lunes, 14 de marzo de 2011

67. ¿Ahora sales? Pero si es hora de volver.

Reloj Trovato
¡Ay! ¡Qué nostalgia! Bueno nostalgia, quien dice nostalgia, creo que hace un par de meses me lo dijo, pero es que llevo tantos años acompañada de este consejo.

Cuándo lo utilizaba:
Vamos, por partes. Si alguien escucha este consejo pensará que yo no he tenido hora de vuelta a casa. Bueno, realmente si alguien piensa esto es que esta es la primera vez que se enfrenta al concepto drama mamá y no ha leído nada antes. Bueno, y también que tuvo una adolescencia afortunada en la que podía quedarse por ahí cuando empezaba lo mejor, es decir, cuando yo me iba a casa.
Yo tuve hora de vuelta siempre, y no solo eso, mi madre iba a buscarme:
-Nena, que hay mucha gente muy mala, y por lo oscuro te puede pasar cualquier cosa. ¿Qué has oído lo del violador del ascensor? –en todas las épocas de mi vida había uno, que ya es casualidad- Mira que si te pasa algo. A mí no me cuesta nada, y estoy más tranquila. Además así te veo cómo llegas, que cualquiera se fía. Que ahora tenéis mucha libertad, y que si me tomo una Cocacola y que si la Cocacola llevaba vinito y no, no quiero una hija borracha. Como te vea piripi, ay como yo te vea piripi una vez en tu vida. Ni en tu boda. ¿Me oyes nena? Ni en tu boda te dejo ponerte piripi. Nada, que te espero a las 10 en la plaza. Y puntual.
- Pero mamá…, que ha todo el mundo le dejan hasta las 12.
- A mí me da lo mismo lo que hagan los padres de los demás. Tú a las 10, y así mañana aprovechas el día. ¿Qué ya me dirás tú qué haces a esas horas que no puedas hacer la las cinco de la tarde?
- Es que a las cinco no hay nadie, están a las 12.
- Pues quedar antes, chica, quedar antes, que mira que es fácil la solución. ¡Las 12! Esas no son horas para que una niña ande por las calles. Te espero a las 10, y ven rectica, que como te vea dar un traspiés no vuelves a pisar la calle. ¿Me oyes? Y como te huela a tabaco, te enteras.

Cuando ya no me iba a buscar, es decir con 20 años o así, yo seguía teniendo hora. No lo hablábamos claramente, para evitar en el enfrentamiento, pero si tú a mi casa llegas después del periódico del que mis padres son suscriptores, estás jodida. Más te vale que parezca que has salido a correr, porque si no, correrás de verdad.

Consecuencias del consejo:
Soy absolutamente nocturna, toda la vida pensando que lo mejor pasaba cuando yo me iba, así que nunca veo el momento de ir a la cama. Me lío. “Me voy a ir ya a dormir, total, no dan nada en la tele. Bueno, igual me meto a Facebook. Y ¿twitter? Espera, igual ha pasado algo increíble en el mundo. Debería ordenar esas fotos de vacaciones. Este programa lo he visto. Un zapping. Me voy a depilar las cejas mientras. A ver qué dicen en twitter”. Las dos de la madrugada.
Segunda consecuencia, arrastro un sueño perenne: “Y ¿si ahora pasa lo mejor qué? Aguanta un poco nena, aguanta un poco”.
Tercera consecuencia: broncas infinitas e interminables cada vez que iba a salir.
- ¿Pero a dónde vas a estas horas nena? Las 10 de la noche, es hora de volver no de salir.
- Ay mamá, pues a dar una vuelta.
- ¿Con quién?
- Con éstas.- ya sabes, típica edad comunicativa.
- Uy sí, me dejas mucho más tranquila. ¿Pero qué hacéis por ahí? No lo entiendo, de verdad que no lo entiendo. Con lo bonito que es el día, con su luz y su sol. Pero no, vosotros solo sabéis estar por la noche. Que qué haréis…
- Pues bailar y hablar…
- Con lo mal que tú bailas, no lo entiendo- ahí, reforzándote- No bebas nada. Y no vuelvas por lo oscuro, que el otro día dieron la noticia de que hay un nuevo violador del ascensor, a ver si vamos a tener un disgusto, nena, que un día tú a mí me matas de un disgusto. Total, por andar mal bailando, ¿Por qué tú sabes que bailarina no puedes ser no? Chica, ya te podías quedar en casa haciendo algo de provecho…
Poder del click. Click y ya no la oigo porque puede llenar el mundo de palabras y dar una vuelta, y otra, y otra.

