lunes, 30 de agosto de 2010

32. Nena, ¿Crees que soy la dueña del Banco de España?

Bueno, en realidad, la formulación era BancoEspaña, del tirón. Y a mí me daban unas ganas horribles de decirle:
- Pues sí mamá, porque si yo de paga tengo 2 duros y en tu cartera hay más de 600 veces esa cantidad... Pues sí, mamá, algo tienes que tener tú con el Bancoespaña para tener tantííiísimo dinero con el que me podría comprar todos los huevos kinder del mundo. Ahora, que no lo haces porque no te da la gana.
Pero sólo me daban ganas de decírselo, porque si yo le contestaba así a mi madre, me regalaba a los gitanos del circo, que ya me lo tenía advertido.

Variaciones del consejo:
Pero tú te crees que soy la dueña de Iberdrola.
Pero tú te crees que el dinero lo regalan.
Pero tú te crees que el dinero crece en los árboles.

Cuándo utilizaba el consejo:
Pues siempre que le pedía algo, fuera un capricho una necesidad. A mi madre todo le parece un gasto.
- Mami me compras un estuche nuevo.
- Pero si tienes el que te compré el año pasado. Nena, ¿tu te crees que soy la dueña del BancoEspaña?
- Es de hace dos años mami.
- Está como nuevo nena, y no me llames mami que me pone nerviosa.
- Mamá pero si no cierra, la cremallera está rota.
- Ah ¿y se la he roto yo? He sido yo ¿no?
- No mamá, se ha roto de usarlo mucho.
- Pues nena, no te pienso comprar otro para que lo rompas otra vez. (¿Os habéis dado cuenta? Ya no estamos discutiendo sobre comprarme o no el estuche, estamos hablando de que la nena rompe cosas constantemente. Otro poder de madre: manipulación).
- Pero mamá es que Martita tiene uno super chulo con un organillo en la tapa y puedes tocar canciones mientras haces la tarea.
- ¿Un organillo? Mira nena, tú haz las tareas centradita y en silencio, sin musiquitas, que yo artistas no quiero en la familia. ¡Un estuche con música!, qué inventarán. Un estuche lo que tiene que hacer es guardar bolis y punto. A parte que tú desafinas cantando Campana sobre campana, que mira qué es difícil, así que no vamos a tirar el dinero.
- Pero mami y ¿cómo llevo los bolis dentro de este estuche roto?
- Ni mami, ni zarandajas.  Le pones una goma y haber si cuidas un poco las cosas que el dinero no me lo regalan, ¿eh? nena.

Consecuencias del consejo:
Odio al Bancoespaña, ¡cabrones de mierda! Qué os costaba haberle dado a mi madre 500 pesetas para un estuche con órgano, ¿eh? Que sólo dos niñas de mi clase no tuvimos ese estuche y Laurita era la niña que creía que no había cosa más divertida que mirar un metrónomo durante horas. Pues eso, cabrones, a ver cómo queríais que tuviera una vida social normal con un estuche cerrado con una goma. Es que es pasar por la calle Alcalá y me tengo que cambiar de acera, porque me entran unas ganas de prenderle fuego al edificio, que miedo me doy.

Excepciones para utilizarlo:
No pienso utilizarlo. Mi frase tipo será algo más:
- Mami que quiero un estuche que vuela. (porque en mi mente de los 80, todo en el futuro debe volar).
- No tengo dinero porque me lo gasto en terapia para superar un exceso de educación maternal.
- Pero mami...
- Ni mami, ni zarandajas.
Me gusta cómo suena zarandajas aunque ni idea de qué significa.

29 comentarios:

  1. Ja,ja, ja. Encontré tu blog hace poco y no paro de reirme. Pues sí, yo tb recibí este consejo, cómo no.

    ResponderEliminar
  2. El Banco de España es el lugar de reunión de padres y madres de toda España, todos juntitos y aliados para no soltar un duro para tonterías. Eso si, lo de tu madre tiene delito, ni para un simple estuche...que grande es!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo les debo a mis padres un trauma con el material de oficina. Siempre todo usado del año anterior o de hace dos, o más... O heredado de mi hermana.
    Y luego los famosos bolis de publicidad de Ertoil (empresa de aceite para coche) que le regalaban a mi padre en cantidades industriales, con el consecuente ahorro para ellos en bolis a principio de curso, el consecuente disgusto de ser la única que no tenía los bolis X que estaban de moda en el cole, y con la consecuente manía mía todavía hoy de pegar la nariz al cristal de cuanta tienda de material de oficina me encuentro.
    Si entro en un sitio así, mi marido se echa a temblar. jajaja
    Por el bien de su economía futura, nunca le negaré a mi hijo un boli nuevo al principio de curso... juuuuaaaaa

    Por cierto, en nuestro caso una variación del consejo era también "Apaga la luz, que no somos de Fenosaaaaaa" y "Cuelga yaaa, que no somos de Telefónicaaaaa". Odio Fenosa y Telefónica, claro está!
    Me parto contigo, gracias!

