lunes, 7 de marzo de 2011

65. Nena, no te vayas tarde a la cama.

Todocoleccion.net
Ay por dios que fatiguita me da este consejo. Porque me lo dice siempre. Sea la hora que sea, esté haciendo lo que esté haciendo, duerma en su casa o esté al otro lado del mundo. "Nena, no te vayas tarde a la cama". Como si toda tu vida se pudiera estropear por irte tarde a la cama.

Cuándo utilizaba el consejo:
Bueno, primero tuvimos que superar la época en la que yo me iba a la cama cuando ella quería, que nos duró hasta casi la universidad, igual, sin casi. La época en la que más collejas he recibido, cuando debajo de la colcha con una linterna intentaba leer. Que mira que hay que ser tonta para pensar que no se daría cuenta. Un bulto enorme luminoso debajo de una colcha de ganchillo, de esas llenas de agujeros... Pues eso, que pillé collejas a mansalva cada vez que intentaba saltarme el toque de queda.
Luego pasamos a la época en la que podía quedarme estudiando, en la que también recibí collejas a mansalva cada vez que ella, sigilosa, me pillaba leyendo una revista en vez de estudiar. Que hay ser muy tonta para no conocer la capacidad de sigilo de una drama mamá cuado te quiere pillar en algo. Se desplazan sin tocar el suelo, como levitando, ni el aire mueven. Que tú te preguntas cómo es posible que esa mujer sea la misma persona que es capaz de reventar a gritos un cristal cuándo le da un ataque de ira en mitad del súper cuando insistes, digamos ligeramente, en que quieres que te compre nocilla.
Y luego por fin, pasamos a la época en la que podía quedarme viendo la tele cuando ella se iba a la cama. Esta época empezó hace unos tres años, y aún y todo antes de irse a dormir me dice:
- Nena, no te vayas tarde a la cama, que si no mañana tendrás mal cuerpo, y tenemos muchas cosas que hacer, total para lo que dan a estas horas...
Entonces se va a lavarse los dientes, y tú te tumbas, tu momento del día. ¡Ja! A los diez minutos vuelve sigilosa:
- ¿Pero qué haces aquí todavía? Y quita los pies de la mesa, cómo te lo tengo que decir.- Y llega la siempre sorpresiva colleja. Que hay que ser muy tonta para que a estas alturas una colleja me pille por sorpresa, pero sí, así es la vida y yo así de tonta- Las mesas son para comer, que los pies andan por el suelo y el suelo está lleno de mierda, qué manía tienes. Cada cosa tiene su función, no sé, imagínate que a mi me diera por utilizar tus vestidos de trapos, no te gustaría ¿no? Pues que no te lo tenga que repetir y tira ya para la cama.
- Mamá, que no tengo sueño...
- El sueño en la cama se cría, anda ya.

Consecuencias del consejo:
Siempre que trasnocho estoy como pendiente de que llegue la colleja. Aunque mi madre esté a 500 kilómetros de mí, aunque esté de bares, en una discoteca, en otro meridiano, yo ando vigilándome la espalda, por si acaso. Cualquiera se fía, con tanto sigilo.

Excepciones para utilizarlo:
Futuros hijos míos, habrá una época en la que yo decida a qué hora os vais a la cama, otra en la que os quedaréis estudiando y otra en lo que haréis lo que os dé la gana. Eso sí, confío en que el poder del sigilo me sea entregado en breve... Estáis advertidos.

22 comentarios:

  1. Mi madre me lo dice via Messenger... y no veas lo que me cabrea.

    En éste solo te puedo decir que has tenido santa paciencia!

    ResponderEliminar
  2. jajajaj... la mía no da collejas, pero se levanta a fumar por las noches y, como te pille, va subiendo el volumen a medida que pasan las horas...

    La vez que peor lo pasé (y que más me reí después) fue cuando, pasando las vacaciones en casa, estaba skypeando con mi novio (ahora marido) a las tantas de la mañana. Conversación normalita (nada para malpensados) pero con la cámara... Y no me dí cuenta de que estaba detrás de mí hasta que mi novio en la pantalla puso cara de haber visto un fastasma! jajajaja... Imagínate la primera vez que ves a tu suegra y tiene que ser en camisón, con los pelos revueltos, cara hinchada y con voz gutural diciendo eso de "vete a la camaaaaaa!!" ;)

    ResponderEliminar
  3. El sueño en la cama se cría, anda ya.
    qué gran frase....
    yo con 43 años cuando retorno al hogar materno y miro la tele hasta las tantas sé que la molesta por las toses suyas que me llegan desde su habitación...
    Besoooos

    ResponderEliminar
  4. Pero nena, vete pronto a la cama que si no al día siguiente el que vale para trasnochar valdrá para madrugar, ¿cómo te lo tengo que decir, nena?