Excepciones para utilizarlo:
Futuros hijos míos, tranquilos, sé que lo mejor pasa a última hora. Llegaremos a un acuerdo. Eso sí, me quedo con el consejo de mi no drama papá:
- Nena, imagínate que yo me despierto una noche porque haces ruido al llegar de madrugada. Esa es la última noche que tú duermes en esta casa. Y si llegas más tarde que el periódico, compra churros, coño, que me lo tomaré mejor.

36 comentarios:

  1. Me encanta. Con cada entrada estoy más convencida de que mi madre es una especie de clon de la tuya. O eso, o el dramamamismo es una enfermedad mucho más extendida de lo que se pensaba.

    ResponderEliminar
  2. Compra churros, jajaja! No me lo puedo de creer; ante una madre drama un padre antidrama, Jeje.

    ResponderEliminar
  3. Mi drama mamá tuvo una digievolución a la tuya... a mi "a fulanita le dejan volver a las 10" (lo de las 12 ni de coña, vamos) "y ya volvemos juntas, que si no de noche da miedo..." su respuesta fue una llamada de teléfono "hola drama mamá de fulanita, ¿a qué hora vuelve fulanita?". Nuestro gozo en un pozo...
    Lo peor vino a los 18-20 cuando después de arduas negociaciones por la hora durante años (¡¡llegamos a las 12!!) la jefa dijo la frase lapidaria: "hija, eres lo suficientemente mayor y responsable para saber a la hora a la que tienes que volver" (hágase énfasis en responsable, que lo saboreó bien en la boca). Esa noche volví a las 11 acojonada de miedo... Días después me la crucé por el pasillo a las 7 llevándole el periódico a mi progenitor, mientras ella susurraba "ni tanto, ni tan poco...".

    Y la pregunta del millón es "¿por qué todos los padres opinan que 'cunde' mucho más el día cuando se madruga?". Qué manía, oiga!

    Y mi consecuencia es la misma que la tuya, me acuesto cada noche a las 2-3, a partir de las 11 me convierto en un búho con los ojos bien abiertos, aunque por el día soy un ente achinado que se arrrastra adormilado por el mundo...
    ¡Cáspita, soy un búho achinado!

    ResponderEliminar
  4. Tatenen:
    Está mucho más extendido de lo que pensaba yo también, es la invasión de las drama mamás!

    Leia Organa:
    Es que a mi padre los churros le pueden!

    Ang:
    Calla, que mi madre llegó a reunir a todos los padres de mis amigas para decidir a qué hora volvíamos... Mis amigas casi me matan!

    ResponderEliminar
  5. Recuerdo a mi madre...
    - Niña, a las 12 en casa, eh!
    - Mamá que hemos quedado a las 11 y tardo más de media hora en llegar!!!. Cuando quiera llegar tengo que volver!
    - Si es que esa es la hora de volver, no la de salir!
    - Claro, ahora les digo a todos, que quedamos a las 4 de la tarde, en Madrid, en agosto, que a mi madre le viene mejor!
    - Si es k tienes razón, para tan poco rato no merece la pena que vayas
    - Muy graciosa mamá. Hasta luego!
    - Recuerda, a las 12 eh!
    - Mamá!!!
    .... y así eternamente....

    ResponderEliminar
  6. no se por donde pillarlo, yo lo sufri de hija, pero algo pasa con los años o la genetica o lo que sea que ahora me veo reflejada de Madre (hijas de 26 y 21 años)
    Por favor sigue con ese espiritu que nos iluminas el dia a mas de una.

    ResponderEliminar
  7. Definitivamente, tu padre es genial. Ese consejo me lo apunto :-)
    Yo tuve hora hasta los 19... exactamente hasta que me compré el coche. El día que lo saqué del concesionario le dije a mi madre que se acabó lo de volver a la 1... Hábrase visto!!!

    ResponderEliminar
  8. Son igualitas, y eso que yo vivo en Colombia. Pero son casi igualitas en todo. Y mi papa igual tambien, cero drama 100% terror

    ResponderEliminar
  9. Jajaja, reunió a todas las drama mamás del barrio?? La mía se contentó con hacerlo con una, que a su vez contactó con otra, que a su vez... en fin, todas a las 10 en casa...

    Terribles esas reuniones de dramas mamás, aún recuerdo con terror aquellas reuniones de padres en el colegio, no por lo que les dijera el profesor, si no por lo que organizaban entre todas ellas... ufff, qué desasosiego me ha entrado ahora mismo...

