, eso sí, cuando íbamos a casa de sus abuelos paternos le pedía que por favor se vistiera "normal" que lo único que me faltaba era tener que estar escuchando a mi madre política con otra letanía de que forma era esa de educar a una joven.
    Pero ya ves a mi hija le daba vergüenza ajena que yo me pusiera a cantar delante de sus amistades la canción Jesucristo García de Extremoduro, que además lo hacía con mucho entusiasmo. jeje. Incluso llegué a pedirle que me llevara a Sorpresa sorpresa para cantarla con Robe, por supuesto se negó a mi petición. Y es que en el fondo, a las adolescentes les gusta que sus mamás se comporten como mamás dramas.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Veo mucha ex-adolescente atormentada ¿eh? pero Pepalobo como te oiga mi madre comparar a Serrat con Luis Miguel, te vas a enterar ; P

    ResponderEliminar
  6. No todas eran dramas mamás....la mía era de 10...me dejaba poner mis posters (el más grande de una Harley Davidson) y me dejó ponerme hasta un piercing en la nariz....eso sí, de pega (pero incluso me ayudaba a elegirlos), porque me dijo que me arrepentiría de mayor a tener un agujero en la cara...Y cierto es. Así que va por tí mamá...¡hoy 4 años ya sin tí! :)

    ResponderEliminar
  7. Me lo has quitado de la boca, digo de la letra. Jesús, que comparación, Serrat con Luis Miguel... Es lo que se llama una caída de talento en picado.

    ResponderEliminar
  8. De yonqui... o gitana... dependiendo de la ocasión eran los calificativos de mi madre...
    Y en vez de al "melenudo ese" de Bon Jovi; mi señora madre habría preferido ver a Tom Cruise en la pared...

    ResponderEliminar
  9. Ese anónimo me suena... Ole esa mami campeona, hija de otra mami campeona y luchadora. Un beso

    ResponderEliminar
  10. y añado: yo tb acabé odiando las alubias. Las blancas y las rojas. Yo tb tuve que comerme dos platos de alubias para demostrarle a mi madre q no había tirado el primer plato por el wáter en su ausencia. ¿Cómo iría ese día mi estómago al colegio? con dos platos de alubias más el filete más el postre...

    Y los posters: "ni se te ocurre ponerme en la pared tontalacos de esos q salen en las revistas. Qué no vea yo uno pegado porque te arranco la cabeza. Qué es eso de colgar caras de otros por la casa? qué sentido tiene eso?".

    Y sobre la bolsa de agua caliente (que ya de mayor a veces uso cd tengo frío): "esa bolsa ahí en la barriga no tiene q ser nada buena. Te va a criar un cáncer de barriga".

    Y cd de pequeña me meaba en la cama: "cómo te vuelvas a mear en la cama, cojo y te tiendo en el tendal con las sábanas meadas". En el tendal nooooo mamá, que me caigo.... "pues no te mees más".

    Y sobre bajar a la calle a jugar: "a qué vas a jugar tú a la calle? no tienes casa para jugar dentro? en la calle solo hay gandalla".

    Y sobre quedarme a dormir en casa de una amiga: "¿quedarte a dormir en casa de una amigaaaa? pero qué es que no tienes casa acaso?"

    Y sobre ir al cine:"¿al cine??, al cine tú no vas, que allí sólo van los chicos a morrearse y a toquetearse".

    ... aún así mi madre es maravillosa y ahora nos reímos un montón cd le recuerdo estas cosas, y la pobre, con cara de pena me dice "es que yo que sabía...tenía tanto miedo".

    Chao!!. Bea.

    ResponderEliminar
  11. soy la de antes, q no me publicó mi 1º comment en el que te decía que hoy he descubierto tu blog y me encanta!!!! enhorabuena por ese sentido del humor con el que lo escribes, no he parado de reírme!!. Creo q si lo llevas a una editorial te lo editan!. Felicidades. Ya estás en mis favoritos.
    Un saludo, Baa.

    ResponderEliminar
  12. Te descubro hoy, me siento identificada en muchas cosas. La verdad es que en mi casa se escucha heavy metal desde que recuerdo, tengo un hermano mayor que abrió camino y mi madre se sorprende de pocas cosas. Pero... todavía dice frases del tipo: "Si lo haces así será mejor (lo que sea, lavar, planchar, limpiar... hasta quitarle los mocos a mis hijos)¡Joder mamá que no, ni mejor ni peor! Es hacerlo a tu manera.

    ResponderEliminar
  13. Cuando os leo, me recuerdo aún más feliz de lo que sé que fui.

    Mi madre, una vez más, es distinta.