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, una mas que se une a tus comentarios!!! La verdad es que pense que esos comentarios solo los hacia mi madre!!! aysss que bueno. Yo también era de las que debia de pensar que mi madre era del bancoespaña u otra variante,jeje "tu te crees que el dinero cae de un árbol" ayss, y yo buscaba ese árbol...jajajaj. Y si, mi madre también debia ser de iberdrola aysssss

    ResponderEliminar
  5. Yo utilizo la variante de si creen que tenemos una máquina de hacer dinero en casa! pero mi padre me decía lo mismo, que si creía que nos llovía del cielo o si era él el Banco de España...Jajajajaja

    ResponderEliminar
  6. Genial!!!
    Es que no paro de reirme. Yo recuerdo un estuche parecido, heredado de mi hermano.

    ResponderEliminar
  7. jajajaja....
    mi madre me enseñó el térmico accionista!

    Que no soy accionista de Fenosa....
    Que no tengo acciones en Telefónica...
    A ver si te crees que soy accionista del Banco de España...

    Yo tb odio a Fenosa, a Telefónica y al Banco de España.

    ResponderEliminar
  8. Pues mi madre era más "salvaje" en su versión: cuando teníamos todas las luces encendidas decía "qué os creeis? que me acuesto con el tío de sevillana?
    las conclusiones que se pueden sacar de esta frase son, como poco, nada educativas

    ResponderEliminar
  9. Cada vez que leo el título de una entrada tuya me hago la misma pregunta ¿de dónde sacaban estas frases hechas que se han extendido por toda la península? ¿de alguna serie de la tele en blanco y negro? ¿de algún serial de la radio? ¿quién inventó las frases virales?

    ResponderEliminar
  10. Me llamo Pilar y sólo puedo entrar como anonimo (he leido de otra Pilar que le pasa los mismo)
    He dado con tu blog a traves de un enlace en facebook y.....llevo toda la tarde riendo a carcajada limpia.Creo que todos esos "consejos" son una especie de herencia colectiva de las madres (tengo 20 años mas que tu, pero mi madre era calcadita a la tuya). Lo curioso del caso es que con sus nietos,o sea, mis hijos, cambió de manera radical y sus consejos eran del tipo de...
    Nena, no obligues a comer al niño que acabara aborreciendo la comida
    Nena,deja al niño que se deje el pelo largo que lo tiene precioso
    Nenaaaa, no les grites a los crios que se "traumaran"
    Pues mira! le queda estupendo el cerrojo(piercing) ese en la ceja
    Eso sin contar la infinidad de caprichos que les consentia. Asi que me debatia entre la sorpresa,la conmocion,los celos...si, celos!!!!!!, y esa sensacion de...¿pero yo que le he hecho?. Claro, mis hijos la adoraban ¡no te jode!.
    Un dia, tras mi divorcio, me dice (ella que era tan de...a cada mujer su hombre)
    Nena, tu no has nacido para ningun hombre.
    Me dejó muda, todavia no he descubierto si era un reconocimiento o una losa tipo condena.
    Enhorabuena por tu blog, por tu sentido del humor,por tu lucidez e inteligencia. Acabo de nombrarte mi heroina.Eres la persona que mas me ha hecho reir en mucho tiempo. Gracias, gracias

    ResponderEliminar
  11. Huy se me han acumulado un montón de comentarios sin contestar. Vamos por partes:
    Rous:
    Conozco un monton de gente obesionada con el material de oficina ¡Adivina por qué!

    M_J:
    No me acordaba de eso!!!! Mi madre también utilizaba lo de accionista.

    Myriam:
    Lo que estoy sorprendida es que al otro lado del charco las madres dicen las mismas frases. Bueno un chica me ha dicho que su madre le decía que no era la dueña de Banco Hispano Americano. Pero el concepto, es el concepto.

    Pilar casi anónima:
    No te puedes ni imaginar la ilusión que me ha hecho tu comentario, de verdad, me ha sentado muy bien después de un día duro. Y me da esperanza pensar que mi madre será normal con mis hijos, menos dramática.

    A todos los demás, gracias!

    ResponderEliminar
  12. yo a mis niños les digo que si creen que cuando voy al baño en vez de caca me sale dinero, jajaj

    pero ya les he explicado de manera muy gráfica cómo nos gastamos el dinero y en qué; y qué nos podemos permitir...NO como en MI casa, que nunca había dinero y el sueldo de mi viejo era tabú, entonces, claro, los niños cuestionabamos...si los hijos saben lo que gana el padre y lo que se gasta, creo que valoran más las cosas...

    y sí, mi madre con mis hijos es super distinta a cómo fue con nosotros ( lo peor es que no "se acuerdan" ser así con nosotros, " no, nena, yo no te pegaba...." en fin)