    ResponderEliminar
  10. jajaja ¡tu padre es genial! Por cierto... ¿seguiste su consejo? ¿le llevaste churros alguna vez? ¿Y por qué son siempre las madres las que nos vuelven tarumbas con los horarios de vuelta a casa? La mía era igual, que si salía a la hora de volver, que si volvía siempre muy tarde (o muy temprano, pero eso ya cuando fui muy muy mayor), que si con quién iba (como tú "con éstas") y a dónde ("pues por ahí", otro gran clásico de la no comunicación teenager...

    Un abrazo
    http://loulouycia.wordpress.com

    ResponderEliminar
  11. Mis padres eran más cómodos: se guiaban por los horarios que le marcaban a mi mejor amiga, claro que su madre era muy muy estricta :D :D
    Felicidades por este blog, es hilarante y real como la vida misma ;)

    ResponderEliminar
  12. Menuda envidia lo de la 10 de la noche!! A mi me dejaban volver con el ùltimo autobus ( el de las 10 menos 20) y no hacìa falta que se pusiera de acuerdo con las otras drama-mamas, volviamos todas en el mismo bus. Que cruz!!!

    ResponderEliminar
  13. "Que ya me dirás tú por qué no puedes salir a las 5 de la tarde" -> ¡¡Palabras de la boca de mi madre totalmente!! Me meo.

    Lo tremendo del asunto es que sigue siendo así, a mis años. Voy a casa una vez al año o menos y si me escucha saliendo por la puerta después de las 11, escucho las voces desde el cuarto: ¿¿AHORA te vas?? ¿¿A estas hoooooras??

    ResponderEliminar
  14. Pues yo como Chio, volvía en bus y me tenía que aguantar.
    luego me quedaba a dormir en casa de mi abuelo, que lo único que quería es que le avisara cuando llegaba casa y nunca dijo nada a mis padres.

    ResponderEliminar
  15. Qué grande tu padre!!!
    Aún recuerdo a mi padre viniéndonos a buscar a un amigo y a mí... ¡a las 11! Habíamos estado de botellón con kas naranja y licor de manzana y nos parecía que nos comíamos el mundo... mi amigo tirándose de risa de la borrachera y yo más tieso que una vela, disimulando, disimulando... no me pillaron nunca pero vamos, en cuanto llegaba a mi cuarto me desmayaba encima de la cama de la que llevaba encima...

    ResponderEliminar
  16. JAJJAJA! Qué bueno. Me siento tan identificada en lo que dices... Eso sí, más de vérselo decir a mi madre con mis hermanos porque yo era de las que no tenía hora de vuelta!


    xoxo
    B* a la Moda

    ResponderEliminar
  17. La mía también me venía a buscar cuando salía de noche!!!!!!!!! Pero tengo que añadir el punto más dramático del asunto: venía EN PIJAMA. En su coche y en pijama. Un día chocó a otro coche por detrás, era un padre que iba a recoger a su hija y adivina... también iba en pijama!!!!!!!!! Te juro que es verdad absoluta, parece inventado, pero es ciertísimo!!! De hecho lo recordamos cientos de veces durante años y años y años... me meo de imaginármela!!!!

    Puedo aportar un consejo???? Es un poco raro, a lo mejor no hay más dramas mamás que lo dijeran, pero a la mía le chiflaba. Es más creo que era su preferido. Ahí va:

    -Cada vez que yo le pedía algo (mamá quiero unos Levis etiqueta roja, mamá quiero colacao, mamá quiero una camiseta de acid house...), ella me decía: Y YO QUIERO UN NEGRO QUE ME ABANIQUE.

    Y se quedaba tan pancha.

    Yo nunca supe qué contestarle.

    jajajajjajajaja lo peor esque ya se lo he dicho un par de veces a mi hijo mayor (de cuatro años).

    Es un consejo vírico, creo.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Es curioso, pero mi caso fue al revés... nunca tuve realmente hora, volvía siempre con la última de mis amigas (siempre había alguna drama mamá, por supesto). Hasta que cumplí los 23 y empezó a quejarse... vuelve pronto, no vengas tan tarde... y cuando van cayendo años y notas que tienes mas edad y menos libertad cada vez, la cosa se pone agobiante.
    Mi madre es muy extremista.