    No puedo imaginar tan absurdas discusiones como la ropa. ¿Qué ropa? Si yo tenía que ponerme lo que heredaba de los derrochadores.
    ¡Ay, señor!

    Y la música... en fin. Mejor no opinar, que para eso una creció donde las siguientes generaciones tuvieron la suerte de desarrollarse al ritmo del Xabarín Club
    ¿Quién es el Luis Miguel ese? Supongo que basta con saber lo que es: un insulto para Serrat si se los compara.

    ¡Pero qué afortunadísima que soy!

    Gracias por darme una pequeña muestra de ello cada día, para que no se me olvide.

    Tuve que usar ropa usada, calzar zapatos agujereados, sentir hambre, aceptar ayuda para sobrevivir... ¡pero tengo la mejor mami del mundo mundial y parte del extranjero!

    Mil gracias (a ver si esta tarde le escribo una cartita, que ya hace casi un mes)

    ResponderEliminar
  14. Cómo me gusta tu blog...y en mi casa también lo de pilingui es la muerte, ja ja ja. Yo como era de las empollonas no me iba tanto lo de los pósters, llegué a tener a lo más en la carpeta una foto del tenista Boris Bécker, imagina. Eso sí, cuando puse un disco a todo volumen de los Héroes del Silencio, la canción en que dicen ´vender a tu madre por unas monedas´, eso ya mi madre no lo pudo aguantar, y nada, de vuelta al elepé de Mocedades que también me gustaba, o peor, de Diango.

    ResponderEliminar
  15. Ay que de comentarios! de verdad que me hace una ilusión!!!!!

    Vamos por partes
    Primero esas afortunadas que tenían una madre estupenda. Pues sí, deberías estar agradecidas. Era una auténtica suerte que tu madre te dejara vestir como quisieras. Yo a la mía la quiero con locura pero exactamente con locura, me vuelve loquita.

    Celita: se nota que tu madre era pro Serrat ¿eh? Admito que actualmente Mediterrano es una de mis canciones preferidas. jejje

    M_J: Pues sí, la palabra yonqui también la utilizaba pero vamos, melenudo, le encantaba. La sigue usando: "Nena, no me vayas a traer un melenudo de esos ¿eh?"
    Bea: cómo te entiendo!!!! Tú y yo compartimos el mismo cayo educacional.

    Silvia: Mocedades también sonaba en casa, y perdona, pero me meo con lo de Boris Becker jajjaja

    Muchas gracias por los comentarios, de verdad que es una gozada entrar y ver que hay alguien al otro lado.
    Un beso
    La nena

    ResponderEliminar
  16. El comentario desafortunado de Serrat me ha dolido hondo!
    Más o menos como el que me soltó un día mi madre cuando empecé a escuchar su música (y la de Sabina) ya crecidita, con unos dieciocho tacos (ahora tengo 31); "Pero hija... si esos son... unos... rojos!" Sniff... Al menos a tu madre le gustaba Serrat, eso ya es algo, y eso que al principio era un melenudo...

    ResponderEliminar
  17. Hola, Mama Drama! Acabo de descubrir tu blog, porque una "feis"amiga lo ha compartido en su muro, y lo que me he llegado a reír!!!! Me encanta, así que ya me he hecho seguidora, que no me quiero perder todos esos consejos de los que, más vale, alejarse.

    Yo soy madre ahora, de dos niñas pequeñitas, y tengo muy presente que quiero alejarme de todas esas cosas que, por desgracia, llevamos más arraigadas de lo que creemos.

    De paso, te invito a visitar el blog que escribo con tres amigas más, por si te apetece, que también es entretenido: http://ciberjenis.blogspot.com

    Gracias por hacerme reír. Y, de nuevo, felicidades!

    ResponderEliminar
  18. Yo tuve un gran trauma con lo de los posters en la pared, y un gran cabreo... Tenía una habitación pequeña y forré prácticamente todas las paredes de posters de los que venían en la página central de la Super Pop. Mi madre cada vez que entraba en la habitación se la llevaban los demonios, y supongo que algo diría, pero no le hacía ni caso, tanto que ni me acuerdo de los comentarios. Un día se acercó a mí de buenas y me propuso que si quitaba los posters me pintaba la habitación de la manera que yo eligiese. Me dio una pena tremenda, pero me hacía ilusión darle otra cara a las paredes de mi cuarto, el papel que tenía era bastante soso y anticuado. Me hice con una carpeta y los fui quitando de uno en uno y guardando como si fueran las cenizas del abuelo. Cuando ya estaban las paredes vacías y el papel todo desgarrado de los tirones de cello, va mi madre y con la excusa de que no tenía dinero, aquello se quedó tal cual durante muchos años. Que yo no entiendo, ¿y no era mejor los posters que el papel pintado todo desgarrado de los trozos de cello? Pues parece ser que no. Ais, ya no me acordaba de esto...