    Yo como tú me he estado yendo a la cama durante años cuando mi querida progenitora (ayudada por mi querido progenitor, que para esto del dormir es más talibán aún) decidía. Su problema es que ha tenido un hijabúho que empezó usando linterna (colleja!), siguió tuneando la linterna para que no brillara tanto (¡vivan los destornilladores y el celo!) y acabó agudizando el oído para notar su deslizar por el suelo->apagar la linterna->abrazar la linterna para ser invisible -> collejón...

    El mejor día fue cuando a escondidas leyendo un libro, sintiéndome una ninja, me entró tal ataque de risa nerviosa que, claro, me llevé un collejón... si es que nena, no aprendo.

    A día de hoy, vaya donde vaya, esté a 6 horas de diferencia horaria o a 8 la frase es la misma "no te acuestes tarde que nos conocemos y luego no se rinde, no se rinde!"....

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja Yo también me llevé más de una colleja por leer en la cama debajo de la manta. Y no solo me quedaba el calorcillo en la nuca sino también en corazón a punto de salirseme por la boca del susto que me llevaba!!

    ResponderEliminar
  6. Que divertido haber descubirto tu blog!!
    A mi afortunadamente este consejo nunca he tenido q sufrirlo, pero si el de no te levantes tarde....

    ResponderEliminar
  7. En mi caso no ha llegado a ser tan exagerado, pero recuerdo poner ropa en la puerta de mi habitación para que cuando se levantase por la noche, no viese que salía luz por debajo de la puerta y se le quitasen las ganas de abrir la puerta...

    ResponderEliminar
  8. Huy, si ya es la una y media de la madrugada. Me acuesto rápido, antes de que mi madre se levante

    ResponderEliminar
  9. Por cierto, el reloj del blog atrasa nueve horitas de nada ;)

    ResponderEliminar
  10. Mi madre y mi abuela tuvieron esa guerra hasta que una tuvo 85 y la otra 65. Se acabó cuando la amona vino a vivir a nuestra casa, que si no, ad eternum.

    ResponderEliminar
  11. Yo ya lo tengo !!!!!!!!!!!

    Siiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!

    Tengo el poder del sigilo,joi joi.... y si pillo a mis niños con la luz encendida cuando no toca, solo verme pegan un salto!!!! Terror en la cara, sobretodo el mayor.
    No me hace falta la colleja.... de momento.

    ResponderEliminar
  12. Esa frase también la decía yo, y como ella seguía trasnochando, a la mañana siguiente me ponía a pasar la aspiradora como si nada. Aún hoy me lo echa en cara.
    Y mi madre que murió con 94 años hasta el último día de su vida siguió recomendándome que me acostara temprano, que es que yo me quedaba hasta tarde viendo la tele y que eso no podía ser.
    Saludos y feliz día de la mujer.

    ResponderEliminar
  13. Yo tambien tengo el poder del sigilo !!!
    Mi madre estuvo dandome bocinazos, mientras yo leia con mi linterna hasta que me fui de casa, y ahora soy yo la que da cada susto a mi hijo... jajaja

    ResponderEliminar
  14. Drew: ¿¡¡¡via messenger?!!!! jajaja lo que les falta a las drama mamás es la invasión de las nuevas tecnologías.

    Mama en Alemania: ¿y se casó contigo? Ese hombre te quiere nena!

    Cruela: jajaja recuerdo esas toses

    Ang: la niña ninja!!!!! jajajajaja

    Anuda: cualquiera seguía leyendo, ni durmiendo tampoco después del susto

    Eva: o sea que tu madre no es un 100% drama, afortunada tú...

    Irene: eso es una nena con recursos!

    Vlazcek: más te vale si no quieres que llegue la temida colleja.

    Eduardoritos: ¿me estás diciendo que esto puede durar hasta los 65 años? Nene, me deprimes...

    Menina: dinos cómo se consigue, lo quiero ya! sin hijos ni nada. POder del sigilo, ven a mí.

    Lola Santana: Feliz día nena!

    ResponderEliminar
  15. Sigilosidad o sigilosismo...qué gran rasgo maternal... junto con la ubicuidad y la teletransportación, de los mejores. Espera, me dejo la telepatía, que también merece unas letras. Yo de momento me entreno varias horas al día caminando entre zarzas y controlando la respiración. A veces me pongo azul y siento que desfallezco, pero merece la pena el esfuerzo. Mañana seré la reina del sigilo y daré collejas por doquier!! Bien por mí!!