    ResponderEliminar
  19. Jajaja, ¡Cómo nos suenan a todas esos comentarios!. Mi padre "se dejaba", y la comprometía diciendo "tú sabrás lo que estás haciendo con esta niña", como si es que me fuera a soltar en un circo o yo que sé. Yo también tuve siempre hora de llegada, hasta que empecé a salir con mi marido. Entonces ella ya no dijo nada, pero él, que tiene seis años más que yo, ya estaba cansado de juerga, y ¡Era él el que ponía hora!.
    Y otra versión: ¿Que vas a salir tú sola, con tus amigas y sin que esté X? ¿pero no pensarás volver tarde, no?. Eso de no guardar las ausencias mi madre lo llevaba fatal.
    Consecuencias: durante el primer año de casados, a cada sitio que íbamos, informaba a mi madre. "Mamá, que vamos al cine, o que ya hemos llegado, etc.". Hasta que poco a poco me di cuenta de que estaba en MI casa...

    ResponderEliminar
  20. jajajaja, Sara se me había olvidado esa versión:
    ¿Que vas a salir con tus amigas y sin tu novio???
    Y lo que es peor aun... la semana pasada...
    "Yo no entiendo esta juventud. Te vas a cenar con tus amigas y dejas a tu marido en casa con los niños??!!" jajajajaja. Las mamadramas nunca dejan de serlo, da igual que vivas en casa o la edad que tengas.

    ResponderEliminar
  21. jajaja... yo también creo q a las madres cuando tienen el primer hijo las dan un libraco con el guión de todo lo q tienen q hacer y decir en su vida de mamá....

    anda q no me he llevado yo collejas, broncas y castigos por culpa del toque de queda!!! y hasta bien entraditos los 20 (o incluso los 21... ).

    consecuencia :: no ver nunca el fin. Soy capaz de irme la última a casa con tal de ver todo lo q pasa esa noche (auqn eso suponga ir a currar con una hora de sueño encima...).
    Eso y unas ojeras crónicas de por vida....

    XD

    ResponderEliminar
  22. La de veces que había venido a recogerme mi madre con el pijama puesto y un jersey encima!!!!! Y yo, mama, que como te tengas que bajar, menuda plancha, que te van a ver todos mis amigos en pijama. Y ella – calla, calla que me despiertas...-
    Eso hasta que conseguí quedarme a dormir a casa de mi abuela... menudo cambio, con la abuela sorda no sabia ni a que hora llegaba...

    ResponderEliminar
  23. Empiezo a sospechar que el día que se pusieron de acuerdo para inventar la historia de los Reyes Magos, repartieron el libro de la drama frases.

    ResponderEliminar
  24. Lula P., me meo con tu comentario de tu madre y el otro padre en pijama. Y lo de "y yo quiero un negro que me abanique"... ¡¡mi madre también lo decía!! ¿¿De dónde se sacarían lo del negro?? xD

    ResponderEliminar
  25. Pues te apunto otro consejo típico de las madres:

    Hija, tú siempre depiladita por si te partes una pierna (!)

    ResponderEliminar
  26. Mortiziia, lo de que fuera negro era para hacerlo más exótico, que antes no se veían tantos!! Mi madre por cierto también lo decía. Yo de momento este tic no lo tengo, a ver con los años... ais...

    ResponderEliminar
  27. mortiziia... qué me estás contando??!!! jajajaja creía que era una frase acuñada por mi madre!!! jajajaja o sea que lo del negro es de manual!! no me lo puedo creer.. a mí me encanta, la diría todo el rato.

    ResponderEliminar
  28. Mi madre también quería un negro que la abanicara.... NO sé, voy a investigar de dónde viene eso...

    ResponderEliminar
  29. Después de muchos años, mi madre (también drama mamá)ha cambiado su "éstas no son horas de salir, son horas de llegar" por "no vengais pronto, que de dia se ve mucho mejor", y se descojona. Sin embargo, mi padre (no drama-papa) siempre utilizó la misma frase: "si no estais en casa a la hora que os he dicho mejor no vengais hasta que me haya ido a trabajar", ahora le da igual, de hecho si algún dia no salgo me dice: ¿Te pasa algo, hija? ¿Estás mala?