    1saludo

    ~Mar

    ResponderEliminar
  13. Back to the future (!)2 de septiembre de 2010, 5:12

    Dios! Llevo ya tres días leyendo para dejarte un comentario... cómo necesitaba encontrar tu blog! Me ahorra un tiempo leerlo y no tener que escribirlo y es igual de terapéutico. Voluntariamente me voy a pasar unos meses en casa materna, cada vez que decido pasar una temporada aquí... lo intento... con todas mis fuerzas, pero acabo saliendo repelida con una media de retorno de un año y país cada vez más raruno (como cohabitante), porque teléfono, carta, skype o visitas forman parte estructural de la historia interminable que es para cada una la sarta de consejos que nos da la madre que nos parió. Ahora recienllegada, treintañera, pienso que sin duda vendrán más años malos (y nos harán más ciegos). Temo que en cuanto tenga un hijo (y no falta tanto como necesitaría para madurar) voy a ser una madre terrible, sin sentido del humor. Sospecho que ser hija avezadilla, después de años de experiencia, no va a ser tan duro como empezar a ser madre en fase 1: con un bebé (que no hablan los bebés, no hablan y no te contestan, hay teorías que dicen que no te entienden). Jiji.

    ResponderEliminar
  14. Mar:
    Anda que mi madre también comparte esa mala memoria. "Pero qué dices nena, si yo te daba todos los caprichos, así has salido". En fin

    Back to the future:
    No sé si yo sorportaría una vuelta a la casa materna a esta edad, lo que tengo claro es que mi madre no lo soportaría seguro. Besos

    ResponderEliminar
  15. ¡Me acabo de descubrir diciendo una frase de madre y no he podido evitar acordarme de ti! Ha sido: "Hija, que parezco un disco rayado"... que era la frase TIPICA de mi madre.

    Si es que todo queda en el subconsciente, nena...

    ResponderEliminar
  16. Walewaka:
    JAjajaja, ahí está el subconsciente para convertirnos en nuestras madres! espero que hacer este blog lo corrija un poco.
    Besos y ánimo

    ResponderEliminar
  17. La mía era menos diplomática: ¿Que te crees que estamos cagando la plata?

    De salón.

    ResponderEliminar
  18. Jaja, qué bueno... Yo esto se lo escuché a la madre de una amiga y me pareció muy gracioso, aún me acuerdo perfectamente de la situación. Su prima y yo nos estuvimos riendo de eso durante años... Lo mejor es que la madre de mi amiga era bastante rica.

    C.

    ResponderEliminar
  19. Muy bueno, acabo de descubrir tu blog, tremendamente divertido.
    Cambia lo de Iberdrola por Iberduero, que los padres lo siguen llamando como hace 20 años.

    ResponderEliminar
  20. Tengo 50 años. Mis amigas y yo nos decíamos las frases míticas de nuestras madres y todas decían lo mismo. En algún momento llegamos a sospechar que había un curso, secreto, para madres jajaja.

    Otra muy buena: corta, que es conferencia!!

    ResponderEliminar
  21. BUENIIIIIIIIIISIMO ESTE BLOG!!!! estoy leyendelo con mi madre y estamos las dos muertas de risa!!! jajjajjajjajaj

    ResponderEliminar
  22. Jajajaja este blog esta demasiado bueno, y que no se como es que no lo habia descubierto antes. Llevo una hora leyendolo.
    Sencillamente genial, te felicito

    ResponderEliminar
  23. Ja ja ja como resultado de esto yo le digo a mi hija !Na!
    !que tengo la llave de bancoEspaña!....bien pues ese verano va con el cole de viaje de estudios a Madrid y va y me llama y me dice(con to su guasa)Mama que estoy en la puerta del bancoEspaña.
    Vamos que apunta maneras.......

    ResponderEliminar
  24. http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?LEMA=zarandaja

    ResponderEliminar
  25. Mi madre usaba la variante "pero vosotros os creéis que aquí se varea?"
    Es decir que el dinero nacía de los árboles y no había nada más que darle a las ramas con una vara para que fuera cayendo...
    Y lo mejor de todo, es que con nosotros fue bastante drama mamá, pero ahora con mi hija, no veas... Lo mismo que cuenta Pilar. Hasta me llama MADRASTRONA cuando la riño!
    Y claro, yo me cabreo y le digo: anda que no se ha relajado el régimen ni nada! y entonces la cabreada es ella, porque también, como para la drama mamá de la nena parece que recordara una realidad alternativa en plan "pero si tú tenías aún más juguetes, pero si yo te daba todos los caprichos, anda que te podrás quejar con lo consentida que has sido..."

    ResponderEliminar
  26. periodista, en este texto hay una falta grave, a ver si la encuentras...

    ResponderEliminar
  27. A parte en lugar de aparte?

    ResponderEliminar
  28. Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe:
    zarandaja

    f. Cosa menuda, sin valor. Más en pl.:
    déjate de zarandajas y ponte a estudiar.
    Diccionario de sinónimos y antónimos © 2005 Espasa-Calpe:
    zarandajas

    bagatelas, minucias, insignificancias, tonterías, pamplinas, chuminadas, fruslerías

    ResponderEliminar
  29. Esto se lo dice mi padre a mi madre cada vez que se deja la luz encendida al salir de una habitación: "Tú tienes un amante en la Unión Fenosa, ¿verdad?"

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...