    ResponderEliminar
  16. Una amiga me pasó el enlace de tu blog y qué bien me he sentido leyendo unas quince entradas!!!! Qué de coincidencias!!!!
    Al menos parece que he heredado el sigilo de mi madre, que no las collejas (mis hijas me lo agradecerán seguro) jajajajajajajajaja

    Te enlazo ahora mismo en mi blog, es digno de seguimiento continuo ;-)

    Un saludo desde Plasencia

    ResponderEliminar
  17. Mi hijo de momento no linternea, pero con cuatro años, para ir a la cama, para irnos del parque, vamos, para batirnos en retirada de cualquier sitio ruega "cinco minutos" juntando sus manitas como un niño Jesús en oración. Así que adelanto toda la maniobra 5 minutos.
    Yo no linterneaba, me acostaba en la cama de mis padres, con mi padre que me contaba unas historias fabulosas y mi madre, que era la trasnochadora, me llevaba a la cama. De más mayor, yo la mandaba a la cama porque se quedaba roque en el sofá, y ahora, caigo como un troncho a los 5 minutos de sentarme en el sofá. Tristísimo...

    ResponderEliminar
  18. jajaja.....la sempiterna linterna! y yo que me creia la más mejor inventora del mundo mundial...Mi mami era mas sutil, no habia collejas pero si consecuencias. A eso de las 8h am, nos deleitaba a voz en grito, con todo el repertorio de la copla española. De qué,sino, me iba yo a saber la letra enterita de......-él vino en un barcooooo, de nombre extrangeroooo.....
    Hay cosas que no cambian, por lo siglos de los siglos...
    Pilar casi-anónima

    ResponderEliminar
  19. Jajaja! yo también era de las de leer con la linterna bajo las mantas. Que recuerdos, que sudores frios y que palpitaciones cuando se acercaban...

    Mi madre tuvo que rendirse conmigo, le sali trasnochadora a mas no poder, cuando aun vivia en su casa, siendo ya adulta, habia noches que aun estaba despierta cuando mi padre se levantaba para ir a trabajar (a las 5 a.m.) y el pobre hombre me decia: "vete ya a la cama que como se levante tu madre y te pille aqui..."

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Bienvenido el poder del sigilo...el de la colleja bien dada, aún no me ha sido entregado, pero todo se andará ;)

    ResponderEliminar
  21. Uff, ni se si se leerá este comentario pero tenía que ponerlo...
    Yo también leía con linterna!! por lo general collejas la mía no daba, y me pillaba pocas veces, desarrolle un oído fino fino y en cuanto dejaba de oírla roncar apagaba la linterna y me hacía la dormida porque sabía que iba al baño pasando por la habitación para ver si estábamos dormidas.
    Aún una vez me echó una bronca soberana, yo chateando con mi tío, intentando ayudarle a instalar y configurar skype con la idea de ponerlos a hablar a mi madre y el y ahorrar teléfono (q el estaba currando en rumanía). A esto hablo ya de unos 25 años y trabajando!. Y me viene la mujer, que me acueste ya, que no son horas, que me va a cortar internet. Y yo que nunca fui mansa... así me colgué el San Benito de ser la oveja negra... y no me callo... (ni debajo del agua tampoco.. xD). Le dije que a santo de que pretendía cortarme internet si lo pagaba yo! y que si prefería me dedicaba a salir de noche hasta las 7 de la mañana como la gente de mi edad, que ya quisieran otras madres una hija que se quedara en casa un sábado. La dejé muda, eso sí rematé con un "yo apago el ordenador, mañana llamas al tío y le explicas tú porque no os vais a ahorrar un céntimo en teléfono que le estaba enseñando como hacer para que hablarais por el ordenador que es gratis". (menuda yo :P)
    Ahora ya vivo a 700 km. Y ella ha aprendido básicos de informática... vamos que si me pilla por msn algo tarde me lo dice también que si no me conviene irme ya a la cama. Ahora que yo... a veces por no aguantarla dando la murga le digo "sí mamá" y le quito admisión a todo el bloque de la familia, santas pascuas! jajajaja

    ResponderEliminar
  22. Jajajaja... mi madre es igual! Es como una ninja, se desliza sin hacer ruido y zas! siempre me pilla viendo alguna serie a las tantas de la madrugada... El collejón no me lo ha pegado nunca, pero unos cuantos gritos para que me metiera en la cama y quejas constantes por el ruido de la televisión (que estaba bajísima siempre.... pero como ella también tiene oído ninja.... ) todas las del mundo. Ah, y pobres de mi hermana o yo si intentábamos replicar!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...