    ResponderEliminar
  30. La primera vez que salí una noche (con 16 años recién cumplidos), mi madre me fue a buscar a la discoteca a las 12:00. El cumpleaños comenzaba a las 10, así que comprendrás solo me dio tiempo a cenar. Lo peor? Vivía en un pueblo en el que la distancia entre la 'zona de fiesta' y mi casa eran... 3 minutos andando despacio. Por cierto, mi madre tb iba en pijama! xD
    Con los años la hora fue aumentando, hassta que el verano antes de cumplir los 18, la hora de llegada era a las 2 y media. Por suerte, ya no me iba a buscar porque iba con una amiga que vivía al lado. Intentamos un par de veces que nos dejaran un rato más usando lo de 'A Fulanita la dejan hasta las 3 y media.. y claro! si no tengo que venir sola'. Pero no funcionó. Su madre llamo a la mía y adios plan.

    Ahora con 21, hace un año que no tengo hora. Eso si, jamás llego más tarde de las 4 (Sin contar las fiestas especiales). A lo que mi madre repite una y otra vez 'Antes todo el día rumiandole la cabeza a una para que te dejaramos más, y ahora que no tienes hora, llegas antes que cuando eras pequeña'

    PD: Mi madre también quería un negro que la abanicara jaja!

    ResponderEliminar
  31. Lo del negro también lo decía mi madre, ¡qué bueno! :D :D

    ResponderEliminar
  32. Jaja que bueno nena...
    Yo no tuve unos horarios muy estrictos,sobretodo cuando iba de vacaciones al pueblo(que alli me desmadraba...)si me ponian hora pero no eran excesivamente pesados...aunque si mi dramamama cuando negociaba la hora con ella y yo intentaba camelarle el rollo de a mis amigas las dejan hasta tal hora...ella al final me saltaba con un:"bueno,bueno tu sabras"...ayssss,eso era lo peor,porque entonces ya me entraba el remordimiento o el miedo a que pasaba si volvia más tarde de lo que en un pricipio me habia dicho...asi que al final volvia a la hora que queria ella por si acaso...
    lo malo ahora en mi papel de dramamama que yo hago lo mismo,con mi 2º hijo que va a hacer 16 años y que es muy pesado para intentar convencerme de ampliar la hora de vuelta acabo diciendole lo de:bueno,bueno tu sabras...(o a veces:tu veras...)y ufff,se le pone una cara de miedo...
    Por cierto esta frase la usaba mucho mi dramamama para todo y la funcionaba y pues por no ser menos yo tambien la uso con mis hijos...no daria tema para un post?es que creo seguro esa frase tambien la habra puesto en practica la tuya...jaja..

    Por cierto me he partido con Lula y su madre en pijama y el otro padre...es que es de pelicula comica,de verdad...Y lo del negro que te abanique...igualito..y lo peor que más de una vez lo he dicho yo sin darme ni cuenta...creo son de esas frases hechas que tenian antes(por cierto bastante racistas..)como lo de preguntar:es de oro?y responder:si,de lo que cago el moro...a que os suena?
    Sonia

    ResponderEliminar
  33. Qué blog más simpático, enhorabuena, me ha enganchado completamente.
    Pues yo creo que todas las mamás son iguales, parece que cuentas mi historia.
    Pero ¿sabéis lo más gracioso (o lo más patético)? Que ahora que soy mamá (y yo diría que dramamamá) temo que mis nenes se hagan mayores y tengan que salir por la noche por esas calles...ainnns...!!!
    Por cierto, te invito a pasarte por mi blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  34. Jajajajajajaja, me rio a carcajadas con tu blog.
    Empatizo totalmente contigo y los demás. En mi casa nos caía el marrón a mi hermana y a mi, pero a mi hermana más, porque siempre volvía a casa más tarde que yo
    Mi marido me pregunta: ¿Es tan bueno ese blog?
    Si - le contesto - buenísimo, esta chica debería publicar un libro. Se de unos cuantos que lo comprarían, yo la primera;)

    Mafer
    Saludos désde Bélgica

    ResponderEliminar
  35. Aisss que me parto..yo ya tambien soy de las del negro!!!!!!!!!!!!
    chari.

    ResponderEliminar
  36. Te juro q por un momento creí q estabas hablando de MI madre! Yo me fuí de casa de mi madre a vivir a Dublín, con 23 años, 8 meses y 3 días, pues hasta ese día tenía q estar en casa a las 12.
    - mamá! Pero si me vienen a buscar a esa hora!
    -pues entonces ya no hace falta que vengan, no vas a ningún sitio. Por q no sales por la tarde, cuándo aún es día?...
    Definitivamente hay muchas dramamamás por el mundo y creo q yo soy una en ciernes. Ya le digo a mi hija de 11 años que hasta los 18 nada de salir... Jajajaja.
    Me encanta leer tu blog, me trae tantos recuerdos de mi niñez...

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...