    ResponderEliminar
  19. Ana García: pues sí, por lo menos era Serrat, que ya te digo que ahora a los 31 años, me gusta mucho más.

    Ebony: bienvenida! y ánimo con tratar de evitar ser una drama mamá, ya nos contarás si lo consigues, porque por lo que he oído por aquí, lo tenemos difícil.

    Mónica Alvarez: fina tu madre!!! jejeje cómo te la jugó! Por lo menos, no arrancó ella las posters y los pudiste guardar. POr cierto: la superpop en mi casa estaba prohibida, me tenía que ir a casa de Martita para leerla.

    ResponderEliminar
  20. La SuperPop quedó censurada en mi casa el día que regalaron un paquete de tampax mini.Yo tendría... unos doce años, creo. Para mi madre aquello consituyó un agravio brutal, una aberración tremenda. Así que pasé a leer la revista a escondidas, cuando la compraban mis amigas.

    ResponderEliminar
  21. Pues mira, de esto mi madre no tuvo. Aún recuerdo el póster de Miguel Bosé casi a tamaño natural, desnudo de cintura para arriba y con el vaquero un poco desabrochado que tenían mis hermanas mayores en su habitación. Y cómo cambia la cosa, ahora Bosé hace un póster así y no se le ven los botones desabrochados, porque se los tapa la lorza :-D

    ResponderEliminar
  22. confieso que yo estudiaba con Heroes del Silencio, posters no porque siempre me han dado un pk de grima la verdad. El problema era que todas las tardes me tenía que tragar frases como "¿pero cómo puedes estudiar con esa música? seguro que no te concentras! ya entiendo de dónde te sale el genio que tienes es que esta música vuelve loco a cualquiera" incluso tuve que aceptar el escuchar Mozart mientras estudiaba a cambio de poder escuchar a Heroes en mis ratos libres!!!

    ResponderEliminar
  23. soy la de antes que se me ha publicado
    sólo me quedaba decir que mi madre era tb del pack serrat+sabina+mocedades+Cecilia (que reconozco que hoy por hoy me gustan) el problema es que hasta que tuvimos 12 años mi madre se negó a tener radio en el coche y los viajes hasta la playa de 8h con sofá cama en el asiento de atrás (entonces no había asientos para niños) se amenizaban con todos el repertorio de estos cantantes a capela porque así no se mareaba. Reconozco que lo recuerdo con cariño

    ResponderEliminar
  24. Yo si que te entiendo.Yo tenía a Eddy de Iron Maiden y mi abuela poco entraba en mi habitación, decía que le daba miedo,pero no puso pegas por mi música que escucho hoy en día y el poster lo conservo bien guardadito.

    ResponderEliminar
  25. Repasando dramaconsejos me he encontrado con este...
    A mi no me dió por los posters pero vestía de pantalones rotos, con corbatas cantosas y sonbrero (a veces incluso robaba la levita de gala de mi padre-militar-), vamos que era una pintas...y mi madre, la pobre,intentaba respetar mi "libertad de expresión", pero se negaba en redondo a ir por la calle a mi lado...
    Por cierto, lo siento "nena", pero a tus futuros hijos probablemente les encante el reggaeton, es cuestión de conflicto generacional...

    ResponderEliminar
  26. Ains los posters, aunque me pregunto, ¿alguna vez ha disfrutado tu madre de la vida? ._.

    ResponderEliminar
  27. Me encanta el blog, lo descubrí en el blog de una amiga, me encanta, me río y lloro, todo junto, porque estoy lejos de mi madre y la echo de menos horrores, y los días que pasamos juntas, todavía discutimos como si yo fuese aún adolescente... Yo también tengo una anécdota con la música, a mí me va el heavy ahora más, por aquel entonces era más de grunge o rock alternativo y oía a Pearl Jam para estudiar, (ahora, tengo que hacer esfuerzos para no ser una drama-profesora y acordarme de como estudiaba yo..., pero eso es otra historia) bueno, que lo único que escuchaba en español era Héroes del Silencio, y no veáis la pena que me dio mi madre cuando un día estaba barriendo y tarareando "Entre dos tierras", y le dije "Mama, ¿estás cantando?" y me dijo "Ea, es que es lo único que entiendo, lo demás es todo gangarreo" (término que significa "sonido que hacen los cencerros de las vacas). Pobrecita mía, lo que padeció conmigo, eso sí yo posters tenía, pero poquitos...

    ResponderEliminar
  28. Dile que Kirk Cameron ha envejecido DE PENA, y encima es un fanático religioso ;-) Un abrazo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...